Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.:GRACIAS POR ESTAR EN SINTONIA!!!

TITULARES

viernes, 7 de diciembre de 2018


La Policía Nacional dice que se enteró del atentado con ácido contra el padre Mario de Jesús Guevara Cerda, Vicario de la Catedral Metropolitana, mediante una llamada al centro de emergencia 118, hecha por Rafael Pineda Valle.

Luego de su arresto e inicio de la investigación, informaron en una nota de prensa que la rusa "Elis Gonn" entró al país el pasado 17 de septiembre de 2018 con su hija de dos años de edad, Vera María Dolores Gonn, procedente de Honduras. La rusa y su hija pasaron por la oficina de Migración de El Espino.

La extranjera alquilaba un cuarto en la casa No. 9 del reparto Los Robles, contiguo al gimnasio El Coliseo, en el kilómetro 4 de la carretera a Masaya.  Según la nota de prensa, la mujer "deambulaba por las calles de Managua con su hija, alimentándose únicamente con caramelos".

Ella "llegó al templo de la Catedral Metropolitana de Managua a las 3:00 p.m. cuando se realizaban las sesiones de oración y exorcismo en casos de posesión satánica", según la Policía. Tanto este dato como el siguiente del informe oficial que dice: 

"Roció con ácido sulfúrico a Presbítero Mario Guevara, Vicario de la Catedral, mientras él estaba confesando a feligreses, ocasionándole quemaduras en su cara y cuerpo", han sido cuestionadas por los testimonios que la feligresía que atestiguó este y otros hechos a los sacerdotes de la Catedral.

La rusa Elis Gonn "llegó al templo de la Catedral Metropolitana de Managua a las 3:00 p.m. cuando se realizaban las sesiones de oración y exorcismo en casos de posesión satánica", según la Policía. 

Tanto este dato como el siguiente del informe oficial que dice: "Roció con ácido sulfúrico a Presbítero Mario Guevara, Vicario de la Catedral, mientras él estaba confesando a feligreses, ocasionándole quemaduras en su cara y cuerpo", han sido cuestionadas por los testimonios que la feligresía que atestiguó este y otros hechos a los sacerdotes de la Catedral.

Explican en la nota que la Policía ingresó a los predios de la Catedral "con autorización de la hermana religiosa Sor Arelys Guzmán "encontrando a la ciudadana Elis Gonn en trance, mientras el Presbítero Rodolfo López le practicaba exorcismo". 

Este dato también es contradictorio con la imagen que la mujer presentó en el momento que el comisionado Fernando Borge, segundo jefe de la Policía de Managua, la recibió en la puerta de la oficina de exorcismos de manos de Sor Arelys Guzmán, administradora de la Catedral.

Desde el quicio de la puerta, la misionera de la Orden Cristo Rey bendijo a Gonn y la persignó con la señal de la cruz en la frente. En ese momento, los periodistas y camarógrafos le hicieron imágenes y videos registrando a la mujer en calma y sin ningún tipo de "trance".

La Policía dice que la prueba de laboratorio hecha al líquido que Gonn llevaba en una botella y que lanzó al padre Guevara dio positivo como ácido sulfúrico.

Según algunos testigos de los hechos ocurridos en la Catedral, la rusa Elis Gonn llegó por la mañana de miércoles a la Catedral cargando a su hija en un carrito y anduvo paseándose por el templo. Luego salió por la parte trasera que lleva a las oficinas de la Dirección General de Ingresos, DGI, dirigiéndose luego al reparto Serrano, en donde, según confesó la autora a personas que le preguntaron tras el atentado, le "cuidaban a la niña".

Por la tarde, regresó para consumar el crimen solo que esta vez sin la menor. La mujer actuó a eso de las 3:50 p.m., aunque estuvo en el templo, observando la situación, desde el mediodía. 

Los nuevos elementos hacen presumir que en el crimen participaron tres actores: 1) El que cuidó al niño en el reparto Serrano, si es que es de ella o se lo "prestaron" para darse una cobertura; 2) La o las personas que distrajeron al sacerdote pidiéndoles les bendijera unos llaveros y otros artículos religiosos y que desapareció (o desaparecieron) inmediatamente de la escena, aprovechando el momento de la confusión; y 3) la rusa y hechora.

"Si es cierto lo que nos cuentan la gente que vio, significa que incluso hay más colaboradores. Estos son los hechos y uno hace sus deducciones racionales", señaló el padre Silvio Romero.

La mujer no mostró, en las dos ocasiones que llegó a la Catedral, síntomas de locura o posesión, al contrario, siempre lució estar en control, con el semblante natural de un feligrés hasta que cometió el atentado. Es más, al ser llevada a la patrulla de la policía, por el comisionado Fernando Borge, segundo jefe de la Policía Nacional lo hizo caminando con serenidad.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2016 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .