Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

lunes, 16 de abril de 2018

Jóvenes del movimiento autoconvocado #SOSIndioMaíz ponen en jaque el régimen de Ortega.

El movimiento juvenil que le planta cara a Daniel Ortega. Mientras las selvas del sur de Nicaragua ardían por un incendio que todavía no ha podido ser totalmente sofocado, centenares de jóvenes, indignados por la negligencia del Gobierno en el manejo de la crisis de la Reserva Indio Maíz, expresaron su rabia a través de las redes sociales y formaron un movimiento que ya ha puesto en alerta al régimen del Daniel Ortega.

A través de la etiqueta #SOSIndioMaíz, estos jóvenes han organizado protestas ante el asombro del Gobierno, que no ha dudado en mover a las fuerzas antidisturbios para sofocar las manifestaciones. El jueves, en Managua, mientras centenares de jóvenes protestaban contra el Ejecutivo de Ortega, huestes del Frente Sandinista y oficiales de la Policía Nacional los atacaron, pero el país entero pudo presenciar la entereza de este grupo de universitarios que dice estar harto de la corrupción, la depredación y las violaciones a los derechos humanos en este país centroamericano.
Una de esas jóvenes es Arianna Moraga, estudiante de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN, la principal del país, controlada por Ortega), que el jueves marchó por la capital a pesar de la represión oficial. Moraga muestra con orgullo las heridas en sus piernas –una de ellas un corte profundo tras la piel desprendida– que le dejó el enfrentamiento con la Policía.

Asegura que a pesar del miedo frente a la represión del Gobierno está dispuesta a seguir manifestándose. "Me da miedo, pero siento que ellos (el Gobierno) quieren eso. Por eso vamos a seguir haciendo esto, no me voy a callar, me seguiré manifestando pase lo que pase, porque es mi deber como ciudadana”, dice la joven.

Junto a ella ha marchado Madelaine Caracas, estudiante de Comunicación de la jesuita Universidad Centroamericana (UCA). Caracas habla con determinación, sin titubeos, con las ideas claras sobre un movimiento al que llama apartidista, pero comprometido con un cambio en Nicaragua. 

“Esto no se trata de partidos políticos, estamos por una conciencia general, que es la protección de la tierra, nuestros recursos, nuestro país. A parte de que se brinde información de lo que ha ocurrido en Indio Maíz queremos que las leyes de protección a nuestras reservas se refuercen, que haya mayor resguardo de los bosques y que se le dé voz a las comunidades indígenas”, explica Caracas.


Tanto Moraga como Caracas se han enfrentado cara a cara a diputados nicaragüenses, considerados comparsa del Gobierno de Ortega, dado que desde el Parlamento –controlado por el presidente– han apoyado todas las iniciativas que desmantelaron la institucionalidad y le dieron todo el control del Estado al ex guerrillero sandinista. Moraga se enfrentó a María Fernando Flores, esposa del expresidente Arnoldo Alemán, socio de Ortega en el llamado “Pacto”, un amarre político por el que los dos caudillos se repartieron el poder en Nicaragua. Flores intentó acompañar a los jóvenes en la protesta del jueves, pero Moraga le espetó ante los medios de comunicación su inacción frente la destrucción de las selvas de Nicaragua. 



La vigilia que los jóvenes del movimiento autoconvocado #SOSIndioMaíz realizarían el pasado sábado en la Plaza Cuba, de Managua, se trasladó a las afueras de la entrada principal de la Universidad Centroamericana (UCA), después de que miembros de la Juventud Sandinista, motorizados y policías circularán por la zona y se instalarán ahí minutos antes.



En  Managua y otras ciudades del país continuaron las manifestaciones del grupo de jóvenes, que en los últimos días ha realizado tres protestas ambientalistas, en demanda a la lenta respuesta por parte del Gobierno del comandante Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidente Rosario Murillo, ante el incendio en la Reserva Biológica Indio Maíz, ya controlado.

También el Gobierno convocó a través de diversas alcaldías a caminatas locales en respaldo al Gobierno, bajo el lema #GanamosEnIndioMaíz.

Los jóvenes autoconvocados exigen respuestas y demandan planes de acción posteriores al siniestro. “Nos hemos convocado nuevamente porque la lucha no termina cuando las llamas se acaban. Aún quedan muchas cosas por resolver y queremos respuesta”, manifestaron los jóvenes en lo que sería una vigilia que no se logró llevar a cabo debido a la intimidación de miembros de la Juventud Sandinistas y oficiales de la Policía Nacional, quienes se “tomaron” primeramente la Plaza Cuba y luego la pista de la Resistencia, frente a la entrada de la Universidad Centroamericana.

La vigilia de #SOSIndioMaíz fue convocada desde el viernes 13 de abril. Los jóvenes publicaron a través de las redes sociales que el lugar a realizarse sería anunciado horas más tardes, para “evitar conflictos” con los grupos de choques y contramarchas de la Juventud Sandinistas. Sin embargo, una hora antes de realizarse la actividad y una vez difundida la locación (Plaza Cuba), la Policía Nacional y buses del transporte público de Managua se “tomaron” la zona e impidieron que se realizara.

Posteriormente, los jóvenes convocaron la vigilia en la entrada de la Universidad Centroamericana, pero frente a las instalaciones de la Nueva Radio Ya, ubicada en la Pista de la Resistencia, se plantó un grupo de simpatizantes del Gobierno de Ortega, custodiado por miembros de la Policía Nacional.

Al área llegó el comisionado Fernando Borge, quien detuvo su camioneta a pocos metros de la Universidad Centroamericana, minutos después que los jóvenes leyeron el pronunciamiento y dieron por finalizada la actividad.

Borge fue cuestionada sobre por qué había tanto despliegue policial en la zona donde estaban los jóvenes #SOSIndioMaíz. El comisionado respondió que no había tal despliegue y que estaban “viendo” las paradas de buses.

Caracas, por su parte, plantó cara a Edwin Castro, diputado del Frente Sandinista y una de los hombres de confianza de Ortega. Castro –quien como diputado ha apoyado la reforma a la Constitución que permitió la reelección de Ortega a perpetuidad– irónicamente es profesor de derecho constitucional en la UCA. Fue al final de su clase cuando la joven Caracas se le plantó enfrente y lo encaró por las críticas del diputado al movimiento juvenil, que él tildó de grupo de "ambientalistas de computadora que tratan de lucrarse de la desgracia".

"Nadie nos paga", espetó Caracas, "somos ciudadanos ciudadanos que tenemos derecho a exigir respuesta del Gobierno y sus funcionarios", agregó. El diputado se refugió en su salón y amenazó con llamar a la Policía.

Está por verse si la indignación de estos jóvenes convocados por las redes sociales podrá convertirse en un movimiento social que se fortalezca con el tiempo. Por el momento se sienten animados ante el apoyo de la sociedad y de los medios de comunicación independientes. Aseguran que continuarán con su lucha y para este viernes organizaron una “vigilia” por la reserva Indio Maíz.

Aunque el Gobierno asegura está controlado el incendio que devoró más de cinco mil hectáreas de selva, las llamas parecen haber dejado no solo destrucción: encendieron la rabia de centenares de jóvenes que como Arianna Moraga ya no están dispuestos al silencio, o como ella misma lo explica: “Queremos ejercer nuestros derechos y hacernos escuchar, que no nos callen, porque queremos alzar la voz”.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .