Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

martes, 11 de septiembre de 2018

Ortega quiere reunirse con Trump.

La violenta crisis sociopolítica que ha generado el comandante Daniel Ortega lo obliga ahora a ponderar acciones a nivel internacional, que no acostumbraba durante sus últimos once años de gobierno: El mandatario quiere asistir a la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que se realizará el 25 de septiembre en Nueva York, para reunirse con el presidente Donald Trump

Ortega así lo planteó en una entrevista concedida a la cadena France 24. La última vez que Ortega pisó este foro mundial fue el 25 de septiembre de 2007, cuando reestrenaba la silla presidencial. Sin embargo, desde esa fecha, el caudillo sandinista dejó de asistir a la Asamblea General, y delegó su representación en el embajador permanente o a través del canciller general de la República.

“Ortega dice que está listo para reunirse con el presidente estadounidense, Donald Trump, en las próximas semanas en la Asamblea General de la ONU”, reseñó France 24.

El mandatario sandinista acusó a Estados Unidos de apoyar la rebelión cívica y de fraguar un golpe de Estado en su contra. Ortega brindó estas declaraciones como parte de su campaña de entrevistas a medios internacionales para ofrecer su visión de la crisis nacional, que deja más de 320 muertos, miles de heridos y más de 400 presos políticos. En esta ocasión, con France 24, Ortega cambió su versión sobre los paramilitares.

Según Ortega, los paramilitares ya no son “policías voluntarios”, sino que son grupos “entrenados y financiados” para tratar de derrocarlo. Agregó que no descartaba que se llevara a cabo una intervención militar de los EE. UU. “Todo es posible cuando se habla de Estados Unidos”, dijo a Marc Perelman de France 24.

Aunque Donald Trump ha sido acusado por la prensa de su país como un presidente que disfruta de estrechar la mano a dictadores, e incluso de sentir admiración por el mismo Vladimir Putin, el caudillo sandinista no está en el radar de su homologo republicano. Las sanciones Global Magnitsky que la administración Trump ha aplicado contra funcionarios del entorno presidencial de Ortega han sido consensuadas y aprobadas de forma unánime por congresista y senadores.

El régimen de Ortega no hubiera querido enemistarse con Estados Unidos, entonces ellos han tenido que reaccionar usando el viejo lenguaje porque están débiles y necesitan defenderse, porque cuando el canciller está sentado en la OEA y han perdido o van a perder la elección, comienza a repetir que la OEA es el ministerio de colonias”, dijo el escritor y expresidente de Nicaragua, Sergio Ramírez. “Ese es un lenguaje de la Guerra Fría. Es un lenguaje fracasado, y lo que hace es abrir más las costuras, abrir más estos abismos de separación que se van creando internacionalmente”, agregó.

Como en sus anteriores entrevistas a la prensa internacional, Ortega arremetió contra el informe de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU. Siempre en el mismo tono de la guerra fría, Ortega calificó el informe como “difamatorio”. La investigación de la ONU sobre violaciones de derechos humanos entre el 18 de abril y el 18 de agosto señala “ejecuciones extrajudiciales” y “desapariciones forzadas”, así como “tortura y malos tratos”.

“Ortega denunció un informe “políticamente cargado” y dijo que el organismo de la ONU estaba recibiendo órdenes de Washington. Él negó enérgicamente que la policía o los paramilitares progubernamentales hayan cometido crímenes, y agregó que no se está investigando a ningún oficial de policía”, informó France 24.

Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, instó a la oficina del Consejo de Derechos Humanos “a que tome todas las medidas disponibles para abordar las graves violaciones de los derechos humanos que se han documentado en informes recientes”, en Nicaragua y Venezuela.

“La cantidad de personas que huyen de Nicaragua también está aumentando exponencialmente, como resultado de la crisis en curso en el país, incluido el deterioro de los derechos humanos”, refirió la alta comisionada en la última sesión del año del Consejo de Derechos Humanos.

Al inaugurar la última sesión ordinaria del año del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, Bachelet pidió a este órgano que refuerce su vigilancia sobre el país centroamericano. “Entre tanto, nosotros seguiremos documentando las violaciones de los derechos humanos en Nicaragua”, aseguró.

Bachelet mencionó el informe que publicó la Oficina, el cual documentó el uso desproporcionado de la fuerza por parte de la Policía, traducido en ejecuciones extrajudiciales; desapariciones forzadas; detenciones arbitrarias o ilegales generalizadas; malos tratos generalizados y casos de tortura y violencia sexual en centros de detención; obstrucciones a la atención médica; y violaciones de las libertades de reunión y expresión pacíficas, así como la criminalización de defensores de los derechos humanos, periodistas y manifestantes considerados críticos del Gobierno.

La alta comisionada dijo que en la crisis nicaragüense unas “400 personas murieron y al menos 2000 resultaron heridas”. También lamentó la decisión del Gobierno de expulsar a “nuestro equipo la semana pasada y pedimos al Consejo que fortalezca su supervisión del país”.

“En tales circunstancias, el Pacto Mundial prevé la cooperación regional e internacional para establecer una recepción pronta y humana de todas las personas que llegan a sus fronteras, respetando sus derechos humanos; y desarrollar mecanismos de admisión y estancia basados en la necesidad de protección de los derechos humanos”, insistió la alta comisionada.

Bachelet dijo estar ansiosa por ayudar a los “Estados a cumplir estos compromisos mediante el desarrollo de capacidades nacionales”, incluyendo el entrenamiento de guardias fronterizos y personal policial que trabaja en la frontera, para defender y respetar los derechos humanos de todos, y proporcionar orientación práctica de los planes nacionales de implementación, basados en el monitoreo y evaluación de la Oficina.

La entidad que dirige Bachelet tiene experiencia en documentar abusos en situaciones de crisis y conflicto en países donde los gobiernos le impiden el acceso. Para ello despliega a sus expertos en países vecinos donde pueden recoger información directa entre las víctimas que han logrado huir, recoge testimonios a distancia y recolecta pruebas audiovisuales, entre otras estrategias que permiten ofrecer una descripción creíble de la situación.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .