Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

miércoles, 20 de febrero de 2019

Poder, soberbia y locura.


Por Oscar-René Vargas - En la antigüedad el filósofo político ateniense Calicles elaboró una teoría en el sentido que el poder pertenecía a los más fuertes.

Traducido al tiempo presente, la respuesta sería que la clase dominante piensa que el poder es patrimonio de los ricos y de los más fuertes sobre los pobres y los más débiles (los ciudadanos “de a pie”).

En base a la arrogancia con que trata el régimen Ortega-Murillo a los prisioneros políticos y a las personas pertenecientes a los movimientos sociales que son, en su gran mayoría, ciudadanos “de a pie” reclamando sus derechos, piensan que el poder es parte de su patrimonio; es decir, les pertenece.

Al mismo tiempo, percibimos que existe una relación entre el poder y la soberbia. La enfermedad de la soberbia en las personas del círculo íntimo del régimen afecta la toma de decisiones políticas del gobierno, lo que tiene consecuencias muy graves para los ciudadanos “de a pie”.

La soberbia del poder se desarrolla, todavía más, con el Síndrome de Hubris (desmesura), que se traduce en la embriaguez del poder.

La política es el arte de lo posible, la cual debe ir acompañada de la modestia. La soberbia del poder puede hacer mucho daño a los “de abajo”.

Tomando en cuenta estas circunstancias considero que de ninguna manera el régimen Ortega-Murillo tiene derecho de ejercer con arrogancia y soberbia. El círculo íntimo del poder piensa que tener poder es ser impune, a los que no les llega nada.

La impunidad del régimen provoca temeridad y ésta abre el camino a todos los excesos. El círculo íntimo del poder cree que todo es posible en el país. Incluso convertir la democracia en un simple simulacro.

La historiadora norteamericana Bárbara Tuchman advirtió “que el poder genera locura, de que el poder de mando impide a menudo pensar (correctamente), de que la responsabilidad del poder se desvanece, conforme aumenta su ejercicio. 

La responsabilidad del poder implica gobernar de manera razonable cuidando el interés del Estado (de la nación y todos los ciudadanos). En ese proceso es una obligación mantener la mente abierta y resistir el insidioso encanto de la estupidez”.

El régimen Ortega-Murillo para mantenerse en el poder mienten descaradamente. Ocultan la verdad, niegan la verdad, disfrazan la verdad. La mentira se ha convertido en arma normal de su estrategia política.

La altura histórica que alcancen los dirigentes políticos dependen de la ola sociopolítica sobre la cual surfean; y si caen o evolucionan mal, eso no se debe al oleaje, sino a su impericia o a su estupidez o a su locura.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .