Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

sábado, 16 de mayo de 2020

Declaración sobre el covid-19 en Nicaragua y américa latina.


Los ex jefes de Estado y de Gobierno participantes de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), a propósito de la pandemia Covid-19 que afecta a la Humanidad expresa su preocupación y alarma por la ausencia de información transparente que afecta de modo particular a las poblaciones de Cuba, Nicaragua y Venezuela en la región, lo que incrementa aceleradamente el riesgo de pérdida de vidas, no solo de contaminación como ya ocurre en casi todo el mundo.

Las condiciones deplorables en las que se encuentran los establecimientos sanitarios en dichos países o los problemas de acceso, la abierta manipulación de la data sobre los enfermos, la ausencia por lo anterior de pruebas masivas y efectivas que determinen los alcances del virus o la falta de una dirección responsable y éticamente comprometida, predicen la agravación de la pandemia en sus efectos letales.

En el caso de Nicaragua más de seiscientos profesionales de la salud han hecho un llamado urgente al respecto que acompañamos solidariamente. Nos hacemos eco de la tragedia que sufre Venezuela porque su población carece de lo más elemental para subsistir con un mínimo de dignidad y están sumidas sus gentes en una explosión de violencia indiscriminada e incontrolable por parte de sus autoridades. 

En el caso de Cuba, urge ofrecerle a su población lo necesario para protegerse del Covid-19 mientras avanza la exportación de sus médicos a otros países.

La falta de contención de la pandemia en distintos Estados de la región aparte de los señalados, además, implica un riesgo real para sus vecinos respectivos y todo el continente.

En consecuencia, a la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y la Organización Panamericana de la Salud, como órganos de protección de derechos humanos y de garantía de las democracias les pedimos asumir la responsabilidad que les compete junto a sus Estados miembros en esta hora difícil y adoptar las medidas de emergencia y coordinación que exige la resolución de la situación de necesidad humanitaria descrita.

Asimismo, para que en los países señalados se evite la persecución sistemática y la judicialización de quienes demandan transparencia e información veraz al respecto, exigiendo de sus responsables un cambio de actitud.

Firman:

José María Aznar, España, Nicolás Ardito Barletta, Panamá, Enrique Bolaños, Nicaragua, Felipe Calderón, México, Rafael Ángel Calderón, Costa Rica, Alfredo Cristiani, El Salvador, Vicente Fox, México. Eduardo Frei, Chile, Lucio Gutiérrez, Ecuador, Osvaldo Hurtado, Ecuador, Luis Alberto Lacalle H., Uruguay, Mauricio Macri, Argentina, Jamil Mahuad, Ecuador, Mireya Moscoso, Panamá. Andrés Pastrana, Colombia, Jorge Tuto Quiroga, Bolivia, Miguel Ángel Rodríguez, Costa Rica, Julio María Sanguinetti, Uruguay, Álvaro Uribe V., Colombia y Juan Carlos Wasmosy, Paraguay

Báez lamenta el manejo de la pandemia en Nicaragua.


Frases esperanzadoras de Monseñor Silvio José Báez al Canal 10 ante la emergencia sanitaria que vive Nicaragua.

-Me preocupa situación de los presos políticos. Están expuestos al contagio y la muerte.

-Veo con mucha tristeza la situación de Nicaragua. No se ha manejado adecuadamente.

-No hay que escuchar el discurso engañoso. Este no es un resfrío cualquiera.

-Nicaragua es un país vulnerable, lo es más desde 2018. Esta situación (la pandemia) es grave, han actuado de manera irresponsable y han propiciado el contagio.

-No debemos perder la esperanza ni tener miedo.  La luz está en el túnel, no al final del túnel. Yo veo como pequeñas luciérnagas que van iluminando el camino.

-No me atrevería a decir que en este momento el diálogo es el camino. La pregunta es si el gobierno está dispuesto a dialogar, a ceder, a enmendar sus errores.

-Esas condiciones no las veo. Hay que dejar bien claras las condiciones. No se puede ir a un diálogo con presos políticos, con represión y sin libertad de expresión.

-En el 2014, las cosas no estaban tan graves pero ya se perfilaba un poder que quería imponer un pensamiento único.

-Hemos dejado que el poder lo ejerzan los que tienen más, los que tienen las armas y el pueblo ha sido desplazado.

-Hay que abrir los espacios a las nuevas generaciones para ir pasando páginas.

-Hay una clase política que no se desarraiga de la vieja forma de hacer política.

-Nada violento es duradero y al final ningún fruto obtenido con violencia perdura en el tiempo.

-Agradezco al personal médico todo lo que están haciendo. El Señor puede curarles, no perdamos la esperanza.

"Presos políticos" sufren COVID-19, denuncian sus familiares.


Al menos 36 "presos políticos" sufren los síntomas de COVID-19 en Nicaragua, de los cuales solamente uno ha recibido atención médica y se encuentra en estado crítico, informó este jueves un grupo de familiares, citados por la agencia EFE.

La denuncia se da un día después de que el Gobierno de Nicaragua, en medio de una fuerte presión por las condiciones en las cárceles frente a la pandemia, envió a sus casas a 2.815 reos, pero no incluyó a ningún "preso político" entre los beneficiados.

"Hay 35 presos políticos con síntomas de COVID-19, más Uriel (Pérez), que está hospitalizado, ninguno fue excarcelado ayer, eso muestra el carácter criminal del régimen Ortega Murillo", dijo en conferencia de prensa Rodrigo Navarrete, tío del reo recapturado en julio pasado, Jaime Navarrete, quien tiene lesiones irreversibles a causa de torturas en prisión, según denuncias.

Los "presos políticos" muestran síntomas como tos persistente, fiebre, cansancio, y dificultad para respirar, afirmó Karen Lacayo, hermana del convicto Edward Lacayo, quien además de sufrir signos de COVID-19 tiene diabetes crónica, por lo que su caso es de riesgo.

Mientras los familiares brindaban la conferencia, el "preso político" Wilmer Mendoza, quien también había sido capturado después de ser excarcelado en 2019, sufrió un desvanecimiento súbito en una audiencia de juicio en su contra, en el Complejo Judicial de Managua.

La vida en Nicaragua durante la pandemia: “sálvese quien pueda”.


La pandemia de COVID-19 en Nicaragua se vive de una forma particular. Sin restricciones, ni casi información oficial sobre su propagación, en medio de una crisis sociopolítica, y una recesión económica, es como intentar mantener la distancia en una fila con los ojos vendados.

Mientras los países vecinos reportan decenas de muertos y cientos de casos confirmados de COVID-19, Nicaragua, donde no se han cerrado las fronteras, se mantienen abiertas las escuelas, y el Gobierno celebra más de 1.000 actividades de aglomeración cada semana, únicamente reporta 25 pacientes y ocho muertos.

El alto nivel de contagio debido al coronavirus sorprende al doctor Alejandro Lagos, quien ejerce desde hace 37 años la medicina en Nicaragua.

Lagos, especialista en Salud Pública, se ha dispuesto a atender a pacientes de la tercera edad con problemas respiratorios asociados al COVID-19 bajo una tarifa módica en Nicaragua, uno de los países más pobres de la región, donde las atenciones hospitalarias en centros privados son casi inaccesibles para la población que sobrevive con apenas dos dólares al día.

Para cada visita este médico utiliza un traje especial que logró comprar con anterioridad, previendo que estaría en la primera línea asistiendo a personas con problemas respiratorios o directamente enfermos con la COVID-19.

“Cada persona con problemas respiratorios yo las atiendo como que fuera COVID-19, por lo tanto, me protejo de tal forma”, explicó el doctor en entrevista con la Voz de América. Asegura además que ha redoblado esfuerzos para atender a sus pacientes.

Guantes, mascarillas médicas, gafas de seguridad, pantallas faciales, batas y delantales son parte de los equipos que adquirió meses atrás, antes que comenzaran a escasear ciertos insumos médicos.

Lagos dijo, que por ejemplo, cada equipo desechable que debe usar para tratar a cada paciente cuesta unos 25  o 30 dólares.

Los hospitales públicos en Managua se encuentran a punto de desbordarse por el repunte de casos de coronavirus, pese a que los últimos datos oficiales proporcionados por el Ministerio de Salud indican que desde hace dos meses se han contagiado apenas 25 personas, una cifra poco creíble para expertos y países como El Salvador, Costa Rica y Estados Unidos.

De hecho, el jefe de la diplomacia estadounidense para Latinoamérica, Michael Kozak, dijo recientemente que las cifras de contagios en Nicaragua son mucho mayores a las reportadas por las autoridades sanitarias.

"Hay numerosos informes creíbles de que hay un contagio mucho más amplio de COVID-19 en Nicaragua de lo que muestran las cifras oficiales", señaló el diplomático en su cuenta de Twitter.

Pero este repunte de casos no es lo único que preocupa al gremio de la salud en Nicaragua, sino también la falta de insumos para atender a pacientes con coronavirus y el rápido contagio de médicos que denuncian que existen pocas medidas de protección para ellos.

Una organización llamada Observatorio Ciudadano, compuesta por un equipo interdisciplinario de expertos, ha denunciado que al menos 122 trabajadores de la salud presentan sintomatología de COVID-19 por la falta de insumos necesarios proporcionados por el estado.

Desde enfermeros hasta doctores han sido impactados por la COVID-19 y enviados a sus casas.

“¿Qué sucede cuando estas personas (del sistema de salud) se enferman? Se aíslan y se reduce la oportunidad de atención a la ciudadanía”, advierte el doctor José Luis Borges, quien pertenece a la Unidad Médica Nicaragüense.

Inician proceso internacional contra el Estado de Nicaragua por clausura ilegal del Cenidh.


A 17 meses de la toma ilegal y cancelación de la personería jurídica del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), el organismo ha iniciado un proceso legal en alianza con CEJIL para llevar a juicio al Estado de Nicaragua, controlado por el régimen de Daniel Ortega. 

Ambos organismos entregaron este viernes una petición inicial contra el Estado de Nicaragua ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). La petición es el primer paso en un proceso que busca llevar a juicio al Estado, en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, del cual Nicaragua forma parte por su adhesión a la Convención Americana sobre Derechos Humanos. 

La petición tiene como eje principal responsabilizar al Estado de Nicaragua por el allanamiento ilegal de las oficinas del Cenidh y la cancelación de su personería jurídica, situación que a la fecha continúa sin respuesta, pues, la Policía mantiene desde 2018 ocupadas las instalaciones y la Corte Suprema de Justicia (CSJ) sigue sin resolver los recursos interpuestos, dos de amparo y uno por inconstitucionalidad. 

“Los defensores y defensoras en el CENDIH siguen en la lucha con muchas limitaciones asumiendo los riesgos y estigmatizaciones a un costo emocional muy elevado, con una sensación de clandestinidad e impotencia y el peligro constante de ser criminalizados y agredidos por seguir ejerciendo el derecho a defender derechos, en un país donde los espacios para ello se cierran cada día más“, expresó Vilma Núñez, presidenta del Cenidh, quien a la vez manifestó que la presentación de este caso ante la CIDH constituye un importante paso adelante en la búsqueda de la justicia 

Cenidh y CEJIL consideran que esta serie agresiones parten de una estrategia de ataque frontal del régimen en contra de defensoras y defensores de derechos humanos, lo que impulsó a que en 2019 la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) otorgara medidas de protección a los integrantes de la organización nicaragüense. 

El control absoluto de las instituciones del Estado por el Gobierno de Ortega-Murillo, hace que los recursos judiciales nacionales no funcionen para procurar justicia. 

La violación sistemática y masiva de derechos humanos en Nicaragua, que ha llegado incluso a cometer crímenes que fueron catalogados como de lesa humanidad, hace que consideremos cerrados los espacios democráticos internos y tengamos que acudir al Sistema Interamericano de Derechos Humanos, explicó Claudia Paz y Paz, directora de CEJIL para Mesoamérica.

“Voramos esta vía como un camino para exigir que se reconozca la responsabilidad del Estado, se lleve a los responsables ante la justicia y se garanticen medidas de no repetición. Esto es urgente, porque las violaciones a los derechos humanos se siguen cometiendo día con día en Nicaragua” , agregó la también integrante del GIEI.

La petición inicial será estudiada por la CIDH para determinar si cumple con los requisitos mínimos de trámite, y con posterioridad le notificará de la misma al Estado de Nicaragua para iniciar el estudio de la admisibilidad.

Parlacen objeta decisión de Europa respecto a Nicaragua y Panamá.


El Parlamento Centroamericano (Parlacen) objetó la decisión de la Unión Europea (UE) de incluir a Nicaragua y Panamá en la relación de paraísos fiscales, reportó la agencia Prensa Latina.

La objeción a la medida lamenta la inexistencia de una evaluación técnica y y su adopción en medio de la peor crisis sanitaria y económica de nuestros tiempos, argumenta la resolución del parlamento regional fechada el miércoles en su sede, la ciudad de Guatemala.

"Hoy, como nunca antes, se hace necesaria la solidaridad y cooperación internacional para poder superar juntos esta pandemia, realidad de la cual no escapan los pueblos de Centroamérica y el Caribe", expone el documento.

El 7 de mayo la Comisión Europea publicó una lista de terceros países con deficiencias estratégicas en sus marcos de lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo entre los que incluye Panamá y Nicaragua, recuerda la nota de protesta.

Tales listas tienen una serie de efectos adversos a las economías de estos países, incluida la considerable limitación la posibilidad de acceder a recursos financieros, situación agravada por la crisis sanitaria, denunció Parlacen.

El legislativo centroamericano recordó que esa medida de la UE# también afecta el financiamiento de programas en beneficio de los más pobres y vulnerables en sus respectivas sociedades. 

"Apelamos al sentido de solidaridad y de cooperación que siempre ha inspirado a los estados miembros de la UE a fin de que evalúen esta decisión en el contexto actual de la pandemia global de la Covid-19", convoca el texto.

Y concluye con una solicitud dirigida al Consejo de Ministros y al Parlamento de la Unión para que objeten la referida lista, "en momentos en que los países atraviesan, como el resto de nuestra región, una grave crisis sanitaria y económica".

Costa Rica confirma propagación del COVID-19 en Nicaragua. Pruebas a transportistas lo confirman.


SAN JOSÉ (AP) — En la semana que ha transcurrido desde que Costa Rica comenzó a realizar pruebas de diagnóstico a los transportistas que ingresaban al país desde Nicaragua y Panamá, 23 conductores asintomáticos han dado positivo al coronavirus, mientras que se impidió el ingreso a otros que tenían síntomas sin realizarles pruebas, informaron el jueves las autoridades costarricenses.

Los resultados son otro indicio de que la propagación del virus en Nicaragua podría ser mayor a lo que su gobierno reconoce. Managua ha reportado únicamente 25 casos confirmados de COVID-19 y ocho fallecimientos. Su gobierno no ha implementado medidas de distanciamiento social y sigue promoviendo las concentraciones masivas.

Un transportista nicaragüense recibió atención médica el martes después de desmayarse en la frontera con Costa Rica, y posteriormente fue diagnosticado con COVID-19. Las autoridades costarricenses confirmaron otros dos casos en un cruce con Nicaragua en el primer día de aplicación de pruebas la semana pasada, pero no respondieron a una solicitud para que pormenorizaran las nacionalidades de los conductores. En el primer día llevaron a cabo 230 pruebas de diagnóstico.

Las autoridades no han informado el número de transportistas a los que se les ha negado el ingreso a Costa Rica por presentar posibles síntomas de COVID-19. El virus causa síntomas leves o moderados en la mayoría de las personas, pero puede provocar cuadros más graves, e incluso la muerte, en otros pacientes, en especial los adultos mayores y aquellos con padecimientos previos.

Marvin Altamirano, presidente de la Asociación de Transportistas de Nicaragua, dijo que hasta el momento se tiene confirmación de cinco choferes infectados.

“Ayer teníamos 600 camiones detenidos y hoy tenemos 800 parados en una fila de 23 kilómetros (14 millas)”, dijo Altamirano. “Las pérdidas son de 100 dólares por día por cada camión parado”, añadió.

Altamirano dijo que la federación había pedido al gobierno nicaragüense intervenir y proponer que se realicen pruebas a los conductores de camiones una vez al mes en Managua.

La embajada de Estados Unidos les advirtió el jueves a través de Twitter a sus ciudadanos en Nicaragua que tomen medidas para protegerse del coronavirus.

“Organizaciones independientes de salud reportan que el número real de casos posiblemente es mucho mayor”, señaló la embajada. “Los reportes independientes también dejan entrever que la propagación del COVID podría estar afectando la capacidad de una respuesta efectiva en el sistema médico en regiones fuera de Managua”.

Los resultados de las pruebas en Costa Rica también permiten atisbar que los transportistas podrían ser un foco de contagio para los países que han dejado sus fronteras abiertas para la actividad comercial. Costa Rica es el único país de Centroamérica del que se tenga conocimiento que practica pruebas de diagnóstico obligatorias a los conductores de camiones de carga que ingresan a su territorio. 

El Salvador, que cuenta con las medidas más estrictas de la región para combatir la propagación del virus, únicamente toma la temperatura de los transportistas en sus fronteras.

Las autoridades costarricenses de salud recaban muestras de los conductores en los cruces fronterizos y éstos deben esperar allí para obtener los resultados, que suelen tardar menos de 24 horas.

El ministro de Salud de Costa Rica, Daniel Salas, explicó previamente que cuando se confirma un caso en un transportista, las autoridades notifican al gobierno del país desde el que ingresó y al gobierno del país de origen de la persona.

La presión internacional está aumentando sobre el gobierno de Nicaragua para que implemente mayores medidas con el fin de frenar la propagación del virus y proporcione un conteo más transparente del número de casos. A pesar de las cifras oficiales, cada vez hay más reportes de hospitales saturados y “entierros exprés” de supuestas víctimas del coronavirus.

El miércoles, el gobierno nicaragüense colocó a más de 2.800 reclusos en arresto domiciliario mientras aumentaban los reportes de supuestos casos de COVID-19 en las prisiones del país. El gobierno indicó que fue un gesto por la celebración del Día de las Madres.

viernes, 15 de mayo de 2020

Catedrático de Johns Hopkins critica al gobierno.


Francisco González, profesor de la Escuela de Estudios Internacionales de la Universidad Johns Hopkins, dice que los gobiernos de México, Nicaragua y Venezuela no son transparentes con la información sobre el efecto del Coronavirus en sus países.

El catedrático es crítico de la forma en que algunos países de la región están manejando la pandemia y señala que "la mayoría cree que esos datos son erróneos y no reflejan la realidad. Puede ser por un tema estructural de cada país, pero también puede ser intencional".

"Hay mucha gente que está muriendo a diario por COVID-19 y no son registradas como tal sino, simplemente, como "neumonía atípica". Hay un contraste con lo que pasa en Chile, Uruguay o Costa Rica frente a lo que pasa en México, Nicaragua o Venezuela.

Son polos opuestos. Las críticas a estos últimos países me parecen válidas, porque no es creíble que reporten tan pocos casos, incluso si las comparamos con los vecinos más cercanos", dijo González a la Voz de Alemania.

"El segundo factor es más coyuntural, tiene que ver con manipulación por cuestiones políticas. No es coincidencia que, por ejemplo, en México, Nicaragua, Venezuela o Cuba haya un clima de polarización política o brotes de inestabilidad.

La cuestión ahí no es cómo manejar la pandemia. Ya que son regímenes que están contra la pared necesitan, entonces, manipular la información de manera propagandística para intentar minimizar la crítica y no echarle más gasolina a un fuego que ya está encendido", señaló González.

Comentarios en Facebook

POLITICA

ECONOMIA

OPINION

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .