Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

martes, 13 de junio de 2017

Hoy es el día nacional de la vergüenza Nacional.

Las protestas campesinas  a cuatro años de concesión del canal continúan. Aunque la dirigente del movimiento campesino anti canal ya no es doña  Francisca Ramírez, las marchas no se detienen.

El Consejo Nacional para la Defensa de la Tierra, Lago y Soberanía, continúa adelante, ahora bajo la coordinación de Medardo Mairena, centenares de campesinos asentados en la ruta del proyectado canal interoceánico en el sur de Nicaragua marcharon el pasado sábado para insistir en la abolición de la ley de concesión a cuatro años de su promulgación…

La manifestación fue en la comunidad de Punta Gorda, sitio de partida de la vía interoceánica en el litoral del Caribe sur… La protesta se realizó pacíficamente y sin ninguna consecuencia…

Para hoy está programada otra marcha en la comunidad de El Dorado 3, en San Miguelito Rio San Juan, en respuesta a los 4 años de la firma del tratado canalero entre Daniel Ortega y el chino Wang Jing.

Los campesinos que se verían afectados por la construcción del Canal Interoceánico en Nicaragua tienen previsto para este martes la marcha 89 para exigir la derogación de la Ley 840, que consideran pone en peligro sus propiedades y lesiona la soberanía nacional.

Mónica López Baltodano, abogada del movimiento campesino, asegura que para ella, este 13 de junio es “el día de la perversidad”, y todos aquellos que aprobaron la concesión canalera “pasarán a la historia como vendepatrias. Ese será su legado”.
Los campesinos sostienen que no descansarán hasta no ver derogada la concesión canalera. Una demanda que mantienen a pesar de la represión oficial que intenta bloquear sus movilizaciones.

“He insistido que la cúpula de los Ortega Murillo pone en riesgo la paz social en Nicaragua”, sentencia López.  Las marchas se han mantenido durante los últimos cuatro años, desde junio del 2013, cuando en la Asamblea Nacional se aprobó, con mayoría sandinista, la Ley 840 que daba a Wang Jing la potestad de expropiar las tierras de los campesinos.

El canal, según su diseño más reciente, consiste en una vía húmeda de 276 kilómetros de longitud, de 230 a 280 metros de ancho, e incluye dos puertos, un aeropuerto, dos lagos artificiales, dos esclusas, un área de libre comercio y complejos turísticos, entre otros.

El mismo entraría en operación, según los cálculos de la compañía, cinco años después del inicio de las obras más importantes, es decir, la excavación del canal y la construcción de la esclusa oeste, prevista a iniciar en el primer semestre de 2017, tras sucesivos atrasos por diversos motivos.

El costo del proyecto está calculado en unos 50,000 millones de dólares, de acuerdo con HKND Group, concesionaria del canal. El gobierno de Nicaragua asegura que su construcción abra unas 5o,000 plazas de empleo y duplique el Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

Pero cuatro años después de aprobada la Ley, no hay ni rastro de la construcción del proyecto.

El empresario chino por su parte está desaparecido desde diciembre del 2014, cuando puso la primera piedra como celebración del inicio de las obras del Canal. También la presencia de HKND Group en Nicaragua se redujo al mínimo, según confirmaron fuentes anónimas a Confidencial en marzo pasado.

Hasta el momento ni el Gobierno ni HKND han dicho una sola palabra sobre la construcción del Canal.

La última comunicación enviada por el empresario a Nicaragua fue en noviembre del 2016, cuando felicitó al comandante Ortega por su reelección.
En el 2015, el medio digital BBC Mundo publicó que Wang había perdido el 84 por ciento de su fortuna y las consecuencias se sentirían principalmente en Nicaragua.


La BBC Mundo calculó que la fortuna de Wang era de 10,200 millones de dólares antes del desplome y luego se colocó en 1,100 millones de dólares.

Con la Ley 840, de nombre oficial Ley Especial para el Desarrollo de Infraestructura y Transporte Nicaragüense Atingente al Canal, Zonas de Libre Comercio, se le da al empresario Wang Jing y a su grupo HKND la soberanía del país en la zona canalera, las reservas del tesoro y la inmunidad ante leyes nacionales por 116 años (luego de aprobada la ley, Wang Jing tiene 16 años para buscar financiamiento y construir los proyectos; después tiene 50 años para hacer funcionar el Canal y generar ganancias, y por último, si así lo desea, puede beneficiarse del proyecto por otros 50 años sin que Nicaragua diga nada.

La Ley 840 autorizó a Wang Jing hacer ocho proyectos: dos puertos de aguas profundas, un aeropuerto, dos zonas de libre comercio, un canal seco (ferrocarril), un canal tradicional para barcos y un oleoducto o tubería para conducir petróleo. Pero como la ley también permite agregar otros planes, HKND se ha planteado hacer: cuatro complejos turísticos, plantas eléctricas, nueve campos o ciudadelas para sus trabajadores, fábricas de cemento, acero y explosivos, una central hidroeléctrica en el río Aguas Zarcas de 40 kilómetros cuadrados y un lago artificial en la comunidad de Atlanta, de 400 kilómetros cuadrados.
Sobre estos proyectos los nicas no tienen ni voz ni voto. Se hacen cuando los extranjeros y el Gobierno quieran y como quieran. ¿Un referendo como el que hizo Panamá en 2006 para ampliar su Canal centenario? Nada de eso. Y todavía el concesionario tendrá todo tipo de facilidades, como no pagar impuestos.

Con esta ley, entonces, muchos nicaragüenses nacerán y morirán sabiendo que una gigantesca parcela de su país, de Pacífico a Atlántico, pertenece al HKND Group.





Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .