Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

lunes, 24 de junio de 2019

Permanencia de los Ortega-Murillo en el poder, complica más la situación de Nicaragua, afirma Violeta Granera.


Por Danny Pérez García / Especial para SNN - Caminar con mucha fe y valentía para caminar el ultimo trecho que queda para salir de esta última dictadura en Nicaragua, afirma Violeta Granera, Coordinadora del Frente Amplio por la Democracia –FAD- y miembro de la Unidad Nacional Azul y Blanco –UNAB- durante su participación en el estelar de la mañana Impacto 540, de Radio Corporación, con la dirección del periodista Gustavo Bermúdez Herrera.

“El trecho que nos falta es complicado y no quiero engañar al pueblo de Nicaragua, la lucha ha sido difícil no podía ser de otra manera, durante once años, salvo algunas voces como las de Radio Corporación, en este su programa Impacto 540, con su director Gustavo Bermúdez Herrera, han sido clarísimos, que desde que Ortega asumió el poder  en el año 2007, vino desmantelando toda la institucionalidad democrática del país y consolidando una dictadura que engordó demasiado y que nos ha llevado a este trágico tiempo que hemos vivido desde abril del año pasado” -2018- lamenta Granera.

La coordinadora del FAD añade querer recordar que la represión del régimen no comenzó el 18 de abril del año 2018, y no cansarse de advertir y alertar de esto dentro y fuera de Nicaragua, como desde hace muchos años el régimen venia asesinado en el campo y violentando los derechos de las hermanas y hermanos campesinos y de esto se tiene conocimiento de gran cantidad de casos, los que son bien conocidos y otros que no son tan conocidos.

“Lamentablemente en una sociedad tan desigual como es la de nuestro país, es algo obligado–agrega Violeta Granera- que se tiene que superar con el próximo gobierno democrático que tendremos, es superar esa desigualdad, en donde es solo un sector que tiene la voz y el poder, las conexiones y las influencias y que no ve a esa otra parte de Nicaragua que es la mayoritaria, la olvidada y la más sufrida, en especial la gente del campo y la de la gente de las zonas urbanas pero alejadas de la capital” subraya Granera.

La coordinadora del FAD, indica que existía una Managua de centrismo y eso engaño a muchísimos, en todo ese aparente crecimiento económico, con muchos edificios nuevos, y que a su criterio eran producto del lavado de dinero, porque nunca se utilizaron, con todo eso se aparentaba que íbamos bien, y se sabía que no se estaba bien, porque cada vez que ella se iba al interior del país, se podía dar cuenta que la inmensa mayoría de los nicaragüenses, no estaban recibiendo ningún beneficio de ese supuesto crecimiento económico, asevera Granera.  

“Una de las mayores lecciones que se ha aprendido a lo largo de esta crisis, que se ha vivido, lo importante es que se ha llegado a la comprensión de que la política es de las gentes, del pueblo, de que no se puede dejar la política en mano de políticos profesionales, de grupos, que tenemos que asumir el ejercicio de la ciudadanía, estar pidiendo constantemente rendición de cuentas a toda persona que ocupa un cargo público porque estos son nuestros empleados, el funcionario público, es el servidor público, nosotros les pagamos sus salarios” puntualiza la coordinadora del FAD y miembro de la UNAB.

Violeta Granera, señala que ese despertar, ese ímpetu de los nicaragüenses que se dio a partir del pasado 18 de abril del año pasado -2018- es una lección que se debe hacer permanente, cualquier persona, grupo, partido político, movimiento que llegue a hacer una transición entre este trágico momento, del paso de esta dictadura a una nueva democracia, tiene que estar bajo la lupa constante de la ciudadanía, y no permitir ni una sola violación a las leyes, porque así empezó Ortega.
 
“Recuerdo que Ortega lo primero que hizo en el 2007 al asumir de nuevo el gobierno, fue desmantelar la participación ciudadana, -rememora Granera- agregando que en esa época ella estaba en el Movimiento por Nicaragua, y desde ahí se hizo un balance de los primeros 90 días de gobierno de parte de Ortega, y advirtieron cual era el camino que llevaba, y más bien recibieron critica de algunos sectores del país, que les endilgaron que ellos exageraban que estaban disociados, y fue claro que Ortega, desde que accedió de nuevo al poder iba con una sola meta: “montar de nuevo una dictadura en Nicaragua”.

La coordinadora del FAD, Violeta Granera, en la continuación de su intervención en Impacto 540, de Radio Corporación, asegura que Ortega va a salir del poder, pero ser lo más importante de esto, es que no se permita, que no vuelva a haber un gobierno corrupto, poco transparente y que violente las leyes, y todo Nicaragua debe estar alerta y pendiente de lo que haga un nuevo gobierno, para que no nos vuelva a pasar de que se instauren dictaduras.

“Sepamos escoger hermanas y hermanos nicaragüenses, mantengamos siempre la lupa encima de las personas que asumirán alguna responsabilidad, en la conducción de la futura Nicaragua y del estado nicaragüense” urge Granera.
La coordinadora del FAD, Violeta Granera, refiere que ese eslogan de después de Somoza cualquier cosa, es un eslogan perverso, que vendría a ser producto de la desesperación, aquí no puede venir después de Ortega, cualquier cosa, en donde la desesperación en política es la causa de grandes errores, advierte.

“Se debe mantener la calma y el buen juicio, la sensatez, no es después de Ortega, cualquier cosa, el pueblo de Nicaragua, no ha sufrido tanto para volver a lo mismo, el pueblo de Nicaragua, lo que quiere y lo ha dicho en innumerables ocasiones, y de diferentes maneras, aun de manera silenciosa, como pasó en todas las farsas y fraudes electorales en donde la gente hablo silenciosamente diciendo ¡no ¡y no salió a votar, esto significa que ya hay una conciencia en el pueblo de Nicaragua, que ya no estamos en los años 80, de que nos merecemos una conducción política de este país correcta, políticas correctas, que nos traiga bienestar a todos, no solo a grupos, a todos los hombres y mujeres de Nicaragua” exhorta Granera.

La coordinadora del FAD, Violeta Granera, subraya que el fin de la política es el bienestar de la gente, y cuando se logre destrabar el embrollo en que está Nicaragua, embrollo que se va a lograr destrabar, porque Ortega indeclinablemente se va a ir, entonces después de esto se va a tener que ser muy juiciosos, muy atentos de que después de Ortega, tiene que venir gente decente, honesta, que haya probado su capacidad y compromiso con Nicaragua.

“No es con cualquier cosa –reitera Granera- porque cualquier cosa nos va a llevar de nuevo a la misma cosa, que estamos viviendo en estos momentos, yo creo que cuando haya esta posibilidad, porque lo primero es lo primero, y esto es la liberación de todos los presos políticos, el restablecimiento a los derechos cívicos y constitucionales de todos los nicaragüenses, y después seguir empujando porque aquí haya un proceso lo menos traumático posible, en donde lo ideal es que haya un proceso electoral, en donde podamos decir: “señor váyase a donde usted quiera, porque Nicaragua, ya no lo quiere” afirma la coordinadora del FAD.

Violeta Granera, que también es miembro de la UNAB, hace alusión a la reticencia que tiene Ortega en dejar el poder a consecuencia de una revolución cívica y pacífica, porque un dictador como es el caso de Ortega –a criterio de Granera- no tiene límites de ninguna clase, tal y como ya lo ha demostrado, y va a querer siguiéndose aferrar al poder, pero no hay dictadura que pueda sostenerse en el poder a base solamente de represión y de las armas, que es lo único que le está quedando, a la dictadura Ortega-Murillo, puntualiza Granera.

“Yo lo que pienso – destaca Granera- es que esta decisión que tomó el pueblo de Nicaragua, de dar esta batalla por la vía cívica, pacifica, sin armas, es un salto de calidad enorme, en la cultura política de Nicaragua, también sé que es legítimo que haya gente en Nicaragua que diga esto no puede ser, porque en realidad nos están matando, como bien lo dicen todos los informes de organismos internacionales de derechos humanos, pero una confrontación armada tendría un mayor costo de vidas humanas, y entraríamos además en el círculo de la violencia, que es lo único en que Ortega puede manejarse” advierte Granera.

La coordinadora del FAD, asegura ser una tontería caer en el juego de la violencia, que es a lo que Ortega quiere llevar, enfatizando que también le manda un mensaje a la dictadura Ortega- Murillo y es que la violencia y la represión del régimen “tiene un límite” esta nueva cultura de lucha que rompe todos los esquemas históricos de Nicaragua, en la forma que se ha enfrentado este problema político en que está sumergido el país, tiene un límite –reitera Granera-  para agregar que la gente que está  alrededor de Ortega, incluyendo al ejército, la misma gente de la policía, los mismos funcionarios públicos, tienen la obligación de romper la cooptación que han hecho con Ortega, de todas las instituciones del estado nicaragüense.

“En este barco estamos todos, y todos nos vamos a hundir o nos vamos a salvar y esto dependerá de la firmeza con que demos la lucha el pueblo de Nicaragua, y en esta lucha los funcionarios públicos deben adherirse, deben superar el miedo y decirles a sus jefes los Ortega-Murillo que no les van a acompañar en el abismo que está metiendo a todos los nicaragüenses, esta dictadura” exhorta Granera.

En la continuación de su intervención en Impacto 540 de Radio Corporación, Violeta Granera, Coordinadora del FAD y miembro de la UNAB, afirma ser siempre loable que el pueblo de Nicaragua, mantenga su decisión de librarse de esta dictadura Ortega-Murillo por la vía pacífica y cívica, no obstante es importante a criterio de Granera, advertir el hecho, de que en la medida que esto se alarga, más escenarios de violencia se acercan y esto es porque él –Ortega- está armando a sus paramilitares, los que ya sabemos que están y continúan haciendo averías y desastres, además se tiene información de que existen casas de entrenamiento, de que les están entregando armas de fuego, de que ya los paramilitares son un ejército paralelo, que está siendo organizado con líneas de mando jerárquicos.

“Ortega se está a preparando, a escenarios que él sabe que no va a poder evitar, que es el escenario de las sanciones internacionales, y el escenario del desastre social que está provocando con todas estas medidas económicas que ha implementado, medidas económicas que están ahogando a la población, y entonces aquí va a venir una situación que se puede tornar muy caótica, y la verdad es que yo estoy muy preocupada y es por eso que estamos haciendo todos los esfuerzos porque este último trecho de la dictadura de los Ortega –Murillo sea lo más corto posible, porque entre más alargue Ortega su permanencia en el poder, la situación de Nicaragua se está volviendo más complicada” concluye Violeta Granera, Coordinadora del FAD  y miembro de la UNAB, en esta síntesis de su intervención, en Impacto 540, de Radio Corporación.  

    

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .