Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

lunes, 16 de enero de 2017

Tercer periodo consecutivo de Ortega deja al paìs en la incertidumbre.

Discurso del presidente Daniel Ortega en la toma de posesión del pasado diez de enero dejo un raro sabor a sus invitados, a la oposición, al sector privado y la iglesia catòlica en el inicio de su tercer mandato consecutivo ahora al lado de su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

Se destacó por omitir los problemas que afectan a cientos de miles de nicaragüenses. No mencionó el desempleo, la pobreza masiva, la desigualdad o la creciente violencia que golpea a las regiones del Caribe de Nicaragua. 

Tampoco presentó una propuesta clara ante la incertidumbre que se abre con la caída de la ayuda petrolera venezolana, la amenaza de la iniciativa legislativa estadounidense conocida como “Nica Act” y el desaceleramiento de la construcción, uno de los motores del crecimiento económico del país.

En un discurso de exactamente una hora, 19 minutos y 45 segundos, Ortega presentó su versión unilateral de la historia reciente del país.  Desde el filibustero William Walker hasta los problemas económicos de los noventa, atribuyó todos los males del país al imperialismo norteamericano, provocando el retiro de la embajadora de Estados Unidos Laura Dogu, quien se encontraba en la tarima junto al resto de invitados internacionales.

Un oficial de la embajada de Estados Unidos reveló a Confidencial por qué se levantó la diplomática que representa al principal socio comercial del país, mientras hablaba Ortega. 

¨La Embajadora se retiró temprano debido a que en una buena parte de su discurso, el Presidente se dedicó a criticar la relación de nuestros países en el pasado  en lugar de enfocarse en el presente y en el futuro.  La historia entre Estados Unidos y Nicaragua es bien conocida¨, comentó.

¨En el presente, Estados Unidos está enfocado en el futuro de nuestra relación con Nicaragua y cómo podemos ayudar a los nicaragüenses.  Hemos estado trabajando en la construcción de una agenda de futuro para apoyar una Nicaragua próspera, segura y democrática¨, resaltó la fuente.

En la concurrencia de la investidura de Ortega asistieron cuatro jefes de estado, delegados internacionales, y empresarios de las cámaras de Cosep y Amcham. Además, pastores evangélicos y sacerdotes que se destacan por su alineamiento político con el régimen, encabezados por el cardenal Miguel Obando y Bravo.

La ausencia más notoria fue la de los obispos de la Conferencia Episcopal, considerados como la autoridad moral más respetada del país. Monseñor Silvio Báez resaltó en su cuenta de Twitter, durante la toma de posesión, la ausencia de los obispos, quienes han mantenido una posición crítica e independiente en relación al régimen de Ortega. Y luego agregó: ¨hay épocas en que la historia deja de ser real pues los acontecimientos que se viven son una vuelta al pasado¨.

Murillo y Ortega juraron sus cargos “con el poder de Dios”, instalando un gobierno dinástico en el mismo lugar donde se celebró, en 1979, la caída de los Somoza. A criterio de Dora María Téllez, esa clase de juramento se asemeja a ¨la posición de una  monarca. Más que la toma de posesión es una coronación, porque se hacen parecer como designados de Dios, es decir, se atribuyó ella misma el poder de Dios”.

“Los monarcas en la antigüedad creían que gobernaban por derecho divino y en representación de Dios. No en representación del pueblo, no fruto de una elección popular”, explica el abogado José Pallais. El cambio en la promesa de ley realizado el día diez también implica una violación a las leyes de Nicaragua. Aunque el abogado constitucionalista Gabriel Álvarez considera que eso no debería ser motivo para que se pueda pedir una impugnación.

Entre los invitados internacionales hubo cinco presidentes entre los que destacaron Nicolás Maduro, presidente de Venezuela de Venezuela y la mandataria de Taiwán Tsai Ing-Wen. Los demás jefes de Estado se justificaron y enviaron delegaciones de bajo nivel a la toma de posesión.


“Lo que tenemos es un nivel de aislamiento muy grande”, comentó Téllez.En anteriores tomas de posesión, Ortega contó con el respaldo de por lo menos trece  jefes de estado y en este momento en que garantiza la sucesión dinástica en el poder, parece tener menos apoyo de los demás países. “La izquierda tiene aislado a Ortega”, expresó Téllez.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .