Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

viernes, 6 de octubre de 2017

América Latina ve con preocupación la crisis catalana

Madrid España/ EFE - América Latina tuvo durante décadas a la transición y la democracia española como un ejemplo a seguir en un continente azotado por sangrientas dictaduras militares. 
En los últimos años, sin embargo, España ha perdido presencia diplomática en la región. Ahora, la incapacidad de lograr consensos, el desafío de los independentistas catalanes y la virulencia con la que el Gobierno de Mariano Rajoy actuó el pasado domingo han causado estupor y tristeza entre decenas de intelectuales que sienten que la joven democracia -antaño guía para todos- ya no es el ejemplo a seguir para resolver conflictos.
"Lo último que necesitaba la España a la que admiramos los demócratas del mundo es la vuelta del odio que la desgarró en los años treinta. La historia y la vida española (su cultura, su arte, su pensamiento, su gente) no merecen esa vuelta al pasado, a las peores pasiones del pasado. La transición española fue el modelo que siguieron las latinoamericanas. 
Si España podía nosotros podemos, nos dijimos. Y la prueba del éxito está en la resistencia de la democracia en nuestros países, contra el viento y marea de las dictaduras y los populismos. Yo creo que la España democrática sigue estando en el corazón de los latinoamericanos, pero el gobierno español debe evitar a toda costa confrontaciones como las del 1 de octubre. Creo que la clave está en la paciencia no en la confrontación, como en el caso del Quebec canadiense".
"La crisis de Cataluña creo que ha sido una derrota para Rajoy y un triunfo absoluto del independentismo, pero un triunfo que, de seguir adelante, será pírrico para Cataluña. No debe escaparnos la noción de que, en el fondo, combaten aquí dos nacionalismos, el nacionalismo español a la Rajoy y PP, con su linaje franquista, y el de Cataluña, con su tinte Brexit: radical, oportunista y aventurero. Son nacionalismos hermanos y enemigos. 
Hay que pasar el pleito a otro lugar, que yo creo que es el de revisar la Constitución. Se dice muy fácil, desde luego. El hecho es que miramos desde fuera, desconcertados, con desasosiego y tristeza, lo que sucede en España. Están echando perder el arreglo político más venturoso de la historia de ese país: el de una Cataluña autónoma y próspera, dentro de España y una España unida y próspera, dentro de Europa".
"Desde América Latina puede resultarnos un tanto difícil comprender esta crisis en toda su hondura, porque nuestros Estados, si bien tuvieron una construcción trabajosa, conflictiva y sangrienta, dejaron atrás hace muchos años esa conflictividad. Lo que más me preocupa es la interrupción del diálogo. El pasaje a una etapa de hechos consumados, de gestos definitivos, sin posible retroceso. 
Sea desde el punto de las pruebas de fuerza independentistas, sea desde ese cruce de Rubicón represivo de las fuerzas policiales españolas el domingo pasado. Creo que la España posterior a 1975 ha sido vista, por nuestros turbulentos estados nacionales latinoamericanos, como un ejemplo de construcción gradual de consensos, de recuperación de una normalidad cívica y democrática. En estas circunstancias, ese modelo parece puesto en cuestión hasta sus mismas bases".
"A la distancia, ese referéndum parece técnica y políticamente esperpéntico, una obra maestra de la posverdad, y el carácter insurreccional que adoptó el conflicto me parece muy peligroso para todos, empezando por los propios catalanes. Lo que más me preocupa es la ineficacia del Gobierno español para gestionar este asunto: no supo evitarlo y no sabe resolverlo. Y con su torpeza del domingo logró victimizar y vigorizar a los independentistas. También se vislumbra una clara irresponsabilidad de sectores antisistema que se han metido alegremente dentro del conflicto regionalista para sacar partido. 
Me estremeció escuchar el mensaje del Rey, que marca el dramatismo de la hora. Este lío erosiona lamentablemente la idea de una España próspera y ejemplar: así la vimos durante décadas desde América latina. El resurgimiento de los nacionalismos y de otras pestes pone, además, en peligro a toda Europa, que ha sido un faro democrático y que, con su Estado de bienestar, nos han inspirado a los latinoamericanos. Todo ese mundo, todo ese castillo majestuoso, cruje en estos momentos ante nuestros ojos y para nuestro pesar”.
"Lo más triste es el odio entre primos hermanos. Sé que cada región española tiene su propio carácter, su propia idiosincrasia. Pero ahora se acentúan las diferencias con una retórica que bordea la violencia, porque está impregnada de odio y desprecio, y está instigada por odiadores profesionales en las redes sociales. Hay quienes quieren reventar Europa, el euro, la estabilidad social y económica. Los líderes de ambos lados sostienen posiciones irreconciliables, y así es imposible. Sería útil una crisis en ambos gobiernos: Generalitat y Estado español. 
Tal vez se requiera un acuerdo constitucional para crear un Reino Federal de España a imagen y semejanza de Alemania. Sajones y bávaros son más distintos que castellanos y catalanes. La Unión Europea es un referente de civilización para América Latina y para el mundo entero. Es la envidia del mundo; un proyecto imperfecto, pero el menos malo que existe, sobre todo ahora que Estados Unidos es una vergüenza. 
Es triste que incluso muchos europeos y muchos españoles, nostálgicos de guerras y luchas, quieren que España se desbarate como un prólogo del colapso de Europa. O triunfan la sensatez, la tolerancia y el diálogo, viejos valores europeos, o España y Europa entran en la senda del suicidio".

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .