Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ⬇️SINTONIZA EN VIVO⬇️



TITULARES

viernes, 12 de abril de 2019

Segovianos van a quedarse sin agua si se sigue exterminando sus bosques advierte el científico Jaime Incer Barquero.


Por Danny Pérez García 7 Especial para SNN - Jaime Incer Barquero hace una valoración de las consecuencias de la incesante depredación de nuestros recursos naturales en donde se sigue arrasando con nuestros bosques, sin importar las graves consecuencias negativas que ocasionan al medio ambiente, análisis realizado, durante su intervención, en Impacto 540 de Radio Corporación, con la dirección del periodista Gustavo Bermúdez Herrera.

Incer Barquero graduado en Ciencias Biológicas, es una de las voces más creíbles y autorizadas en materia de medio ambiente, y una de las pocas personas que con base científica viene advirtiendo de cómo se viene deteriorando cada día más el medio ambiente en Nicaragua, con lo que se está convirtiendo en un desierto el país.

A un año del descomunal incendio, de la reserva forestal Indio Maíz, el doctor Incer Barquero valora la situación dramática de depredación que sufre nuestras reservas naturales que cada vez generan más y más crisis de falta de agua a lo largo y ancho del territorio nicaragüense.

“Se ha convertido en un hecho común, la progresiva destrucción de los recursos naturales en Nicaragua –advierte el científico-  agregando que esta destrucción se debe a la extracción autorizada de madera, extracción de madera autorizada por las oficinas correspondientes, esta acción ha avanzado ahora a un nivel tan grande que, hasta las mismas áreas protegidas, que fueron decretadas como tal, por ser un oasis, ultimo oasis, de la diversidad de nuestro ecosistema, han sido autorizadas para ser saqueadas” puntualiza Incer Barquero.

El científico señala que ejemplo de este saqueo ambiental, son los pinares del norte de Nicaragua, en donde hay áreas protegidas en las que actualmente se están llevando estos recursos naturales sin ningún tipo de control, con el permiso oficial, lo que se constituye en un total despojo de esos recursos naturales que están sometidos a un proceso de destrucción de lo que es ese recurso natural como es el pino.

“La cordillera de Dipilto, -sigue explicando el científico- igual que las serranías de Somoto, al igual que las mesetas de Estelí, al igual que el cerro de Wiwili, y otros sitios que son áreas protegidas, están siendo totalmente desnudadas de sus pinares, esas asociaciones de pinos tienen la característica de ser la avanzadilla más sureña de este género de árboles que existe desde Canadá hasta Matagalpa, todo pino que veamos al sur del rio Matagalpa y en el resto de Nicaragua, Costa Rica, Suramérica, es pin plantado, por tanto estamos exterminando, con la avanzadilla que viene de tiempos muy primitivos, desde que el hombre penetró hace ya catorce mil años a territorio nicaragüense, procedentes de las tribus que emigraron de Asia hacia Norteamérica y eventualmente de Norteamérica a Suramérica” subraya el científico doctor Jaime Incer Barquero. 


Para el científico con todas estas acciones depredadoras de nuestros recursos naturales lo que hay es una destrucción de una especie que ya estaba en peligro de extinción, cuyo último rebrote, considerados como oasis, son el norte de Nicaragua, lo que representaba el último refugio de esa especie en proceso de extinción, el que ahora ese proceso de destrucción va acelerándose, en la medida que se permita, se tolere, se consienta el ingreso de madereros inescrupulosos que representan que representan intereses de otras gentes de mayor influencia y que están acabando con los últimos pinos que nos quedan en el norte del país.

“Alguien dirá que importa un o unos árboles menos o más, a lo que yo respondo:” si importa”. E importa porque estos pinos que crecen a 200 y hasta arriba de los mil cien metros de altura, y que están en el cerro Mogotón, en el límite entre Honduras y Nicaragua, estos pinos coadyuvan a la captura de la humedad atmosférica, porque a esa altura hay más condensación y al haber más humedad, hay mayor infiltración de agua al subsuelo con lo que se viene a incrementar el escaso volumen de agua que queda en las áreas subterráneas” explica el científico.

El doctor Jaime Incer Barquero afirma sentir que las poblaciones de Nueva Segovia, hablando de Santa María, Macuelizo, Ocotal, Mozonte, San Fernando, Jícaro, Jalapa, Sususcayan, etc.etc. etc.  Van a sufrir una pérdida de agua, porque sus ríos cabeceros, como el rio Coco, y que procede de estas alturas ya no tienen la afluencia necesaria para mantener y calmar la sed de toda esta población, con lo que 250 mil segovianos, se las verán con muchas dificultades este año y los próximos, en la medida que los cambios climáticos se vuelvan más extremos, las sequías van a ser mayores, los incendios van a terminar con lo poco que quedaba, advierte el científico.

“Con todo esto realmente todo el ecosistema, no solamente natural, sino que también poblacional quedaran sin agua” afirma de manera categórica el científico, agregando que urge tomar medidas para restringir ese abusivo exceso de madereros inescrupulosos que están aprovechando la situación de ingobernabilidad en que se encuentra el país, para hacer de las suyas.

El doctor Jaime Incer Barquero señala que, así como se refiere a las zonas sureste del país, al secamiento del rio Coco que ya dejó de correr como rio, y que se ha constituido en extenso playón de lechos arenosos, dese el Espino hasta Telpaneca, el rio Coco ya no existe, y los ríos subsidiarios como son el rio Estelí, el rio Pueblo Nuevo, el rio de Mozonte, el rio de San Fernando y otros ríos más, igualmente están secos asegura el científico.

“Esa zona tiene un problema y es que el subsuelo geológicamente impide la profundización del agua subterránea, ahí no se puede abrir pozos, porque lo que nos encontramos pocos metros debajo de esas arenas es granito, que es una roca difícil de taladrar, por tanto, el destino de Nueva Segovia está condenado a sufrir sequías permanentes, al igual que las están sufriendo las poblaciones de Madriz y Estelí” asegura el científico.
    
EL doctor Jaime Incer Barquero advierte que se debe ver como se está arrasando con los últimos pinos que quedaban en Cusmapa, “la gente dice que hasta los coyotes andan por los caseríos y pueblos de Cusmapa, cómo son la Sabana, San Lucas, porque los refugios de su hábitat natural han desaparecido, porque sin bosques no hay faunas, sin bosques no hay agua, sin bosques hay el peligro de erosión, en el que en un invierno extremoso como puede ser un huracán, esas montañas se van a revenir y van a destruir carreteras, puentes y van arrasar poblaciones, sobre todo de gentes campesinas que no tienen otra manera de sobrevivir que no sea de los ríos y de la pobre agricultura que poseen.

“Esta es una parte del drama la parte del drama, explica el científico, es la invasión provocada de colonos que han entrado a Bosawas, y a Indio Maíz, que son reservas biológicas “internacionales” decretadas por la UNESCO, yo creo que no hay en el mundo un país en donde esa calidad que se le asigna a sus bosques que les da la proyección internacional no los preserve” advierte el científico, para luego agregar que Nicaragua poseía la mayor reserva de bosques tropicales los que ya esto ahora son palabras vacías, por estar en periodos de extinción.

El doctor Incer Barquero insiste en alertar que hay invasión de colonos, venta de tierras, hay extracción de madera, hay erosión, con el consentimiento y apoyo de las mismas autoridades locales, que están haciendo negocios, empujando a las gentes a que se metan, a que colonicen, a destruir y extraer madera, incluso como consecuencia del incendio del año pasado –agrega el científico- de la reserva de Indio Maíz el año pasado, el ejército de Nicaragua, abrió muchas trochas para controlar el incendio con lo que esas trochas son ahora centros de invasión masiva de campesinos impulsados por seudo líderes para que se apropien de esas tierras y conviertan esos bosques en zonas agrícolas, advirtiendo  que es zona agrícola pobre, porque el suelo no es apto para la agricultura.

“Detrás de los colonos invasores de la reserva de Indio Maíz, viene el maderero, detrás del maderero, viene el ganadero, con lo que realmente la posibilidad de que esos bosques se restauren es difícil, porque sus procesos naturales de restauración se ven afectados por esas trochas que se abrieron, agregando a esto que quemada la madera, quemada la semilla estos bosques no van a rebrotar” concluye el científico doctor Jaime Incer Barquero en una amplia síntesis de su participación en el estelar de la mañana Impacto 540 de Radio Corporacion.-     

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .