Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

sábado, 25 de agosto de 2018

Daniel Ortega se ensaña en las cárceles contra los activistas políticos.


Por: Judith Flores. Miami Florida /  - Tras las protestas pacíficas iniciadas en Nicaragua desde el pasado 18 de abril, en reclamo de que Daniel Ortega y Rosario Murillo abandonen el poder, algunas de las ciudades que hasta entonces fueron bastiones del sandinismo, pasaron a manos de sus poblaciones, entre ellas, la ciudad de Masaya, ubicada a 27 kilómetros de Managua, la capital de esa nación.

Cristian y Santiago Fajardo, dos hermanos de esa localidad se integraron al activismo para combatir al régimen de Ortega e inmediatamente el gobierno puso precio a sus cabezas y a través de las redes sociales ofrecieron una recompensa de 50.000 córdobas a quien los entregara para ser juzgados, bajo la acusación de “destruir Masaya”.

En estos momentos, después de que Cristian Fajardo fuese delatado y arrestado, lo enviaron a prisión por “motivos políticos” y permanece aislado en la celda de una galería de máxima seguridad, destinada a reos de alta peligrosidad en el Sistema Penitenciario de La Modelo.

En esa misma galería de máxima seguridad ha permanecido por más de cinco años Santos Sebastián Flores Castillo, un abogado que acusa a Daniel Ortega de haber agredido sexualmente a su hermana cuando la joven apenas tenía 15 años.

Otro de los arrestados por razones políticas y que mantienen en el mismo correccional es el dirigente de los desmovilizados del desaparecido Servicio Militar Patriótico, Marvin Vargas, quien cumple cárcel desde 2011 por protestar contra el régimen. Los casos de Flores Castillo y Vargas han sido denunciados ante organismos internacionales de derechos humanos.

Cristian Fajardo es dirigente nacional del Movimiento Por Nicaragua, y del Movimiento 19 de abril en Masaya, sin embargo el Gobierno de Ortega lo acusa de terrorismo y financiación de acciones terroristas. De otra parte, su hermano Santiago Fajardo fue detenido por la Policía Nacional en la localidad de Rivas, el pasado 22 de agosto, un mes después de la detención de Cristian, cuando intentaba cruzar la frontera hacia Costa Rica en busca de refugio. 

La familia Fajardo informó que Santiago fue trasladado a la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como El Chipote, identificado como sede de torturas del régimen.

El pasado 12 de julio, en entrevista concedida a DIARIO LAS AMÉRICAS, Cristian Fajardo relató que Eliseo Ramírez, militante sandinista y uno de los que encabeza la persecución contra opositores en Masaya, publicó en las redes sociales el pago de una recompensa por la captura de él y su hermano.

Desde que iniciaron las protestas, la violencia promovida por los paramilitares leales a Ortega y la Policía ha dejado más de 400 muertos, cerca de 3.000 heridos, muchos con daños físicos irreversibles; más de 130 prisioneros políticos y decenas de desaparecidos, según reportes de organismos de derechos humanos locales e internacionales.

El pasado 19 de junio, en medio de la oscuridad de la madrugada, los paramilitares se presentaron en el hotel Masaya, propiedad de Cristian Fajardo, golpearon brutalmente en la cabeza a René Caballero, de 69 años, tío materno de Fajardo, quien estaba a cargo del negocio, y le prendieron fuego al inmueble. 

Resultado de esa acción, los esfuerzos de años de trabajo realizados por Fajardo para asegurar un futuro junto a su esposa, quedaron reducidos a cenizas, por su oposición al régimen.

El abogado de los hermanos Fajardo, Oscar Carrión, informó que un día antes de la quema del hotel, Cristian había participado en una marcha cívica. Ese día los ciudadanos de Monimbo y Masaya declararon esas localidades “territorios libre de la dictadura”, esa acción provocó la furia del gobierno y en represalia quemaron el hotel.
“Hay una cadena de antecedentes en contra del dirigente cívico. La quema del hotel, las amenazas a su vida, el ofrecimiento de recompensa por su captura, todo lo llevó a tomar la decisión de atrincherarse”, aseveró.

Zoila Fajardo, hermana de Cristian y Santiago, que reside en Estados Unidos, dijo que su hermano Cristian está incomunicado igual que el resto de los presos políticos. Denunció que el gobierno está cometiendo injusticias y crueldades con los detenidos porque las autoridades judiciales rehúsan brindar información sobre el estado de los reclusos y los procesos judiciales, lo cual les ha dejado en un estado de total indefensión.

A Cristian tampoco le han permitido conversar con su abogado desde su detención el pasado 22 de julio. María Adilia Cerrato, abogada, esposa del activista, también permanece arrestada, en el centro penal La Esperanza, acusada de los mismos cargos que le imputan a él.

Para Zoila Fajardo, la situación en que se encuentra su hermano es una medida generalizada del gobierno contra los presos políticos, que viola los derechos humanos elementales.

“A otros detenidos por ser opositores al régimen les están haciendo lo mismo, sus familias no saben nada de ellos. Lo único que sabemos y que los abogados expresan en los medios de comunicación y en las conferencias de prensa, es que ellos tampoco tienen mucha información de sus defendidos”.

“Mi hermana lo pudo ver en La Modelo, está en una celda de máxima seguridad, de aislamiento, está encadenado de pies y manos con restricción de alimentos y visitas”, relató Zoila Fajardo.

Dos escoltas fuertemente armados custodiaban a Cristian durante la visita. Su hermana lo pudo ver a través de un vidrio y comunicarse por el hilo telefónico. “Pidió ayuda, está desesperado, lo están acusando de terrorismo, mi hermano no es capaz de matar a nadie, es conciliador, de trato suave”, dijo Zoila.

El abogado Carrión informó que Santiago Adrián Fajardo fue secuestrado por fuerzas del gobierno, pese a que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dictó medidas cautelares para él.

La casa de Santiago fue allanada ilegalmente el pasado fin de semana por grupos paramilitares. Eso habría motivado su intento de buscar refugio en Cosa Rica.

El jurista que representa a los hermanos Fajardo, experto en derecho constitucional, señaló que Ortega ha desarrollado una politica de persecución y criminalización frente a ciudadanos que ejercen el derecho a la protesta pacífica.

“En función de eso ha violentado y pisoteado derechos humanos fundamentales, eso sin incluir las muertes, heridos, las personas que han sido secuestrados, las personas desaparecidas y los daños que ha venido causando al país”.

La familia Fajardo aún desconoce los cargos que el gobierno le imputa a Santiago. En el caso de Cristian, el abogado Carrión dijo que las acusaciones contra su defendido son falsas, irregulares, e infundadas. 

“Son imputaciones de cargos penales prefabricados sin el argumento debido porque es enjuiciado por terrorismo y financiamiento al terrorismo, acusaciones que no tienen la base suficiente porque son delitos muy especiales en base a la doctrina penal internacional”.

Añadió que el juicio contra su defendido está plagado de inconsistencias y violaciones al debido proceso, lo cual viola los derechos humanos fundamentales establecidos en la Constitución y las leyes de la República.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .