Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ⬇️SINTONIZA EN VIVO⬇️



TITULARES

domingo, 2 de junio de 2019

Cafetaleros temen caer presos y perder sus propiedades por deudas bancarias.


Descapitalizados y endeudados, sin poder trabajar las fincas, cafetaleros del departamento de Jinotega denunciaron que instituciones financieras de distintos niveles han comenzado a cobrarles de diferentes maneras, incluso con juicios, por lo que temen perder sus propiedades y caer presos, clamando por acuerdos con los acreedores.

“Es una situación catastrófica”, enfatiza Federico Elster Hawkins, presidente de la Asociación de Cafetaleros de Jinotega (ACJ) creada hace un par de años y que según sus directivos aglutina a casi 2,000 caficultores de ese departamento.

Elster, dueño de una finca con 400 manzanas de cafetales en el municipio El Cuá, dice que él es uno de los productores que ya están siendo enjuiciados por un banco al que le debe y “somos muchos en esta situación”.

Por diferentes factores, incluyendo enfermedades y plagas en las plantaciones, los caficultores venían arrastrando deudas desde ciclos productivos anteriores y la crisis sociopolítica del país, desde abril de 2018, agravó la falta de financiamiento; mientras que, el precio del grano en los mercados internacionales estuvo debajo de los 90 dólares por quintal.

La Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua estima que ese precio, con relación a los costos de producción en el país, dejó a los productores con pérdidas que oscilan entre 40 y 50 dólares por quintal.

Elster apunta que los productores “no tenemos capacidad de pagar las deudas con los bancos, las financieras y las exportadoras”; pero, esas entidades están presionando con los cobros y “están ejecutando, haciendo presión incluso con amenazas y juicios para echarnos presos”, presuntamente acusándoles por estelionato.

 “El banco hizo una proyección teórica (de cuánto será la cosecha) y no cumpliste, entonces te quieren acusar de que desviaste la prenda”, comentó Elster, indicando que, en su caso, “he sido buen cliente, me perseguían los bancos para darme dinero, hoy me persiguen para echarme preso”.

Rafael Ángel Amador Altamirano, miembro de la ACJ, tiene una propiedad también en El Cuá. Todavía no le están presionando los bancos, pero dice que “mi crédito se vence el 30 de junio, si no tengo (para pagar) entonces desde ya me siento víctima de que voy a ser perseguido, amenazado con embargos”.

Igual opina Carlos Rivera Irías, dueño de una propiedad con 20 manzanas de café en Santa María de Pantasma. “Yo no tengo problema ahorita, pero mi papá (Carlos Zacarías Rivera Rivera) sí. Él tiene 50 manzanas de café y ya comenzaron a presionarlo para que pague. La situación es la misma en todas las zonas productivas del departamento”, sostiene Rivera Irías.

Por su parte, Elster asegura que las microfinancieras “también están quitando terrenos, están embargando y vendiendo las propiedades de los clientes entonces es una situación grave que se está viviendo y la crisis se sigue desarrollando”.
Otra información: La historia de Alfonso Morazán, el excarcelado que volvió a casa y no encontró a su familia.

José María Herrera y Noel Estrada Chavarría, ambos del municipio de Jinotega; Neftalí Pineda González, de El Cuá, también socios de la ACJ, coincidieron con Elster, Rivera y Amador al apuntar que los caficultores jinoteganos pretenden honrar sus deudas, pero requieren negociar con las entidades acreedoras.

“No puede ser posible que un productor, con trayectoria de 10 a 15 años trabajando con ellos, que siempre ha sido cumplidor y este año por los precios no haya pagado, no es posible que lo juzguen y quieran quitarle sus cosas que tanto le han costado”, dice Rivera.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .