Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ⬇️SINTONIZA EN VIVO⬇️



TITULARES

miércoles, 10 de abril de 2019

El tema migratorio mantiene tensas las relaciones entre Washington y México.


Trump acusó a finales de marzo al Gobierno de López Obrador de “no hacer nada” para frenar el flujo de migrantes ilegales que llegan a su país y amenazó con cerrar la frontera entre ambas naciones. 

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, definió en una entrevista con EL PAÍS como "muy difícil" la relación con Washington. "Con el discurso y las prioridades que él tiene, tiende a ser difícil. No se puede decir que tenemos la relación más cercana con Estados Unidos", dijo.  

Ebrard añadió que se decidió no abrir de par en par las fronteras del país como se hizo a principios de año. "Se pensó que debería haber distintas alternativas. No podemos dar visas por razones humanitarias a todo aquel que lo solicite indistintamente. 

Tenemos que clasificar qué es lo que se necesita y qué es lo que se quiere. La posición esencial es que no tengamos un flujo migratorio no documentado, donde las personas estén en la más precaria situación en México".

Sin embargo, ni los militares ni las cercas de alambre de púas disuaden a los hondureños de emigrar, a razón de unas 300 personas por día cruzan la frontera con Guatemala, además de otros grupos minoritarios que van en autobuses, según expertos. Así como salen grandes cantidades de hondureños, llegan deportados: 

El Gobierno indicó en un comunicado que el martes llegó un vuelo desde San Antonio, Texas, a San Pedro Sula, con las primeras 12 familias deportadas del año, con 25 personas, 12 adultos y 13 menores.

"Me engañaron, todo el mundo decía que la pasada para Estados Unidos con niño era fácil, pero no. Ahorita ya cambió la ley, es mentira, no dan asilo por ir con niños", dijo Santiago Reyes, uno de los deportados, que llegó junto a su hijo de siete años. 

Según la cancillería hondureña, cada día reciben dos vuelos de retornados y hasta 16 autobuses con unas 750 personas procedentes de México. 

Hasta el 31 de marzo había retornado 19.605.  Róger Quintanilla, de 18 años, intentará por segunda vez pisar suelo estadounidense, tras ver frustrado sus sueños al ser capturado y deportado a Honduras. "A mí me agarraron en Houston (Texas) y me llevaron a El Paso de donde me deportaron", contó a la agencia France Presse. 

"Aquí no se puede vivir, querían que me metiera a la mara (pandilla) Barrio 18" en la colonia Rivera Hernández, de San Pedro Sula, se quejó el joven. Junto a él, unos 300 migrantes llegaron al aeropuerto de San Pedro Sula, encadenados de pies, cintura y manos.

"Todos las noches salen hasta seis buses llenos (de migrantes) hacia la frontera. Van de 30 a 50 pasajeros" en cada uno, dijo Franklin Paz, de 28 años, despachador de la empresa de transporte Congolón, que vendía los boletos. 

"Voy con unos primos y amigos, somos como quince, esperamos llegar a Estados Unidos", dijo a la Agencia EFE uno de los inmigrantes, que se identificó como Luis Antonio Álvarez, de 23 años. 

Agregó que se va porque "aquí está difícil conseguir trabajo" y que este es "el segundo intento" que hace por llegar a Estados Unidos, desde el del 13 de octubre de 2018, cuando más 1.000 hondureños salieron en caravana hacia el país del norte.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .