Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

jueves, 24 de mayo de 2018

Alianza cívica sientan posición ante suspensión de la mesa del diálogo nacional.


La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia integrada por estudiantes, movimiento campesino, sociedad civil y el sector privado nicaragüense expresaron su posición ante la suspensión del diálogo nacional.

“Ciudadanía nicaragüense con ustedes como testigos les decimos que en esta sesión de diálogo nacional y en las anteriores hemos notado la falta de voluntad política y la falta de poder para tomar decisiones por parte de los representantes del gobierno. Prueba clara de eso es que los dos acuerdos a los que se han llegado en esta mesa de diálogo han sido rotos por parte del gobierno”, expresó el universitario Edwin Carcache.

Carcache denunció que esta tarde la protesta que se realizaba en León fue agredida, “el gobierno se había comprometido a cumplir con las recomendaciones que la CIDH había realizado y no lo ha hecho. Es la segunda vez que incumplen los acuerdos”, sostuvo.

Por su parte el Dr. Carlos Tünnermann expresó que para la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia es lamentable la actitud que ha tomado la delegación del gobierno.

“Queremos recordar que este diálogo nacional que fue pedido por el gobierno tuvo desde un principio dos grandes propósitos: justicia y democratización, de manera que los delegados del gobierno lo sabían perfectamente”, expresó.

El Dr. Tünnermann explicó que el tema de justicia se inició con la solicitud de que viniera la Comisión Interamericana de Derechos Humanos porque esto fue pedido en las grandes marchas que tuvieron lugar en diversas ciudades del país.

“La CIDH hizo un informe con 15 recomendaciones y luego nosotros presentamos una propuesta para que el diálogo nacional las hiciera suyas para que en relación con la recomendación No. 15 se procediera a constituir una comisión de verificación y cumplimiento de los acuerdos, lo aceptaron, pero no lo están cumpliendo porque sigue la represión”, dijo.

Tünnermann afirmó que a pesar de estar definido el tema de la democratización desde el lunes pasado, en la sesión de hoy fue sorprenderte escuchar al canciller Denis Moncada que la agenda era un golpe de Estado.

“Eso no es así, la agenda es para refundar el Estado de Nicaragua. Ellos están hablando de un golpe de Estado a un Estado que ya no existe porque las cosas cambiaron radicalmente en Nicaragua después del 19 de abril y parece que ellos no han hecho la lectura correcta”, afirmó.

María Nelly Rivas, presidenta de AmCham, lamentó que no se haya podido avanzar hacia el objetivo que la Conferencia Episcopal estableció para este dialogo.

“El objetivo fue claro una revisión a la raíz del sistema político para la democracia. En la propuesta que nosotros hicimos hoy nos referimos por un lado a puntos torales para avanzar esa agenda de democracia que nos propuso la CEN y que nosotros aceptamos. 

Por otro lado, hicimos referencia a fomentar el desarrollo económico con justicia y democracia porque sí queremos crecimiento, sí queremos prosperidad, pero sin muertes, sin represión y con derechos”, afirmó Rivas.

Reiteró que la Alianza Cívica no busca una estabilidad efímera “tenemos que sentar las bases para una estabilidad con justicia y democracia para evitar que siga la represión en nuestro país; por eso nos mantuvimos en buscar que se llegará al objetivo de este diálogo”.

La Alianza Cívica también lamenta que no siga la plenaria en el diálogo nacional, y apoya la propuesta de la Conferencia Episcopal de Nicaragua de crear una comisión para tratar de llegar a un consenso y volver a la plenaria.

Los delegados por la Alianza Cívica para integrar la comisión mixta son el Dr. Juan Sebastián Chamorro por el sector empresarial; la Dra. Azalea Solís por la sociedad civil; queda pendiente por definir el representante de los universitarios.

De igual manera, plantean la demanda de cumplir las quince recomendaciones del informe preliminar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, ratificada en la segunda ronda del lunes pasado,  que incluye la necesidad de “establecer en la mesa de diálogo mecanismos de seguimientos junto a la CIDH para verificar su implementación”.

La Conferencia igualmente sostiene la urgencia de una “Comisión de la verdad gestionada por organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH-OEA) y relatores para temas de derechos humanos de la ONU con el objetivo de investigar y dar sanción a los actos de violación de los derechos humanos de abril y mayo”, en un proceso que debería incluir la “indemnización y reparo de daños a las víctimas a través de la conformación de un Fondo Común Nacional de apoyo”.

La delegación del Gobierno en el Diálogo Nacional, liderada por el canciller Denis Moncada, mantiene su negativa en relación a la discusión de una propuesta para la democratización del país, que sería el primer punto de agenda del tercer día de trabajo en el Seminario Nuestra Señora de Fátima, en Managua. Moncada dijo que la agenda planteada por los obispos es “el diseño para una ruta a un golpe de Estado” contra el Gobierno de Ortega.

La orden del Gobierno, desarrollada por sus delegados en el Diálogo, fue evitar a toda costa que se avanzara en la discusión de los puntos de agenda. El oficialismo limitó la discusión de la mañana a que se levantaran las barreras que obstaculizan el tránsito en varios puntos del país, alegando que han generado cuantiosas pérdidas económicas y “son una violación a los derechos humanos”.

El presidente del Banco Central, Ovidio Reyes, afirmó que esos tranques abonan a las pérdidas generadas ya por la inestabilidad que sufre el país, producto de una profunda crisis que inició el 18 de abril pasado. Reyes leyó proyecciones del BCN que establecen pérdidas por el orden de los 260 millones de dólares y advirtió que de continuar la situación actual el desempleo podría pasar del 4.7% al 5.2%, mientras que la inflación podría aumentar en un 7% u 8%. “58 mil empleos menos”, dijo el funcionario.

El Gobierno mantiene su posición de que el Diálogo no puede avanzar si no cumple su principal condición, que es el levantamiento de los “tranques” en todo el país. Una estrategia que monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de Managua, calificó de “dilatoria” y que contribuye a mantener la crisis. 

El obispo recordó que el objetivo del diálogo es “ir a la raíz del problema del país para allanar caminos para su democratización” y exigió que la reunión continuara con la discusión de la agenda de la democratización del país.

Báez también respondió al canciller Moncada. “Esto no es un golpe de Estado. Es muy grave esa acusación contra la Comisión Mediadora. Aquí hay una crisis política en Nicaragua y como comisión mediadora hemos elegido la vía y pacífica”, dijo Báez.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .