Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ⬇️SINTONIZA EN VIVO⬇️



TITULARES

viernes, 29 de marzo de 2019

Monseñor Mata: “El diálogo es una pura payasada”.

Tomado de la Trinchera de la Noticia. Monseñor Juan Abelardo Mata Guevara, Obispo de Estelí y Secretario de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN, no tiene pelos en la lengua y menos ahora cuando expresa sus opiniones sobre la crisis del país y las negociaciones entre el gobierno y la Alianza Cívica.
Simplemente no cree en este proceso, al que califica de “una falsedad” y de “un circo, una payasada”. Hace duras críticas a los negociadores de la Alianza Cívica y es más duro con el gobierno porque no cree que tenga intenciones de resolver la crisis.
En una amplia entrevista con este diario, Monseñor Mata dice exactamente lo que piensa del momento político y “no es porque seamos definidores de la historia de Nicaragua, no, es simplemente porque como pastores nos duele que se abuse de la autoridad y se trate de medrar hacia proyecciones personales el dolor de ese pueblo”.
“El diálogo es un medio para encontrar un fin determinado, en este caso la unión con Dios, en el caso de los nicaragüenses creemos firmemente que es el camino para encontrar los verdaderos cambios radicales, es el diálogo involucrando a todo el pueblo, no a una élite, no a arreglos de cúpulas como siempre se ha entendido el diálogo en Nicaragua”.
Agrega que “vemos cómo cíclicamente cada 30 o 40 años estamos repitiendo la historia de destrucción y de muerte, del pueblo, asesinatos, huidas de cerebros y faltas a la humanidad. Por eso yo he dicho hartas veces que la verdadera revolución se está fraguando en estos días cuando un pueblo ha tomado conciencia de su futuro y quiere labrar ese futuro y trabajar por él”.
¿Qué opina del diálogo actual? Monseñor Mata: El diálogo es una falsedad. Para que haya en verdad un diálogo entre A y B se requiere que cada uno, A y B, sean lo que son, que A sea A y B sea B, atendiendo a su propia realidad, no camuflándose, abriéndose a la realidad del otro.
No lo digo por la gente de la Alianza Cívica, que está en el diálogo, que haya falsedad,  hipocresía, doblez, ciertamente hay dudas, porqué tanta fuerza en esa mesa es de la clase empresarial y dónde está la fuerza de los estudiantes y campesinos, que son los que han generado estos cambios en la república. ¿Será que se buscan intereses personales, como defender su capital nada más? No podemos permitir eso.
Con toda razón, Monseñor Báez lo ha dicho hay que fiscalizar, tenemos como pueblo derecho a ir controlando a la gente que dice que no representa en este diálogo, por una parte, y por otra, el gobierno.
Al gobierno yo no le veo voluntad sincera de encontrarse por un futuro mejor si no, simplemente, aquí mando yo y aquí nadie me saca, y por mis pistolas yo me mantengo aquí. Digo “por mis pistolas”, porque la fuerza, justamente, de este régimen, no le digo gobierno porque nos desgobierna, está en las armas no en la racionalidad, no en la constitucionalidad de este pueblo, reflejado en la Carta Magna, no en las leyes internas que gobiernan a este pueblo, sino que en un proyecto muy particular, muy personal, de un grupo que quiere mantenerse a toda costa en el poder no importándole la sangre que se derrama.
Y mientras esté en esa perspectiva creo que el diálogo no madurará nunca.
“El pueblo no es objeto de negociación”
Trinchera: ¿Qué sugerencias le da a la Alianza Cívica?
Monseñor Mata: Respeten al pueblo, la persona humana no es objeto de negociación. Da la impresión de que es un verdadero negocio lo que se está fraguando allí: tu me das a mi la liberación de los presos políticos y yo te doy tal cosa.
En definitiva, creo que andan buscando la amnistía, uno lo percibe, lo ve. No, no podemos nosotros pretender ocultar la verdad de las cosas y negociar a la persona humana. Para ponerles un hecho muy concreto y que nos ha molestado mucho como Conferencia Episcopal fue el negociar a Monseñor Rolando Alvarez. Ok, te voy a permitir que esté Monseñor Alvarez como testigo cualificado o acompañante, como ellos lo llaman, pero si tu me dejas tal otra cosa y me permites traer a pastores protestantes afines al gobierno que estén allí. No. Por esta misma razón le dijimos a la Conferencia Episcopal no vamos porque no somos objeto de negocio ni como Conferencia y mucho menos un miembro de la Conferencia.
No podemos poner en negocio a la persona humana. A la Alianza Cívica le pedimos el respeto profundo al pueblo, que el pueblo quiere cambios radicales, quiere en verdad que lo que se dice en la Constitución de la República se viva. Naturalmente eso está garantizado por la distribución de poderes en la república, no se puede centrar todo en un solo poder todos los demás poderes, como en la práctica aquí se ha venido haciendo.
No se puede permitir a instituciones armadas que la Constitución de la República admite, como es la Policía y el Ejército, armar a un tercer cuerpo para que sea como una guardia personal de un grupo que trata de proteger sus intereses. Todo eso está dañando a la paz pública y a la seguridad nacional, y todo esto no es negociable.
Lo hemos dicho muchas veces, que es condición sine quanon para que haya diálogo; primero, liberación de todos los presos políticos, ¡liberación de todos los presos políticos!, no darles la casa por cárcel y tantos juicios inicuos que se han armado, como dijo un muchacho allá en Estelí, cuando fue a su juicio se vistió de payaso, y al llegar le preguntaron porque vestía así y él dijo “porque vengo a asistir al circo”, es un verdadero circo todo esto. Cuando la ley no es ley y la ley está parcializada y solo se reciben órdenes de arriba. La liberación de todos los presos políticos implica, como dice la palabra, la liberación de todos y la suspensión de todos esos juicios inicuos, no solo en las acusaciones, sino que en los procedimientos.
Segundo, la eliminación de las fuerzas paramilitares que están haciendo tanto daño, secuestrando al pueblo, que son un cuerpo adyacente a la Policía. La misma Policía se ha vuelto partidaria y al servicio de un grupo del régimen.
Tercero, que vengan las instituciones internacionales a supervisar el proceso de diálogo que estamos llevando a cabo. La CIDH que se logró traer en la primera fase, contra la voluntad del mismo gobierno, hizo un buen trabajo. De allí el GIEI, MESENI que también dieron un excelente informe sobre la realidad de Nicaragua y lo que se ganaron fue la expulsión del país. Lo mismo ocurrió con el delegado de la ONU con respecto a los derechos humanos.
Creo que este es el camino para ir garantizando que un diálogo llegue a buen lugar y son condiciones sine quanon que si no se dan no se puede desarrollar un diálogo.
Trinchera: ¿Qué piensa de que avance la negociación mientras sigue la violencia en las calles?
Monseñor Mata: Talvez mi palabra es fortísima, pero es una pura payasada, un circo más, un evento más del circo de esta gente que maneja un lenguaje pero que sus hechos son otros. Es aquí en donde debe haber hidalguía, como la hidalguía que tiene este pueblo que cuando ve las amenazas sale.
Hoy justamente supe que echaron presas a 7 personas, unas en León y otras en Granada, que fueron los líderes de los piquetes relámpago que se organizaron el sábado pasado.
Creo que si por una parte me dicen te libero a tantos y por otra parte meten a otros a la cárcel, pues es lo mismo. No estamos avanzando absolutamente nada.
En este caso, la Alianza Cívica debe tener mayor hidalguía, como la tiene este pueblo que, contra viento y marea, expresa su voluntad, aunque vaya a la cárcel. Contra viento y marea, los muchachos que están allí (en la cárcel) se tiran a los techos de las galeras a cantar el himno nacional y a ondear la bandera.
¿Cómo es que lo logran y cómo es que consiguen esas banderas? La astucia humana es enorme, pero, sobre todo, lo más bello son sus voces, nadie los puede callar. Podrán tener preso al cuerpo, pero la mente y el corazón jamás.
Por eso, cuando pueden, comienzan a cantar el himno nacional, como diciendo Nicaragua es una y no pertenece a un grupo que está explotando al pueblo.
¿Ve lejos una salida a la crisis?
Monseñor Mata: Lejos en el sentido de que no veo en los canales cívicos, reconocidos por la Constitución, una unidad, y tampoco veo caras nuevas, estoy seguro de que también están siendo gestados entre esta juventud que milita en los partidos políticos. Los mismos dinosaurios que están detrás, esperando su momento político para intervenir.
Si llamaran a elecciones ahorita sería una confusión terrible porque no veo unidad. Si en tiempos de Doña Violeta (Barrios) se logró a pesar de la fragmentación se triunfó por la UNO, y no por la fuerza que presentaban los micro partiditos.
Sabemos positivamente que hay división en las bases sandinistas, algunos están a favor de la vicepresidenta, otros a favor del presidente y hay molestia en ciertos ambientes del sandinismo porque están cediendo en la mesa del diálogo con la liberación de los presos políticos, mientras no les permiten manifestarse, expresarse, y esto más bien va creando división interna.
No me alegro por las divisiones sino porque la conciencia comienza a golpear a mucha de esta gente y ojalá se busque el bien de la república.





Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .