Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

sábado, 2 de junio de 2018

Daniel Ortega apuesta por el "diálogo" para ganar tiempo en Nicaragua.



Por JUDITH FLORES / Tras más de 100 muertos y 1.000 heridos en Nicaragua, opositores nicaragüenses pierden la esperanza en la ronda de negociaciones con el Gobierno de Daniel Ortega y piden a organismos internacionales activar “todos los mecanismos legales” para contrarrestar la represión..
La organización Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia exige al régimen de Ortega permitir la presencia en Nicaragua del alto comisionado de Naciones Unidas para la Relatoría de los Derechos Humanos, quien investigaría los hechos de represión y los crímenes cometidos por las fuerzas represoras de Ortega.
Entre tanto, el abogado constitucionalista, Oscar Carrión cataloga las acciones represivas de Ortega como “masacre, genocidio, y crímenes de lesa humanidad que requieren la urgente atención de la comunidad internacional”.
La mayor parte de las víctimas presentan disparos en la cabeza. De acuerdo a expertos, los disparos son realizados por francotiradores desde posiciones ventajosas, una hipótesis que parece haber sido confirmada tras la masacre del pasado 30 de mayo, en la que 18 personas fueron asesinadas mientras participaban en una marcha en respaldo a las madres de jóvenes asesinados.
Analistas concuerdan que lo que inició como “una protesta cívica de estudiantes universitarios”, en contra de las medidas del anunciado incremento de las cotizaciones de la seguridad social y la reducción de las pensiones a jubilados, se ha convertido en una “carnicería humana por la brutal represión desatada por el régimen de Ortega”, en un intento de frenar las protestas a través de la política del terror.
Pese a que Ortega dio pie atrás con las medidas impuestas a la seguridad social, las protestas se han extendido en todo el país debido a la respuesta sangrienta del régimen. Los nicaragüenses demandan su salida del poder y que sea enjuiciado por los crímenes cometidos.
El proceso de diálogo propuesto por Ortega días después de iniciada las protestas, el 18 de abril, no ha avanzado debido al incremento de la represión. Las negociaciones fueron suspendidas por la Iglesia católica, que actúa como mediadora y testigo de la conversaciones, tras la masacre del pasado 30 de mayo
El director de Freedom House para América Latina, Carlos Ponce, estima que Ortega propuso un falso diálogo con el propósito de aplacar la crisis.
“(Daniel Ortega) no tiene ningún interés de rectificar, no tiene ningún interés de compromiso”, comentó Ponce.
“Él y Rosario (su esposa y vicepresidente de Nicaragua) han demostrado que no tienen ningún interés de llevar al país a una democratización, al reclamo justo que han tenido los jóvenes, los campesinos, los líderes del canal, hay un reclamo justo de todo el país que está pidiendo a gritos que Ortega se vaya, que abra las puertas de un proceso de transición y que se acabe esta represión que está matando al pueblo de Nicaragua que reclama libertad”, agregó.
El analista político y exembajador de Nicaragua en Alemania José Dávila se refirió en términos similares al llamado diálogo: “El diálogo nacional no tiene futuro, no sólo porque es un diálogo entre una dictadura y un interlocutor que busca la democracia, se vuelve en el fondo incompatible por los objetivos de cada sector, y los frutos no llegan, sino también porque el gobierno de Nicaragua es muy mentiroso, no es creíble, y sus objetivos en el diálogo son ganar tiempo para diluir las protestas nacionales”.
Y añadió: “Los obispos, como mediadores se han visto frustrados por las tácticas engañosas del Gobierno, y han suspendido el diálogo por tiempo indefinido”.
A juicio de Ponce, Nicaragua debe verse en el espejo de Venezuela, con los llamados diálogos que ha realizado Nicolás Maduro, cada vez que hay crisis, y que le han resultados ventajosos, a pesar de la grave crisis que vive.
“Creo que esa experiencia la deberían tener bien claro los empresarios en Nicaragua para no seguirse prestando para mantener a Daniel Ortega en el poder”, comentó el director de Freedom House.
creo que es un momento de entender que se acabó la paz social, la estabilidad y a partir de ahora en adelante hay un nuevo tiempo en Nicaragua, o colaboran a que haya un cambio real para que se fortalezcan las instituciones (del estado) o van a seguir sufriendo los vaivenes de una economía que va a depender de las crisis políticas. Este es el momento de empujar para salir de Daniel Ortega, o de seguir con un Daniel Ortega, para que siga reprimiendo y matando gente”, dijo el director de Freedom House.
El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, se ha pronunciado por una salida electoral en Nicaragua, y actualmente negocia con el régimen de Ortega en ese sentido.
Almagro ha sido un crítico de la oposición nicaragüense a la que ha llamado “mentirosa” sin ofrecer detalles de su señalamiento y se ha negado a calificar a Ortega como un dictador. A su juicio en América Latina solo existen dos dictaduras, la cubana y la venezolana.
“Luis Almagro debe hacer dos cosas: una, es ponerse al lado de Nicaragua, de su población y sus aspiraciones democráticas; y segundo, reconocer que el país cambió radicalmente el 18 de abril de 2018. Nicaragua hoy es otra, y Almagro no puede seguir pensando en la Nicaragua de 2016 y su acuerdo de ese año con Ortega; así giran las sociedades en busca de su autodeterminación”, dijo Dávila.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .