Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

lunes, 10 de abril de 2017

Las costosas pasiones de los hijos de la pareja presidencial de Nicaragua.

Por Wilfredo Miranda Aburto- Un tenor que se lleva óperas de Italia que él mismo protagoniza; un rockero y productor con ambiciones de cineasta por las que el gobierno pagó miles de dólares para que participase en una cinta de Hollywood, una amante del modelaje que gestiona la semana de la moda de Managua... Conoce a los hijos del poder de Nicaragua.

Laureano Ortega Murillo ama tanto la ópera, que ha traído a su país desde Italia el Festival Pucciniano. El hijo de Daniel Ortega y Rosario Murillo, la pareja que ostenta el poder en Nicaragua, es tenor, y la estrella de la ópera Tosca en Managua. Interpreta el papel de Mario Cavaradossi con ahínco, aunque su voz se escucha distante en el escenario. Pero no importa. El pequeño público acomodado en las butacas rojas del Teatro Nacional Rubén Darío aplaude.
Dos horas después, casi al final de la obra, Laureano se desploma lentamente en el plató. Entona 'E lucevan le stelle' (Y brillaban las estrellas). Es la primera vez en la noche que su voz hace reverberar la acústica del teatro. 
Cavaradossi muere y los aplausos vuelven. Celebran al hombre que, cuando no usa patillas largas y un leve Pompadour como tenor, es un elegante promotor de inversiones, que trajo a Nicaragua al empresario chino Wang Jing con la promesa de construir un canal interoceánico, una obra valorada en más de 50,000 millones de dólares, y que por ahora solo está erigida en planes.
Según pudo comprobar Univision Noticias, entre la audiencia que vio el Festival Pucciniano una noche de marzo de 2017 había varios empleados públicos que aseguraban haber recibido la entrada por cortesía y escasos amantes de la ópera. Este género musical no tiene arraigo en Nicaragua. 
El teatro estaba medio vacío. Sin embargo, desde hace años, Laureano trae compañías italianas al país. Desde los medios de comunicación oficiales, las jornadas musicales son promovidas exaltando la figura del joven tenor. El gobierno de su padre y su madre, la ahora vicepresidenta Rosario Murillo, financian la tramoya.
Nadie discute el papel estelar de Laureano en los melodramas. Ya sea interpretando “Turiddu”, en la Opera Cavalleria Rusticana, de Pietro Mascagni; o como “Duque de Mantua” en la de Giuseppe Verdi. Tampoco en los negocios. El comandante Ortega puso a su hijo al frente de ProNicaragua, una agencia que busca inversiones extranjeras. Aparte del canal, Laureano ha promovido un satélite chino, una fábrica de zapatos brasileños y una red de telefonía celular. Este es el único proyecto que se ha materializado hasta ahora, pero con una inversión ínfima en comparación con la prometida inicialmente.
A sus 34 años, Laureano es un personaje que apenas deja verse en público. Cuando aparece ante las cámaras viste trajes refinados, calza zapatillas estilo italiano, chequea el tiempo en su reloj Rolex valorado en más de 40,000 dólares, y, en ocasiones, conduce su cupé gris Mercedes Benz. Pero es en las óperas cuando Laureano exuda pasión. “Mi mundoLaureano expresó desde niño su amor por el canto. Era un asiduo en los actos colegiales. Adolescente, formó una banda de rock con sus hermanos y por ese camino llegó a la ópera.

Juan Carlos, el rockero con ambiciones de cineasta

El afán artístico y la producción audiovisual han sido una constante para la camada Ortega-Murillo. Desde que la familia retomó al poder en 2007, la mayoría de los ochos hermanos ha explayado sus vocaciones artísticas a la sombra del poder. es la música”, declaró una vez a un periódico oficialista.
Muestra de la afición por la música de la familia es también Juan Carlos Ortega Murillo. Conocido por dirigir la agencia de producción audiovisual Difuso, una empresa que realiza los spots televisivos del gobierno de sus progenitores, también se le conoce por ser el guitarrista de la banda de rock Ciclo.
Difuso ha realizado producciones audiovisuales de gran calidad para las canciones compuestas por Juan Carlos, que son divulgadas en Canal 8, una estación televisiva que se define como “el canal joven de Nicaragua”, y cuyo director es el mismo músico.
En 2015 salió a flote otra faceta de Juan Carlos. Es un aspirante a cineasta. El Ministerio de Turismo invirtió 400,000 dólares para abrirle camino en Hollywood, cuando acordó con Paramount Pictures que el hijo de la pareja presidencial tuviera un trabajo durante el rodaje en Nicaragua de la comedia romántica-sexual para adultos, Drunk Wedding, según informó The New York Times.
El ministro de Turismo de ese entonces, Mario Salinas, justificó el gasto como una estrategia para promocionar al país como destino turístico. Sin embargo, la película fue un fiasco. La cinta no conoció el éxito en las grandes salas de cine en Estados Unidos y, según el sitio Box Office apenas superó los 3,000 dólares de ingresos en taquilla.

Camila, la modelo

No todo es música. Camila, cuatro años menor que Laureano, fue modelo. Antes de 2007 era común verla en las pasarelas de eventos de moda. Después de esa fecha, se le suele ver en los actos públicos de sus padres. Camila asiste de cerca a la vicepresidenta Murillo en las tarimas enfloradas. Le atiende los celulares, y si algo desaliña el atuendo de su mamá, ella lo arregla.
Pero Camila no ha depuesto la moda por la política. En 2012 fundó Nicaragua Diseña, un evento que emula la Semana de la Moda de New York. A través del Ministerio de Turismo, la hija de la pareja presidencial gestiona la pasarela. Cada edición supera a la anterior en montajes y puesta en escena. Al evento concurren modistas de renombre internacional. En 2016, la diseñadora española Ágatha Ruiz de la Prada fue la invitada especial.
En su rol político, Camila es una especie de “embajadora de buena voluntad” de sus padres. En enero de 2015, cuando la familia asistió a la cumbre de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (Celac) en Costa Rica, la joven fue nombrada asesora presidencial. Igual sucedió con su hermana Luciana, la menor del clan familiar.
Carlos Enrique, Daniel Edmundo y Maurice Facundo Ortega Murillo se mueven cerca del ámbito cultural, pero su fuerte es la dirección de los canales de televisión en señal abierta 4, 6, 8 y 13. Los hermanos son empresarios de medios de comunicación gracias a los fondos provenientes de la cooperación venezolana, que nunca fue transparentada, de acuerdo a investigaciones periodísticas en Nicaragua.
Rafael Ortega Murillo, el hijo mayor, es el único ajeno a este ambiente artístico y audiovisual. Administra la distribución de petróleo en el país. Su esposa, Yadira Leets, controla la Distribuidora Nicaragüense de Petróleo (DNP), un lucrativo negocio atizado por el mismo petróleo venezolano. Rafael también viaja en las comitivas presidenciales pero con el rango de ministro.
Zoilamérica Ortega Murillo, que denunció a su padrastro por violación en 1998, es la única que vive fuera del entorno de la familia presidencial. Su madre, Rosario Murillo, comenzó a perseguirla y tuvo que exiliarse en Costa Rica en 2013. La vicepresidenta, poeta y allegada al mundo cultural en los ochenta, es la única en la familia con ambiciones políticas claras.
En las elecciones de 2016 logró colocarse en la línea de sucesión del poder. Enrique Sáenz, exdiputado del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), dijo a Univisión Noticias que “la principal frustración de la familia presidencial es que sus hijos no dan muestras de carisma, liderazgo o afanes de poder”.
Laureano es el que presenta más perfil como heredero del poder, de acuerdo a Sáenz. Sin embargo, por estos días, el afán del promotor de inversiones está enfocado en representar al pintor Cava.




Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .