Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

viernes, 15 de junio de 2018

Paro nacional más muertos en los departamentos de Nicaragua.


El paro nacional mantiene de ayer jueves en inercia las ciudades del interior del país, donde los establecimientos comerciales fueron cerrados y hay pocos vehículos y peatones en las calles. También se reportan enfrentamientos en algunos municipios, que han dejado al menos  ocho personas muertas en León,  Bilwi y  Tipitapa.

Bilwi. Al menos dos personas murieron, uno de ellos es Ulises Santiago, y varios resultaron heridos durante una marcha en apoyo al paro nacional, organizada por Yatama. Durante la manifestación hubo un enfrentamiento con sandinistas que estaban en el parque municipal. Representantes de una radio sandinista y las instalaciones de la Alcaldía denunciaron ataques a sus edificios. Los lesionados son atendidos en el hospital regional Nuevo Amanecer.

En Nindirí Masya, fuerzas parapoliciales atacaban Nindirí y algunas personas saquearon el restaurante También saquearon un supermercado y la iglesia Católica hizo sonar las campanas, para alertar a los pobladores. Fuentes religiosas indican que los armados ingresaron a la iglesia en Nindirí y se llevaron a la fuerza a varias personas.

En Tipitapa, Managua, un joven del barrio Oronte Venteno, de nombre Agustín Mendoza Lira, murió durante un ataque registrado  en ese municipio. Los pobladores expresaron que motorizados, patrullas repletas de antimotines y simpatizantes del Gobierno atacaron sin importar que a esa hora salían trabjadores de una zona Franca.

En Matagalpa, el comercio, almacenes, restaurantes, distribuidoras y supermercados cerraron sus puertas. También pararon sus servicios el sector transporte, selectivo, urbano e intermunicipal. La cooperativa de transporte Contramusun estacionó sus unidadesy los portones cerrados.

La ciudad de Masaya se vieron  completamente vacías están las calles de la ciudad de Masaya en apoyo al paro nacional. Los habitantes han optado por permanecer dentro de sus viviendas, como medida de protección ante los ataques de civiles armados y antimotines en otros municipios y departamentos.

“Estamos en apoyo total, unidos somos más fuertes, la ciudad está en completo silencio y eso demuestra el respaldo del pueblo nicaragüense”, expresó Eduardo Cisneros, habitante del Barrio Monimbó.

Vilma Ramírez, habitante del Barrio San Jerónimo, dijo: “Hoy no vamos a salir de nuestras casas, estamos respaldando el paro nacional, aquí somos 5 personas las que trabajamos y ninguno salió a sus labores, porque queremos un país diferente por nosotros y por nuestros niños”.

En Granada la ciudad colonial también entro en parálisis. “Se ve que la población granadina también se ha sumado a la causa, puede notarse que han obedecido al llamado del paro y han obedecido las recomendaciones; somos mayoría los que queremos un cambio por Nicaragua, aquí no son 3 personas las que están apoyando, sino toda una ciudad completa está presente”, aseguró Gustavo Solís, habitante del Barrio Bartolomé.

En Chontales. En el municipio de  Cuapa hubo un enfrentamiento en la delegación policial,  y quemaron una patrulla y una moto de la Policía. No se reportan heridos. En la estación, quebraron las persianas de vidrio.

Ciuda de León. Dos personas murieron: Un monaguillo en el municipio de León y un hombre adulto en Nagarote. La ciudad de León ha sido escenario de enfrentamientos esta tarde. Esta localidad experimenta por tercer día consecutivo un paro de labores, debido a que organizaciones de la sociedad civil, el Movimiento Universitario 19 de Abril y empresarios habían iniciado el martes un paro departamental, que se ha extendido hasta este jueves con el paro nacional.

Durante toda la noche del miércoles se registraron detonaciones de morteros y balas, así como enfrentamientos donde la población de San Felipe, Ermita de Dolores, Sutiaba, Laborío, El Sagrario, han tenido que defenderse con piedras y morteros.

Se levantaron barricadas en las vías de los barrios del centro histórico y de áreas suburbanas, y fuerzas de choque y paramilitares se desplazan en camionetas lanzando balas y tratando de desbaratar las barricadas.

Agencia  internacionales de noticias, reportaron que  "Las principales ciudades de Nicaragua lucían casi desiertas y tranquilas el jueves luego de que muchos sectores se plegaron a un paro nacional de 24 horas que busca presionar por la renuncia del presidente tras la oleada de violentas protestas que han cobrado la vida de casi 150 personas en dos meses".

"Decenas de policías con uniformes azules y rifles AK-47 se alinearon en las principales calles de la capital del país centroamericano, Managua, donde había algunas tiendas abiertas.

En Managua, comerciantes del Mercado Oriental el más grande de Nicaragua, o "pulmón" del comercio de la capital, y supervisaba durante el día el estado del paro nacional convocado por la patronal. Se mostraba orgullosa porque la gran mayoría de los 15.000 vendedores del centro de compras se sumaron al paro, lo que demuestra el éxito de la convocatoria.

El Ejecutivo sandinista respondió a la provocación manteniendo la represión. Organizaciones de derechos humanos contaron al menos seis muertos entre la víspera del paro nacional y la mañana del jueves.

Mientras el descontento social contra Ortega aumentaba, los comerciantes decidieron sumarse a las protestas: levantaron barricadas en las callejuelas del centro de compras para evitar saqueos y convocaron a una desobediencia civil, que incluía el no pago de impuestos. El jueves se unieron al paro nacional. Para los capitalinos es una sorpresa ver al Oriental paralizado, porque este mercado nunca duerme. Es, sin duda, una muestra del profundo rechazo de este país al Gobierno del exguerrillero sandinista.

"Los comerciantes estamos preparados. Hemos puesto de nuestro dinero para levantar las barricadas y garantizar el pago de nuestros trabajadores, porque hasta ahora todos han sido pagados. Esta es una medida de presión que se suma a las que ya ha tomado el pueblo para exigir el fin del Gobierno", dijeron representantes del sector.

El país respondía de esta manera al llamado de los empresarios para presionar a Ortega e intentar poner fin a una crisis que dura ya 56 días y ha dejado 143 muertos, según un recuento confirmado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que el jueves exigió al presidente detener la represión.

El paro nacional se une a otras medidas que ha tomado la población, que incluyen el bloqueo de las principales carreteras del país, lo que ha dejado detenidos a más de 6.000 camiones de carga, lo que afecta también el comercio de Centroamérica.

"Aquí tenemos que sufrir todos", dijo Nayive Acevedo, del movimiento campesino que se ha levantado contra Ortega. "Estamos luchando por una Nicaragua libre y, lastimosamente o por suerte, a ellos (transportistas de mercancías) les tocó ver este tiempo de protestas. Lo que deben hacer es apoyarnos, porque si nosotros tenemos una Nicaragua libre ellos también van a ser beneficiados", agregó la mujer, productora de lácteos del sur del país quien dijo que ha dejado de vender su producción para entregarla a las personas que mantienen en pie los bloqueos de las carreteras o están atrincheradas en las barricadas.

"Estamos dispuestos a seguir hasta que Ortega se vaya del poder, porque los nicaragüenses no podemos seguir en esta situación. Él nos está mandando a matar y nosotros no tenemos armas. Estamos protestando pacíficamente, atrincherados, porque queremos una Nicaragua libre para nuestros hijos", afirmó Acevedo.

El Gobierno mantuvo la represión en la capital, cuyos barrios se mantienen atrincherados, y otras ciudades del país. La mañana del jueves fue asesinado un joven de 23 años en Tipitapa, localidad de Managua, cuando fue atacada por huestes del Gobierno la barricada que mantenían los vecinos. La víspera del paro fueron reportados cuatro muertos en Masatepe, municipio a 48 kilómetros de Managua.

Mario Rueda, reportero del diario La Prensa, informó de que los familiares de una de las víctimas de esa localidad tomaron la decisión de cavar un hueco en el patio de su casa para sepultar a Eliézer Saballos, dado que la presencia de grupos armados irregulares impedía la salida hacia el cementerio de la localidad. Mientras, el asedio se mantenía en Jinotega, al norte del país, importante ciudad productora de café y una de las más golpeadas por la violencia.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .