Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

viernes, 7 de abril de 2017

Victimas del bombardeo de Jan Sheijun narran el infierno que vive Siria.

Beirut Líbano/ El País - Era de madrugada y reinaba el silencio cuando Alaa al Yusef, de 27 años, escuchó el estruendo. Cuatro proyectiles acababan de caer del cielo sobre Jan Sheijun, la ciudad siria en la que vive bajo el control de los rebeldes. 

Al Yusef comprendió que no se trataba de un bombardeo normal -a los que están acostumbrados después de seis años de guerra-  al ver que los heridos no mejoraban aunque los rociaran "con agua, vinagre o Coca-Cola". El efecto del ataque gas tóxico comenzaba a surtir efecto.

Uno a uno, 19 miembros de la familia de al Yusef irían muriendo en las siguientes horas. Los testimonios que ha recabado este periódico entre los supervivientes del bombardeo del que se responsabiliza al Ejército de Bachar el Asad componen un retrato de la barbarie. "En segundos todo se convirtió en muerte. Se respiraba y veía muerte por todas partes”, relata Al Yusef a través de mensajes de voz de Whatsapp.

El primer "mártir" de su familia, como dice al otro lado de la línea, fue su sobrino, de 23 años. Cuando llegó a casa de su hermana, el muchacho ya estaba muerto. El resto de personas que habían estado expuestas a los efectos químicos comenzaron a sufrir problemas respiratorios, picores de ojos y vómitos, por lo que comenzó la evacuación a la clínica más cercana. El personal médico no estaba preparado para algo así.

“Ni máscaras, ni antídotos ni trajes…nada”, dice también por Whatsapp Dibo Sultán, enfermero. En cuestión de una hora se apilaron 130 pacientes en el suelo, desbordando al equipo médico del hospital: siete enfermeros y un cirujano. El enfermero cuenta que puso inyecciones de atropina y proporcionó oxígeno al paciente hasta donde le llegaron las fuerzas. De repente, él también comenzó a sentir los síntomas al haber estado en contacto con las víctimas.


Mientras tanto, Al Youssef regresó a casa de su hermana. Allí le esperaba el horror. En un cuarto se apilaban los cadáveres de nueve hombres y en otro, el de cuatro mujeres. "Mi sobrino Hamid dejó a sus hijos en el refugio como otras veces, y se fue a ayudar. Pero murieron por los gases”, relata. 

Los ancianos y los nichos habían sido los primeros en caer. Mensaje tras mensaje, Al Youssef enumera los nombres y edades de sus 19 allegados. Es su particular forma de rendirles tributo.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .