Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ⬇️SINTONIZA EN VIVO⬇️



TITULARES

lunes, 15 de abril de 2019

Ortega se sostiene en el poder solo por las armas y la represión afirma el periodista Fabián Medina.


Por Danny Pérez García / Especial para SNN - Fabián Medina, Licenciado en ciencias de la Comunicación, Jefe de Información del Diario La Prensa, autor de los incisivos escritos En Letras Pequeñas, que se publican en El Diario La Prensa, es además Director de la revista Magazine, escritor prolífico, con la autoría de libros entre los que destaca la obra, El Preso 198, analiza en Impacto 540 de Radio Corporación, diversos temas, que intentan interpretar, por ejemplo el de la Nicaragua de hoy, la del futuro y el rol que le toca desempeñar al periodismo independiente, en las harto difíciles condiciones en que se encuentra nuestro desventurado país.

“Es un honor estar aquí en Radio Corporación –afirma de entrada Medina-  radio de larga tradición, radio que yo escuchaba desde que era un niño, la escuchaba en Quilali, en la finca de mis abuelos, cuando escuchábamos Pancho Madrigal, es un honor -reitera- estar invitado en este programa de Radio Corporación, radio que cumple ya 54 años de estar al aire” subraya el periodista Fabián Medina.

Medina, inicia su análisis refiriéndose a la situación actual de la libertad de expresión en el país, señalando que esta vive en un estado permanente de asedio, desde que el presidente inconstitucional, Daniel Ortega, llegó al gobierno en el año 2007. “Ortega llegó al poder con la intención de que se escuchara una sola voz, un único discurso, y trasladar el concepto de información al concepto de propaganda” explica el comunicador.

¿Qué cosa es propaganda? Pregunta Medina, para luego el mismo contestar a la interrogante, afirmando que propaganda es la información” utilitaria” al régimen, en la que trata de que solo circule la información que le trae beneficios, en donde la información que le perjudique, debe callarla, eliminarla, y no dejarla emerger, eso significa –agrega- que la población pierde su derecho a recibir  la información, a procesarla, escogerla y tomar decisiones en su vida sobre lo que le corresponde como información confiable, detalla Medina.

“La información es el derecho a escoger, en donde no se trata de que yo estoy tratando de convencer a nadie de lo que yo estoy diciendo, cuando escribo mi columna en “Letras Pequeñas” todos los jueves, en el Diario la Prensa, o cuando vos Gustavo, emitís tu información o tu opinión aquí en Impacto 540, en donde sino más bien opinamos o damos una información, para que la gente tenga ese poder de decidir cuál es la que la corresponde, para tomar las decisiones en su vida, y eso es lo que lamentablemente aquí estamos perdiendo, por causa de un régimen que no está cediendo en nada, desde hace ya mucho tiempo” advierte Medina.
Para el comunicador, la negación del derecho de decidir al tipo de información y de opinión a la que la población quiere escoger o acceder, en Nicaragua, se ha visto reducida a su mínima expresión. 

En la continuación de su intervención en el estelar de la mañana, Impacto 540, de Radio Corporación, con la conducción y dirección del periodista Gustavo Bermúdez, su colega   Fabián Medina, se refiere a su libro el “Preso 198” –biografía no autorizada del presidente inconstitucional Daniel Ortega- señalando que para entender el presente hay que conocer el pasado, y esa es una vocación a la que él se ha dedicado en el trascurso de su ejercicio periodístico, en donde descubrió que teníamos muchas preguntas sin responder, en donde muchas cosas que habían sucedido en nuestro pasado, estaban pendientes de una explicación.

“Yo mismo no tenía muchas explicaciones sobre ese pasado que incide en nuestro presente, por eso en el último libro que escribí sobre Daniel Ortega, -explica el comunicador- “El Preso 198” nace de mis propias preguntas que me hago a mí mismo, ¿Quién es Daniel Ortega? Es un tipo que está ahí, Lo vemos en las inmensas vallas publicitarias en las distintas carreteras del país, que es alguien que está incidiendo en Nicaragua, durante los últimos cuarenta años, y que aparece por todos lados, lo mencionamos y lo escuchamos por todos lados, e incide en nuestras vidas” destaca el comunicador.

Medina admite que no sabía, al igual que la mayoría de los nicaragüenses, muchas cosas de Ortega, ¿Cómo fue su niñez, su participación en la guerrilla, en donde se le ponía como un guerrillero de todos los frentes, ¿Cómo fue, en que combates participó, con quiénes anduvo, como se comportó, como fue su período en la cárcel, como esta lo vició, porque solo se sabía que estuvo en la cárcel, que fue liberado, pero nada más, - subraya Medina.

“Me puse a investigar y de repente tenía pintado ahí digamos, un retrato de Daniel Ortega, que hasta ahora es el más completo que se ha logrado, trabajo que me tomó bastante tiempo, más de cinco años investigando, buscando como hormiga, acercándome a personas que convivieron con él, personas que dan la cara y otras que no dan la cara, personas incluso del servicio doméstico de Ortega, escoltas que habían sido de Ortega, Sergio Ramírez que fue su vicepresidente, Dora María Téllez que anduvo con él en la guerrilla, en la poca participación guerrillera que tuvo, anduvo con Dora María –pormenoriza Medina.

El escritor y periodista Fabián Medina, señala que para la construcción de su libro “El Preso 198” fue construyendo como una especie de rompecabezas, pieza por pieza, hasta tener más o menos la figura más completa de Ortega, que es el momento en el que él decide publicar su libro.

Medina, recuerda que el periodismo, Gabriel García Márquez lo describía como “el mejor oficio de mundo” o la forma más bonita, o más feliz de ser pobre, porque a su juicio nadie aquí en esta profesión va a hacer dinero.

“Sin embargo –destaca Medina-  es un oficio que nos apasiona y el que nos gusta hacerlo, bueno, todos los periodistas nos decimos, si no necesitáramos dinero el periodismo yo lo haría de gratis, y como nos resulta una pasión, nos dedicamos al periodismo, me gusta lo que hago, que es encontrar estas vetas históricas, hallar estas situaciones, explicármelas a mí mismo, para luego compartirlas, es una experiencia que me ha gustado muchísimo, y si yo pudiese retroceder en el tiempo, me diría “bueno, bien pudiera haber sido otra cosa, ejercer otra profesión, escoger otro tipo de profesión en donde quizás mi familia estuviera mejor económicamente, pero, de verdad que no me arrepiento de la decisión que tomé” -admite Medina- “como es la  de ejercer el mejor oficio del mundo, que es el periodismo”.

Medina, rememora los orígenes de su familia, la que ubica en la categoría rural o campesina, y destaca que dentro de sus familiares fue uno de los primeros en graduarse en la universidad, con la profesión de comunicador. “Me gradué con bastante esfuerzo propio, pensando precisamente en ser periodista.

“Me metí a periodista –recuerda Medina- ahí en la Radio Segovia en Ocotal, entré por accidente, y lo hice por un salario, porque yo necesitaba dinero, yo estaba saliendo del servicio militar –obligatorio- y necesitaba trabajo, en donde el estado decía que una vez al regresar del servicio militar, se tenía garantizado el empleo, y me hicieron periodista en Radio Segovia, y recuerdo que les dije, “no, ¿qué es eso, no tienen otra cosa, CPF-guardia de seguridad- mensajero? “no, me dijeron, entonces me dije, bueno me voy a rifar, y algo que me llamó la atención del ¿Por qué me quedé en el periodismo, y porque sentí que podía desarrollarme en esa área? Fue porque cuándo era un niño en Quilali, leía mucho, me gustaba muchísimo leer, me gustaba mucho la lectura de las enciclopedias, y el que lee, sabe que el secreto de la redacción “es leer” enfatiza Medina.

El comunicador señala que cuando a él le piden consejos, para escribir, hacerlo bien, o como dicen algunos, escribir bonito, él les dice hay que leer, leer, simplemente leer, si uno lee asimila el asunto del vocabulario, y entonces resulta más fácil escribir – a criterio del comunicador- agregando que, leyendo mucho, incluso las ideas salen mucho más fáciles, “y así fue, que me fui dedicando al oficio de escribir” puntualiza Medina.

El periodista Fabián Medina se entusiasma con el tema de humanidades, ligado estrechamente con la profesión del comunicador, destacando que él siempre se entusiasmó con la historia, adonde él siempre se iba para buscar cómo explicarse, sobre la historia de los romanos, de los vikingos, la edad media, todos esos temas históricos, le apasionaban desde niño, le fascinaban esos temas, insiste Medina.

“Los dictadores” -dice repentinamente Medina-  los saca a colación, en su intervención en Impacto 540, para luego contar que a él le han señalado de tener obsesión, con los dictadores, para luego admitir, que efectivamente, él tiene obsesión por el tema, de dictadores como Stalin, por Mao Tstung, por Hitler, pero es una obsesión, más bien de explicarse de cómo es que se forman esas personas, ¿Qué circunstancias, propician que aparezcan esas personas? Cómo estos dictadores, que le han hecho tanto daño a la humanidad surgen, no es que soy fans de ellos, ni es ningún invento mío, sino que son personas que están ahí, por diferentes circunstancias subraya Medina.

Medina, señala que Daniel Ortega, es producto de circunstancias que incluso nosotros mismos hemos propiciado, para luego recordar que en el transcurso de la investigación que realizó para escribir su libro “El Preso 198” se encontró de que, la personalidad de Daniel Ortega, desde antes de ir a la cárcel, él ya era introvertido, él no era un hombre de mucho contacto, muchos amigos, pero la cárcel lo termino marcando a él más que a otros.

“Daniel Ortega es uno de los que estuvo en la cárcel, de los prisioneros sandinistas, en la época de Somoza, que estuvo condenado a una de las más largas sentencias de cárcel, en donde estuvo 7 años y 40 días, si mal no recuerdo, recluido en prisión, hasta que lo liberaron, -recuerda Medina- agregando que hay otros ex prisioneros sandinistas, que estuvieron mucho más tiempo presos, que el mismo Ortega, pero al que más marcó la cárcel fue a Ortega, y esto se nota en algunos hechos que son evidentes, pese a que yo no soy psicólogo, se sigue evidenciando, que hasta el día de hoy sus amigos siguen siendo ese grupo de amigos que formó en el círculo de la cárcel, que es un grupo muy pequeño, muy cerrado, por ejemplo Jacinto Suarez, Carlos Guadamuz –qepd- Lenin Cerna, y otros pocos más, a los que yo les llamo el grupo de los ocho, porque eran ocho personas que las mantuvo cerca, y las mantuvo cerca de su casa” reseña el periodista Fabián Medina.

El comunicador revela que incluso uno de los jefes de seguridad de Ortega, en la actualidad, es uno del grupo de los ocho que guardaron prisión con el dictador, recordando que cuando triunfa la revolución sandinista en el año 1879, Daniel Ortega incorpora a su aparato de seguridad, a tres guardias nacionales, que le custodiaron en la cárcel somocista.

“Ortega seguía tratando de llevarse a la cárcel hasta su vida cotidiana, -pormenoriza el comunicador- para luego agregar que en los espacios de la oficina en donde él trabajaba siempre tenía un cuarto cerrado en donde colocaba una hamaca, un catre y un libro, como recreando una celda, en donde se retiraba cómo a botar estrés, o a recluirse durante un tiempo, en todas sus oficinas el siempre recreaba eso” describe Medina.

Para el comunicador Fabián Medina, esa conducta de Ortega es un ostracismo, porque a Daniel Ortega, ¿cuántas veces nos lo encontramos en las calles, alguna vez le hemos visto comiendo en un restaurante, en un cine? Pregunta Medina, para luego responder de que, al ex Presidente Enrique Bolaños, nos lo encontrábamos hasta en algunos lugares de Metro centro –de compras- cosas así, Medina admite que no es nada normal que un presidente llegue a algún lugar, puede llegar con su cuerpo de protección si tiene problemas, pero, al menos se relacionan, y a Daniel Ortega, sólo se le ve cuando sale al repliegue, a sus actos multitudinarios controlados, porque son actividades públicas totalmente controladas y protegidas en donde no se expone, el evita exp0nerse, exponerse a que otra persona le pueda decir algo porque le fue muy mal cuando quiso hacerlo, enfatiza Medina.

Fabián Medina admite haber tomado riesgos al decidir realizar el proceso de investigación para escribir su libro “El Preso 198” algo que en definitiva la pensó, y recuerda que nunca entró en sus cálculos, cuando viene conociendo al personaje en esta investigación, nunca entró en sus cálculos, una respuesta como la que dio a esta situación de violencia. 

“No creí que esos tiempos –de violencia- se repitieran, no creí, pensé que pudiera ejecutar represión, si, que se podrían producir muertes como muy dirigidas, sí, pero la masacre, el nivel de represión, que ni siquiera en la época de Somoza se dio, porque era dispararle, hacerle la guerra a gente indefensa, eso no se ha visto, matar a mansalva, gentes que están con morteros y llegar con Dragonuv, con lanza cohetes, con fusiles AK eso estaba totalmente fuera de mis cálculos, es una faceta que me sorprendió a mí, incluso a mí que lo he estudiado a él, porque nadie puede negar que la mano de Daniel Ortega estaba detrás de todo eso, no, o sea no es una responsabilidad gratuita la que se le atribuye, no, él es responsable de todo, en donde como número uno, el permitió todo eso, y suponiendo –hipotéticamente- que no lo haya ordenado, no lo permitió, de todas formas todo esto no lo investigó, no castigó a nadie” puntualiza Medina.

El periodista Fabián Medina, en la continuación de su participación en Impacto 540, de Radio Corporación, asevera que, si se unen todos los puntos de las masacres, se llega a la conclusión de que esto fue producto de una orden de arriba, porque quienes las perpetraron la hicieron con protección, y al final nadie salió castigado, y no solo eso, sino que se trata de cambiar la historia, en donde el muerto fue el victimario y que la víctima fue el que disparó, o sea tergiversar la historia, los hechos para colocarlo en un plano de algo que no sucedió, en un plano irreal.      

“Todos los periodistas tenemos la obligación de dejar esos registros, para la historia, como es el caso del colega periodista y escritor Arquímedes Gonzales, que con su obra “Como Esperando Abril” es un recuento, es una novela basada en hechos reales, con lo que creo yo, viene a hacer un aporte a la historia real” señala Medina.
Medina señala que entre más registros queden de la historia más generaciones van a comprender que es lo que sucedió ahora, no podemos dejar que se imponga esa verdad oficial, que dice que aquí fue un grupo de terroristas, que fue un golpe de estado, que fue gente que quiso botar a Daniel Ortega, porque si, y con la complicidad de los Estados Unidos, y no lo que realmente sucedió, puntualiza Medina.

“No tenemos derecho –urge Medina- a dejar que esa verdad quede como en otras circunstancias históricas, verdades que fueron creadas por gente que está en el poder, y el libro de Arquímedes, creo que es parte de eso, pero pienso que hace falta documentar toda esta historia del país, mucho más, indica Medina, para luego referir que aquí en Nicaragua, se está a dando un esfuerzo por desacreditar a los presos políticos, cuando el concepto más claro de preso político que el puede encontrar es precisamente los que tenemos aquí, personajes como son Miguel Mora,- periodista- que están exactamente presos, por sus ideas, hay gente que ni siquiera un mortero agarró en toda su vida, para disparar, ni siquiera dispararon en contra de otra persona, y que aun así en esa categoría entra como preso político, porque lo hizo persiguiendo un ideal político, y podría haber cometido algún delito como lo cometió el mismo Daniel Ortega, porque él participa en el robo de un banco, ejecuta y si eso no es delito pues, además participa en la ejecución de un sargento –Gonzalo Lacayo torturador de la OSN- de la guardia somocista, el mismo Ortega esto lo ha reconocido, lo ha contado, y participa en el grupo que llegó a ejecutarlo a sangre fría, a este guardia nacional en el año 1977, entonces son delitos,-que caen en acciones políticas- pero Daniel Ortega, no acepta que aquí, alguien que cae preso por portar una bandera azul y blanco entre en la categoría de preso político, y dice que son presos comunes, lo que es una contradicción enorme, que desdice el mismo, cosas que se han afirmado sobre él, del frente sandinista, el las viene a desdecir con esas afirmaciones que se pueden decir locas, como se afirma en muchos casos y que son más del campo de la psiquiatría que de la política” puntualiza Medina.  

Medina, afirma sentir que la situación actual del país, es similar a la de una “moneda al aire” en donde estamos en una etapa en la que pueden ocurrir muchas cosas, incluso cosas buenas, cree que de este escenario podría salir una nueva Nicaragua, similar a un parto difícil, igual a como ocurrió en el año 1989, en donde el país estaba en una situación muy mala, de caída libre, -como afirmas vos Gustavo- increpa Medina, al director de Impacto 540, para luego agregar, que de repente el mismo proceso, la misma crisis, dio inicio a una solución, y en Nicaragua empezó a emerger una plantita que no logro crecer, y la otra posibilidad a criterio de Medina es la de que Daniel Ortega se sostenga en el poder a como sea, al costo que sea, y vayamos a un escenario muy parecido al de Venezuela, o de Cuba, porque para Ortega estaría siendo más importante, mantenerse en el gobierno, que el bienestar de Nicaragua.

“Para Nicaragua es más importante tener al frente sandinista como gobierno – se dice- Ortega y su familia y sus allegados gobernando, y no caer en una situación en la que el pueblo pueda decidir y cambie, incluso ignore al frente sandinista, y la otra posibilidad que Ortega querría, es como una vuelta en el pasado, a antes del 18 de abril, cosa que ya no puede ocurrir pero que para él eso sería una paz con sometimiento, que aceptemos que Ortega siga violando algunas libertades, que reprime, que se reelige, que sigue haciendo fraudes electorales, pero que deje vivir a la gente que ya deje de matarla, esa es otra posibilidad, entonces son tres posibilidades las que pueden salir ahorita de las negociaciones, de la presión que reciba Daniel Ortega, o de la misma actitud de los cercanos a Ortega, porque se debe recordar que no solo está afectando a los que se  le oponen, sino que también ya está afectando también a su círculo inmediato, porque ahí hay empresarios sandinistas, trabajadores del estado, que no tienen la convicción ideológica ligada al sandinismo, sino porque simplemente recibes ciertos beneficios” conjetura Medina.

El comunicador admite que Nicaragua se ha convertido en una “olla de presión” de la que no sabemos lo que va a salir, no sabemos qué va a ocurrir aquí, en donde de repente las piezas pueden empezar a caer y en eso es lo que confiamos en estas negociaciones, “yo creo que la salida tiene que ser negociada, la mejor salida que tenemos para Nicaragua, es la negociación en donde se establezcan las reglas del juego, y que sea el pueblo el que decida” puntualiza Medina.

No obstante Medina admite que Daniel Ortega se acostumbró a negociar siempre al filo de la navaja, y por tanto no cree tenga voluntad de realizar una negociación sensata, razonada, a ceder, lo que solo podría pasar si él se siente obligado a ceder, el piensa siempre en que, si lo que va a dar, es más que lo que perdería cediendo.

“Daniel Ortega se ha sentado a negociar, no pensando en una solución, sino más bien pensando en atenuar ese acoso que está sufriendo de parte de la comunidad internacional, con sanciones de parte de los Estados Unidos, Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos –OEA- que lo tienen acosado, arrinconado, y entonces él dice “voy a dialogar” pensando en que con ello va a ganar tiempo, “voy a dialogar para calmar a esas personas que me están cercando y se sienten a esperar”–enfatiza Medina- para luego agregar que eso es lo único que Daniel Ortega quiere, él no quiere una salida negociada, entonces entre más largas le dé al asunto pretende llegar al 2021, y no solo llegar al 2021 sino que reelegirse en el 2021” advierte el autor de “En Letras Pequeñas”.

Fabián Medina, refiere que pese a que la familia Ortega-Murillo poseen una respetable fortuna personal, cada vez se les hace más difícil manejar la plata que tienen, porque les están controlando los flujos, y les estaría pasando algo similar a lo que le pasaba a los narcos, a Pablo Escobar, que tenía caletas, bodegas llenas de dinero pero que no lo podía utilizar, no podía disponer de él, y aunque es cierto que él Daniel Ortega- podría sobrevivir si lo está pensando como familia, pero debe recordarse que el sistema que él empezó a implementar desde el año 2007 es un sistema prebendaría que se sostiene por pagos y beneficios personal, y entre menos capacidad tenga de entregar de dar dinero, de pagarles a los que van a rotondear, de pagarles a los paramilitares, de pagarles casas, dar puestos, entre menos pueda, menos cliente va a tener y eso ya se está haciendo evidente, esa crisis ya se está evidenciando en el frente sandinista, enfatiza el autor del “Preso 198”.

Medina se refiere a la fortaleza que tiene la Alianza Cívica, señalando que esta consiste en definitiva que es hasta ahora el mejor representante que ha conseguido Ortega, ante ese descontento popular que está ahí, esa “olla de presión” que bastaría con que se permitieran las marchas para que esto se descontrole, en donde la gente empiece a marchar y se haga evidente el descontento, por eso es que Ortega no permite las marchas, porque sabe que pierde el control del país, un poco que deje que esa “olla de presión” encuentre salida pierde el control, por eso es que Ortega no se puede dar ese lujo, la única forma que Ortega tiene de seguir en el poder es reprimiendo.

“Insisto en que la fortaleza que tiene la Alianza Cívica en este momento, es esa, que ha logrado críticas que se le vienen de por ahí y de por allá, algunas críticas en contra de la alianza que yo las considero justas, porque todos somos fiscalizadores de sus acciones y eso precisamente es lo que nos diferencia del otro lado, en donde el otro lado –Ortega- no acepta fiscalización, no acepta críticas, en donde la orden viene del comandante así se hace, confíen en el comandante, porque él es el que sabe, él es el sabio, en donde si él un día dice “apoyemos reformas al INSS” apoyémoslas, si otro día dice que “apoyemos su derogación” también apoyémoslas, y se hace porque él lo dice, y eso es lo que no pasa con la alianza cívica, en eso consiste su fortaleza” puntualiza Medina.

Medina cree que el proceso de negociación debe ir paso a paso, y cree que un error que se ha cometido en las negociaciones y que -se debería al cansancio, y que es una urgencia alcanzar una solución a la crisis que vive el país- por ello el problema en las negociaciones es que pedimos que todo se solucione de una sola vez, que todo se soluciones de un solo, y esto es paso a paso, en donde cada cosa va a llegar en su momento.

 Medina reitera que por ejemplo las prioridades de ahorita es que salgan libres, las y los presos políticos, pero ahí tenemos ms de 300 muertos que reclaman justicia, e insiste en que ahorita la prioridad es que se liberen a todos los presos políticos, pero ahí tenemos más de 300 muertos que están pidiendo justicia, e insisto que ahorita la urgencia es que salgan los presos políticos, que se hagan las reformas electorales y que se adelanten las elecciones, y que en estas hayan garantes nacionales e internacionales.

 “Esas son las tres cosas básicas que deben haber en este momento, los presos políticos libres, las libertades públicas restablecidas, garantes internacionales y eso incluye el adelanto de elecciones en las que el pueblo decida, después de eso viene todo lo demás, los juzgamientos, las investigaciones, por ejemplo quien mato a Alvarito Conrado, en donde la policía no ha movido un solo dedo para decir “estamos investigando el caso de este jovencito, asegura el jefe de edición del Diario La prensa.

Fabián Medina periodista, escritor, e invitado al estelar de la mañana Impacto 54 concluye su participación, afirmando ser su criterio personal, de que aquí se está negociando con un secuestrador, en donde se está negociando con una persona que tiene rehenes, que tiene a un país colapsado, y que tiene la pistola en la cabeza de los rehenes diciéndoles: ¿Qué me van a dar ustedes, cuantos días me van a dar ustedes? “yo lo que necesito es ganar tiempo, mientras tanto yo les voy a dar algo” pero lo fundamental que es el poder no lo va entregar -advierte Medina- en esta selección de sus declaraciones, para Impacto 540 de Radio Corporación, con la conducción y dirección del periodista Gustavo Bermúdez Herrera.


Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .