Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

jueves, 10 de noviembre de 2016

El mundo sorprendido al ver sentando en la Casa Blanca a un hombre de ideas radicales.

Washington  EEUU / EFE - Algunos analistas en Estados Unidos dicen ahora que el triunfo de Trump no debe sorprendernos. Su mensaje iba dirigido al estadounidense promedio, al obrero que veía cómo su situación privilegiada  se caía a pedazos por la globalización, la huida de puestos de trabajo a otras regiones con mano de obra barata y a un ‘status quo’ que creían invencible.

El miedo a perder esa forma de vida puede ser una de las grandes razones que explican la victoria del republicano. Todo un mensaje dentro de una campaña atípica, en que Trump ya había dicho que no reconocería los resultados si estos no le daban la victoria y que, además, había dejado entrever la posibilidad de un fraude en el sistema electoral estadounidense.

Se trata de una revolución en un país de una democracia sólida, que hoy sorprende al mundo sentando en la Casa Blanca a un hombre de ideas radicales, comentarios incendiarios, posiciones misóginas y xenófobas, pero que ha logrado movilizar millones de votos. Para muestra un botón: en un estado tan demócrata como Pensilvania, Trump ganó la votación, convirtiéndose en el primer candidato republicano en ganar la presidencia desde 1988.

Tras conocerse estos resultados, políticos de una dudosa credencial democrática y extremistas como la líder ultraderechista Marien Le Pen, de Francia, felicitaron a Trump por su triunfo, lo que genera más incertidumbre sobre el camino que tomará el republicano como el líder de la primera potencia del mundo.

Lo cierto es que Trump rompe con ocho años de gobierno en los que Barack Obama ha intentado liderar el país con el diálogo, impulsado una reforma liberal que en muchos casos no dio frutos por la oposición republicana.

El mundo que inicia este miércoles es otro. El triunfo de Trump suma más dudas al sistema democrático. Se une al triunfo del Brexit, en Gran Bretaña.

Y, aunque el paralelo suene raro, al triunfo del No a la paz en Colombia. Para muchos se trata de un declive de la democracia tal y como la conocemos, lo que abre un abismo de incertidumbre.

¿Qué pasará ahora con Trump como presidente? ¿Es lo suficientemente fuerte el sistema de balances en Estados Unidos si el nuevo Presidente se decanta por sus desmanes de campaña? ¿Cómo responderá el mundo? ¿Qué pasará en una América Latina en pleno cambio? ¿Y en una Europa a la deriva?

La victoria de Trump, desató una tormenta cuyas consecuencias son imprevistas. Como ya pasó tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, el mundo que se despierta ayer miércoles contiene el aliento. Es otro.
Lo cierto es que Trump rompe con ocho años de gobierno en los que Barack Obama ha intentado liderar el país con el diálogo, impulsado una reforma liberal que en muchos casos no dio frutos por la oposición republicana.

Muchos de los logros sociales del primer presidente negro de Estados Unidos parecen que no pesaron entre una gran parte del electorado, que se casó con la idea de que Obama ponía en riesgo sus libertades y que el 
Estado se metía más de lo que podían permitir en sus vidas.

El mundo miraba a Obama como un líder ejemplar (le concedieron el Nobel de la Paz), mientras que en el interior de Estados Unidos era una amenaza a un estilo de vida que, hay que decirlo, prácticamente ya no existe.

El presidente Barack Obama felicitó por teléfono este miércoles a Donald Trump por su victoria en las presidenciales de Estados Unidos y lo invitó a reunirse con él en la Casa Blanca el jueves, informó la oficina presidencial.

Obama hizo la invitación a Trump "para revisar el plan de transición en el cual su equipo ha trabajado hace casi un año", indicó en un comunicado el secretario de prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest.

"Asegurar una transición del poder es una de las principales prioridades que el presidente identificó a inicios de año y el siguiente paso es una reunión con el próximo presidente", añadió.
El mandatario también llamó a Hillary Clinton, que fue secretaria de Estado en su primer gobierno, para expresarle "su admiración por la fuerte campaña que llevó a cabo", dijo Earnest.

Obama tenía previsto ofrecer declaraciones este miércoles sobre los resultados de las elecciones, que sorprendieron al mundo y agitaron los mercados.

El magnate Donald Trump, sin ninguna experiencia política, generó un terremoto político destrozando todos los pronósticos para ganar las elecciones presidenciales de Estados Unidos, derrotando a la favorita demócrata Hillary Clinton.

Desde su primer discurso tras hacerse oficiales los resultados, en la madrugada de este miércoles, el populista multimillonario adoptó un tono sobrio y pacífico, llevando un mensaje de reconciliación.

El magnate Donald Trump  ganó la carrera a la presidencia de Estados Unidos disputada voto a voto contra Hillary Clinton, con varias victorias en estados clave.


Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .