Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

martes, 8 de noviembre de 2016

Hillary Clinton y Donald Trump tras el voto latino y las minorìas.

Washington EEUU/ El País Hillary Clinton y Donald Trump tienen éxito entre grupos diferentes. La candidata demócrata gana entre las mujeres, los jóvenes y las minorías. Trump lo hace en el campo y entre los blancos que no fueron a la universidad. 

Pero a los votantes de Clinton y Trump les separan sobre todo sus ideas: sobre el futuro, los inmigrantes o el papel del estado. Estas son las opiniones que distinguen a los votantes de Trump.
Añoran al pasado. La enorme mayoría de los votantes de Trump piensan que hace 50 años las personas como ellos estaban mejor. Sienten nostalgia por la América de 1966.

Además, son pesimistas: el 68% cree que el futuro será peor para las generaciones que vienen. Los votantes de Clinton son su reflejo y piensan justo lo contrario.

Temen a los terroristas. Los votantes de Trump están más preocupados por el terrorismo que los de Clinton. El 66% cree que la capacidad de los terroristas para lanzar un gran ataque es mayor ahora que el 11 de septiembre. Muchos creen que debería vigilarse a los musulmanes para prevenir ataques.

31% de los votantes de Trump cree que la desigualdad es un gran problema. Llama la atención porque los votantes de Trump no se distinguen por tener rentas muy altas. Quizás piensan que la desigualdad no es algo que deba combatir el gobierno: muy pocos creen que debería mejorarse el salario mínimo (21%) o subirse los impuestos a las rentas altas (24%). Los votantes de Trump son libertarios: casi todos prefieren un gobierno pequeño, aunque eso suponga menos servicios.

La campaña de Donald Trump no comenzó en verano de 2015, cuando anunció su candidatura y asombró a medio mundo prometiendo un muro en la frontera con México para evitar la entrada de “violadores”.

Entonces, Trump solo se hizo viral internacionalmente. El trumpismo, en Estados Unidos, nació mucho antes, y fue en la televisión, en un concurso de talento El Aprendiz, donde el empresario ejerció durante 14 temporadas el papel de ogro. Era el tipo duro, el que disparaba la audiencia cuanto más agresivo resultaba. “¡Estás despedido!”, se convirtió en su coletilla.

Mucho antes de estas presidenciales, de que las barrabasadas de Trump se convirtieran en noticia permanente, millones de americanos que seguían el programa ya estaban seducidos por ese famoso empresario neoyorquino con fama que de decir -sin anestesia- lo que nadie más se atrevía.

Las redes sociales conservan incontables fragmentos del programa en el que no es difícil reconocer al candidato presidencial, el del hombre fuerte y franco, duro pero justo, el jefe de batallón en el que uno querría servir si las cosas se ponen feas.


Así que Trump llegó a la carrera electoral con la popularidad ya ganada. Rico constructor metido en política, adicto a la televisión y con fama de campechano, de hombre llano pese a tenerlo todo. Fotografiado con frecuencia con bellezas de Miss Universo, concurso del que tuvo los derechos. En España, sería fácil acordarse de la imagen del empresario Jesús Gil y Gil, ante las cámaras, en un jacuzzi, rodeado de modelos.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .