Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

jueves, 23 de mayo de 2019

Comunidad nicaraguense en Miami rinde homenaje al Obispo Juan Abelardo Mata.


El Obispo de Estelí, Juan Abelardo Mata, quien es también fundador y rector de la universidad católica de su diócesis, inicio este Jueves 23 en Miami una peregrinación por la paz y el florecimiento de una nueva y mejor Nicaragua, dijeron  patrocinar la visita del ejemplar prelado cuando se trata de la defensa de los derechos sagrados del pueblo.

El Obispo de línea dura y muy popular en Nicaragua extenderá su jira al  área metropitana de Washington a partir del 28.  Frecuentemente ha calificado a Daniel Ortega, el dictador de Nicaragua, como un hombre hueco en valores y principios por su crueldad contra sus adversarios sin respetar mujeres embarazadas, niños de meses de edad, ancianos e incendiario.  
 
Ortega es incapaz de ocultar su risa de satisfacción cuando recibe informes de las acciones criminales de sus fuerzas de choque disfrazadas de auxiliares de la policía política de su gobierno dirigida por familiares.

Los autores de múltiples crímenes de lesa humanidad, sin importar de donde emanen las órdenes, ya fueron notificados que no importa cuando asesinaron, secuestraron o torturaron, sus delitos no prescriben. Ni cabe amnistía. Tendrán que ir a juicio para un castigo de lo que es casi seguro escapará Ortega.

Así resumimos la tragedia actual del pueblo de Nicaragua en el preciso momento que la diplomacia mundial se prepara para hundir al dictador y el Obispo se presenta ante las diásporas para que ayuden, primero que todo, a enderezar el edificio de la Patria.

Mata, como todo Salesiano, se ha distinguido como propulsor de la democracia, promotor de la educación, la libertad y dignidad del hombre, valores por los que expone su vida, valores indispensables para el desarrollo espiritual y materiales de los seres humanos  que para  Ortega y sus subalternos, inclusive su esposa Rosario Murillo, son gusanos, una copia del sentir de su mentor: Fidel Castro.  Mata al revé, tiene de mentor El Evangelio – lo eternamente nuevo – la Palabra de Dios.

Algo más,   el Obispo  Mata por haber crecido en un hogar humilde conoce  lo costoso que es para la juventud nicaragüense prepararse para alcanzar un decente  nivel de vida por culpa desgraciadamente  en gran parte de los encargados de promover la instrucción publica, los gobernantes, como Ortega, que escogen el camino de la corrupción – el mal - empeorando el futuro de los menos favorecidos.  

Ese desbalance social, las injusticias, dan origen a los alzamientos cívico-patrióticos como lo estamos viendo en las protestas en todo Nicaragua.  Ningún Ministro de Dios se ha cruzado de brazos.  Lo hemos estado viendo en Nicaragua.

Caigamos en la cuenta La decisión del Obispo para de fundar en Estelí una escuela superior de agricultura y después la facultad de medicina – hoy tiene entre 800 y 900 estudiante en esa carrera y otros 500 en odontología y hace tres años fundó la Escuela de Enfermería.  

Con el alumnado de la facultad de Derecho, la universidad, por cierto, mixta, se acerca a tres mil estudiantes de tiempo completo, muchos becados y aranceles al alcance de todos.

La población en el territorio de la Diócesis de Estelí que integra a los departamentos de Nueva Segovia, Madriz y Estelí, es de casi un millón.  Allí sirve Mata y unos 35 sacerdotes. Allá lejos del mundanal ruido ha dedicado más de 15 de sus 40 años de vida sacerdotal al servicio episcopal acompañados de incomodidades y sacrificios, este Apóstol - Enviado de Dios – viene hoy a pedirnos mayor solidaridad con la Patria y contribuir al desarrollo humano del pueblo en paz y convivencia.  

Mata no es político en el verdadero significado de la palabra: Servir sin mirar a quien y gratuitamente.  Por lo tanto, no es candidato a nada solo imitar al Maestro en camino a la vida sin fin. No rehúye el martirio. Su guía es la FE. Confianza plena en Dios.  Ese es su discipulado. 

La crisis interrumpió el proyecto casi listo para dotar a la región de un moderno Hospital-Escuela cuya construcción aplazó temporalmente.  Hay otras prioridades, dice.

La peregrinación del Obispo tiene como meta, en primer lugar, hacer un llamado a las diásporas en Estados Unidos estimadas en 350 mil nicaragüenses que respalden la lucha por erradicar por medios cívicos el orteguismo.  Por eso, en su condición de testigo del primer diálogo con Ortega apoyó con los otros obispos una solución negociada del conflicto. 

Denunció valientemente la campaña de exterminio montada por Ortega contra el pueblo que después de 12 años de aguante, reclama el derecho de elegir a plazo corto un nuevo gobierno que surja del conteo honesto de los votos, que resguarde los derechos humanos y otros  precipicios enumerados en la Constitución pisoteada por Ortega.  Si los daños han sido grandes, igual de rápido debe ser la separación de Ortega, una demanda más que justa.

El Obispo viene cuando ha sido puesta en marcha la cuenta regresiva del fin del orteguismo que comenzó hoy 23 con el paro nacional el mismo día que comenzó su peregrinación el Obispo Mata. 

Ortega no aguantará  la presión dejar  en liberar a los centenares de presos políticos, hombres, mujeres y adolescentes;  restablecer los derechos del pueblo de protestar en las calles, libertad total de prensa, radio y TV. Pone fin a las torturas como medio de forzar confesiones de conspiraciones inventadas por  consejeros  extranjeros, renuncia y adelanto de elecciones, condiciones irremediables  de  la OEA, las Naciones Unidas y la Unión Europea para que Ortega ponga fin a la represión sin precedente en la historia de Nicaragua.

Ex comandantes y ex compañeros de Ortega dicen y repiten que la dictadura en decadencia supera en maldad la dictadura que él ayudo a derrocar en 1979.

El Obispo Mata instará a las diásporas continuar el cabido ante el congreso la opinión pública norteamericana de informar el enorme costo de la reconstrucción de Nicaragua.  Viene a advertirnos del peligro de un déficit de granos y medicinas, desempleo, etc., que puede traducirse en más miseria para los trabajadores y sus familias.  

Habrá que apelar al mundo libre para suplir necesidades básicas, responsabilidad de  las grandes empresas nacionales.  Todos tenemos que ayudar. El problema de las nuevas autoridades que resulten electas es peor que el terremoto de 1972.  La crisis ha dividido a la familia nicaragüense.  Tenemos que resolver la discordia que nos hereda Ortega sin revanchismo.  Ese el otro trabajo que tiene por delante el Obispo Mata y el Episcopado. 

Para tener éxito, sería apropiado adoptar como propio el lema que guiaba el trabajo de reconciliación predicado hace 40 años por el recordado Obispo Pablo Antonio Vega: “Todo Hombre as mi Hermano”, lema de la Fraternidad Nicaragüense que poco a poco Nora Sándigo ha transformado en la Fundación de Socorro a los Niños de padres deportados, labor reconocida nacionalmente y en el exterior.  

Necesitamos más fundaciones y voluntarios para reforzar las labores de la reconstrucción.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .