Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

martes, 19 de febrero de 2019

Reinicio del Dialogo Nacional es positivo y debe implementarse con condiciones que generen confianza afirma la oposición.


Por Danny Pérez García / Especial para SNN - De sorpresivo e importante califico Carlos Tunnermannn Berheimn, además celebrar el hecho de que el gran capital le haya llevado personalmente al presidente inconstitucional Daniel Ortega todas sus inquietudes que son las inquietudes del pueblo de Nicaragua, como ellos mismos lo han dicho.

Tunnermann, educador, analista político miembro de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y de la Unidad Nacional Azul y Blanco –UNAB-  durante el transcurso de su participación en el estelar de la mañana Impacto 540 de Radio Corporación, bajo la dirección del periodista Gustavo Bermúdez Herrera, agregó que el propósito de este acercamiento entre el gran capital y Ortega es el de abrir las puertas, y citó textualmente que esta apertura deja entredicho que la Alianza Cívica y el gobierno de Ortega se preparen a reanudar el diálogo nacional, que fue suspendido por el mismo Ortega, en donde ellos piden que este diálogo  nacional sea una negociación seria, franca e incluyente.

“La reapertura de un diálogo nacional serio, franco e incluyente que permita una solución rápida a la crisis del país y  que sea con bases objetivas y constitucionales, creo que esto es una medida de  derivada de la preocupación del gran capital por la grave crisis económica y social que está viviendo el país y seguramente están convencidos que la única manera de resolver esto es con el diálogo, en donde ellos mencionan el papel el papel importante que ha jugado la iglesia católica, y en donde ellos también mencionan que la Alianza Cívica, se prepare para participar en el diálogo” señala Tunnermann.

El miembro de la Alianza Cívica, puntualiza que de esta manera tal y como lo dijo el empresario Antonio Baltodano, en una entrevista a un diario de circulación nacional, de que ellos se ven solo como un puente, que ellos no se han sentado a negociar nada con Ortega, que ellos –reitera Tunnermann-  se ven simplemente como un puente, es decir como un puente para que se establezca un verdadero diálogo.

“El diálogo no se ha reiniciado, esto ha sido un contacto o un encuentro tal y como le bautizó  el Cardenal Leopoldo Brenes, un encuentro en que el gran capital, le trasladó todas las inquietudes, –reitera Tunnermann- las preocupaciones a la pareja presidencial y le hicieron una presentación objetiva y franca de la situación nacional y les presentaron las demandas de la población, esto fue entonces un encuentro no fue el inicio de ninguna negociación, fue un paso dado por los representantes del gran capital para abrir una ventana o una puerta al diálogo nacional” destaca Tunnermann.

Para el miembro de la Alianza Cívica, Carlos Tunnerman Berheimn, esto es sumamente importante y debe valorarse de positivo, tal y como lo han venido haciendo los distintos organismos internacionales, como la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la Naciones Unidas –Oacnudh-  la Comisión Interamericana de Derechos  Humanos –CIDH- entre otros.

El miembro de la Alianza Cívica, señala que en el encuentro que sostuvo el gran capital con el presidente Ortega, estos le recordaron los requisitos para el reinicio del diálogo, como es el requisito que dejaron los eurodiputados tal y como es la liberación de los presos políticos, y de la liberación de las libertades públicas de la población en el informe que presentaron al concluir su visita, porque todo esos requisitos que ellos señalaron para la reapertura del diálogo generaría un clima de confianza, de tal manera que el cumplimiento de esos requisitos harían una contribución muy importante a este diálogo. 

“Ahora bien, a mí me parece que esos prerrequisitos, si el gobierno no los cumple de previo, serán puntos primeros del diálogo nacional, es decir que si el gobierno no sigue las recomendaciones de los eurodiputados y no procede a liberar de inmediato a las presas y presos políticos, ni da cumplimiento a la reapertura de los derechos constitucionales como son el derecho a la libre manifestación, a la libre concentración, entonces en la agenda del diálogo nacional estos puntos deberán ser puntos clave a discutirse, para luego pasar a los puntos que se refieren a la solución de la crisis institucional y democrática en que está sumergido el país” acota Tunermann.

Para el miembro de la Alianza Cívica, como bien lo dijeron los representantes del gran capital en el encuentro que sostuvieron con Ortega, todo esto tiene que ser con el objetivo de retornarle al país la institucionalidad y la democracia a Nicaragua, de tal manera –agrega Tunnermann-  que en su opinión personal el gobierno de Ortega perfectamente puede empezar a dar alguna muestra y algunas medidas que puedan ir generando confianza y que prueben que esta vez el gobierno llegará al diálogo con la voluntad política de resolver la crisis.

“Es importante que ambas partes –oposición y gobierno- lleguen al diálogo nacional con verdadera voluntad política de resolver la crisis y no levantarnos de esa mesa hasta que se haya resuelto esa crisis social y económica, fundamentalmente política, porque ni lo económico ni social se va a resolver mientras no se resuelva el problema político, lo que es el problema de fondo, en consecuencia hay ciertas medidas que se le harían muy fácil implementarlas al gobierno, con lo que daría muestras de que tiene verdadera y buena voluntad política de resolver la crisis” puntualiza Tunnermann.

Para el miembro de la Alianza Cívica una buena muestra de voluntad política  de parte del gobierno, sería la puesta en libertad de cuatro presos políticos que ya tienen sentencia absolutorias a su favor, y que el sistema penitenciario no ejecuta, tal es el caso del estudiante del Universidad Nacional Agraria –UNA- José Ramón González, al que hace ya más de tres semanas un juez le dictó sentencia absolutoria y sin embargo el sistema penitenciario no le da cumplimiento, poniéndolo en libertad, este también es el caso de Raúl Ernesto Rojas Bello, lo mismo que de Alberto Monroe y de Guillermo Sovalbarro Oporta, en donde ellos tres tienen sentencias absolutorias y no son puestos en libertad , y tenemos el caso del señor Alex Vanegas quién debería ya haber sido puesto en libertad.

“También el gobierno bien podría poner en libertad, porque todo mundo sabe que son inocentes, porque ellos únicamente se limitaron a informar al pueblo de Nicaragua, lo que estaba pasando, tal y como es el caso del periodista Miguel Mora y la periodista Lucia Pineda a los que los están procesando y los tienen en condiciones carcelarias sumamente duras” señala Tunnermann.

Por su parte Violeta Granera, Coordinadora del Frente Amplio por la Democracia –FAD-  coincide con Carlos Tunneramnn, de que el gran capital llevó al régimen Ortega-Murillo, la urgente necesidad de que se siente a negociar una salida a la crisis que ellos mismos han provocado.

Granera, durante su intervención en Impacto 540 de Radio Corporación, señala que éste  encuentro se debe leer y valorar de una manera positiva, para luego aclarar que este encuentro no fue un diálogo y de que ahí se hicieron arreglos, lo cual nunca lo permitiría el pueblo de Nicaragua.

“Este encuentro entre el gran capital y el gobierno, simplemente fue una manera de colaborar, para que Ortega entienda de una vez por todas que esta situación de crisis que vive el país ya es insostenible, para el principalmente, pero también para el país, con este encuentro se abre una posibilidad en la que tanto la Unidad Nacional Azul y Blanco como el FAD han hecho pública su posición en la que, que resaltan dos posiciones, como es la de que si el gobierno quiere un diálogo  en verdad serio, tienen que dar algunas condiciones que den señales de que este diálogo será franco y serio, porque bien vimos cómo Ortega en el diálogo del año pasado, éste no tenía ninguna voluntad e intención de dialogar, que solo tenía intención de ganar tiempo para oxigenarse y reprimir a la población de una manera brutal” destaca Granera.

Para la coordinadora del FAD lo que ahora Ortega menos tiene o no tiene, es tiempo, y la represión le ha quitado el tiempo, y los días de su dictadura están contados, y lo que resta es que se sienten a dialogar para determinar cómo se hace para salir del atolladero, de cómo la dictadura va a salir de éste, causando esta vez menos daños a los nicaragüenses, sin provocar más traumas de los que ha provocado en estos últimos diez meses.

“Ortega debe dar condiciones para que un nuevo diálogo sea franco, serio y sincero, y esto facilite  un clima y ambiente de confianza, para que podamos creer que verdaderamente este diálogo es la vía para que lo podamos acelerar, un diálogo que pasa por dos grandes e importantes temas, en el que en primer lugar está el dela liberación incondicional de todas y todos los presos políticos, aquí nadie se puede sentar con el dictador si este no da muestras de sentarse a hablar seriamente y eso repito significa que tiene que liberar a todos y todas las presas políticas, luego esta por supuesto el cese a la represión y esto implica el desarme de los paramilitares y dejar de estar haciendo redadas y secuestros a la población en todos los puntos de Nicaragua, sin esto no puede haber manera de sentarse a dialogar con Ortega” puntualiza Violeta Granera coordinadora del FAD.

Para Granera otro punto absolutamente necesario para sentarse a dialogar con Ortega es que se devuelva el respeto absoluto a todas las libertades públicas, que todos los nicaragüenses puedan estar en las calles, como tienen derecho, sin exponer la seguridad y la vida de nadie, que el régimen de Ortega, restituya el derecho a la libre expresión, que todos los periodistas que están en el exilio forzado, puedan retornar al país, que se les devuelvan todos sus equipos de trabajo que le han sido confiscado por el régimen, y también que puedan volver los casi 50 mil exiliados temporales que se han ido a Costa Rica y otros países, pero que no quieren vivir fuera de Nicaragua, que simplemente tuvieron que irse para salvaguardar sus vidas y por último que se permita el retorno al país los organismos internacionales de derechos humanos que fueron expulsados por Ortega, concluye su participación en Impacto 540, de Radio Corporación, Violeta Granera, coordinadora del FAD.


Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .