Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

sábado, 1 de septiembre de 2018

“La Iglesia siempre ha visto pasar el féretro de sus perseguidores”

“Nadie muere a la víspera”, asegura el secretario general de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), monseñor Abelardo Mata, para responder a quienes lo amenazan de muerte.
“El martirio es don de Dios y no hay que andarlo buscando, pero si el Señor de la Vida lo quiere, bendito sea Él y bienvenido el martirio. Lo he dicho y lo repito: nadie se muere a la víspera”, afirma convencido el obispo Mata, también portavoz del Episcopado.
El pasado 9 de julio, el cardenal y arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes; monseñor Silvio José Báez, el representante del papa Francisco en Nicaragua, monseñor Waldemar Stanislaw; monseñor Miguel Mántica, entre otros religiosos, fueron agredidos por turbas, fanáticos y paramilitares en la basílica menor de San Sebastián, en Diriamba. Allí empezó la agresión del régimen de Daniel Ortega contra la Iglesia católica.
El 15 de julio, el obispo Mata fue agredido por turbas en Nindirí, Masaya, dañándole también su camioneta. Pero el 19 de julio, la represión y el irrespeto contra los jerarcas católicos subió el tono al máximo nivel, pues el designado presidente por el poder electoral, Daniel Ortega, calificó a los mediadores del Diálogo Nacional de golpistas y de ocupar sus parroquias para salir a asesinar.
A juicio de monseñor Mata, la saña con la cual Ortega está tratando a la Iglesia es para callar su voz profética, la cual no le gusta al caudillo que gobierna Nicaragua desde 2007.
“¿Por qué tanta saña? La Iglesia, cuando es fiel a su vocación profética, es un estorbo para quien no tiene ni la visión del ser humano y de la sociedad que los hombres de buena voluntad generan; por eso tratan de denigrar a las voces vivas de la Iglesia y hasta se pretende quitarlas de en medio. Podrán hacer callar alguna voz, pero el Espíritu Santo suscita mayor número de voces: la de todo un pueblo”, asegura el religioso.
El obispo Juan Abelardo Mata aseguró que ante las amenazas de muerte de que ha sido víctima se ha visto obligado a reajustar sus actividades pastorales.
“Ante las amenazas nos hemos visto obligados a reajustar nuestros planes pastorales y a buscar nuevas estrategias de acción. Gracias a Dios tengo un clero que sufre con su obispo, interceden por él y lo suplen magníficamente bien. Uno trata de ser prudente y evitar dar oportunidades a los de corazón endurecido para cumplir sus propósitos”, sostiene monseñor Mata, en entrevista al diario La Prensa.
El pasado 16 de mayo, en el inicio del Diálogo Nacional, el obispo Mata exhortó a Ortega que “no es a fuerza de presión de balas de goma y balas de plomo, ni con fuerzas paramilitares que se desmonta una revolución ciudadana”.
Para el obispo Abelardo Mata, el Gobierno no quiere diálogo y ahora busca a interlocutores a su medida.
“El Gobierno no quiere diálogo, en el fondo, diálogo alguno. Si lo buscó es para tomarlo como tabla de salvación ante un acontecimiento inesperado de rebelión”, resaltó el religioso.
Para Mata, el Gobierno aceptó diálogo para vender imagen hacia el exterior. “Por eso quiere interlocutores y mediadores a su medida”, señaló Mata.
El también obispo de Estelí, ante los señalamientos de Ortega que los llamó golpistas, dijo que le enviaron una carta al mandatario para que respondiera si los quería aún como mediadores, pero el caudillo hasta la fecha no responde.
Monseñor Abelardo Mata afirma que la Iglesia católica como testigo y mediadora del proceso de diálogo está convencida que “solo el diálogo de buena fe nos puede sacar a flote de estas honduras”.
De acuerdo con el religioso, siempre vale la pena “sentarse a la mesa del diálogo, ya que somos seres racionales y no bestias en dos patas”.
Por su parte, monseñor Rolando José Álvarez Lagos, señaló que “Nicaragua debe construir una cultura de derechos humanos”,  durante la homilía en la misa campal que presidió este viernes en la ciudad de San Ramón, en ocasión de las fiestas patronales en honor de San Ramón Nonato.
El jerarca católico se refirió particularmente al derecho “sagrado e inviolable” a la vida, así como al respeto a la dignidad humana, indicando además que los derechos humanos, en general, son también “derechos divinos”, por cuanto “somos imagen y semejanza de Dios”. Aunque el obispo no lo mencionó directamente, el de la vida y el respeto a la dignidad humana están entre los derechos más vulnerados en el país durante los últimos meses.
En su homilía en San Ramón, el obispo Álvarez señaló que “todos y cada uno de nosotros llevamos, desde ese primer instante de nuestro ser, en el vientre sagrado de nuestra madre, la impronta y el sello divino”, refiriéndose al aborto como un pecado, porque “se interrumpió libre, responsablemente la vida humana”. “El pecado de quitarle la vida a cualquier ser humano en cualquiera de sus etapas y fases de su desarrollo, es y será siempre un pecado contra Dios”, continuó el obispo.
Asimismo, monseñor Álvarez afirmó que “la iglesia, a lo largo de los siglos, con suma fidelidad y lealtad a su Dios y Señor, defiende el respeto irrestricto e inviolable de la dignidad de la persona humana. Cada uno de nosotros es tan digno, tiene tan altísima dignidad, porque somos imagen y semejanza de Dios y porque en Cristo hemos sido hechos, constituidos, en hijos amados del Padre”.
“Exactamente de esta misma verdad de fe brota el respeto irrestricto e inviolable a los derechos humanos que también por siempre ha defendido la iglesia”, dijo el obispo Álvarez. Agregó que “los derechos humanos son también derechos divinos, dicho de otra manera, los derechos de cada hombre, de cada mujer, de cada ser humano son también derechos de Dios y hay que respetarlos… 
De ahí que todos y cada uno de nosotros debe tutelar, custodiar, cuidar sagradamente cada uno de los derechos humanos universales de cada persona porque, cuando se descuida un solo derecho humano se están descuidando también todos los otros derechos humanos”.
El jerarca católico que ha sido uno de los miembros de la Conferencia Episcopal de Nicaragua que han servido como mediadores y testigos en el diálogo nacional –que continúa estancado– propuso a los feligreses que “Nicaragua debe de construir una cultura de derechos humanos”.



Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .