Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ⬇️SINTONIZA EN VIVO⬇️



TITULARES

miércoles, 9 de enero de 2019

Con Ortega nadie está seguro advierte Luis Carrión Cruz ex miembro de la dirección nacional del FSLN.


Por Danny Pérez García / Especial para SNN - Luis Carrión Cruz, ex integrante de los nueve comandantes de la revolución popular sandinista, en entrevista exclusiva para Impacto 540 de Radio Corporación bajo la dirección del periodista Gustavo Bermúdez Herrera.

De entrada, afirma estar claro desde hace muchos años atrás, de que el régimen de Ortega, es una dictadura, y haber visto desde como desde que retomó el poder en el año 2007, comenzó a consolidar su control sobre todos los poderes del estado, de cómo empezó a despojar a la policía y al ejercito de su carácter de instituciones nacionales a instituciones sometidas a su política de su gobierno es decir a convertirlos en instituciones orteguistas.

“Eso yo lo vi como iba avanzando desde hace tiempo –afirma Carrión Cruz- de cómo iba controlando el poder judicial por completo, como fraguó los fraudes electorales para tener el control total de mayoría en la Asamblea Nacional, y hacer lo que quisiera con la constitución, como controlo la fiscaliza, en fin todas las instituciones del estado, incluyendo las alcaldías supuestamente autónomas, pero que se alinean con el ejecutivo”.

El otrora integrante de la novena como se le conocía en el argot popular de los nicaragüenses, admite con sinceridad, es que lo que el no imagino es que Daniel Ortega, fuera capaz de llegar a los extremos de represión, crueldad y saña a los que ha llegado en estos meses, desde abril hasta esta fecha.

Carrión Cruz, ex miembro de la Dirección Nacional del FSLN, en la década de los años 80, en fotos del recuerdo siempre sonriendo y con sus infaltables anteojos, también admite, que eso sobrepasó lo que el hubiese imaginado alguna vez.
“Si. Esto no lo imagine. –Acepta Carrión Cruz- para luego agregar que si lo de su dictadura ya lo tenía muy bien claro.

Gustavo Bermúdez: Comandante Carrión, ¿Quién le heredó  el pensamiento de Sandino a Ortega, para que el se erigiese como la máxima autoridad del FSLN?
-A Daniel Ortega, nadie le heredó el pensamiento de Sandino, y el pensamiento de Sandino, no tiene nada que ver con lo que estamos viendo, ni viviendo aquí en Nicaragua, Daniel Ortega, se apodero lo que alguna vez fue un partido, el Frente Sandinista de Liberación Nacional –FSLN- y también trabajo para controlarlo y convertirlo en un grupo de seguidores inconscientes, sumisos, dedicados al culto de su personalidad, casi endiosándolo y despojándolo de los valores, de los principios, y de las convicciones que caracterizaron al sandinismo desde sus inicios, no fue una usurpación, fue una captura de esta organización, para destruirla y hacerla un instrumento de su propia voluntad.

GB: ¿Por qué los nueve comandantes del FSLN, perdieron el control de este partido y le dejaron totalmente su control a Ortega?

-Yo no puedo hablar de las decisiones de distintas personas, y que tomaron en su momento, cada quien tiene el derecho de incorporarse a la política activa, como abandonar la política activa, esto es individual, en mi caso, yo en mi caso rompí con el frente sandinista y renuncie en Enero de 1995, por “incompatibilidad con las líneas que Daniel Ortega, le estaba imprimiendo al frente sandinista, y en un congreso que se realizo en 1994, hicimos un esfuerzo un grupo de compañeros, para darle un rumbo democrático y alejados de la violencia como medio de acción política, pero fuimos derrotados en ese congreso, y Daniel Ortega, logro una mayoría y eso le permitió consolidar su control.

Yo quede como miembro de esa dirección nacional, y Dora María Téllez, también y nosotros aceptamos porque pensamos que iba a haber la posibilidad de negociar de buscar entendimientos políticos internos, sin embargo lo que rápidamente vimos es que no había ningún interés de acomodar las diferentes posiciones, expectativas, y divisiones que teníamos sobre el futuro de Nicaragua, Daniel Ortega iba a utilizar una mayoría formal que había en esa nueva dirección e imponer su voluntad, es decir que nosotros estábamos inhabilitados, estábamos incapacitados por la actitud ya autoritaria de Daniel Ortega, de que no podíamos ejercer ninguna influencia dentro de ese frente sandinista, y en ese momento yo decidí renunciar junto con Dora María, tanto de la dirección como a la militancia del frente sandinista, fueron razones políticas, al ver la ineficacia, la falta de credibilidad dentro del frente sandinista.

GB: ¿La pregunta es que porque se impuso mas la decisión de Ortega, y no la de la dirección nacional del frente sandinista?

-A partir de 1984, cuando Daniel Ortega, es electo presidente por primera vez, la correlación de fuerza entre el y la dirección nacional comenzó a modificarse gradualmente, porque el sentía que ya tenia una base de poder propia, que era la gente que había votado por el, distinta a la de la dirección nacional que era mas bien el resultado de una historia política y revolucionaria, pero que no estaba ratificada, legitimada a través del poder electoral, excepto la posición de Daniel Ortega, y desde entonces empezó a proyectarse como la cara de la revolución, y como el máximo dirigente.

Prácticamente se mantenía en campaña permanente, recorriendo las ciudades, hablando con las gentes, y dejaba los asuntos de gobierno a Sergio Ramírez y a otras personas, en ese sentido el fue fortaleciéndose y estableciendo una conexión con una base sandinista, que fue debilitando a la dirección nacional como órgano, digamos de tomar decisiones políticas, aparte de que no todos los miembros de la dirección estaban por una línea democrática, como Tomas Borge, que dijo que se tenia que hacer cualquier cosa, antes que perder el poder, el estableció esa línea, Bayardo Arce que ha sido su asesor, durante muchísimos años, tampoco es que había una cohesión completa en la dirección nacional, otros que no estaban totalmente de acuerdo, pero no actuaron, entonces no es que Daniel Ortega o la Dirección Nacional, sino que mas bien fue un proceso gradual, en donde Ortega, fue agarrando fuerza, y la Dirección Nacional se fue debilitando, por diferentes razones.

GB: ¿Que reflexiones hay que darle ahora al pueblo de Nicaragua, ahora que hay una revolución pacífica, y que prácticamente el pueblo de Nicaragua la esta ganando, cual es la diferencia?

-En primer lugar la revolución de 1979, que aplastó las estructuras del poder somocista, deriva poco a poco en el autoritarismo político, y este autoritarismo político en aquel momento “nosotros” lo justificábamos como respuesta a la agresión norteamericana, que efectivamente había toda una política agresiva del gobierno de Ronald Reagan, en respuesta a las actividades armadas de la contra, que en primer lugar como una primera respuesta, pero que después se convirtió en todo un movimiento campesino masivo, y de alguna manera en esto la revolución tuvo responsabilidad, en dejar como que los campesinos tuvieran que alzarse, en contra de la revolución.

Todo eso fue creando divisiones profundas dentro de la sociedad, que no se resolvieron, después de los años 90, nunca se resolvieron, nunca nos vimos cara a cara, y asumir nuestras responsabilidades, tanto los dirigentes del frente sandinista, como los de la contra, y eso hubiese sido la base para construir una sociedad mas sana, y que hubiera dado lugar a un pacto social verdadero, en el que se hubiera podido sentar un régimen democrático, y de libertades publicas, ni la venganza, ni la impunidad que son los dos extremos que pueden surgir para impedir la construcción de una sociedad sana y libre, y democrática, la construcción de un nuevo país que esta surgiendo en Nicaragua desde la sociedad civil, requiere la justicia, requiere que haya reparación para las victimas, que los presos políticos no queden olvidados en las cárceles, que los que perdieron familiares no sientan que el país les dio la espalda, tienen que tener justicia, los responsables de los crímenes deben ser juzgados de acuerdo a la ley, y no venganza, sino justicia, porque sin eso Nicaragua, va a seguir en el ciclo de dictaduras, de refrescamiento, periodos de calma, porque en Nicaragua todas las grandes crisis de su historia han surgido por razones políticas.

GB: ¿Es una lucha ideológica la que sostiene Ortega, o es el sostenimiento de un fanatismo irracional, en el que sumerge a sus seguidores?

-Aquí no hay ninguna lucha ideológica, Daniel Ortega, el no representa ninguna ideología, si usted escucha hablar a Ortega, al referirse a la lucha histórica, de sus mártires, el lo que hace es proyectarse, recurrir a que el gobierna Nicaragua por la  voluntad de Dios, eso no es ninguna política, eso  es una ensalada rusa de ideas, el por lo que lucha es por sostenerse en el poder, Ortega, a estas alturas no tiene ninguna opción social, política o mejoras institucionales, repito lo que Ortega quiere es mantenerse en el poder, a costa de lo que sea.

GB: ¿Adonde vamos a parar en todo esto, cual es su teoría?

-Bueno, aquí en Nicaragua, esta naciendo un nuevo país, yo realmente nunca había visto, los valores democráticos asumidos por tantos centenares de miles de personas, la conciencia ciudadana que parecía que en Nicaragua, no había, que lo que había eran clientes de un gobierno que repartía prebendas, hoy nos demostraron que estábamos equivocados, los que alguna vez pensamos eso. Y que en ese silencio aparente se fue construyendo ciudadanía, la ciudadanía es clave para que exista democracia, el sentido de las gentes de que tienen derechos, derecho a exigir, y luchar por esos derechos, eso para mi es una de las cosas mas esperanzadoras, y los que han luchado de una manera masiva fueron los jóvenes, los que lanzaron esta lucha por la libertad por la democracia, y por la justicia.

De tal manera que eso me da a mi un enorme optimismo, la represión es brutal, y los esfuerzos de Daniel Ortega, para mantenerse en el poder parece que no tienen limites, o sea que no tienen limites de decencia, no tienen limites de humanidad, por la saña y la extensión con que persigue a los luchadores, los que participaron en las barricadas, los que participaron en las protestas, a los que lo desafían como don Alex Vanegas, que simplemente corría en las calles, y que ya tiene mas de dos meses prisionero, sin ninguna justificación, sin ninguna orden, sin nada, porqué Daniel Ortega, no resiste, se vuelve cuando alguien le demuestra que no le tiene temor.

Entonces aquí esta naciendo una nueva Nicaragua, mas temprano que tarde, mas temprano que tarde esta nueva Nicaragua, se va a imponer y yo realmente creo y espero a que esta sea la ultima vuelta de este ciclo de dictaduras que nos ha perseguido que nos ha perseguido desde principios del siglo XX, tenemos mas de un siglo de regímenes dictatoriales que van y que vienen, pero eso se va a terminar, porque esta rebelión cívica, tiene características completamente distintas de las que han tenido otras revoluciones, y ese carácter cívico, es fundamental, para no solo acabar con el régimen dictatorial de los Ortega-Murillo, sino que para acabar con las raíces, con las causas que hacen posible que cada cierto tiempo en nuestro país, se asienten regímenes dictatoriales.

GB:¿ Usted teme caer preso, por su familia, puesto que hemos visto que el régimen la emprendido en contra de antiguos dirigentes de la revolución sandinista, como es el caso de Dora María Téllez?

-Digamos que aquí en Nicaragua, todos tememos, aquí no hay nadie que este seguro de que no puede ser perseguido, no puede ser reprimido, encarcelado, o lo que sea, y nosotros vemos como personas que están haciendo su vida normal desde hace ocho meses atrás, después del 18 de abril, y van a sus trabajos a sus estudios, de repente son capturados, todos los días capturan aquí gentes, entonces nadie puede ni debe sentirse libre de ese temor, temor de sufrir las consecuencias de esa represión y no solo los viejos o antiguos dirigentes del frente sandinista, nadie, nadie, sea cualquiera, sea menor de edad, sea de la tercera edad, seas lo que seas, hayas sido sandinista, liberal, conservador, hay una especial ojeriza me parece a mi, pero no exclusiva en contra de los que estaban en sus filas, especialmente con los que estaban en sus filas hasta hace poco, pero en realidad esta represión no selecciona en base a la posición política de las personas y el temor es generalizado como se expresa en miles y miles  de personas.

No sabemos cuantas son exactamente, ya que miles han huido del país, familias enteras, dejando todo, sus propiedades, sus medios de vida, y han huido del país, para vivir en condiciones realmente horribles, miserables, muchos de ellos durmiendo en las calles, mendigando, eso es el reflejo de miedo y el temor que Daniel Ortega, ha tratado de imponer a toda la sociedad nicaragüense, sin que eso le haya dado éxito, en su afán de aplastar la resistencia pacifica.
  
GB: ¿Los ex miembros de la Dirección Nacional del FSLN, han pensado alguna vez en reagruparse como ciudadanos libres, hacer una propuesta de salida democrática, incluso planteárselo al mismo Ortega?

-Daniel Ortega, no escucha a nadie, Daniel esta encerrado con su pequeño circulo de poder, no son razones, las razones no alcanzan, no le llegan, “la Dirección Nacional del FSLN “dejo de existir” o sea lo  que existen son personas, a nivel individual, en la que cada quien siguió su propio camino, como tienen el derecho de hacerlo, yo he levantado mi voz, yo he denunciado, yo he respaldado las propuestas de la Unidad Nacional Azul y Blanco –UNAB- yo le he dado mi apoyo a la Alianza Cívica, mi respaldo a una salida pacifica, con una negociación responsable, seria, y comprometida para buscar, unas elecciones adelantadas que permitan como primer paso para establecer un régimen democrático, en donde verdaderamente todos los ciudadanos tengamos derechos y seamos iguales, y no seamos ciudadanos de segunda clase.

Como somos en este momento, entonces hablar de los miembros de la ex Dirección Nacional del FSLN, eso ya caducó, ya no hay Dirección Nacional, cada quien es responsable de sus propias actuaciones, de sus propias decisiones y por otra parte Daniel Ortega, no escucha ninguna razón, el esta empecinado totalmente en su actividad represiva para mantenerse en el poder, y bueno ha recibido llamados de la Secretaria General de la OEA, de los miembros de muchos países de la comunidad internacional, y sin embargo el no reacciona, el reacciona solamente con mas violencia, y mas represión, concluye el ex miembro de los nueve comandantes de la Dirección Nacional del FSLN, Luis Carrión Cruz. 

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .