Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

lunes, 12 de marzo de 2018

¿Con cuántas curules en Senado y Cámara podría quedar cada partido? Así están las apuestas.


Bogotá Colombia/ Diario El Espectador - Desde los partidos hacen sus sumas y restas. Los grandes aseguran que les irá de maravilla y los pequeños se aferran a la esperanza de alcanzar el umbral. Por su parte, los especialistas creen que el resultado será similar al de hace cuatro años y habrá poca renovación.

Los colombianos deberán elegir a los senadores y representantes a la Cámara para el período 2018-2022, una elección que define el mapa político para la primera vuelta presidencial. Desde los partidos hacen sus sumas y restas. Los grandes aseguran que les irá de maravilla y los pequeños se aferran a la esperanza de alcanzar el umbral. Por su parte, los especialistas creen que el resultado será similar al de hace cuatro años y habrá poca renovación.

La historia del partido se inicia en 2005, con un intento real de unión de la izquierda en el país. En él confluyeron diferentes líderes de esa corriente, que encabezaban otros movimientos, como Alternativa Democrática y Polo Democrático Independiente (PDI), y las que se unían de una alianza anterior, como Vía Alterna, Anapo, el Partido Comunista y la Unión Patriótica. Una de sus mayores participaciones políticas fue en 2006, cuando Carlos Gaviria Díaz se enfrentó en las presidenciales a Álvaro Uribe.
En 2010 obtuvieron ocho curules; en 2014, su número se redujo a cinco. 

En ambas elecciones, la mayor votación la obtuvo el senador Jorge Enrique Robledo. Para esta ocasión, desde el interior del Polo se coincide con los pronósticos que hacen las encuestas: obtendrán el 5 % de la votación, que les serviría, dependiendo del umbral y la cifra repartidora, para mantener los cinco senadores que hoy tienen o, incluso, hacerse con una sexta curul en el Senado.

Los nombres fuertes son Jorge Robledo, Iván Cepeda, Alexánder López, Leonidas Gómez, Alberto Castilla, Wilson Arias, Jaime Dussán y Senén Niño. Por los lados de la Cámara, las apuestas son similares, así que aspiran a quedarse con dos representantes en Bogotá, uno en Nariño, uno en Antioquia, uno en Santander y disputar uno en Caquetá.

Bajo el nombre de Partido Verde, cobró su mayor relevancia en las elecciones presidenciales de 2010, cuando su candidato Antanas Mockus se convirtió en una opción real para ganarle la Presidencia a Juan Manuel Santos, quien prometía ser la continuidad del gobierno de Álvaro Uribe. Ese mismo año logró cinco escaños en el Senado y tres en la Cámara de Representantes.

Cuatro años después, ya como Alianza Verde, obtuvo también cinco curules en el Senado y tres en la Cámara. En 2018, la aspiración es lograr 700.000 votos, y apuesta sacar de ocho a diez senadores.

Según los cálculos internos, en Senado apuesta a Antanas Mockus, que estaría por los 120.000 votos; Angélica Lozano, Antonio Sanguino, Jorge Londoño, Iván Marulanda, Juan Luis Castro, José Aulo Polo, Jorge Guevara, Iván Name y Jorge Prieto. Su capital político está en Nariño, Boyacá, Bogotá, Magdalena (sobre todo Santa Marta), Antioquia y Valle de Cauca, y esperan curules a la Cámara en esas zonas, especialmente, porque en algunos departamentos hay coalición con el Polo Democrático.

En una de las peores turbulencias políticas de la historia de Colombia, en pleno escándalo del Proceso 8.000, una disidencia del liberalismo fundó Cambio Radical. En 1998, en su primera elección al Congreso, eligió a cinco senadores y nueve representantes a la Cámara.

Cuatro años después volvió a elegir a cinco senadores y a diez representantes. En 2006 tuvo una asombrosa votación, que le permitió sacar 15 curules en Senado y 21 en la Cámara de Representantes. En las siguientes elecciones parlamentarias, les pasaron la cuenta de cobro por la parapolítica y lograron elegir a ocho senadores y a 28 representantes a la Cámara. 

En 2014, consiguió nueve senadores y 16 representantes.
Hoy, Cambio Radical le apuesta a ser la principal fuerza política en el Legislativo y los cálculos de sus militantes son que conseguirá entre 17 y 20 senadores, así como entre 34 y 36 representantes. Este crecimiento se debe a que sus listas fueron construidas con caciques electorales de las regiones y esperan que la Costa Caribe sea el bastión de sus electores.

La denominada Lista de la Decencia es una apuesta del candidato presidencial Gustavo Petro de intentar obtener curules en Senado y Cámara, de la mano de opciones que no tienen tacha en la vida pública. Está integrada por miembros del movimiento Colombia Humana, de la Alianza Social Independiente (ASI) y la Unión Patriótica (UP).

De ella forman parte personas reconocidas, como el guionista Gustavo Bolívar, Aída Avella y Luz Marina Bernal, por el Senado, y María José Pizarro, hija del inmolado líder del M-19 Carlos Pizarro Leongómez, quien aspira a retomar las banderas de su padre. Una de las grandes apuestas durante la campaña fue impulsar las listas con el nombre de Petro, sin embargo, un gran obstáculo fue la falta de financiación. 

Entre los cálculos que hacen para estas elecciones, en la que muchos candidatos participarán por primera vez, está sacar 700.000 votos, que, dicen, es realista. Los más optimistas le apuestan al millón. De esa manera, en Senado, pronostican que estarán Gloria Flórez, María Susana Muhamad, Gustavo Bolívar, Aída Avella y Tarsicio Mora.
Para las elecciones de 2002, otro disidente del Partido Liberal se abría paso en las encuestas de intención de voto: Álvaro Uribe había empezado marcando el margen del error y terminó ganando en primera vuelta, con el apoyo de los más importantes congresistas del momento.

En 2005, y pensando en la reelección de Uribe, las principales figuras del uribismo, como el presidente Juan Manuel Santos o el exministro Óscar Iván Zuluaga, fundaron el Partido de la U. En su primera elección parlamentaria consiguió 20 senadores y 28 representantes. En 2010 subió a 28 curules en Senado y 48 en la Cámara. Y en las pasadas elecciones consiguió 21 senadores y 48 representantes. Hoy, los cálculos de la colectividad son conseguir más de 2 millones de votos y obtener entre 14 y 20 senadores y mantener los 37 representantes o perder si acaso uno.

En 2014, los mayores electores del Congreso fueron los hoy capturados “Ñoño” Elías y Musa Besaile, que pusieron cerca de 300.000 votos, y aunque están sus herederos en la lista del Partido, se cree que allí bajarán sus electores. Aún así, creen que compensarán con el repunte en regiones como Amazonas, Guainía y Guaviare. Y para no perder fue que el partido del presidente Santos puso a barones electorales de más de 100.000 votos.

Luego de que el presidente Juan Manuel Santos abandonara las banderas del uribismo, con las que llegó a la Casa de Nariño en 2010, el expresidente Álvaro Uribe armó su propio partido y se lanzó al ruedo para llegar al Senado. El Centro Democrático se conformó en 2013, recogiendo desertores de otras colectividades, como el Partido Conservador y la U. En 2014, con listas cerradas y una votación de 2’045.564, impulsada por la popularidad de Uribe, logró 20 curules en Senado y 19 en la Cámara de Representantes. Para esta elección, se decidió la lista abierta y se medirá, realmente, el poder electoral de la bancada.

Desde el interior del partido creen que la coyuntura actual, en la que —dicen— la seguridad recobró relevancia y Gustavo Petro puntea las encuestas, los beneficia. Por eso calculan lograr de 24 a 26 curules. Las apuestas indican que Uribe, quien será seguramente el más votado, estará por 1’700.000 apoyos, y detrás podrían entrar María del Rosario Guerra, Fernando Araújo, Paola Holguín, María Fernanda Cabal, Ciro Ramírez, Santiago Valencia o Yenny Rozo, entre otros. En la Cámara se podrían mantener los actuales representantes Edward Rodríguez y Samuel Hoyos.

Para muchos es el “mejor partido del mundo”, ya que sin ganar las elecciones siempre termina gobernando. Y su fuerte, al menos en la última década, ha sido la elección de Congreso. Durante los ocho años del mandato Uribe fue su bastión en el Capitolio y el eje de su programa legislativo. En 2010, alcanzó 22 curules en Senado y 36 en la Cámara de Representantes. Su principal fuerza estuvo en Antioquia, Cesar, Magdalena y Huila.

Cuatro años después, cuando se decía que estaba en la peor crisis de su historia, logró 19 senadores y 27 representantes, y sus principales plazas de votación fueron Atlántico, Norte de Santander, Boyacá y Nariño. Ahora, los cálculos rondan 1’900.000 apoyos, con lo cual esperan tener entre 15 y 17 senadores, mientras que en la Cámara calculan alcanzar entre 22 y 25 cupos. Las regiones donde esperan mantener su electorado son Boyacá y Atlántico, mientras que calculan perder en Bogotá, Caldas y Sucre.

El liberalismo se juega el todo por el todo. Pasó de ser el único partido de oposición en la era Uribe a la principal colectividad con la que gobernó Santos, y aunque no ha tenido candidatos fuertes para las elecciones presidenciales, al menos no desde 1998, cuando Horacio Serpa se disputó la Casa de Nariño con Andrés Pastrana, su representación en el Congreso siempre es importante.

Aun, en medio de la poca disciplina partidaria que existe en la política colombiana, sus militantes, por lo general, pulsan por los ideales que fundaron la colectividad y su bancada fue determinante en el apoyo tanto al proceso de paz con las Farc como en la implementación del acuerdo logrado. En las últimas dos elecciones (2010 y 2014) obtuvo 17 curules en el Senado, respectivamente, las cuales aspiran a mantener. Los cálculos dan para 1’800.000 votos, teniendo en cuenta las votaciones individuales de por lo menos seis o siete candidatos que oscilan entre los 80.000 y 100.000 votos.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .