Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

viernes, 27 de enero de 2017

El muro y la imposición de impuestos, es racismo y loca idea., señalan mexicanos.

San Ysidro, Estados Unidos /AFP  --  Una idea loca, racista, inviable: en la transitada frontera entre Estados Unidos y México es difícil encontrar a alguien que esté de acuerdo con la construcción del muro ordenada por Donald Trump.

Sin una semana aún en el poder y como lo prometió en su campaña electoral, Trump anunció su política para reforzar los controles migratorios, que incluye la deportación de indocumentados con antecedentes criminales.

En el mayor cruce fronterizo terrestre del planeta, que conecta la estadounidense San Ysidro con la ciudad mexicana de Tijuana, el sentimiento es de miedo, frustración y rabia por el anuncio.

Aquí ya existe una división física. Dos cercas gigantescas con alambrado de púas, que se construyeron entre finales de 1990 y la primera década de 2000.


“Lo del muro se me hace una tontada porque si ya está todo lo que hay, ¿para qué quiere más?”, se preguntó Esperanza Preciado, una chica de 19 años mientras cruzaba a pie de Estados Unidos a México con su bebé en brazos para llevársela al padre. Ella trabaja en las casas de cambio de San Ysidro, y está legal.

La Casa Blanca dijo que haría pagar a México la construcción del polémico muro que quiere levantar en la frontera mediante un impuesto del 20% a sus importaciones, una medida que, a la postre, liquida el espíritu del Tratado Atlántico de Libre Comercio (Nafta, en sus siglas en inglés).  

La medida se hizo pública en una jornada de infarto, que comenzó con Donald Trump amenazando al presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, con cancelar una reunión que tenían prevista y con este último anunciando después que la suspendía. Poco después, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, matizó que ese impuesto era "una opción más" entre otras posibles.

La Administración del Donald Trump jugó con cerillas y gasolina: anunció una medida que puede sacudir las economías de ambos países, castigar el bolsillo de consumidor estadounidense y hacer peligrar los planes de sus propias empresas y, al cabo de una hora, rectificó afirmando que tan solo era una posibilidad.

Con la crisis diplomática ya abierta en canal, el portavoz de la Casa Blanca dijo a los corresponsales políticos que Trump ya tenía claro cómo torcer el brazo de los mexicanos en el pago de una obra que, ya en sí misma, es una afrenta para el país de Peña Nieto.  "Si gravas con un 20% sobre unos 50.000 millones de dólares en importaciones, que por cierto es lo que hacen 160 países", dijo Sean Spicer a bordo del Air Force One, "logras 10.000 millones al año y pagas fácilmente el muro con ese mecanismo, eso es lo que va a proveer los fondos de veras".

Aunque no proporcionó detalles del gravamen, señaló que este se englobaría en la prometida y amplia reforma fiscal de la nueva Administración estadounidense, que tiene que negociar con las cámaras legislativas. Además, la medida requeriría modificaciones en el TCL. En plena tormenta, Spicer llamó después a un pequeño grupo de periodistas a su oficina, nada más llegar a la Casa Blanca, para matizar la noticia.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .