Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

viernes, 27 de enero de 2017

Solo el pueblo salva al pueblo.

Ante el acuerdo de entendimiento entre la Organización de Estados Americanos (O.E.A.) y el Gobierno de Nicaragua, el Movimiento por Nicaragua, fiel a su misión de construir, fortalecer y defender la democracia en nuestro país, manifiesta a la opinión pública nacional e internacional los siguientes considerandos:

I.- El acuerdo no reconoce las graves violaciones de los derechos fundamentales de los nicaragüenses, anomalías denunciadas por la ciudadanía y sociedad civil, ni muestra voluntad política del oficialismo para corregirlas.

II.- La O.E.A. no ha evaluado al Gobierno de Nicaragua conforme a la Carta Democrática Interamericana. El grupo gobernante, como hemos señalado de manera reiterada, ignora flagrantemente sus disposiciones con el desmantelamiento sistemático de la democracia en nuestro país, a pesar que el documento, de obligatorio cumplimiento, destaca:

Artículo 1 “Los pueblos de América tienen derecho a la democracia y sus gobiernos la obligación de promoverla y defenderla.”

Artículo 3 “Son elementos esenciales de la democracia representativa, entre otros, el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales; el acceso al poder y su ejercicio con sujeción al estado de derecho; la celebración de elecciones periódicas, libres, justas y basadas en el sufragio universal y secreto como expresión de la soberanía del pueblo; el régimen plural de partidos y organizaciones políticas; y la separación e independencia de los poderes públicos.”

Artículo 4 “Son componentes fundamentales del ejercicio de la democracia la transparencia de las actividades gubernamentales, la probidad, la responsabilidad de los gobiernos en la gestión pública, el respeto por los derechos sociales y la libertad de expresión y de prensa.”

III.- En el acuerdo la O.E.A. asume un rol de “acompañamiento” electoral, cuando es un término inexistente en nuestra Constitución y Ley Electoral. La misma Carta 

Democrática Interamericana en sus artículos 24 y 25 se refiere únicamente a observación, indicando además que “Las misiones de observación electoral se realizarán de conformidad con los principios y normas de la OEA. 

La Organización deberá asegurar la eficacia e independencia de estas misiones, para lo cual se las dotará de los recursos necesarios. Las mismas se realizarán de forma objetiva, imparcial y transparente, y con la capacidad técnica apropiada.”

IV.- El acuerdo indica que tiene el propósito de perfeccionar la democracia en nuestro país, pero se enfoca en elecciones municipales en noviembre de este año, cuyo proceso iniciaría en pocos meses sin contar con la restauración de la democracia y el Estado de Derecho, condiciones indispensables para no repetir la mascarada electoral de noviembre del 2016. 

V.- Queda expuesto un entendimiento entre la O.E.A. y el Gobierno de Nicaragua sin hacer referencia a la demanda ciudadana de un diálogo nacional, sino posibles consultas con algunos sectores, cuando en realidad todos tienen el derecho de participar y contribuir en un proceso que asegure la democracia y la paz.

VI.- El primer informe sobre Nicaragua, que motivó el acercamiento del grupo gobernante a la O.E.A., permanece en la oscuridad negándose a los nicaragüenses conocer su contenido. El Movimiento por Nicaragua exige su inmediata publicación tal y como fue redactado y presentado en 2016. Si el informe, hasta ahora secreto, señalaba las graves anomalías a los procesos electorales y la institucionalidad del país, entonces el acuerdo firmado debería incluir las medidas requeridas para corregirlos a corto plazo.

VII.- Ignorar las demandas de la mayoría de los nicaragüenses es una apuesta peligrosa para Nicaragua y la región, como se le ha hecho ver al Secretario General Luis Almagro. El abstencionismo demostrado en las votaciones del 6 de noviembre del 2016, estimado por expertos entre 60 y 70 por ciento, ha revelado el alto grado de rechazo de la población al sistema de gobierno y el colapso del órgano electoral.

VIII.- Queda demostrado que, aunque los nicaragüenses como sujetos de derecho internacional hemos tenido la legítima aspiración que los buenos oficios de la O.E.A. ayuden salvar la nación de una nueva dictadura familiar, está en nuestras manos evitarlo, haciendo uso de la resistencia cívica y pacífica. Se cumple así la máxima de que solo el pueblo salva al pueblo.

IX.- Exhortamos a las fuerzas sociales y políticas, a superar sus diferencias en aras del interés supremo de la nación y lograr el restablecimiento pleno del Estado de Derecho, el respeto a nuestra Constitución Política y el cumplimiento de la Carta Democrática Interamericana.

X.- En nombre del Movimiento por Nicaragua reitera su compromiso de permanecer al lado de la ciudadanía en la irrenunciable búsqueda de la libertad, la justicia, la seguridad y la prosperidad sin exclusiones.

El Movimiento por Nicaragua es una organización cívica, no partidaria, participativa, enfocada en la construcción, fortalecimiento y defensa de una auténtica institucionalidad democrática y un verdadero Estado de Derecho en el país.


Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .