Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

lunes, 1 de mayo de 2017

Denuncian que Daniel Ortega secuestro el sindicalismo en Nicaragua.

Con falta de empleos, bajos salarios, inadecuadas condiciones laborales, así como falta de libertad de organización sindical y de seguridad social adecuada, los trabajadores de Nicaragua reciben el primero de mayo, Día Internacional de los Trabajadores, lo que para Antonio Jarquín, dirigente de la Central de Trabajadores de Nicaragua (CTN Autónoma), es un “mal crónico”.

SE estima que unos unos 2 mil dirigentes obreros han sido despedidos desde que Daniel Ortega volvió al poder y |50 organizaciones sindicales descabezadas para su desintegracion según la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).

El  líder del Frente Obrero, Isidro Téllez, afirma que el orteguismo “ha secuestrado al movimiento sindical”.  Por su parte, Jarquín sostiene que otro mal que considera más grave, es la alianza empresarios-Gobierno. Jarquín califica ese entendimiento como “una amenaza real perniciosa”, para la clase trabajadora del país.
Los trabajadores nicaragüenses conmemoran esta fecha no solo desprotegidos, sino desunidos aún más. Esta vez, lo que caracterizará a este día serán las pocas celebraciones públicas.
La Central Sandinista de Trabajadores (CST), dirigida por Roberto González , anunció que conmemorará el día con asambleas, congresos, ferias, jornadas deportivas, en sus centros de trabajos. Pero lo que no faltará es que sus dirigentes acudan al mausoleo de Carlos Fonseca y Tomás Borge a dejarles una ofrenda floral. González afirmó, que “la nueva modalidad” implementada este año ha sido consensuada con los trabajadores.
La CTN Autónoma no programó actividad, la única que lo hará es la Confederación General de Trabajadores independiente (CGT-i) que la anunció de forma anticipada la semana pasada. Asimismo, un grupo de veteranos líderes del Frente Obrero, como Téllez, anunció un mitin para esta mañana en los semáforos del hospital “La Mascota”, en Managua. Téllez considera que las expresiones independientes del sindicalismo no pueden celebrar estas fechas porque son amenazadas.
“Hay que romper ese cerco”, instó Téllez, quien coincide con Jarquín en cuanto al daño que les ha hecho a los trabajadores la alianza entre el Gobierno y los empresarios. Y afirma que en el país “hay una política antiobrera de parte del Gobierno junto con los patrones, lo que se puede denominar el pacto (de) Ortega con el sector privado representado por el Cosep y que todo esto va en contra de los intereses (de los) obreros”.
Uno de los más peligrosos problemas que tenemos los trabajadores es ese entendimiento del sector empresarial con el Gobierno”. Antonio Jarquín, dirigente de la CTN Autónoma. LAPRENSA/ARCHIVO
Jarquín, por su parte, explica que de los tres protagonistas en el sector laboral solo dos toman decisiones, en referencia a las llamadas comisiones tripartitas, pues la presencia de las organizaciones sindicales sirve únicamente para decir que tienen participación.
Téllez señala que los trabajadores ya ni participan en ninguna asamblea para discutir el tema del salario mínimo, eso queda a discrecionalidad de los dirigentes sindicales de las centrales que califica de “patronalistas”.
Y “si vos recurrís ante una instancia gubernamental a reivindicar un derecho que está establecido en la ley, dependiendo del empresario, el Gobierno así resuelve, incluyendo a los jueces, es difícil que den un fallo a favor de los trabajadores”, expresó Jarquín. Y en caso de fallos a favor de los trabajadores hay casos que tampoco los respetan, refiere el dirigente de la CTN Autónoma.

Actualmente en los centros de trabajo prevalece el temor entre la clase trabajadora, dice Jarquín, y a su criterio todo lo que tiene que ver con el ámbito laboral y sindical, está sujeto a los intereses del nuevo empresariado y el empresariado tradicional. Y “son ellos los que están dictando las pautas de cómo deben funcionar los sindicatos, cuántos son los salarios que se deben de dar, cuál es el contenido de la convención colectiva. Estamos en una situación de negación absoluta del derecho de los trabajadores ”, afirmó Jarquín.

A esto le sumó Jarquín, que para este año “la meta del Gobierno es exterminar a las organizaciones sindicales que no son sandinistas en las instituciones públicas, para imponer una sola organización sindical y donde hay sindicatos de una o más organizaciones sandinistas los están obligando a fusionarse”.
Y en caso de sindicatos independientes, dijo: “La meta es destruir la personería jurídica de uno para que solo prevalezca el que tenga más afinidad con el Gobierno”.


Por su parte, la Asamblea Nacional conmemoró el Día Internacional de los Trabajadores (que oficialmente es el 1 de mayo) no hubo sindicalistas exponiendo sobre cuál es la situación del sector laboral en Nicaragua.
Por decisión de la junta directiva, la sesión especial fue este jueves y solo hubo un par de bailes folclóricos y la entrega de reconocimientos a 37 trabajadores con más de treinta años de laborar en la Asamblea Nacional.

Exigir ser militante sandinista para conservar el empleo en el Estado; el Ministerio del Trabajo (Mitrab) incumple en tutelar los derechos de los trabajadores, y se niega la legalización de sindicatos adversos al Gobierno, son los temas que forman parte del informe que tenía listo y no pudo presentar el presidente de la Comisión de Asuntos Laborales, el diputado designado del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Miguel Rosales.
“Les estamos debiendo al sector trabajador en cuanto a la tutela a sus derechos, y el Mitrab falla en la fiscalización para garantizar esos derechos”, criticó Rosales.
El único que intervino en la sesión fue el presidente del Legislativo, el diputado sandinista designado Gustavo Porras, quien además es el secretario general del Frente Nacional de los Trabajadores (FNT), quien se dedicó a recordar al fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Tomás Borge, en su quinto aniversario de fallecido.
Entre las denuncias que han hecho los sindicatos adversos al Gobierno es que en la administración de Daniel Ortega se viola el derecho a la sindicalización y se obliga a participar en actividades partidarias a los trabajadores públicos.
Pero los diputados y sindicalistas sandinistas, José Antonio Zepeda y Maritza Espinales, consideraron esas críticas inválidas e insistieron en que en este Gobierno los trabajadores tienen mejores salarios y beneficios laborales.




Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .