Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ⬇️SINTONIZA EN VIVO⬇️



TITULARES

martes, 9 de abril de 2019

“Ortega está agotando su capacidad de negociación”.


El segundo intento de un diálogo nacional ha sido liquidado por Daniel Ortega, como parte de una estrategia para “estirar” las negociaciones con Estados Unidos y la Alianza Cívica “hasta donde más pueda”, según el investigador de Diálogo Interamericano, Manuel Orozco. 

El politólogo participó este viernes reciente en la sesión del Consejo Permanente de la OEA, realizada tras el fracaso de la negociación que busca una salida pacífica a la crisis social, política y económica de Nicaragua, tras la represión contra la rebelión cívica, que se acerca a su primer aniversario.

En una entrevista posterior a la jornada, en el programa Esta Semana, Orozco aseguró que esta “táctica” cuenta con una consultoría cubana. “Es básicamente una asesoría sencilla, pero muy exitosa, que es la de proteger los derechos del Estado, no los derechos de los ciudadanos nicaragüenses, en donde el representante del Estado es Daniel Ortega y por lo tanto a capa y espada hay que protegerlo”, afirmó.

Sin embargo, advirtió que “esa retórica que utiliza Daniel Ortega con el apoyo de los cubanos, le sirve para estirar hasta donde más pueda su presencia en el país. El tema es que en el corto plazo eso le puede servir, pero se está agotando la capacidad de negociación con un país como Estados Unidos, e incluso creo que está afectando su capacidad de negociación con la Alianza Cívica, y con el pueblo nicaragüense”.

Orozco resaltó que “hay un ejercicio muy fuerte, un compromiso de firmeza de parte de la Alianza Cívica, así como también de la gente que quiere protestar en la calle. Ya no van a dar un paso atrás en cualquier tipo de negociación. Daniel Ortega tiene muy pocas opciones”.

Para Orozco, la única carta con la que cuenta Ortega es efectuar los acuerdos a los que se comprometió, dado que “ahora los ojos del mundo están sobre un país que se comprometió a cumplir con un diálogo, con una agenda y con una serie de puntos de negociación”.

“En este momento Daniel Ortega da la impresión de estar fortalecido porque cree que al retrasar las cosas va a su ventaja. Sin embargo, tanto el deterioro económico como las leyes que acaba de pasar sobre temas de tributación contra el sector privado, que es básicamente un esfuerzo completamente dirigido a penalizar a los miembros del Cosep, lo que está haciendo es más bien restarle capital político que pudo haber utilizado para negociar una transición democrática”, valoró.

Orozco aseguró que la noticia del fracaso de la negociación se conoció casi de inmediato entre los Estados miembros de la OEA “y ocasionó obviamente una gran preocupación”. “Lo que más se interpreta de todo eso es que el Gobierno de Nicaragua no solamente está comprando tiempo, también está demostrando muy poca fe en la implementación de los acuerdos negociados y en la implementación de la agenda y la ruta del diálogo en la que se comprometió”, sostuvo.

Durante la sesión del Consejo Permanente, la embajadora de Paraguay, Elisa Ruiz Díaz, aseguró que el régimen orteguista ejecuta las mismas “tácticas dilatorias” del chavismo en Venezuela, por lo que urgió al régimen un compromiso real sobre la implementación de reformas electorales.

“Eso nosotros ya lo conocemos”, agregó Orozco.

En la sesión, el Consejo Permanente, presidido ahora por Estados Unidos, exigió como muestra de buena voluntad, el retorno a Nicaragua de las organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos, como la CIDH, cuyas misiones Ortega expulsó en diciembre, previo al primer informe que confirmó sus crímenes de lesa humanidad.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, también ha invocado la aplicación de la Carta Democrática Interamericana al Gobierno de Ortega, aunque en este momento no existen los 24 votos para aplicarla. Sin embargo, Orozco estimó que los plazos políticos en la OEA, “no están definidos de manera concreta”, aunque “sí hay una claridad de que el problema nicaragüense no se puede dejar a un lado hasta que se resuelva el problema venezolano”.

Según Orozco, “hay un esfuerzo de trabajar de manera paralela y enfocarse con Nicaragua”, para lo cual la diplomacia latinoamericana ya ha establecido una serie de pasos que incluyen información sobre la situación de Nicaragua, planteamiento de evidencias del problema y reporte de resultados específicos para demandar el cumplimiento de los acuerdos.

“La Carta Democrática es una, no es la única avenida, de hecho, el consenso es que hay otras avenidas en este momento, mucho más importantes como es la de presionar al Gobierno de Nicaragua, de que ellos cumplan y dejen participar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, al Meseni, que dejan participar al Grupo de Trabajo, visitar el país, y también que se le apoye técnicamente a la Secretaría Técnica de la OEA para que trabaje en Nicaragua. Es decir, hay una serie de medidas y la Carta Democrática básicamente es la quinta medida”, detalló Orozco.

El politólogo e investigador también explicó que invocar la Carta Democrática requiere un ejercicio de estructura del derecho constitucional nicaragüense, que sostuvo “permite interpretar que definitivamente hay más de tres o cuatro artículos de la Carta Democrática que han sido violados porque la Constitución nicaragüense ha sido alterada”.

“Entre ellos están el artículo 20, el artículo 21, el artículo 13 y artículo 4 de la Carta Democrática, que realmente, muestran una evidencia con hechos de que hay una violación”, enumeró. No obstante, Orozco también estimó que, para el Gobierno de Estados Unidos, “este diálogo no es un fracaso, en la medida en que todavía se están produciendo reuniones, todavía se están haciendo demandas al Gobierno nicaragüense. 

Y la Alianza Cívica no ha cerrado sus puertas totalmente al Gobierno”.
Explicó que “eso también se interpreta como parte de un procedimiento que Estados Unidos va aprovechar para aumentar su presión”.

“El tema clave es cuál es la calidad de la presión que va a ejercer Estados Unidos sobre Nicaragua. Yo creo que Daniel Ortega tiene más conocimiento que la mayoría de las personas de cuál es el tipo de presión por la cual va a estar expuesto, y esto es básicamente la apuesta que él está asumiendo, de arriesgarse a que vaya a recibir una seria de sanciones que vayan dirigidas específicamente a su círculo de poder, que va a debilitar contundentemente a su capacidad de influencia, de negociación y de control político en el país”, advirtió.

Aunque la dictadura de Ortega ha rechazado el adelanto de las elecciones presidenciales, previstas para el 2021, Orozco consideró que “la presión internacional va a forzarlo a tener que hacer transacciones y una de esas transacciones va a tener que ser la de conceder algún proceso de reforma electoral que incluya el adelanto de las elecciones”.

Según Orozco, “el tema no es, en este momento, si Ortega va a decir que sí o no a ese adelanto, el tema es de cuándo va acceder a eso y cuándo sería el proceso de adelanto de las elecciones. 

Desafortunadamente Nicaragua está siendo gobernada por una persona que no protege los derechos constitucionales del país y por lo tanto la única forma de manejarlo va a ser a través de la transacción. La transacción de sanciones a cambio de las demandas que el pueblo nicaragüense está pidiendo”.

Orozco no duda que Ortega pretende “estirar el hule hasta donde más puede”, pero reiteró que “se está agotando la capacidad de negociación”.

“Daniel Ortega tiene muy pocas opciones, entre más quiera comprar tiempo, realmente la gente en la calle se está impacientando”, alertó.

Además, agregó que las reformas económicas impuestas por Ortega también contribuyen a esa estrategia. “En toda la paradoja de ser un líder populista que cree en el pueblo, él sabe que él puede gobernar con los pobres, y ese es su territorio, él quiere que la gente está en peores condiciones económicas para aprovecharse de la circunstancia y capitalizarlo políticamente”, dijo.

Sin embargo, también advirtió que “en el momento en que el sector agrícola no pueda seguir produciendo, ni siquiera granos básicos para la población, ya ni siquiera para exportar, y en el momento en que la tasa de desempleo no solamente sea de más de 350 000 personas, sino cuando uno de cuatro nicaragüense no tenga la capacidad de alimentarse regularmente. Entonces, ahí si vamos a estar en una situación crítica, que no importa quién esté al mando, la gente no va a poder aguantar esa situación”.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .