Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

martes, 13 de marzo de 2018

Alerta ante posible bozal a las redes sociales que denuncian corrupción en Nicaragua.


La vice presidenta designada Rosario Murillo, anunciò un gran debate nacional ordenado por su marido Daniel Ortega porque el internet y las redes pueden afectar la "convivencia" familiar y la concordia.

Bajo este argumento, el régimen va tras las redes y el internet bajo la falsa preocupación de una afectación en la juventud y la niñez. Murillo dijo que podemos estar siendo influenciados negativamente por internet y las redes y por las realidades e información de otros países.

En el supuesto debate participarán la Fiscalía, la Policía, el Poder Judicial, religiosos e instituciones que tienen que ver con el tema. Un bozal moderno. El Internet y las redes sociales les dan terror de los dictadores porque son un inesperado agente de cambio social que ellos no pueden controlar.

En ese sentido, las redes sociales han logrado modificar la noción tradicional de lo que es un usuario de información. Ahora, a través de las redes, las personas son copartícipes del proceso informativo. De igual forma, la tecnología facilita la democratización de las formas en que los usuarios intercambian información.

Cada día se están agregando más y más personas a este debate de la era internáutica y eso permite es que los métodos más tradicionales de participación política que implicaban ciertas limitantes, sean removidas por el uso de internet. 

Las barreras físicas como la distancia, también las orientadas a la seguridad de las personas, sobre todo en contextos donde hay cierres de la participación y de la democracia y de poder manifestarse, eleva el costo físico para la integridad de las personas; pero el internet minimiza ese costo. 

Hay muchos ejemplos alrededor del mundo que demuestran que las redes como Facebook pueden ser una plataforma de protesta cívica de alcance global como lo fue “Un Millón de voces contra las FARC.” En ese sentido, las redes sociales tienen un enorme poder, ya que son una plataforma para involucrar sectores de la sociedad que usualmente no se involucran, a menos que haya una presión de mayor magnitud. 

En Nicaragua se está viendo un despertar de la clase media, que históricamente ha sido muy cómoda e indolente, las luchas sociales las han hecho los movimientos de base social o las élites políticas. Las redes sociales tienen ese poder de cambiar esa tendencia histórica, porque son una plataforma para involucrar a sectores que usualmente no participaban antes.

Para justificar el plan del gobierno de imponer el bozal en las redes sociales, Murillo retomó los mismos casos de noticias falsas sobre secuestro de niños que fueron publicados en redes sociales en días pasados, de los que habló el comisionado Francisco Díaz, en una rueda de prensa en la que presentaron a los presuntos secuestradores de un niño en Chinandega.

Antes que Murillo anunciara esta iniciativa, en una aparente estrategia concertada desde el Gobierno para imponer bozal en las redes sociales, habló la presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Alba Luz Ramos y el subdirector de la Policía Nacional, comisionado general Francisco Díaz, quien además es consuegro de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

La presidenta del Poder Judicial advirtió que promoverán una reforma a la ley para castigar el ciberacoso y el ciberbullying. Según la titular del Poder Judicial, “el acoso en línea se ha convertido en uno de los tipos de violencia más comunes y masivos en nuestra sociedad”.

Ramos afirmó en un evento público que el ciberacoso y el ciberbullying “laceran la dignidad, denigra y humilla, en especial a las mujeres. Los hombres no se escapan, pero siempre está dirigido de forma especial a las mujeres, y se utiliza a los hombres como referencia para denigrar a las mujeres”.

El especialista en medios de comunicación y catedrático de periodismo Alfonso Malespín consideró que el plan anunciado por el Gobierno “es un nuevo esfuerzo, esta vez más concertado de la presidencia y del sistema judicial para controlar la internet, controlar a la gente que pueda producir información que no les guste, que les perjudique”.

Malespín consideró que “lo que pretenden es coartar la migración de muchas plataformas hacia el mundo digital, el caso de Artículo 66, por ejemplo, Confidencial, La Prensa que tiene la plataforma más grande de Nicaragua, pero también otras que son más duras, como Política 505, que incluso ya fue denunciada y cerrada después de que hubo una avalancha de denuncias de personas de aquí de Nicaragua que obligaron a Facebook a cerrarla”.

El especialista consideró que si se concreta le ley mordaza propuesta por el Ejecutivo, “pasarían dos cosas: una que el fenómeno de la autocensura que ya conocemos en otros ámbitos de la vida nacional, traspase la esfera de las redes sociales, en segundo lugar, cierre de espacios que afecten a las instituciones públicas y tercero, el procesamiento judicial, que yo creo que habría casos ejemplarizantes, duros para que la gente la piense dos veces antes de colocar algo en las redes sociales”.

Sobre el pretexto presentado por Murillo y por la magistrada de la Corte Suprema de Justicia, Alba Luz Ramos, de reducir el ciberacoso mediante una ley, Malespín opinó que “a ellos (el Gobierno) no le preocupa ningún caso de esas muchachas que han sido expuestas y acosadas en las redes sociales, a ellos lo que les preocupa es que salgan publicaciones en las que se habla del nepotismo de la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, o del hijo del presidente de la República, o del hijo del Fulano de Tal que está vinculado a los círculos de poder político.

Eso es lo que les preocupa. A ellos no les preocupan estas jóvenes que son parte de la vida cotidiana, son como un pretexto nada más, en realidad lo que buscan es un control férreo de las redes sociales hasta donde se pueda, igual que lo han logrado en otros medios de comunicación tradicionales”. El catedrático de periodismo consideró que este anuncio oficial es solo un intento de frenar publicaciones en las que se critica el actuar de las autoridades del país.

“Lo que estamos viendo ahora es que ante la pérdida de legitimidad de las autoridades, especialmente de la Policía, la Corte Suprema de Justicia, como parte del sistema judicial del país, los tiene muy preocupados, porque cada vez son más evidentes las violaciones flagrantes de derechos humanos, los altos niveles de impunidad de las autoridades que no investigan, que no rinden informe y el Gobierno que calla”, dijo el experto.

Otro de los casos que ha sido ampliamente divulgado en las redes es el del joven Juan Lanzas, habitante de Matiguás, Matagalpa, quien perdió sus piernas por una golpiza policial y el encierro en una celda contaminada que provocó que le amputaran sus pies. “Saben que el desprestigio es enorme”, dijo Malespín.

Malespín recordó que este gobierno ha hecho varios intentos por acallar la opinión pública y evitar la información libre. “El primer esfuerzo fue la estrategia de ‘información incontaminada‘; el segundo fue la tarea que se les dio a todos los divulgadores del Gobierno de encontrar mecanismos de control de todos los flujos de información” y luego los intentos por controlar el internet mediante la imposición a los proveedores de internet de que sus servidores debían funcionar dentro de Nicaragua y luego que pretendieron controlar el nombramiento de los gerentes de las empresas proveedoras de telecomunicaciones. “Ambas iniciativas fueron rechazadas, hubo fuerte oposición”, dijo Malespín.

Por su parte, la dirigente política opositora, Violeta Granera opinó que “no hay nada más peligroso que un régimen dinástico como el que tenemos en Nicaragua pretenda controlar las redes sociales. Ya suficiente tenemos con la voracidad con la que han cooptado y comprado los distintos medios de comunicación tradicionales, dejando muy pocos medios y espacios independientes y ahora quieren controlar las redes sociales, que son de los pocos espacios importantes de comunicación libre que quedan”.

Granera consideró que “si hay bullying y acoso en las redes sociales, esto se debe de corregir con educación y supervisión de los padres a los niños. Me parece demagógico que este régimen esté hablando de un diálogo para ver este problema (del ciberbullying), cuando aquí tenemos años de exclusión, de que no hay ningún diálogo nacional por que el régimen solo convoca a sus incondicionales”.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

2 comentarios :

  1. Lo que pretende la dictadura orteguista es dejar sin voz al pueblo y a los partidos y movimientos opositores,intimidacipn y persecucion,para que la comunidad internacionalno se entere de la corrupcion,violacion y abuso de los derechos humanos,y los crimenes cometidos por las fuerzas de seguridad de la dictadura,creen que van a engañar nuevamente a la comunidad internacional,subestiman al resto de naciones y sus governantes,y ahi es donde se equivocan.

    ResponderEliminar
  2. Lo q pasa q tienen miedo q el pueblo de Nicaragua se den cuenta de las verdaderas ratas q son a si q optan por hacer eso y mantener al pueblo controlado ya es tiempo q saquen a patadas a esos ladrones y corruptos del poder del más grande al más pequeño. Abra los ojos pueblo de Nicaragua

    ResponderEliminar

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .