Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ⬇️SINTONIZA EN VIVO⬇️



TITULARES

jueves, 2 de mayo de 2019

Nada que celebrar los trabajadores el primero de mayo afirma el politólogo José Antonio Peraza.


Por Danny Pérez García / Especial para SNN - En Nicaragua no hubo nada que celebrar el primero de mayo día internacional de los trabajadores. “En Nicaragua sigue prevaleciendo el nivel de precariedad en los trabajadores de este país, en donde los promedios salariales de las mujeres trabajadoras de la zona franca, perciben un salario promedio de 1,80 dólares por día de trabajo y que paradójicamente les saca del rango de extrema pobreza y las ubica como pobres, o arriba un poco de no pobres, porque una persona que gana 1.80 dólares por día ya se considera que no es pobre.” afirma el politólogo José Antonio Peraza.

Peraza, durante el transcurso de su participación en Impacto 540 de Radio Corporación, con la dirección del periodista Gustavo Bermúdez Herrera, agrega que en Nicaragua existe una inmensa cantidad de trabajadores que ganan un poco más 1.80 dólares por día de trabajo, salario que les obliga a vivir en condiciones de tremenda precariedad.

El politólogo insiste en que en Nicaragua las   los trabajadores viven en condiciones de precariedad producto de que el sector laboral busca trabajadores de 18 años en adelante en donde esos mismos trabajadores después de los 30 años empiezan a manifestar un de deterioro físico por las tareas repetitivas y constantes –caso de las trabajadoras de la zonas francas-  producto de 8 y más horas de trabajo realizando la misma función.

“Tienes una persona trabajando en zona franca 8 horas diarias, que con horas extras trabajan promedio diez horas diarias de labores, durante un promedio de cinco a seis días a la semana durante quince años, esa persona durante esos quince años no ha completado sus cotizaciones en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social –INSS- queda con un deterioro físico y no hay nadie que se encargue de responder por ese deterioro, no tienen atención en las clínicas previsionales porque ya han salido del Sistema Nacional de Salud, y que al final no tienen adonde ir, porque estas no tienen una formación académica,  en donde la mayoría tienen una educación básica de primaria o secundaria interrumpida, y al final van a donde van la inmensa mayoría de esta mano de obra no calificada , como es el trabajo informal” desvela el Peraza.

El politólogo refiere que con esas condiciones no es posible transformar Nicaragua, y si vemos esta situación de manera general, solo un 20% -que ahora es menor- de la población tiene un trabajo formal, esto quiere decir que cotizan al INSS, y los trabajadores que logran jubilarse son muy pocas, en donde del 20% de trabajadores formales solo un promedio de un 10% logra jubilarse, esto quiere implica que, dentro de pocos años, vamos a tener un montón de ancianos en las calles  pidiendo, porque no va a haber nadie que les cubra.

“Hace 15 o 20 años atrás en Nicaragua, la estructura familiar permitía que vivieran felices sus últimos días en los hogares de sus hijos, pero ahora la situación en el país se torna cada vez más difícil, porque la estructura social está cambiando, por diversas circunstancias, porque la economía ha cambiado, y vamos a tener a miles de ancianos deambulando por las calles sin protección social reitera Peraza.
EL Politólogo señala querer hablar sobre la Nicaragua del futuro, en donde todos tenemos que pensar en eso, no obstante, admite que él tiene más de quince años de pensar en esa Nicaragua del futuro, pero que solo ha visto más y más violencia, más dictaduras.

Peraza avizora que en el futuro el estado de Nicaragua va a tener que establecer una pensión, aunque sea mínima para los adultos mayores, porque si no, no van a tener ninguna protección social ¿de dónde va a salir esa protección social? “Vamos a tener que recurrir –agrega Peraza- al presupuesto nacional para poder atender esa situación”.

El politólogo refiere que la mano de obra trabajadora nicaragüense, no ha transitado de la mano de obra recolectora de la actividad del agro, -cosecha de algodón, café etc.- a la actividad laboral del sector industrial, como es el caso de la vecina del sur Costa Rica, en donde estos con anterioridad recolectaban sus cosechas de café, y ahora esta labor recolectora, mayoritariamente la realizan los nicaragüenses.

“Las guerras, la falta de visión, la falta de capacidad de que los nicaragüenses tengan la capacidad de poseer herramientas técnicas para laborar han hecho que nuestros trabajadores tengan un nivel de calificación laboral extremadamente bajo, y así en esas condiciones no se puede sacar a un país de la miseria” advierte Peraza.

El politólogo insiste en señalar que, debido a la escaza y la falta de capacitación técnica de los trabajadores nicaragüenses, es la razón de que no se concrete la industrialización del país, agregando que en el pasado la capacidad de mano de obra industrializada era mayor de dos a tres veces, a la que poseemos en la actualidad, en la década de los años 60 existía mayor visión respecto a la importancia de la tecnificación de los trabajadores para elevar la industrialización del país, y lamenta que desde el año 1979, hasta la fecha actual, sigue escuchando lo mismo,- en donde estamos hablando de 40 años- y Nicaragua tiene niveles bajos de productividad.

“Exportamos los frijoles sin ningún procesamiento, hemos destruido nuestros bosques exportando nuestra madera en tucos –advierte Peraza- y sé que parte de nuestra madera sale del país, para la elaboración de los tableros de los Mercedes Benz, el famoso ñambar, en donde me cuentan personas que tenían ganancias de hasta 80 mil dólares, por la exportación de cada contenedor de maderas preciosas, “¿Quién controla todo esto? “todo esto se envía sin ningún procesamiento, porque no tenemos, o no hemos aprendido nada, simplemente coger un aka, una motosierra cortar los árboles y exportarlos tal y como están, no tenemos herramientas técnicas para cambiar esto” lamenta Peraza.  
   
El politólogo advierte que con todo lo anterior tenemos un panorama tan sombrío que se puede amanecer lamentándose de ello, pero que no se trata de eso, y a él le gustaría comentar un poco no para decepcionarnos sino más bien para ver para ver un poco el último análisis sobre coyuntura que realizó la Fundación para el Desarrollo Económico y Social –FUNIDES-  para que veamos la crisis económica que inició en abril, en donde se está hablando de niveles de retrocesos “espeluznantes” en donde FUNIDES dice que si no resolvemos este problema –social político-  en donde ya vamos por el primer cuatrimestre de este año 2019 y no lo hemos resuelto, vamos a tener un retroceso del 10.9 en el Producto Interno Bruto –PIB- lo que debemos redondearlo a un retroceso de un 11% en el PIB.

“Retroceder en un 11% del PIB, significa colocarnos en las mismas condiciones en que estábamos en 5 a seis años después de terminada la guerra de la década de los años 90, -advierte Peraza- agregando que esto es “increíble y pareciera que a nadie le importa, en donde la gente solo está discutiendo temas de poder, lo demás pareciese intranscendente, lamenta Peraza.

El politólogo José Antonio Peraza, en la continuación de esta síntesis de su participación, en el estelar de la mañana Impacto 540 de Radio Corporación, en alusión al primero de mayo, día internacional de los trabajadores, alude de nuevo a los informes de los temas que en los últimos meses ha enfocado FUNIDES, señala que de estos se desprende de que la actual crisis que atraviesa el país, vemos que los sectores más afectados y que por tanto afectan el empleo el mercado laboral, y se ve claramente en estos informes que las áreas más afectadas son el comercio, hoteles y restaurantes, el sector construcción lo cual es dramático por el efecto reproductivo que tiene este sector, y el sector financiero.

“Si nosotros aglomeramos todos estos sectores o áreas de nuestra economía, básicamente ahí tenemos más del 35% de la población laboral ocupada del país, es decir de las personas que tienen un empleo, independientemente de que sea formal o informal, y del empleo formal, que son los trabajadores que están registrados, hay una reducción de estos, por lo menos hasta el mes de diciembre del año pasado -2018- salieron alrededor de 149 mil personas trabajadoras, lo que quiere decir que hubo una reducción de más o menos de un  16% “ advierte el politólogo.

Peraza señala al INSS de ser un sistema de seguridad social quebrado, en donde además de eso, el INSS que pasaba más o menos de 900 mil afiliados a 754 mil, y ese dato que proporciona ahora es ya mucho más bajo, lo que implica que andamos más o menos en una reducción de casi un 20% de afiliados al INSS.” Estamos con esto en serios problemas” esto es solo en el sector formal laboral, ya no hablemos del sector informal que es la mayoría laboral en Nicaragua, agrega Peraza. 

El politólogo José Antonio Peraza, admite que el sector agrícola del país, recolección del café, administración de fincas ganaderas, genera una buena parte de empleos, en donde Nicaragua es un país de actividad altamente agropecuaria, para luego Peraza, señalar que Nicaragua en sus dos áreas que son fundamentales y que dependen de la estabilidad socio política, son el área turismo, que de manera rápida genera empleos, en donde si hay turistas en el país, hay mucho trabajo,  pero si hay pocos turistas habrá poco trabajo, y el otra área afectada es el área comercial, y los más afectados en esas dos áreas –turismo y comercio- son las mujeres, porque son las que trabajan en el área agrícola y de servicio del turismo, en sus diversas actividades.

“Si se afecta mayoritariamente a las mujeres, no solo se estaría perjudicando a las mujeres, sino que esto conlleva a la afectación de una gran cantidad de hogares nicaragüenses, -advierte Peraza- para luego agregar retomar los informes y análisis de FUNIDES, en los que este ha sido muy claro, en donde se ha establecido con seguridad que el año pasado -2018-  que la contracción económica del país fue de un 4% en el PIB, esto quiere decir que en una contracción de un 4% del PIB, significa que no creció el 4.5 del PIB que se venía dando en años anteriores, con lo que en otras palabras esto significa un retroceso de casi un 9% “ explica Peraza.

El Politólogo insiste en recordar que el FUNIDES advierte en sus informes y análisis de coyuntura que, si no resolvemos los tres temas que son, la orden ejecutiva que dio el presidente Donald Trump, en el que ubica a Nicaragua como un país amenaza para la seguridad nacional de los Estados Unidos, para poder aplicar el montón de sanciones que esto conlleva, después se le aplica la ley anticorrupción y de violación a los derechos humanos y que conocemos como ley Nica- Act, con solo la aplicación de esas dos leyes, de acurdo al FUNIDES el retroceso en el PIB de Nicaragua va a ser más o menos del 11% .

“Ahora bien con todo lo anterior no estamos hablando de la eventual aplicación de la Carta Interamericana de la Organización de Estados Americanos, -OEA-  porque en Nicaragua algunos desembolsos del BID y del BCIE se siguen dando porque ya habían sido definido hace varios años atrás, pero de aplicarse la Carta Interamericana Democrática es muy seguro que esos desembolsos se van a congelar y nos vamos a quedar por años sin proyectos, porque esos proyectos no es que al firmarse o concretarse se ejecutan, sino que conllevan todo un proceso de evaluación de comprobación, concluye José Antonio Peraza, en Impacto 540 DE Radio Corporación.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .