Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

martes, 20 de marzo de 2018

Elecciones en Venezuela: los rivales de Maduro están vinculados con el chavismo y tienen cuentas pendientes con la justicia.


Por Juan Francisco Alonso. Caracas Venezuela/ Rueters - En Venezuela para aspirar a la Presidencia de la República más que estudios y credenciales hay que tener antecedentes penales o prontuario.

Al menos esta es la conclusión a la que se arriba luego de escudriñar en el pasado de quienes aspiran a sustituir a Nicolás Maduro en las cuestionadas elecciones fijadas para el próximo 20 de mayo y observar que cuatro de los cinco adversarios del actual mandatario han tenido o tienen cuentas con la justicia de ese país.

Pese a que cada uno se presenta como la única opción para sacar a la primera reserva petrolera del mundo de la grave crisis social y económica que atraviesa, -pese a que todos están vinculados con el chavismo- el exgobernador del estado Lara, Henry Falcón; el pastor evangélico Javier Alejandro Bertucci, el empresario Luis Alejandro Ratti; y el general (r) Francisco Visconti tienen algo en común, sus nombres figuran en los registros de la Fiscalía y del Poder Judicial. 

De los cuatro abanderados el caso más llamativo es el de Falcón. El otrora aliado del fallecido Hugo Chávez y quien en 2008 se separó de él, para posteriormente incorporarse a las filas de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), tiene seis averiguaciones abiertas, según la información suministrada desde el despacho ahora dirigido por el fiscal general provisorio, Tarek William Saab.

La mayoría de esas investigaciones datan del año 2011 y están relacionadas con los presuntos hechos de corrupción ocurridos durante las gestiones de Falcón como Alcalde de la ciudad de Barquisimeto, la cuarta ciudad del más poblada del país y ubicada a unos 360 kilómetros al oeste de Caracas; y luego como Gobernador del estado Lara. 

En Venezuela para aspirar a la Presidencia de la República más que estudios y credenciales hay que tener antecedentes penales o prontuario. Al menos esta es la conclusión a la que se arriba luego de escudriñar en el pasado de quienes aspiran a sustituir a Nicolás Maduro en las cuestionadas elecciones fijadas para el próximo 20 de mayo y observar que cuatro de los cinco adversarios del actual mandatario han tenido o tienen cuentas con la justicia de ese país.

No solo Maduro proviene de las filas del chavismo, practicamente todos los candidatos han tenido sus vínculos con el régimen. Pero lo más curioso es que tienen otro factor común: expedientes abiertos con la justicia.

Pese a que cada uno se presenta como la única opción para sacar a la primera reserva petrolera del mundo de la grave crisis social y económica que atraviesa, -pese a que todos están vinculados con el chavismo- el exgobernador del estado Lara, Henry Falcón; el pastor evangélico Javier Alejandro Bertucci, el empresario Luis Alejandro Ratti; y el general (r) Francisco Visconti tienen algo en común, sus nombres figuran en los registros de la Fiscalía y del Poder Judicial.

De los cuatro abanderados el caso más llamativo es el de Falcón. El otrora aliado del fallecido Hugo Chávez y quien en 2008 se separó de él, para posteriormente incorporarse a las filas de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), tiene seis averiguaciones abiertas, según la información suministrada desde el despacho ahora dirigido por el fiscal general provisorio, Tarek William Saab. 

La mayoría de esas investigaciones datan del año 2011 y están relacionadas con los presuntos hechos de corrupción ocurridos durante las gestiones de Falcón como Alcalde de la ciudad de Barquisimeto, la cuarta ciudad del más poblada del país y ubicada a unos 360 kilómetros al oeste de Caracas; y luego como Gobernador del estado Lara.

El exgobernador del estado Lara y otrora allegado a Chávez, Henri Falcón, tiene seis averiguaciones abiertas Entre los procesos que penden sobre el candidato, cuya decisión de postularse a la Presidencia le costó su expulsión de la MUD, la cual decidió no participar en los comicios por considerar que no hay garantías de que los resultados sean transparentes, están algunos relacionados con la entrega a dedo de contratos para la construcción de escuelas, desvío de fondos para la ejecución de planes para combatir enfermedades como el cólera y por los retrasos en la ejecución de otras como el sistema de transporte masivo de Barquisimeto (una copia del Transmilenio de Bogotá), por el cual aunque salieron de las arcas públicas casi 380 millones de dólares de manera anticipada no estuvo listo en tiempo planificado. Este proyecto terminó siendo concluido por el Gobierno central en 2013.

Por este último caso Chávez pidió el procesamiento de Falcón y en 2012 el Parlamento entonces controlado por sus adeptos lo declaró responsable de irregularidades administrativas. Sin embargo, ni la justicia ni la Contraloría, el organismo encargado de velar por el buen uso de los fondos públicos en Venezuela, actuaron contra él.   

La actitud de esta última instancia contrasta con la que asumió contra el dos veces excandidato presidencial y exgobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, al que el año pasado lo inhabilitó para el ejercicio de cargos públicos durante 15 años, sin necesidad de juicio. “Estas averiguaciones fueron abiertas en represalia a la decisión de Falcón de romper con el Gobierno”, replicaron fuentes cercanas al candidato, quienes negaron que las mismas tengan sustento. Pese a que Falcón es quien más procesos tiene pendientes, por lo menos ninguno lo ha obligado a sentarse en el banquillo de los acusados como ya le ocurrió a otros dos candidatos: El pastor Javier Alejandro Bertucci y al empresario Luis Alejandro Ratti.  

El primero fue enjuiciado y declarado culpable del delito de contrabando de “materiales estratégicos” por un tribunal de Carabobo, a unos 150 kilómetros al oeste de Caracas, en 2013. Dos años antes un camión de una empresa de propiedad de Bertucci (Tecnopetrol), la cual tenía contratos con la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), fue detenido por la Guardia Nacional (policía militarizada) con 2.500 toneladas métricas de diésel, el cual presuntamente sería enviado ilegalmente a República Dominicana. 

A pesar de esta decisión el ahora candidato no terminó tras las rejas, porque semanas después un juzgado superior anuló el dictamen, por considerarlo sin “fundamento” y ordenó la repetición del juicio, lo cual no ha ocurrido. Tres años después la Fiscalía volvió a poner sus ojos sobre él porque apareció mencionado con los “Panamá Papers”, por presuntamente tener cuentas en paraísos fiscales. 

El general retirado Francisco Visconti, también otrora aliado de Chávez, aunque en la actualidad no tiene asuntos pendientes con la justicia los llegó a tener, porque en 1992 fue uno de los oficiales que encabezó la segunda intentona golpista que el fallecido mandatario coordinó.  Tras el fracaso de esa asonada, la cual dejó decenas de muertos y fallecidos, Visconti se exiló en Perú y en 1994 volvió a Venezuela, donde permaneció arrestado unas semanas hasta que el entonces presidente Rafael Caldera le sobreseyó la causa.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .