Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Seis epidemias en Venezuela generan alarma.

Caracas Venezuela / EFE - La capacidad de respuesta del Estado para garantizar el derecho a la salud y la vida de los venezolanos ha sido rebasada por la cantidad de epidemias – la malaria o el paludismo, la difteria, la tuberculosis, la escabiosis, el sarampión y el VIH- que hoy afectan a la ciudadanía en distintas áreas geográficas del país, y que superan en su conjunto a más de un millón de personas, causando un gran riesgo para toda la población.

Desde 2014 el Gobierno venezolano ha restringido el uso de la información epidemiológica, dejando de publicar datos sobre las epidemias en el país, desde que se propagó el chikunguya, el zika y el dengue. Pero hoy la situación es más grave, con enfermedades infecciosas que están fuera de control y sin cifras oficiales.
En 2014 se creó una empresa socialista para la fabricación de Medicamentos Biológicos que tenía como objeto producir 120 millones de dosis de vacunas al año para el Sistema Público Nacional de Salud, que en la actualidad no se están fabricando, y que han dejado en absoluta indefensión a los venezolanos.
Actualmente el nivel de atención primaria es baja o no existe y las medidas de prevención son prácticamente nulas. Las autoridades realizan jornadas especiales de vacunación en hospitales, con carácter político y sin una planificación del Programa Nacional de Inmunización, que además solicita la presentación del carnet de la patria para acceder a la vacunación, en clara violación del artículo 84 de la Constitución que garantiza un sistema público de salud nacional.
Reaparecen enfermedades erradicas
El paludismo fue erradicado de Venezuela en 1961, la nación marcó un hito mundial al acabar con la malaria pero hoy sufre una epidemia que podría cerrar el año con más de 951 mil infectados de manera autóctona, importada, recaída o personas sin diagnosticar, de acuerdo a la Sociedad Venezolana de Salud Pública.
Actualmente la enfermedad está presente en 14 de los 23 estados del país: Bolívar, al sureste es el territorio más expuesto con 206.240 casos hasta octubre, un incremento de 240% frente al mismo periodo en 2016. En esta región se ubica el Arco Minero donde la tala de los árboles para la extracción de oro ha generado el escenario perfecto para la propagación del parásito unicelular llamado Plasmodium. Pero también está presente en Amazonas, Sucre, Delta Amacuro, Monagas, Anzoátegui, Zulia, Apure, Barinas, Guárico, Portuguesa, Trujillo, Nueva Esparta, y Miranda. De hecho, ya los venezolanos están exportando la epidemia a Colombia y Brasil.
De acuerdo al Observatorio Venezolano de la Salud (OVS) el ministerio de Salud no aplica una campaña de distribución masiva de mosquiteros e insecticidas de larga duración. Así mismo destaca la limitada implementación de fumigación en el interior de viviendas, y el desabastecimiento del suministro para el diagnóstico y tratamiento de la malaria.
La propagación de la malaria en el estado Bolívar ha sido tan grave que el viernes pasado activaron un plan de contingencia para combatir la epidemia, que solo la última semana de octubre registró 12 mil nuevos casos en la entidad y 32 muertes. El programa distribuirá 200.000 tratamientos en ocho localidades y sectores del estado.
La malaria no ha llegado aún a la capital pero la difteria sí, esta semana se confirmó el primer caso en el Hospital Universitario de Caracas, una joven de 22 años, residente del municipio El Hatillo, al sureste de la ciudad. Aunque esta enfermedad agudo contagiosa había desaparecido del país en 1993 han vuelto a conocerse casos desde finales de 2016, pero sin boletines epidemiológicos no existen cifras oficiales de contagiados ni muertos. Extraoficialmente se conoce que ha habido este año 447 casos sospechosos de difteria, de los que posteriormente se confirmaron 51 y al menos siete muertes.
Aunque el primer caso se conoció en Bolívar, en la zona de la minería, es en el estado Carabobo donde mayor impacto ha generado, por ubicarse en una ciudad industrial muy cerca de Caracas (200 kilómetros). Autoridades locales han pedido decretar la emergencia en la entidad luego de confirmarse la muerte de dos jóvenes por difteria.
La difeteria se transmite de persona a persona, y es producida por la bacteria Corynebacterium diphtheria. La misma compromete las vías respiratorias. Es altamente infecciosa, una persona con la enfermedad puede contagiar hasta a siete más, la vacunación masiva puede contrarrestarla.
Aquellos que tienen los síntomas (fiebre, vías respiratorias obstruidas, dolor al tragar y los ganglios del cuello inflamados) deben permanecer hospitalizadas, recibiendo antibióticos o antitoxina, medicamento que bloquea el efecto de las bacterias y que sólo se usa en pacientes graves.
El médico infectólogo Julio Castro explica que la difteria es una enfermedad que puede prevenirse en un alto porcentaje (85%) mediante la vacunación, y advierte que el esquema de vacunas comienza en la niñez hasta la adolescencia y requiere refuerzos cada 10 años.
José Oletta, exministro de Salud, médico especialista en medicina interna y miembro de la Sociedad Venezolana de Salud Pública, explica que para combatir la difteria se deben aplicar dos componentes, “uno contra la bacteria con penicilina o un derivado de eritromicina si la persona es alérgica a ésta pero ambos antibióticos están agotados en Venezuela desde hace meses. La otra parte del componente es la antitoxina, sueros especiales que neutralizan la toxina diftérica presente en la circulación sanguínea”.
A pesar de que la difteria fue erradicada hace 25 años está presente en 17 entidades del país, repite en las mismas regiones que la malaria exceptuando Amazonas, Delta Amacuro y Guárico, pero le suma Carabobo, Cojedes, Distrito Capital, Mérida, Vargas y Yaracuy.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .