Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ⬇️SINTONIZA EN VIVO⬇️



TITULARES

jueves, 27 de diciembre de 2018

Doña Coquito la abuelita vandálica no pierde la esperanza de que retorne la paz a Nicaragua.


Por Danny Pérez García / Especial para SNN - Doña Miriam del Socorro Matus,  es una anciana de 78 años, que quiere libertad y unidad entre todos sin excepción alguna, de todos los nicaragüenses, que lamenta por esas madres que nunca encontraron a sus deudos, por esas madres que no pudieron estar esta navidad con sus familiares, y que además asegura que sufre por los miles de compatriotas que están fuera de Nicaragua.

Si seguimos refiriendo a todo lo anterior que dijo la anciana Miriam del Socorro Matus, nunca sabremos de quien estamos hablando, por esto, ella misma prefiere que le llamen doña Coquito, la anciana, que se volvió emblemático en las marchas y protestas cívicas de los meses pasados.

Doña Coquito, estuvo de nuevo en el programa radial, estelar de la mañana, Impacto 540 de Radio Corporación, bajo la dirección del periodista  Gustavo Bermúdez Herrera, afirma que pese a que ella no perdió a ningún hijo, se siente muy unida al dolor de las madres que perdieron a sus hijos.

Doña Coquito pregunta ¿Por qué si somos hermanos todos los nicaragüenses ahora estamos tan distanciados, si todos somos hermanos, que somos un pueblo bendecido por Dios.

“Quiero decirle a todas las madres nicaragüenses, que sus lagrimas y llantos van a ser recompensadas, por nuestro padre celestial, porque a pesar de que no llevo el dolor de haber perdido un hijo, me he unido a ese dolor” afirma conmovida doña Coquito.

“Le pido a mi padre celestial que todo esto se termine, y quiero decir que desde el 18 de Abril, yo me uní íntegramente a todos ellos para sentir esa justicia que pedían esas madres, cuando llegaron al seminario a pedir justicia, se me volcó el corazón, yo me siento otra de esas madres que sufren” afirma doña Coquito.

La anciana emblemática de las protestas cívicas, expresa su solidaridad con todos los periodistas, que a su parecer hacen una labor muy buena, ¿Por qué callarlos, diciendo que ellos dicen mentiras? Pregunta doña Coquito, -agregando- que estos hablan por la verdad, no es justo que los medios de comunicación y los periodistas no puedan seguir haciendo su labor en las calles, viendo las necesidades y problemas de la gente”.

“No es justo que se quiera callar las voces de los periodistas que dicen lo que esta pasando, y no es justo que algunos de ellos ahora estén prisioneros, por una causa justa, por una causa que ellos dicen la verdad” asegura la anciana

“Me uno al dolor de todos esos periodistas que están siendo ultrajados, humillados de una manera cruel, cosa que no lo merecen, pido a los que gobiernan, que no tengan esa conciencia y ese corazón de callarlos, porque al pueblo lo pueden callar, pero los sentimientos nunca los van a callar, porque estos sentimientos están en nuestros corazones” doña Coquito.

“Al menos yo segui9re siendo azul y blanco, si el presidente es poderoso que quite el azul y el blanco del cielo, que es lindo y bello, el no podrá quitar la bandera azul y blanco que yo conocí cuando entre al primer grado” puntualiza la anciana.

Doña Coquito, dice no tener miedo por decir, lo que dice, por la razón de que dicen que es vandálica, “yo no ando con bandas” –agrega- yo no me siento que soy una persona peligrosa, por el hecho de decir lo que siento, o pensar lo que siente, o decir lo que mira, ella reitera no tener miedo, si desde como un comienzo a dicho siempre que morir nació, morirá con el azul y blanco, con su gente, con la gente que se unió, con el corazón abierto.

“No me importa, lo que le digan o le pasen diciendo, porque a palabras necias oídos sordos, me siguen diciendo que me van a pasar la cuenta, ya estoy aburrida de eso, ese es el problema de los que me amenazan, los que quieran hacer justicia, supuestamente, justicia que dicen ellos, no se cual es la justicia que van a cobrar sobre mi persona” se pregunta doña Coquito.

“Yo no soy una persona que ande agrediendo a nadie, no ando hostigando a nadie, porque si mi me saludan aun sandinistas, porque me saludan yo los saludo también, porque que somos hermanos, porque vamos a odiarnos, porque sentir ese repudio entre nosotros mismos –se vuelve a preguntar la anciana.

Doña Coquito afirma muy convencida que todo lo que dice, no es “incitar al odio “como dicen el presidente y doña Rosario.” No, no, esto no es incitar al odio, eso que dicen son cosas personales que tienen en contra de nosotros,” afirma doña Coquito.
“Por que odiarnos ¿Cuál es el acoso que se tienen en contra de todo lo azul y blanco? Se pregunta la anciana, para luego agregar que cuando le dicen que se quite la ropa azul y blanco que se pone les contesta a los que le piden que se la quite que no se puede quedar en bolas, y que eso es su problema”.

En el transcurso de la participación de doña Coquito, en Impacto 540 de Radio Corporación, dice no saber que andan en sus cabezas los que le recriminan que ande puesto en su ropa, los colores azul y blanco, les digo eso a los  que creen que los colores rojo y negro son los colores de la bandera de Nicaragua.

“A mi no me molesta que ellos anden su bandera roja y negra, ahí me la pasan sacando, y me dicen vandálica, lo que ahora no me enoja, porque antes si me molestaba, ahora ya no, ahora pasan y me sacan dos dedos, yo les saco uno, entonces esas personas así, a mi me dan risa porque son tontos” afirma la anciana.
Doña Coquito, dice llamarle la atención el hecho de que solo sean hombres las que aun la pasan insultando, me pasan diciendo “vieja loca” mas otras cosas que son obscenidades, “estoy porque una sola mujer me lo diga” la ofenda, agregando que ella todo lo contrario ante las ofensas, no responde con violencia, por el contrario trata de hacer amistades.

“Muchas personas que llegan a comprar a mi pequeña venta, platicamos mucho, nos conocemos, al final todos llegamos a la conclusión de que las cosas están muy mal en Nicaragua, incluso llegan niños y niñas que me abrazan y me dicen que lloraron mucho cuando me montaron en la camioneta de la patrulla de la policía.

Doña Coquito afirma sentir mucho orgullo y alegría por la gran cantidad de personas que la quieren, asegura que hasta ha tendido invitaciones para viajar fuera de Nicaragua, a lo que ella siempre ha respondido, que no se va a ir de Nicaragua, hasta que vea el triunfo, en donde se ondee la bandera azul y blanco a toda la altura de sus brazos.

Doña Coquito, la anciana de el agua helada, como otros le conocen, podría pasar horas conversando con la audiencia de Impacto 540 de Radio Corporación, y con su director el periodista Gustavo Bermúdez Herrera, tiene tantas cosas que contar y para transmitir mensajes de amor y esperanzas de la pronta recuperación de la paz entre la familia nicaragüense, sandinistas y no sandinistas, como ella misma lo refiere.

“Cuando este suceda yo se que me voy a morir de alegría y de gozo, me voy a sentir la mujer mas dichosa de este mundo, cuando ya las cosas dolorosas que están pasando en el país se terminaron y ya no van a volver a pasar mas” asegura doña Coquito.

La anciana afirma que se siente muy orgullosa de ser muy conocida en el país, y fuera de Nicaragua, al tiempo que cuenta la anécdota de que cuando llegan policías a comprarle agua helada ella les dice que están comprando y bebiendo agua bendita, porque ella considera que el agua helada fue una bendición para ella.

“Cuando les digo esto a los policías que me compran agua, ellos me dicen: “cállese abuela” y después me dicen abuela que rica y heladita esta su agua, y la verdad que con todo esto que hablamos yo me confundo y me dan pesar, por sus familias y por ellos mismos, porque digo que ellos se sienten comprometidos con el gobierno, de estar en esa lucha que para ellos tal vez no es legal, pero tienen que ser así por su necesidad” señala doña Coquito.

Miriam del Socorro Matus, perdón, doña Coquito, la viejita del agua helada en las protestas cívicas, la anciana que un día fue arrojada con violencia, en la tina de una camioneta de la policía y encarcelada brevemente en el Chipote, en la conclusión de su participación en Impacto 540 de Radio Corporación, confiesa que aun a sus 78 años de edad, le gusta perfumarse, ponerse talco, ser bien vanidosa en ese particular –como ella misma lo admite- y le encanta que le digan que es linda, que es elegante, aunque ella sepa que no es así.

“A todos eso que me dicen yo doy las gracias, y a veces me hacen peguntarme si será verdad o es mentira, todos esos elogios que le dicen,  pero ni modo acepto todos esos halagos que me dan finaliza afirmando la “abuelita vandálica” como popularmente le conocen los nicaragüenses.


Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .