Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

sábado, 28 de octubre de 2017

El ejército de ocupación que opera en Venezuela.

Por Francisco Ramirez / Caracas Venezuela/ El general de cuerpo de ejército y viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, Joaquín Quintas Solá, fue un visitante de honor durante las operaciones de simulacro de defensa aérea y marítima que realizó el ejército venezolano a mediados de enero de este año. El general cubano no llegó solo a Venezuela

Lo acompañaron otros oficiales de su país, especialistas en defensa estratégica territorial y se dirigieron al centro de operaciones donde se realizaría el ejercicio denominado Zamora 200, en la isla de La Orchila, con el fin de supervisar las operaciones de defensa.

El evento no es nada extraño en Venezuela y forma parte de un largo proceso que comenzó Hugo Chávez cuando a partir del año 2000 se firma el primer convenio Cuba-Venezuela y ese año entran a Venezuela 7.200 cubanos. Un informe que publicó el diario El Universal sobre el convenio, revela que el mismo costaría a la nación mil millones de dólares de acuerdo con los programas reflejados en el mismo documento.
Entre los años 2004 y 2007, a raíz del lanzamiento de las misiones, la presencia de cubanos en Venezuela aumentó significativamente entre 14.000 y 18.000 por año. El mismo Hugo Chávez anuncia en el año 2007 que 20.000 cubanos estarían trabajando en el área de salud. Ese mismo año el ministerio de Salud venezolano reconocía que 4.000 cubanos habían desertado. Para el, año 2012 ya habían pasado por Venezuela 210.000 cubanos.
A partir de agosto de 2007 con la reforma de la Ley Orgánica de la FAN se incorporan aspectos similares al de las Fuerzas Armadas Cubanas como las Regiones de Defensa Integral (REDI), el nuevo grado de mayor general y el comandante en jefe de la FAN.
Es en esos meses de 2007 que se profundiza la incorporación de oficiales cubanos como asesores en la FAN a nivel del CEO y el envío de oficiales a realizar cursos de estado mayor a Cuba con la inducción en el cambio de la doctrina militar. Se incorpora el concepto de la “guerra de todo el pueblo” bajo la premisa de la supuesta invasión de Estados Unidos.
En 2008 se establece el “Grupo de Cooperación Estratégica” dirigido por un general de las Fuerzas Armadas de Cuba cuya función fue la de asesorar la nueva organización de la FAN y revisión de los nuevos planes operacionales de acuerdo con la nueva doctrina militar. Ello incluyó el establecimiento de una unidad militar cubana de unos 200 a 300 efectivos con sede en Fuerte Tiuna que operan en las diversas áreas del nuevo concepto de defensa.
Todo ese proceso ha estado orientado al control militar por encima de la sociedad civil y los poderes regionales y al control interno en materia de seguridad. Al mismo tiempo se compromete a los altos jefes militares en la conducción del país dándoles a cambio importante privilegios políticos y económicos.
Los cambios en Cuba
A partir de la caída de la Unión Soviética en 1991 y en consecuencia, la desaparición del soporte económico de la revolución cubana, especialmente en el área militar, los Castro se vieron en la necesidad de hacer cambios radicales en su economía. Uno de los aspectos más dramáticos de aquel momento al que Fidel Castro identificó como “período especial en tiempo de paz”, era la sobredimensión de sus fuerzas armadas y la imposibilidad de mantenerlas operativas.
A inicios de la década de 1990, la economía cubana sufrió una fuerte recesión, el Producto Interno Bruto (PIB) cayó -35% en apenas cuatro años, debido a la desaparición del campo socialista de Europa del Este, lo que implicó que se perdiera alrededor de 80% de las relaciones comerciales con el exterior (BNC 1995) además de todas las facilidades crediticias y comerciales que se obtenían de la relación con esos países.
La experiencia, muy parecida a la que vive hoy Venezuela, fue la aparición de un fuerte mercado negro, la pérdida de valor del peso cubano y la posterior dolarización de la economía. El sueldo en pesos cubanos de un militar pasó de 1,15 pesos por dólar a 26 pesos por dólar con una inflación incontrolable.
El presupuesto de defensa alcanzaba los 1.149 millones de pesos, pero para 1996 había descendido a 497 millones de pesos. Pero esto no se debe entender como una simple reducción del 58%, el peso fue devaluado. La reducción real tuvo un impacto cercano al 70%.
Para 1992 la reducción de las Fuerzas Armadas Cubanas pasó de unos 300.000 afectivos a 172.000, además del despido de uno 27.000 técnicos.
Es de resaltar que la crisis económica afectaba los privilegios económicos de los que gozaba la cúpula militar y en consecuencia ponía en peligro la lealtad de sus líderes.
Es así que la crisis económica no solo se observó en los balseros y de cientos de cubanos que irrumpieron en diversas embajadas sino en militares que secuestraron o robaron aviones como el general Rafael del Pino de la Fuerza Aérea, segundo jefe del Estado Mayor del Ministerio de Defensa. Viceministros y altos funcionarios buscaron asilo; un teniente coronel secuestró una aeronave y voló a Guantánamo. El 21 de Marzo del 1991 un piloto de un MIG-21 se marchó a Estados Unidos y una semana después otro MIG 23 aterrizó en Guantánamo mientras diversos aviones de Cubana de Aviación fueron secuestrados por militares para aterrizar con sus tripulaciones en Estados Unidos.
En la reducción de la fuerza militar, los Castro dejaron una minoría de oficiales de aproximadamente 30% profundamente comprometida, en la mayor purga histórica que enfrentara ejército alguno y volcó el presupuesto de Defensa sobre ellos de manera de mantenerlos lejos de las carestías del resto de la sociedad.
Con el otro 70% de la oficialidad, envió a sus casas al personal menos comprometido y creó las Regiones Integrales de Defensa y las Zonas de Defensa (similares a las creadas ahora en Venezuela) que no tenían realmente que ver con la defensa, sino con la producción económica. Envió a la mayoría de los cuadros a las “zonas de desarrollo”, es decir, donde estaba el dinero. Ideas que sintetizó Castro en la siguiente expresión: “tanta importancia o más, tienen los frijoles como los cañones”.
De esa manera la alta oficialidad cubana pasó a manejar y a desarrollar las 40 empresas más importantes de Cuba que van desde la industria azucarera, transporte, comunicaciones, pesca, energía y minería, como GAESA hasta empresas financieras como CIMEX.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .