Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

jueves, 19 de septiembre de 2019

Ortega “títere” del castrismo-chavista afirma Carlos Sánchez autor del libro “Castro-Chavismo Crimen Organizado en las Américas”


Por Danny Pérez García. Especial para SNN /  Carlos Sánchez Berzaín, abogado, politólogo, Director Ejecutivo del Instituto Interamericano para la Democracia en Miami Florida, Estados Unidos, ex ministro de la presidencia, de gobierno, de defensa durante el primer y segundo gobierno del ex presidente González Sánchez de Lozada de Bolivia, es autor del libro “Castro-Chavismo Crimen Organizado en las Américas” dicta conferencias sobre su obra y tesis sobre las nefatas consecuencias de las mafias de partidos políticos de izquierdas organizadas.

Sánchez Berzaín, interviene en la edición estelar de Impacto 540, de Radio Corporación, con la dirección del periodista Gustavo Bermúdez Herrera, que formula su pregunta inicial:

¿El rol en los últimos 20 años en América Latina de la Organización de Estados Americanos –OEA- se ha vuelto demasiado tolerante, en cuanto a lo que está ocurriendo en países de América Latina, Cuba, Venezuela Bolivia, ¿y lo que está viviendo Nicaragua?

Sánchez Berzaín: “Déjeme poner en contexto la historia de este siglo XXI en las Américas, en el año 1,999 en las Américas había solo una dictadura que era la dictadura castrista de Fidel Castro, en Cuba, que agonizaba en lo que se llamaba “el periodo especial” que agonizaba porque al inicio de la década de los años 90 como usted don Gustavo y su audiencia recordarán había caído el muro de Berlín, y había explotado, desintegrado la Unión Soviética, y como era la Unión soviética la que sostenía económicamente desde el año de 1959  a la dictadura castrista, esa había empezado un proceso de agonía por falta de recursos, por ser una dictadura absolutamente parásita”.

Antecedentes.

“En el año de 1999 -prosigue Sánchez Berzaín- llega a la presidencia de Venezuela el difunto Hugo Chávez Frías, y Chávez de inmediato se alía, hace aparecer una alianza con Cuba y se junta con Fidel Castro, y de manera al principio imperceptible se empiezan a presentar en las Américas, situaciones que no se habían conocido en la década de los años 90, cae el presidente argentino de La Rúa, con manifestaciones, un proceso de desestabilización, basado en una crisis económica, después es derrocado en el Ecuador, el presidente Yamil Maguar, después derrocan en Bolivia al presidente Sánchez Lozada en el año 2003, nuevamente hay una crisis en Ecuador, en que el presidente Gutiérrez se cae del gobierno, siguiendo con esto un derrocamiento de lo más grave, de lo más original, el recientemente elegido Secretario General de la Organización de Estados Americanos –OEA- el ex presidente de Costa Rica Miguel Ángel Rodríguez, le hacen aparecer un caso de supuesta corrupción en su país, y cuando lo va a resolver lo apresan y lo hacen renunciar a la Secretaría  General de la OEA  y esta queda vacante.

“En paralelo a que la Secretaría General de la OEA queda vacante –sigue contextualizando Sánchez versaín- sucede que Castro y Chávez lanzan e proyecto Alba, la famosa alianza para el movimiento Bolivariano de los pueblos de las Américas, después con mucho dinero Chávez empieza a gravitar en América Latina y además de producir esos derrocamientos y estos cambios violentos de gobiernos, empiezan a mover el discurso “populista”  y a ganar entre comillas elecciones, poniendo candidatos en toda la región, y a principio de este siglo aparece un nuevo poder político liderado por Chávez, que viajaba con su chequera o con sus maletas de dinero en toda la región, en paralelo a eso sucede una desgracia muy grande para la democracia y es que el 11 de septiembre del 2001 se producen los ataques terroristas sobre Estados Unidos, las Torres Gemelas, el Pentágono, Washington, los ataques del 11 de septiembre, y esto configura un escenario político que permite el desarrollo de lo que empezó llamándose Movimiento Bolivariano –la alianza de Chávez con Castro- lo que después se dio por llamarse socialismo del siglo XXI y que hoy día se llama “Castro Chavismo”.
 
“Son 20 años de historia –sigue detallando Sánchez versaín- don Gustavo, que muestran como a partir de lo que inicialmente parecía un proceso político, se ha organizado en las Américas, un grupo de delincuencia organizada transnacional que hoy en día detenta indebidamente el poder en Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia, y que más allá además de ser dictaduras son organizaciones de delincuencia organizada, la historia de estos años es muy interesante y es muy dinámica, básicamente caracterizada por los siguientes elementos:

“La alianza de Castro con Chávez y la puesta del dinero venezolano, de su petróleo, para que la metodología castrista se expanda en las Américas, segundo la presentación de esa expansión a través de un falso proceso democrático, toman los gobiernos por elecciones, después de producir derrocamientos, desestabilizaciones, pero una vez que han llegado al poder a través de sucesivos  pequeños golpes de estado, destrozan el estado de derecho, hacen desaparecer la institucionalidad democrática, cambian, modifican o suplantan las constituciones políticas del estado, crean sus propios sistemas, y organizan lo que se llaman dictaduras “Castro Chavistas” ejemplo Venezuela, ejemplo Ecuador con Rafael Correa, ejemplo Bolivia con Evo Morales y Nicaragua con Ortega y Murillo, y la tercera cosa es que toman el poder, hacen esos cambios, el tercer elemento es que quieren permanecer “indefinidamente” en el poder y para eso montan una maquinaria absolutamente criminal, para permanecer en el poder con “impunidad” y para eso aplican toda la metodología castrista, la violación de los derechos humanos, crímenes en contra de la libertad de prensa, presos políticos, exiliados políticos, y manejan lo que se llaman las elecciones “simuladas” pero que las configuran como dictaduras “electoral izadas”, porque usan el voto de elecciones para tratar de simular la democracia, cuando en verdad todos los elementos de la democracia han desaparecido y son simplemente dictaduras, dictaduras en el marco de esos crímenes que cometen para mantenerse en el poder, transforman a los estados en “narco estados” estados de soportes al “terrorismo” facilitan la penetración islámica y son una amenaza para toda la región, advierte Sánchez Versaín.

“Ese es el marco de referencia en el que hay que mirar este proceso, que le reitero empieza siendo político, pero que hoy día tiene que ser identificado como simplemente criminal, crimen organizado en las Américas, puntualiza Sánchez Versaín.

¿Cuál es su opinión de estas cosas que han ocurrido, que han estado frente a los ojos y las narices de la OEA, resultaría sospechosa esta lentitud de la OEA y también la complacencia que ha tenido el señor Luis Almagro, con estas dictaduras Castros-Chavistas, ¿y nos preguntamos cómo se colaron los tupamaros en este organismo regional?

Sánchez Berzaín: “Ahora entramos en eso, en el crecimiento del castro-chavismo, después de que le dan el golpe al Secretario General, ex presidente de Costa Rica, Miguel Ángel Rodríguez, la OEA queda cesante, entonces se produce una serie de elecciones en las cuales el liderazgo de Chávez empata con el candidato de la democracia y terminan designando de candidato que debería ser neutral y se llama José Miguel Insulza, ex ministro chileno, toma la OEA y permanece en esta durante diez años, como un empleado del castro-chavismo incluso humillado públicamente por Chávez, ignora totalmente los principios de la carta de la OEA, ignora por completo los principios de la Carta Democrática Interamericana aprobada en Lima –Perú- con carácter obligatorio, aprobada el 11 de septiembre del 2001, la gestión de diez años de Insulza, es totalmente negativa para la región, porque convierten a la OEA con la mayoría de estados que controla Chávez a través del petróleo, porque crea Petro-Caribe y con eso controla un grupo de estados en el caribe, porque empieza a controlar a la Argentina con los chismes, al Brasil con el partido de los trabajadores, Bolivia con Evo Morales, Ecuador con Rafael Correa, resiste Colombia, pero se meten en Centroamérica, en El Salvador, Guatemala, Nicaragua, tenía la mayoría de los miembros para controlar a la OEA y la controla”.

“Entonces muere Chávez –sigue explicando Sánchez Berzaín- el liderazgo del castro-chavismo queda en manos de los Castros, por eso se llama “castro-chavismo, hoy en día ese liderazgo continúa en manos de la dictadura cubana, y tienen que producir un cambio en la OEA después de diez años porque solo es posible una reelección, entonces es el castro-chavismo es ese proyecto, el que presenta como su candidato al actual Secretario General Luis Almagro, Almagro había sido el canciller o Ministro de Relaciones Exteriores del gobierno uruguayo de Mujica, alineado en el castro-chavismo y él es un candidato que es elegido casi por unanimidad porque hay una abstención, de los 34 votos y llega a Secretario General de la OEA, cuando este llega a Secretario General se fija como objetivo principal lograr que Cuba reingrese a la OEA porque Cuba está suspendida, a Cuba ya le habían arrebatado la suspensión, pero Cuba no quiere volver a la OEA y Almagro se fija eso como su objetivo, pero además hay otra cosa es importante y es que Almagro dice que él no va a ir a la reelección “     


“Pasa el tiempo, un poco más de un año, Almagro hace –sigue detallando Sánchez Ver saín- un sorprendente informe y califica que Venezuela en función de la Carta Interamericana Democrática no había los elementos esenciales de la democracia, después haría tres informes más –hay cuatro informes- hasta llegar a calificar a Venezuela como una “dictadura” entonces Almagro, es considerado un defensor de la democracia, un reivindicador de los principios de la OEA y por eso recibe premios, nominaciones a nivel internacional, en diciembre del año pasado -2018- el 8 de diciembre hay un foro organizado por la OEA en Washington, en el que yo estuve presente, sobre el tema de Cuba y ahí Almagro hace un discurso muy encendido contra Cuba a la que califica de ser una dictadura jinetera con la que hay que terminar, o sea hasta ahí vamos bien, Almagro identificaba dos dictaduras, la de Venezuela y la de Cuba, pero en el transcurso del año pasado -2018- ya se empezaba a producir la crisis de Nicaragua y el papel de Almagro empezó a ser “tenue” empezó a ser de franco apoyo al dictador Daniel Ortega, al punto que empezó a ser señalado por esa situación, ya este año 2019, cuando se suponía que Almagro iba a seguir defendiendo la democracia y señalando a las dictaduras, él hace una separación para proteger al castro-chavismo entre las dictaduras de Cuba y Venezuela, a las que el señala y protege las dictaduras de Nicaragua y Bolivia, el señala un día antes de la reunión de la Asamblea General que se celebró este año en Medellín, en donde dice que Nicaragua es una democracia y que Ortega es un revolucionario, y apenas hace dos o tres semanas antes, había ido a Bolivia a decir que Evo Morales si podía ser candidato presidencial indefinido, porque eso era respetar sus derechos humanos”.

“Entonces eso es lo que genera –continúa explicando Sánchez Berzaín-  lo que hoy día llama la atención que es el doble estándar de Almagro, Almagro defiende la libertad y la democracia respecto a Venezuela y Cuba pero protege las dictaduras de Bolivia y Nicaragua y por eso hay una gran corriente para que ahora en marzo del próximo año 2020 que se le vence su mandato sea reemplazado y se vea si entra un Secretario General verazmente demócrata que pueda entrar a esa función, lo que está haciendo Almagro en el caso de Nicaragua es violentar los principios de la Carta Interamericana Democrática y el artículo tercero dice que los elementos esenciales de la democracia primero sonel respeto a los derechos humanos , en Nicaragua no hay respeto a los derechos humanos, todo lo contrario, con presos políticos, con torturados, perseguidos, con asesinados y con cerca de cien mil exiliados que han tenido que escapar a Costa Rica, entonces de que respeto a los derechos humanos se puede hablar”

“El segundo elemento es la vigencia del estado de derecho y eso no existe en Nicaragua –sigue diciendo Sánchez Berzaín- el estado de derecho quiere decir que “nadie está por encima de la ley” y en Nicaragua Ortega y Murillo son la ley, hacen lo que les da la gana con el pueblo, con la ley, con las instituciones y eso no es estado de derecho, el tercer elemento esencial de la democracia es la división e independencia de los poderes públicos, en Nicaragua, como en Venezuela, como en Bolivia, como en Cuba, Ortega y Murillo concentran todo el poder, el poder judicial es su instrumento de represión, el parlamento o la asamblea el poder legislativo es su instrumento de maquinación para producir leyes infames , controlan las fuerzas armadas, controlan la policía, reprimen la prensa hacen lo que quieren, no hay división e independencia de poderes”.

“El cuarto elemento es la celebración de elecciones justas, libres, como reflejo del voto universal y de la soberanía popular, tampoco existe eso en Nicaragua, porque el dictador Ortega se niega a hacer unas elecciones libres y las ultimas elecciones han sido inflada mente manipuladas y el quinto elemento es la libre asociación política, que obviamente eso no existe con casi cien mil exiliados políticos que tiene Nicaragua, con presos políticos, con torturados, asesinados en el mismo modelo de lo que aplica Cuba, de lo que aplica Venezuela y de lo que aplica Bolivia y que se puede ver en las masacres, que esos regímenes cometen” indica Sánchez Berzaín-

En la continuación de su intervención en Impacto 540 de Radio Corporación, Sánchez Berzaín se refiere a la inmunidad con que se cubren estas dictaduras castro-chavistas frente la convención de Palermo, que es una organización de Naciones Unidas, en contra de la delincuencia organizada transnacional. 

“Bueno el tema es el siguiente: el planteamiento que yo hago –Gustavo- con relación a las dictaduras de Cuba, Venezuela, de Nicaragua y de Bolivia, es que estos dictadores no pueden ser tratados como políticos, no se les puede dar tratamiento político, porque ellos cometen crímenes todos los días para mantenerse en el poder o para hacer sus negocios, crímenes que van desde las detenciones indebidas y las torturas, actividades de narcotráfico y hasta  acciones de soporte al terrorismo, en esa dinámica en el año 2000 se aprobó en el mundo un documento que ha sido ratificado y firmado por Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia que se llama la Convención de Palermo , y que consta de tres partes, el primer anexo se refiere a la delincuencia organizada transnacional y el concepto es que no debe haber ningún lugar en el mundo en donde se oculten los criminales, puedan conservar el resultado de sus delitos y establece que cualquier persona que cometa delitos en grupos de cuatro o más personas, que tengan penas privativas de más de cuatro años puedan ser perseguidos en cualquier lugar” establece Sánchez Berzaín.

“Además que cualquier jurisdicción, por decir Estados Unidos, por decir Brasil, por decir Colombia -agrega Sánchez Versaín- puede abrir sus propios tribunales y juicios en contra de estas gentes, un gran ejemplo de la aplicación de Palermo, ustedes recordaran que un buen día fueron detenidos dirigentes de la Federación Internacional de Futbol –FIFA- unos  en Montevideo, otros en Buenos Aires, otros en Miami, otros en Italia, y era porque la fiscalía de los Estados Unidos había hecho una investigación y estaba aplicando la Convención de Palermo, esto debería de poder pasar contra Ortega y Murillo, contra Maduro y sus secuaces , contra Evo Morales y sus cómplices, los Castros y Díaz Canel, por apertura de procesos en cualquier país democrático del mundo, si es que se les lleva a la situación de tratarlos como criminales y no como políticos, porque ellos se arrogan la condición de gobernantes, de jefes de estados, de presidentes y hacen eso para alegar soberanía, para alegar una intervención extranjera, para alegar inmunidades, y privilegios que los criminales no deben tener”.

“Y les pongo esto como un ejemplo –sigue enumerando Sánchez Berzaín- ustedes recordarán en la época de los 70-80 como la red del narcotraficante en Colombia, Pablo Escobar, trató  de meterse en la política, incluso fue elegido diputado para usar la política, para proteger el narcotráfico y eso es lo que han hecho exactamente los Castro, Chávez, Maduro, Ortega y Murillo, Evo Morales, están utilizando el poder político para proteger sus crímenes, no solo el narcotráfico, de asesinatos, torturas, robos, corrupción, de sobreprecios, de enriquecimiento sin causa, negocios ilícitos, por eso el planteamiento que está creciendo, que está siendo estudiado en todas las Américas es aplicar la Convención de Palermo, para que la policía internacional los capture un día y respondan por los crímenes que están cometiendo” puntualiza Sánchez Berzaín.

En la continuación de su intervención en Impacto 540, de Radio Corporación, Carlos Sánchez Berzaín, se refiere a la situación económica de los países con regímenes dictatoriales de las américas, indicando que todos estos cuatro países Cuba-Venezuela-Bolivia-Nicaragua tienen ya crisis económicas, primero porque lo que ha pasado con Venezuela, es que esta ha matado la gallina de los huevos de oro, el castrismo manejando Venezuela ha liquidado la riqueza petrolera, como ha liquidado la industria del gas en Bolivia, la industria de la azúcar en Cuba, y es que estos países son depredadores, no hay economía que les aguante y están en crisis, por eso hoy Cuba está de nuevo en un periodo especial, no tienen pan, energía eléctrica y le están echando la culpa de esto al imperialismo norteamericano.

“Por eso es que en Nicaragua hay una serie de carestías, una serie de situaciones –añade Sánchez Berzaín-  que ya le echarán la culpa al imperialismo, por eso en Venezuela hay “crisis humanitaria” y por eso Bolivia se encamina a una crisis económica de grandes magnitudes, después de que Evo Morales está quemando 2.7 millones de hectáreas de bosque amazónico”

“En ese escenario ¿con que dinero se sostienen esos regímenes dictatoriales? Pregunta Sánchez Berzaín, a lo que el mismo responde que se sostienen con dineros producto del narcotráfico, con el dinero de la corrupción y con el dinero del que está entregando los países a potencias foráneas, en Venezuela por ejemplo chinos, rusos, iraníes, están explotando el oro, las reservas naturales, pero desbastándolas, en Bolivia, los chinos están llevando adelante una situación de terminar inclusive con la flora y la fauna silvestre, los rusos están haciendo un desarrollo de energía nuclear en el Alto de la Paz y los iraníes están metidos con las reservas naturales, o sea son dictaduras criminales entreguistas de la patria.

“Y ustedes en Nicaragua, añade Sánchez Versaín-  tienen grandes ejemplos de eso, de la alianza que en su momento en que el dictador Ortega y la señora Murillo establecieron junto con sectores económicos importantes, los que ya tienen que ser objeto de sanciones internacionales por su vinculación con la dictadura de Ortega-Murillo la que es delincuencia organizada, y es por ello que estos no tienen viabilidad económica, ni al corto, ni al mediano plazo, estas dictaduras están condenadas a caer, apenas que caen con una gran cadena de sufrimientos para los pueblos, como estamos viendo en Cuba y Venezuela, sufren hambre, miseria, quieren escapar de su territorio y son víctimas de la delincuencia organizada” puntualiza Sánchez Berzaín.

En el transcurso de la entrevista que Carlos Sánchez Berzaín brindara al director de Impacto 540 Gustavo Bermúdez Herrera, aclara que no es Daniel Ortega de nuevo el que está estableciendo lazos de amistad con el régimen iraní, porque Ortega es un “títere” sostenido y alentado por el castro-chavismo, el jefe está en la Habana, el centro de inteligencia el G-2 cubano y la embajada cubana en Nicaragua, es la que maneja todo esto, y la decisión del castro-chavismo es acercar lo más que pueda a los Estados Unidos a la amenaza de Irán, y por esto es que estas dictaduras de Venezuela, Cuba, Nicaragua, y Bolivia, son absolutamente pro-iraní, desarrollan cuestiones militares, estratégicas, cuestiones referidas a precisamente los delitos que Irán está cometiendo en el mundo, y que tiene que ver con el desarrollo nuclear, como amenaza a la paz y la seguridad internacional.

“Entonces aparecen como países de apoyo y eso es un nuevo acto criminal y lo que Ortega y Murillo están haciendo con Irán es un acto de amenaza a la paz y la seguridad internacional –reitera Sánchez Berzaín- entonces aparecen como países de apoyo y eso es un nuevo acto criminal, lo que están haciendo Ortega y Murillo, respecto a Irán, eso es una reiteración de los crímenes que ellos cometen, Irán no tiene nada que hacer en América Latina, no tiene nada que ver con nuestra cultura, no tiene nada que ver con los conceptos sociales de sus gentes, pero estas dictaduras están permitiendo inclusive un cambio social y religioso, metiendo este tipo de cultura que antes no existía en la región”.
   
El autor de la obra Castro-Chavismo “Crimen Organizado en las Américas” doctor Carlos Sánchez Berzaín a la interrogante de ¿Cómo se pueden recuperar las democracias de estos países frente a este monstruo que se ha creado, como resulta ser el castro-chavismo? Responde que lo primero es denunciando e identificando adecuadamente al enemigo, sino empezamos a reconocer que esto es el castro-chavismo que no es la genialidad ni la maldad de Ortega, es la maldad y la genialidad de un sistema transnacional que tiene 60 años de antigüedad en Cuba y 20 años en la región –del año 1959- 1999 el castrismo y del año 1999 al 2019 el Castro-Chavismo, son criminales expertos.

“Entonces lo primero que hay que hacer es no equivocarnos en la identificación –insiste Sánchez Berzaín- del adversario, cuando hablamos de Ortega, de Evo Morales, cuando hablamos de Maduro hay que vincularlos con sus jefes y con la banda transnacional que los soporta que es el castro-chavismo esa es una amenaza en sí misma, tienen que acabar las cuatro dictaduras y la cabeza de esas cuatro dictaduras están en la Habana –Cuba- “reitero primer elemento identifica al enemigo y denunciarlo, el segundo elemento: hay que llevar adelante una lucha y resistencia cívica en los pueblos, esta gente, en Nicaragua, Venezuela, Bolivia, en Cuba, controlan todo, tienen todo, controlan todos los poderes del estado, controlan la ley, controlan los jueces, controlan la policía, controlan las fuerzas armadas, controlan la represión, ante lo único que le queda por hacer a la gente es resistir cívicamente, como es la resistencia civil que el pueblo de Nicaragua ya está ejerciéndola desde hace más de un año y que lo hace con gran valentía, acompañada de acciones internacionales que ponen el problema en el escenario y eso hace que con una prontitud que no es la deseada, pero que más pronto que tarde estas dictaduras tengan que caer”.
 
Sánchez Berzaín señala que el enemigo natural del Castro-Chavismo es el imperio norteamericano, se llenan la boca contra el imperio y Estados Unidos es su enemigo declarado, tan enemigo declarado es que acaba de salir una información que fue difundida por CNN y por todas las cadenas de que al inicio de este siglo el objetivo principal que tenía Chávez era “inundar” de cocaína a los Estados Unidos, pero eso no es el objetivo solamente de Chávez, ya en la década de los 60 ya había proclamado Fidel Castro, ya lo había dicho el Che Guevara que había que inundar de drogas a los Estados Unidos, entonces en esa dinámica el narcotráfico es solo una de las pruebas, prueba plena, está totalmente demostrado que como el castro-chavismo a través del crimen trata de atacar, de perjudicar, y de causar el mayor daño posible a los Estados Unidos al que califican como el imperio, y en torno a este tema del narcotráfico debe revisarse los discursos de Evo Morales en las Naciones Unidas -2016-2017- en los que Morales sostiene, con el aplauso de CUBA, Venezuela, Nicaragua y en su momento Ecuador, de que la lucha en contra del narcotráfico es un instrumento creado por el imperialismo norteamericano para oprimir a los pueblos. 

“O sea que luchar en contra de los criminales del narcotráfico –agrega Sánchez Berzaín- es un acto de los pueblos y a la vuelta hacer narcotráfico, producir cocaína como lo hace Evo Morales, traficarla como lo hacen los dictadores de Venezuela, de Nicaragua, Cuba, lavar el dinero que proviene de ese delito, es un acto revolucionario, entonces eso demuestra que el principal objetivo de toda esa expansión y de toda esa opresión de los pueblos de Latinoamérica, es atacar a Estados Unidos, Estados Unidos está bajo el ataque del Castro Chavismo a través del narcotráfico, a través de la presión fronteriza, a través de la penetración iraní, rusa, en la región y los Estados Unidos lo tiene que saber y lo sabe” puntualiza Sánchez Berzaín.

El analista político internacional, y autor del libro Castro- Chavismo “crimen Organizado en las Américas” doctor Carlos Sánchez Berzaín, se refiere al papel que ha desempeñado Michelle Bachelet al frente de la Oficina para la Defensa de los Derechos Humanos de Naciones Unidas, admitiendo que se había dado un avance en materia de la defensa de los derechos humanos en Venezuela, pero Bachelet no ha dicho de los derechos humanos en Nicaragua, Cuba, Bolivia, porque piensa que tendrá dificultades.

“No hay que olvidar que Bachelet, fue presidenta de Chile que ha estado vinculada con el Castro-Chavismo durante sus dos gestiones, ha formado parte de la creación y sostenimiento de este sistema, y los crímenes que se cometen son tan evidentes que ya no hay manera que esta los disimule, o sea que ha estado haciendo informes en contra de la gente que la ha puesto en esa posición, posición que ella debería de proteger” indica Sánchez Berzaín, que finalmente admite que ha habido avances importantes, desde esa oficina para la defensa de los derechos humanos de Naciones Unidas, de la que está al frente Michelle Bachelet.

Sánchez Berzaín se refiere a la negativa de Ortega de permitir el ingreso a Nicaragua de una comisión de alto nivel de la OEA, señalando que el mensaje que deja eso al mundo es parte de la “complicidad” que ha demostrado el Secretario General de la OEA Luis Almagro con Ortega, y añade que ahí hay un problema que resolver, que es el doble estándar de Almagro, entonces Ortega cree que puede hacer lo que quiera, por su buena relación y compromisos que tiene con Almagro, y le ha cerrado la puerta al embajador de los Estados Unidos en la OEA, Carlos Trujillo, que iba como parte de esa comisión , esto no va a quedar así y cree que se va a ver en breve una situación en la que sanciones y las decisiones en contra de la dictadura de Ortega en Nicaragua se acrecienten, concluye Carlos Sánchez versaín, en esta extensa e interesante y exclusiva entrevista que bridara a Impacto 540, de Radio Corporación y a su director Gustavo Bermúdez , reproducida por el Servicio Nicaragüense de Noticias –SNN- para sus lectores.          



La política y la nación.


Cuando la democracia no existe, nadie hace propuestas programáticas a la nación, porque la nación es, apenas, una conquista pendiente contra el régimen feudal. Con el absolutismo, la modernidad pierde terreno bajo sus pies. Todo el Estado, todo el orden jurídico, la Constitución misma involuciona, y cuando el anacronismo se impone la nación se atrofia como una estructura vestigial, símil a las muelas del juicio que no encuentran espacio para crecer. 

El absolutismo conduce a un proceso de dispersión de la sociedad, de desorden, los ciudadanos emigran, dejan de participar en política, se sienten asqueados del cinismo, del abuso, del terror como forma de dominación de un aparato burocrático brutal.

La crisis política induce a que la conciencia de las clases fundamentales de la sociedad (que subsisten pese al orteguismo) se manifieste programáticamente, en estrategias contrapuestas. La ideología de los trabajadores apunta a la refundación de la nación con cambios estructurales progresivos en el sistema económico precapitalista, liberando de trabas feudales, con la conquista del poder, el desarrollo de las fuerzas productivas. La ideología de la oligarquía, en cambio, apunta a un acuerdo con Ortega.

La crisis política del orteguismo, sin embargo, reaviva la lucha de clases en las filas opositoras en torno a los métodos de lucha, y en torno al rumbo que debe tomar la sociedad para salir de Ortega y para refundar la nación.

La propuesta ideológica de nación del COSEP.

En lugar de formar un partido político para la lucha contra el absolutismo, el COSEP busca una política de unidad nacional (que incluye a Ortega) sobre lo que llama principios y valores.

Ninguna unidad nacional se basa en principios y valores, porque entonces la sociedad se estancaría. La forma más adecuada de entender la realidad –escribía Hegel- es estudiar el desarrollo de las contradicciones dialécticas que anidan en ella. 

Ello significa, que no hay unidad nacional sin luchas sociales y políticas, debido a las contradicciones de la sociedad. La realidad consiste en unidad y lucha de contrarios, lo cual explica los cambios progresivos por la autotransformación de la realidad.

Cuando las contradicciones se exacerban, durante una crisis política, el énfasis no es entorno a la unidad de la nación, o entorno a principios y valores (como pretende el COSEP), sino, entorno al cambio revolucionario, a la lucha organizada de parte de los sectores sociales progresistas, por un cambio de calidad del poder político. El énfasis radica en la estrategia de lucha contra la opresión, no en la unidad (y, menos aún, con Ortega).

Los puntos de unidad del COSEP.

Los15 puntos de unidad aprobados por el II encuentro empresarial, llevado a cabo en el INCAE, el 11 de septiembre, dice que el acceso al poder y su ejercicio debe realizarse con sujeción a la Constitución Política y las leyes.

Es decir, el COSEP ignora olímpicamente el rol policíaco sanguinario del absolutismo, que con su sistema opresivo niega brutalmente el acceso al poder y a su ejercicio con sujeción a las leyes y a la Constitución. O sea, el COSEP ignora que el poder dictatorial no se somete a una disputa democrática.

Es indispensable –dice el COSEP- para la superación de la actual crisis sociopolítica, la implementación de reformas electorales que permitan anticipar las elecciones y que sea a través del voto popular que se decida el futuro del país.

Nuevamente, la dictadura, sus métodos, su estrategia, vienen ignorados por el COSEP. Y así, la lucha se hace innecesaria. Bastaría, para el COSEP, las reformas electorales para que se desencadene un proceso espontáneo en el orden dictatorial, por el cual, los ciudadanos decidirían electoralmente el futuro del país.

Remediar la crisis en los términos de Ortega.

En tal sentido, expresa el COSEP: La crisis sociopolítica estableció como prioridad resolver en la mesa de negociación el restablecimiento de los derechos y garantías ciudadanas de los nicaragüenses.

La crisis sociopolítica, para el COSEP, no se origina cuando la sociedad se rebela contra la opresión, y cuando la dictadura acrecienta sus crímenes de lesa humanidad para frenar las protestas, sino, por la falta de negociación y de acuerdos con Ortega para restablecer las garantías ciudadanas. Es decir, la crisis indicaría –según el COSEP- que no debió haber protestas ciudadanas, y que ahora el remedio consiste en suscribir acuerdos con Ortega que restablezcan las garantías ciudadanas.

Sin un acuerdo político –dice efectivamente el COSEP- no hay solución a la crisis.
Ello equivale a decir que sólo Ortega puede resolver la crisis y que es él quien debe dar garantías a los ciudadanos.

Y sigue por ese camino el COSEP: Urge una solución negociada antes que la crisis sociopolítica y sus efectos económicos se profundicen aún más en detrimento de todos los nicaragüenses.

El COSEP aspira que la situación política regrese urgentemente a las condiciones previas al 18 de abril, para lo cual, insiste, se debe acordar lo que proponga Ortega, como solución negociada.

El COSEP reclama el rol protagónico de la empresa privada en la sociedad.

El pronunciamiento del II encuentro empresarial del COSEP llama a la unidad de la nación para que el impulso de un modelo de desarrollo económico, equitativo y sostenible, se sustente en el rol protagónico de la empresa privada.

Es decir, el Estado –para el COSEP- debe estar al servicio de los intereses de la empresa privada, y el modelo de desarrollo económico debe tener como eje fundamental, no al ser humano, sino, a la empresa privada, que goza ya de enormes privilegios, de exenciones y subvenciones sin contrapartida alguna.

Concluye el COSEP: Un proceso de transición democrática, debe estar basado en el diálogo amplio e incluyente, que permita el consenso para la elaboración e implementación de un Acuerdo de Nación que nos permita una nueva oportunidad para resurgir como país.

Es decir, el consenso con Ortega debe convertirse –según el COSEP- en un acuerdo de nación para definir el futuro del país, protagonizado por la empresa privada.
Sin embargo, los trabajadores tienen una visión ideológica distinta, sobre la crisis y sobre la solución a la misma.

Un programa de cambios que parte de una estrategia de lucha.

Es lógico que la nación se retraiga cuando se impone la incivilidad. En tales circunstancias, la consigna política más elemental tiene como objetivo inmediato frenar bruscamente la caída en el atraso que implica el absolutismo. Es decir, la consigna más elemental debe llamar, no a convivir con el absolutismo, sino, a destruirlo, antes de proponerse la refundación de la nación.

Derrotar a Ortega, sin embargo, no es razón para llamar a la unidad, sin tareas específicas.

El único llamado válido es a una unidad en la acción, es decir, en torno a un método de lucha, en torno a una estrategia de combate, no en torno a un objetivo o en torno a un ideal. Un programa de cambios, si está desprovisto de una estrategia para enfrentar los retos, para derrotar las amenazas, y para eliminar los ataques de las fuerzas que se oponen al cambio, es un programa demagógico.

Un planteamiento programático requiere coherencia ideológica.

Un programa revolucionario – ya que refundar la nación es un proceso revolucionario -, no consiste en un programa de gobierno (como piensa la UNAB), ni en metas de desarrollo del país a futuro, ni en transformaciones políticas como transición de gobierno, sino, que el programa revolucionario se refiere a las tareas políticas y a los medios de lucha de los trabajadores, a la lucha no sólo contra el orteguismo, es decir, contra el abuso y la represión, con reivindicaciones democráticas fundamentales, con demandas democráticas que el orteguismo no puede conceder, de manera, que estas demandas no son para negociar con Ortega (como piensa la Alianza Cívica, el COSEP, y la UNAB), sino, para salir de Ortega.

Y con reivindicaciones propias de los obreros y campesinos, contra la oligarquía y los remanentes precapitalistas, contra el monopolio de la tierra y la improductividad agropecuaria, contra la desertificación de los suelos por actividades ajenas a su vocación natural, contra la contaminación de los recursos naturales, contra la miseria de una economía extractiva, rentista, que exporta materias primas sin valor agregado.

El programa revolucionario es obra de un partido político. No de un partido electoral o de una coalición electoral, sino, de un partido formado para dirigir la lucha revolucionaria sobre bases objetivas.

Sin embargo, en esta etapa, el programa revolucionario debe destacar con prioridad la conquista de la libertad política como tarea inmediata del partido revolucionario, en contra del régimen absolutista que oprime al pueblo y que defiende la corrupción, el saqueo, que reprime la organización política de los trabajadores.

Con el orteguismo en el poder no hay forma que puedan ocurrir elecciones libres. Un partido revolucionario participa en las elecciones no porque sean libres, sino, si en tal proceso consigue movilizar más ampliamente a las masas y organizarlas para la lucha directa por el poder.

El autor es ingeniero eléctrico.

miércoles, 18 de septiembre de 2019

Felix Maradiaga y sus riesgos de vida.


Por Onofre Gutiérrez.  Hoy hemos presenciado en las redes sociales, como la tiranía criminal Ortega-Murillo, persigue a Maradiaga.

La estrategia genocida no descansara, Dios lo proteja,mas la esperanza de su misión amerita la urgente solidaridad nacional e internacional.

Aplaudimos la decisión de Félix Maradiaga de poner fin a su exilio en Costa Rica y Miami y dar el ejemplo de continuar el combate cívico contra la dictadura de Ortega en el terreno, pese a los riesgos.  Líderes como Maradiaga hacen falta en Nicaragua. 

El paso puede ser el nacimiento de una oposición diferente a la que representan el Movimiento Azul y Blanco y la Alianza Cívica porque las  viene a fortalecer.  Maradiaga representa un nuevo liderato contra el totalitarismo impuesto por Ortega.
En el exilio, Maradiaga logró agilizar a las diásporas en Estados Unidos y estableció valiosos contactos.  

Su valiente decisión viene a estimular  el fervor para lograr el cambio que demandan las masas.

Maradiaga no regresó a restar sino a proponer un cambio radical a la estrategia opositora: Responder a las demandas de la Iglesia que son las mismas del pueblo:  

Las fuerzas opositoras tienen que adoptar un programa de desarrollo cívico-democrático como propone la Justicia Social que auspicia la Iglesia entendiéndose ésta como un desarrollo en libertad tal como lo propone la Ley Natural, es decir, que se respeten los Derechos Humanos, empezando por el derecho a la vida. 

Este derecho existe desde antes que los parlamentos lo promulgaran,  pues es un Don de Dios.  Los gobiernos que se transforman en dictaduras y persiguen, encarcelan y matan – suprimen la vida - caso del orteguismo – olvidan que todos somos depositarios de ese Don: obligados a defenderlo.

Todos estamos llamados a cuidar la dignidad de nuestros semejantes no a suprimirla.  Solo los soberbios no reconocen esa dignidad.  

Y la Iglesia tiene la obligación de identificarse con los perseguidos – como lo viene haciendo desde abril del año pasado y no puede callar.

Tomando en cuenta que los más afectados por la ausencia de la Justicia Social son los más débiles es obligación de los más fuertes salir en defensa de sus semejantes en necesidad.  Ese debe ser el compromiso para alcanzar, mantener la paz y vivir en una democracia.




Comisión de alto nivel de la OEA pide a Ortega que los deje cumplir su tarea.


La comisión especial de la OEA sobre Nicaragua publicó un nuevo comunicado llamando al gobierno de Daniel Ortega a permitirles la entrada al país para cumplir con el mandato de la Asamblea General, celebrada a finales del pasado mes de junio, en que les comanda a buscar una salida negociada en la crisis de Nicaragua.

Como lo expresaron en su primer comunicado del pasado 15 de septiembre, la misión tiene como fin restablecer el diálogo en Nicaragua y crear las condiciones para que sean celebradas elecciones nacionales en condiciones de libertad, transparencia y con observación internacional.

En su comunicado de este miércoles, la comisión integrada por Argentina, Canadá, Jamaica, Paraguay y los Estados Unidos, califican de "desafortunada decisión del gobierno de Nicaragua" prohibirles la entrada al país.

"La comisión toma nota de la decisión del gobierno nicaragüense de divulgar los detalles personales de los vuelos de los miembros de la comisión, lo que representa una flagrante falta de cortesía", agrega el comunicado.

Explican que la comisión fue creada por los cancilleres de la OEA "para llevar a cabo esfuerzos diplomáticos, al más alto nivel, con el objetivo de buscar una solución pacífica y efectiva a la crisis de Nicaragua".

Además reiteran "su compromiso en pos de cumplir con su mandato y trabajar con todas las partes interesadas para encontrar una solución a la situación en Nicaragua, a través de un proceso de diálogo genuino e inclusivo".

La comisión de la OEA sobre Nicaragua llamó al gobierno de Daniel Ortega, en un comunicado, a "que reconsidere su posición y otorgue acceso a los miembros de la comisión a fin de que ellos puedan cumplir con su importante mandato, en nombre de todos los miembros de la Organización de Estados Americanos".

El pronunciamiento concluye con una clara advertencia: "El compromiso constructivo de Nicaragua con la comisión, en el marco de un futuro proceso de diálogo, serán elementos críticos en la evaluación colectiva de la situación e informarán las decisiones futuras en virtud de la Carta Democrática Interamericana".

El pasado 15 de septiembre, en su primera reacción, la Comisión de la Organización de los Estados Americanos (OEA) expresó "su malestar ante la decisión del Gobierno nicaragüense de prohibir el ingreso a Nicaragua de sus miembros y de un funcionario de la Organización, instrumentada a través de una comunicación de la Dirección General de Migración del día de la fecha".

El viaje de la Comisión a Nicaragua estaba previsto para los días 16 y 17 de septiembre con el "objeto dar cumplimiento a su mandato de llevar a cabo gestiones diplomáticas al más alto nivel a fin de procurar una solución pacífica y eficaz para crisis política y social en Nicaragua. 

La Comisión fue designada e integrada el pasado 30 de agosto y debe presentar su informe al Consejo Permanente de la OEA en un plazo de 75 días".

"El Gobierno nicaragüense había sido informado de la realización del viaje dada la intención de la Comisión de interactuar de manera constructiva con sus autoridades, así como con actores relevantes de la sociedad civil, con el fin de establecer un proceso de diálogo y alcanzar una solución a la situación que atraviesa el país", señalaron en la comunicación de hace tres días.

Gobierno de Ortega responde a la Comisión de alto nivel de la OEA.


El gobierno de Nicaragua consideró como “no vinculante” y de “nulidad absoluta” a la Comisión de alto nivel de la OEA que trata de visitar el país para ayudar a buscar soluciones a la crisis sociopolítica.

“Nicaragua reitera que no reconoce ningún grupo de trabajo o comisión que no haya sido solicitada por el Gobierno de Nicaragua, ni cuente con su anuencia, por lo que su existencia no genera ningún efecto vinculante y es de nulidad absoluta para nuestro país”, dijo Luis Alvarado, representante alterno ante la OEA.

Por primera vez, además, el gobierno de Nicaragua confirmó que no permitió́ el ingreso a este país a los miembros de la Comisión de alto nivel, quienes tenían previsto arribar el lunes a Managua.

“El Gobierno de Nicaragua reitera que no autorizará el ingreso de ninguna Comisión al territorio nicaragüense, que no cuente con la debida autorización del Estado, libre y soberano, de la República de Nicaragua”, señaló Alvarado.

Alvarado se refirió al tema este miércoles durante una sesión ordinaria del Consejo Permanente de la OEA, en la cual la Comisión de alto nivel emitió un pronunciamiento oficial sobre el impedimento que sufrieron para ingresar a Nicaragua.

Para la Comisión de alto nivel, la decisión del gobierno incluyó “una falta de cortesía”.

“La Comisión toma nota de la decisión de Gobierno nicaragüense de divulgar los detalles personales de los vuelos de los miembros de la Comisión, lo que representa una flagrante falta de cortesía”, se indicó en una declaración que leyó la delegación de Argentina durante la sesión ordinaria de la OEA.

La comisión señaló que la postura del Gobierno nicaragüense será clave en el informe que presentarán en los 75 días que se establecieron desde su creación.

“El compromiso constructivo del Gobierno de Nicaragua, en el marco de un futuro proceso de diálogo, serán elementos críticos en la evaluación colectiva de la situación e informarán las decisiones futuras en virtud de la Carta Democrática Interamericana”, dijo la Comisión de alto nivel.

En su pronunciamiento, los miembros de la Comisión de alto nivel de la OEA reiteraron su interés de visitar Nicaragua.

La comisión expresó que seguirá el mandato de trabajar con todos los sectores que tienen que ver con la búsqueda de una solución pacífica a la crisis sociopolítica que sufre Nicaragua desde abril de 2018.  También dejó claro que la solución a la crisis se dará a través de un diálogo genuino e inclusivo.  El Consejo Permanente de la OEA eligió a los miembros de la comisión de alto nivel para Nicaragua el pasado28 de agosto.

La comisión está conformada por Carlos Trujillo, representante permanente de Estados Unidos ante la OEA; la embajadora Elisa Ruíz Díaz Bareiro, de Paraguay; Leopoldo Francisco Sahores, Subsecretario de Asuntos de América del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina; Sébastien Sigouin, Director para América Central, Cuba y República Dominicana del Ministerio de Asuntos Mundiales de Canadá; y la embajadora Audrey Marks, Representante Permanente de Jamaica.

Ese equipo pretendía estar en Nicaragua este lunes, 16 de septiembre, aunque el gobierno lo rechazó.

"Los nicaragüenses merecen vivir en una democracia": reitera el jefe del gabinete de Almagro, Gonzalo Koncke.


El jefe de gabinete de la Secretaría General de la OEA, declaró a CNN en Español que "la comisión integrada por cinco países, acompañada por una delegación de funcionarios de la Secretaría General de la OEA entre los que me encontraba yo mismo, no surge de una decisión espontánea que nace de la noche a la mañana, se enmarca en el sistema interamericano, de la Asamblea General y del Consejo Permanente".

Explicó que "la institucionalidad del sistema interamericano viene trabajando con mucha preocupación en estos temas de Nicaragua desde hace mucho tiempo. Viene trabajando la CIDH, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, GIEI, y tenemos todos esos informes que son mucho más que preocupantes porque denotan las muertes, los asesinatos que hubo en el país de más de tres centenares de personas, los presos políticos que hubo en el país y toda una sucesión de violaciones de derechos, la falta de libertades civiles y políticas que no pueden hacer que el sistema interamericano permanezca indiferente.

Por eso es tal mala la decisión del gobierno de Nicaragua, porque opta por un camino que realmente no conducen a lo que los nicaragüenses merecen que es democracia, que es tener una reforma electoral en un contexto político que permita celebrar elecciones en el país justas, libres y transparentes. Y es, por supuesto, tener la protección de sus derechos humanos asegurados.

El sistema interamericano y se que la comisión lo piensa así va a seguir trabajando para cumplir con su cometido y para tratar de que el país vuelva a un diálogo político que arrojó un fruto importante que fue la liberación de los presos políticos, hace pocas semanas en Nicaragua pero que tenía que haber dado mucho más.

Pero, para eso la comisión, el sistema interamericano, el Secretario General Luis Almagro que está muy involucrado y en primera línea en todos estos temas necesitan esa interacción con los actores principales, tanto de gobierno como de la oposición y de la sociedad civil en el país".

Maradiaga responsabiliza a Ortega a por su vida.


Un grupo de desconocidos dio persecución y amenazó con armas de fuego la mañana de este miércoles 18 de septiembre de 2019 en el centro de Managua al opositor y político Félix Maradiaga, quien recién volvió del exilio, y al que el Gobierno culpa de un supuesto "golpe de Estado fallido".

Maradiaga se desplazaba en su automóvil con otros dos hombres en una de las calles más traficadas de la capital nicaragüense, cuando un grupo lo persiguió en al menos cinco motocicletas, según denunció. 

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó lo ocurrido y urgió "el Estado a velar por la seguridad de quienes retornan al país".

La persecución pudo observarse en vivo hasta que los perseguidos buscaron refugio en un hotel, debido a que las víctimas transmitieron el momento a través de Facebook Live. 

El director del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp) y sus acompañantes esperaban que la persecución concluyera con su ingreso al hotel, sin embargo, el edificio inmediatamente fue rodeado.

Según se observó en el video, el asedio ocurrió frente a agentes de la Policía nicaragüense, quienes no hicieron nada por detenerlo, a pesar de que los ocupantes del automóvil intentaron llamar la atención. El académico, responsabilizó al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, por cualquier agresión en su contra o hacia sus allegados.

"Queremos hacer responsable de lo que le pase a nuestros colaboradores y a mí al régimen de Daniel Ortega, quien ha envenenado los corazones de tantas personas", dijo Maradiaga, todavía resguardado en un hotel de Managua. Luego mostró preocupación por los nicaragüenses "que sufren asedio y no tienen cámara ni acceso a redes sociales", pero además porque "ningún ciudadano debería recibir amenazas".

Agregó que la crisis "no es de izquierda ni de derecha, el verdadero problema es que tenemos un régimen dictatorial que prohíbe todos los derechos". La persecución ocurrió dos días después del regreso de Maradiaga a Nicaragua, tras haber estado 14 meses en Estados Unidos.

Alianza Cívica y Unidad Nacional Azul y Blanco convocan a marcha para este sábado.


La Unidad Nacional Azul y Blanco, la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y las organizaciones que forman parte del Gran Movimiento Azul y Blanco convocaron hoy a una marcha que se efectuará el próximo sábado 21 de septiembre a las once de la mañana en Managua.

La manifestación iniciará en cuatro puntos de la capital y culminará en la rotonda Centroamérica.  Los organizadores llamaron a los nicaragüenses a concentrarse en cuatro puntos de Managua para llegar a un solo lugar, cómo medida ante la represión que ha impuesto la Policía Nacional en anteriores ocasiones que se ha convocado a marchas.

Los cuatro puntos de concentración previo a la marcha serán: Frente a la plaza Vistana de la colonia Centroamérica, Frente al edificio Pellas en carretera a Masaya, frente a la Lotería Nacional y frente al edificio Movistar de carretera a Masaya.

“En este mes de la patria llamamos a la población nicaragüense a demostrar al régimen que seguimos activos en la lucha y no descansaremos hasta recuperar nuestro país y alcanzar la justicia y la democracia por la que dieron la vida nuestros muchachos.

A la comunidad internacional le demostraremos que nada está normal y que haberle negado la entrada al país a la Comisión de Alto Nivel de la OEA (Organización de Estados Americanos) es solo una prueba más del Estado policial en que vivimos los nicaragüenses”, expresaron los miembros de la Alianza Cívica y de la UNAB a través de una conferencia de prensa.

La Alianza Cívica y UNAB además manifestaron que la marcha también será para exigir el retorno seguro de los exilados, la liberación de los manifestantes que aún permanecen presos, el cese de la represión y el asesinato de campesinos en el norte de Nicaragua, así como rendir homenaje a Matt Romero, el adolescente que mataron a balazos el 23 de septiembre del año pasado durante una marcha.

“Por nuestros asesinados, por nuestros presos, por nuestro exiliados…..decimos presente! por la justicia y la democracia ….. decimos presente! por nuestros derechos decimos presente!. Con o sin permiso la marcha va!”, expresaron los miembros de la Alianza y la UNAB a través de su comunicado.

Comentarios en Facebook

POLITICA

ECONOMIA

OPINION

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .