Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ⬇️SINTONIZA EN VIVO⬇️



TITULARES

domingo, 7 de julio de 2019

La Nueva Alianza.


Por Onofre Gutiérrez. Ya era tiempo.  Si los líderes de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia – ACDJ - estaban pensándolo, los campesinos ya lo hicieron: Forjar una agrupación - no un partido político, dicen, que por lo menos, resuelva que no quieren  seguir perdiendo el tiempo, favoreciendo a  Daniel Ortega.  

Ese, dijeron, no es el papel de la oposición o lo que desea el pueblo.  El pueblo quiere saber cómo será gobernado después de Ortega. Seguro que no quiere más de lo mismo.   Quiere cambio.

Los campesinos están iluminados.  La ACJD está hipnotizada por Ortega.  Pide y no exige, a pesar de contar con el respaldo masivo del pueblo.  Entonces, qué pasa?   Ortega es mentiroso. Mentir para él le ha dado resultado, pero en Medellín los Cancilleres de las Américas por 20 votos a favor quiere que Ortega rinda cuentas. Y la Alianzo en lugar de promover la unidad y compartir su liderato da la impresión de que favorece  “un arreglo” con el dictador.

SI la ACJD quiere disipar dudas tiene que contestar a los campesinos lo mas pronto posible, como señal de que coinciden con las metas de la Nueva Alianza: Unidad total sin perder tiempo.  Igual actitud deben adoptar los lideres de la Acción Cívica Azul y Blanco – ACAB.  Las diferencias acerca de cómo acelerar la caída de Ortega pueden limarse hablando claro y sin reservas.

Los intereses minoritarios no deben reclamar privilegios indefinidos como les concedió Ortega en los últimos 15 años a cambio de apañar su caudillaje hasta permitirle violentar los principios constitucionales como el de la no-reelección y favoreciendo el “pacto” Ortega-Alemán a todas luces fraudulento y antipatriótico.

La Nueva Alianza Campesina –NAC – desea: La  formal y total Unidad.  Nada imposible. Realizable.  Por otro lado, a la Alianza Cívicano le conviene que la NAC tome un camino separatista.

Todos deben seguir unidos y tratar a Daniel Ortega  con el mismo rigor de los Cancilleres.  Es cierto que la OEA no quiere acelerar sus planes, sino que está dando pauta a la oposición para que defina sus metas, como lo está haciendo la Nueva Alianza: No dejar a nadie por fuera.

La OEA tiene a Ortega  sometido al juicio de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos – CIDH.  La CIDH jamás solventará a Daniel Ortega.  Ya lo condenó el año pasado y dio pauta a las Naciones Unidas y a la Unión Europea.  La OEA no está aflojando.

El mundo le está dando la espalda a Daniel Ortega y las oposición nicaragüense tiene que hacer lo mismo rescatando o fortaleciendo la unidad total.  

Lo contrario es favorecer a Ortega y extender el calvario del pueblo nicaragüense merecedor de mejor suerte, pues  no aspira a concesiones sino que reclama con razón en nombre de los  asesinados por órdenes de Ortega. El pueblo no debe ser ignorado.

Merece ser reconocido como una fuerza política tan valiosa como la minoría – la oligarquía -- que ha monopolizado el poder para su exclusivo beneficio por más de cien años. 

Tiene que haber un ”comé y comamos” y reconocer que la era de los privilegiados  representada por  Ortega está finiquitada.  No más caudillos amparados por las cañas huecas (los rifles). No atrasemos el imperio del voto: La democracia representativa  por la que  los patriotas del 2018 ofrendaron sus vidas.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .