Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

sábado, 14 de octubre de 2017

Femicidios en Nicaragua una pandemia. Mujeres toman la justicia por sus propias manos.

El Observatorio de Violencia de Católicas por el Derecho a Decidir (CDD) confirmó dos nuevos asesinatos de mujeres ocurridos en menos de 24 horas en Jinotega y el Caribe Norte de Nicaragua, producto de una ola indetenible de fimicidios. 

Según el observatorio, cuarenta y cinco mujeres han sido asesinadas en Nicaragua, 42 de estas brutalmente: acuchilladas, a latigazos, a balazos. El 58% de ellas murió a manos de sus parejas o exparejas. La cifra indica que en promedio en cada mes en el país han fallecido cinco mujeres. 
Los crímenes ocurrieron el día jueves y la saña en ambos casos estuvo de por medio. En la comunidad Tasba Pride Bilwi, Puerto Cabezas fue encontrada muerta en un predio montoso una mujer de 47 años, identificada como Flora Díaz, quien deja a dos hijos en la orfandad. 
Ese mismo día en la comunidad La Corneta, de Jinotega, el cuerpo de una mujer de 33 años fue encontrado tirado en un cauce. La víctima fue identificada como Ana Karina Rizo y deja a un niño de 10 años. La Policía se encuentra aún en las indagaciones y no se ha informado sobre quiénes son los sospechosos.
Ella había sido reportada como desaparecida por sus familiares ya que la última vez que la miraron fue la noche del miércoles cuando salió de un gimnasio. 
En lo que va del año la organización reporta 58 femicidios en grado de frustración, indicó Magaly Quintana, directora de las CDD. 
La organización reporta que en 15 de los 45 asesinatos de mujeres los autores están prófugos, sin embargo, en cuanto a los casos que llegan a los Juzgados, las organizaciones feministas perciben mayor beligerancia de parte de las autoridades. 
“Al hacer un análisis del nivel de justicia de este año en relación al año anterior hay una gran diferencia, sobretodo porque hemos visto juicios con mayor celeridad y con sentencias satisfactorias. Hay un avance”, comenta Quintana. 
El fallo de no culpabilidad a una mujer por matar a su pareja en Condega, Estelí, es visto por varias organizaciones como un precedente de justicia para las mujeres en el Norte del país y un llamado de atención a no incitar la violencia. 
El pasado jueves Letty Olivas Montoya, acusada por homicidio en contra de su pareja Auner Josué Rugama Bustamante, fue declarada no culpable por la jueza Elizabeth Corea Morales al determinar que actuó en defensa propia. 
Los hechos ocurrieron el 19 de abril de este año cuando el hombre armado con un cuchillo llegó a la casa de la mujer, ubicada en el barrio El Esfuerzo, en Condega, porque quiso ingresar a la propiedad de la que había sido expulsado dos días antes. 
“Deseo que mis hijos se críen a mi lado. Por eso le pido por la gran misericordia que Dios tiene conmigo, y por eso me permite todavía estar con vida, señora jueza, le pido que me absuelva”, dijo Letty Olivas Montoya a la jueza durante el juicio. 
Según la Defensa de la mujer, esta había denunciado en tres ocasiones a su pareja por violencia física, sicológica y sexual, lo que también habría sido determinante en la decisión de la jueza para declararla no culpable.
El 20 de enero de este año ambos suscribieron un acuerdo ante un facilitador judicial en el que se indicaba que Rugama Bustamante se comprometía a no seguir violentándola y a pagarle cien dólares que le debía y que ella le había prestado para que entrara a un programa de rehabilitación. Pero no cumplió ni se quiso rehabilitar.
“Sinceramente le pedí perdón a Dios, porque en mis principios, mis conocimientos, sé que no está bien quitarle la vida a ningún ser humano y nunca fue mi intención. Ni cuando me masacraba a golpes, nunca fue mi intención quitarle la vida a él, pero tuve que defenderme”, declaró la mujer a medios locales luego de finalizar el juicio.
Durante la lectura de la sentencia la jueza dijo que “los peritajes siquiátricos emitidos por los especialistas del Instituto de Medicina Forense fueron determinantes, también para formarme un criterio de que Letty era la víctima”.
“A criterio de esta autoridad, la muerte del señor Rugama Bustamante fue el fin de la explosión de un nivel de violencia intrafamiliar extremo definitivamente”, añadió la jueza. “La defensa logró probar que Olivas era víctima de violencia, que recibió maltrato verbal y físico”. 
La jueza Corea Morales agregó que con las pruebas se demostró que “quien era la persona violenta  y quien agredía era el occiso… A criterio de esta autoridad hubo una sola herida, no hubo enseñamiento, que fue donde ella se defendió porque ella era una persona vulnerable”. 
Mirna Blandón, del Movimiento Feminista de Nicaragua, dijo que “este caso el fallo nos parece que es un buen mensaje, pero hay que aclarar que en ningún momento esto debe interpretarse como que se puede tomar justicia por sus propias manos. La violencia genera violencia, pero en este caso haber actuado en defensa propia después de haber denunciado a su pareja hasta tres veces, la sociedad y la justicia no pueden condenarlas”.
Evelyn Flores, de la Red de Mujeres Contra la Violencia, indicó que el fallo “es un mensaje para que los hombres no sigan agrediendo a las mujeres, que las respeten y acepten el hecho cuando una mujer decide terminar con ellos”. 
“No estoy diciendo que las mujeres maten a sus maridos de ahora en adelante, sino que busquen métodos de defensa frente a las expresiones de violencia de estos hombres”.

No es la primera vez  donde una mujer que mata a su pareja es declarada no culpable en Nicaragua. El 24 de junio del año pasado en Tola, Rivas, una mujer que discutía con su pareja disparó contra el hombre. Familiares contaron en su momento que ella recibía violencia. 

La mujer posteriormente se quitó la vida porque en la discusión de la pareja intervino su mamá, quien en el forcejeo por el arma resultó herida.
El 13 de julio del año 2015 en Managua, Karen Navarrete Guerrero, de 27 años, quien había sido acusada por el delito de parricidio en perjuicio de su pareja, Lenín Bojorge Cálix, de 33 años, fue absuelta. 
El juez Cuarto Distrito Penal de Juicio, Carlos Silva Pedroza, refirió en su momento que la mujer actuó en legítima defensa porque estaba en peligro su vida y era víctima de violencia de parte de su pareja.
Mirna Blandón, del Movimiento Feminista de Nicaragua, explica que a diferencia de los femicidios, en los pocos casos en que mujeres matan a los hombres, son ellos quienes llegan a la casa de las mujeres para atacarlas. 

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .