Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ⬇️SINTONIZA EN VIVO⬇️



TITULARES

martes, 9 de julio de 2019

Masacres del régimen Ortega-Murillo es la debacle del sandinismo asegura Oscar Carrión Orozco analista político.


Por Danny Pérez García / Especial para SNN -  Oscar Carrión Orozco, analista político, rememora que, a un año de la masacre del pueblo de Carazo, ocurrida un 7 de julio del año 2018, este primer aniversario es sumamente triste y doloroso, que fue además una masacre desmedida, sangrienta, Carrión Orozco, refiere haber escuchado decir a un retirado del ejército –al que no identificó- que el armamento que se utilizó en la masacre de Carazo, fue armamento pesado, similar al que se usó, para masacrar también al heroico pueblo de Masaya.

Orozco Carrión, en su intervención en Impacto 540 de Radio Corporación, con la dirección del periodista Gustavo Bermúdez Herrera, agrega que estas masacres se dieron en el marco de las denominadas “operaciones limpieza” ordenadas a su parecer por la pareja presidencial Ortega-Murillo, y ejecutadas por tropas de miles de paramilitares en contra de un pueblo indefenso.

Lamentablemente hoy –ayer 7 de julio- se conmemoró una de las masacres –reitera Carrión Orozco- ordenadas por el régimen en donde hubieron más de 20 personas asesinadas, muertes ocurridas solo en Diriamba, que, por supuesto al sumarle el resto de personas que fueron asesinadas en todo el departamento de Carazo, suman más de 38 nicaragüenses, asesinados en la operación limpieza de Carazo-detalla Carrión Orozco- agregando además que esta masacre no debe ser olvidada por el pueblo de Nicaragua.

Carrión Orozco, advierte de que aquí la represión no ha cesado, no ha cesado el asedio, las amenazas, los secuestros, y que, en Nicaragua, tal y como lo dijo mal entendidamente el señor Luis Almagro –Secretario General de la OEA- Ortega a diferencia de Maduro, si gobierna nuestro país, porque Nicaragua no está normal, en donde en el país hay una catástrofe humanitaria, -a su criterio- que aun chorrea sangre, y eso son cosas que no se pueden perder de perspectiva, urge Carrión Orozco.

El analista político Oscar Carrión Orozco, se refiere al tema de la resolución de la Organización de Estados Americanos –OEA- adoptada en su 49 asamblea general ordinaria que se celebró en Medellín, Colombia, en donde se redujo de 90 días a 75 días de plazo para que el régimen Ortega-Murillo cumpla con todos los acuerdos que ha firmado en la mesa de negociación, con la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, pero que a su criterio estos 75 días empiezan a partir de que se conforme la comisión de alto nivel de la OEA que vendría a Nicaragua.  

“Se reducen a los 90 días, 15 días, pero le alargan quien sabe cuánto tiempo más hasta que se nombre dicha comisión de alto nivel de la OEA –advierte Carrión Orozco- yo entiendo y comprendo el peso que tienen las soluciones emanadas de los organismos internacionales, pero el pueblo de Nicaragua, demanda soluciones más prontas, porque el pueblo está cansado de tener encima a este monstruo que no respeta a nadie” califica y advierte el analista político.

Carrión Orozco, denota que pese a los acuerdos que se alcanzaron conseguir en la mesa de negociación, aun el régimen tiene más de cien presos políticos, se tiene pendiente el restablecimiento de las libertades plenas de los nicaragüenses, sus derechos y garantías, la devolución de personerías jurídicas a organizaciones no gubernamentales que les fueron arrebatadas, falta la devolución de bienes que les fueron robados descaradamente a medios de comunicación y también se tiene pendiente el retorno al país de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos –CIDH- del Grupo de Expertos Interdisciplinarios Independientes –GIEI- el que en su informe inicial ya establecía la comisión de delitos de “lesa humanidad” de parte del régimen, en donde se establece desde luego la masacre del 30 de mayo del año pasado 2018.

“Es imperativo para el país, contar con el retorno de los organismos internacionales defensores de derechos humanos, -urge Carrión Orozco- que puedan crear ciertos niveles mínimos de garantías básicas, no solo para el restablecimiento de los derechos humanos y de las garantías individuales de los nicaragüenses, no solo para que podamos marchar de nuevo sin temor a que se vuelvan a producir masacres, ordenadas por el régimen y ejecutadas por sus paramilitares, sino que también debemos estar enfocados en que los casi cien mil hermanos nicaragüenses, que se encuentran en el exilio forzado, retornen al país con garantías plenas y reales”.

Carrión Orozco, analista político, en la continuación de su intervención en Impacto 540, de Radio Corporación, señala que el exilio de estos miles de nicaragüenses es doloroso, en donde que hagan un tiempo de comida al día, es una inmensa fortuna, duermen en las calles, y en las bancas de los parques de Costa Rica, no les dejan dormir, por ser prohibido, pernoctar en esos lugares de San José o de otras ciudades de la vecina del sur de Nicaragua.
 
Para Carrión Orozco, aquí se están discutiendo con el régimen cosas que no se deben de discutir, porque aquí lo que ocurrió a partir del 18 de abril del año pasado -2018- fue el levantamiento de todo un pueblo en contra de una dictadura, la que ya venía acumulando violaciones de derechos humanos, pero nos hemos enfrascados en los últimos meses en el tema de los presos políticos, que desde luego es un tema coyuntural, prioritario, nos hemos concentrado en el tema de la devolución de los derechos y garantías, lo cual es desde luego también un derecho prioritario, y ahora se están concentrando esfuerzos en el retorno al país de los organismos internacionales defensores de derechos humanos y al retorno de la diáspora nicaragüense en el exilio.

“No obstante esos no son los temas fundamentales, el pueblo de Nicaragua, no puede perder de vista que el tema de la existencia de presos políticos es coyuntural, en donde logramos que se liberara a una sustancial e importante parte de estos, pero aún el régimen mantiene –subraya Carrión Orozco- a más de cien presos políticos en sus cárceles, pero aquí la discusión fundamental en la mesa de negociación es la restitución plena de los derechos y garantías de todos los nicaragüenses, para no entrar de nuevo al ciclo de salvajes violaciones a los derechos humanos que ha cometido la dictadura” urge el analista político Oscar Carrión Orozco.

Carrión Orozco, califica de ser penoso, triste y deplorable, la actitud de Daniel Ortega, que desde y dentro de un lujoso bus y un excesivo aparato de seguridad, encabezara el denominado repliegue a Masaya, ya que con esto lo que deja en claro es que está inmerso en un inmenso y propio encierro, en donde se denota que el síndrome del encarcelado no lo ha abandonado, entonces se encierra en un lujoso bus y paradójicamente e intencionalmente azul y blanco, en donde así  cree –reitera Carrión Orozco-tener encerrado al pueblo de Nicaragua.

“Así como él está encerrado en ese bus, Ortega, así supone tener encerrado a todo el pueblo nicaragüense, -insiste el analista político- y el pueblo de Nicaragua ha demostrado que es la mayoría y muy a pesar de que tengamos total restricciones para manifestarnos en las calles, para sacar y enarbolar nuestra bandera azul y blanco, el pueblo tiene en sus manos la factura, y que una vez que se logren las condiciones de forma cívica y pacífica, para lograr elecciones libres, justas, transparentes y vigiladas, vaya a depositar su voto” advierte el analista político.

Carrión Orozco, afirma ser penoso de que los que estuvieron en el repliegue táctico a Masaya, son empleados públicos que asisten obligados, además de los miles de paramilitares, los sapos, que de alguna manera u otra tendrán que llegar hasta el final con la dictadura Ortega-Murillo, para luego reiterar que Ortega, se encerró, en un bus para luego dar un discurso de no más diez minutos, y en el que no ofrece solución a la crisis política que vive el país, porque no tiene nada que decirle al pueblo de Nicaragua, y el pueblo de Masaya si tuvo mucho que decirle cerrándole las puertas de sus casas, lo que es un reflejo de que no pudo entrar a Masaya y mucho menos a Monimbo.

“Ortega esta paranoico –asegura Carrión Orozco- y está paranoico porque él sabe lo que ha cometido en contra del pueblo de Nicaragua, y el ya entendió de que no se puede imponer, Ortega siempre ha tenido una guardia pretoriana, una cantidad exagerada de escoltas, pero ahora los ha duplicado o triplicado, porque sabe perfectamente que está en contra del pueblo y que por ahí puede surgir otro Rigoberto López Pérez, lo que no es la solución, por que la solución que nosotros enarbolamos es cívica y pacífica, que exige que Ortega deje el poder” enfatiza Carrión Orozco.

Para Carrión Orozco los esfuerzos de los nicaragüenses deben articularse y enfocarse en la recuperación y restitución de las libertades civiles, la libertad de poder marchar y manifestarse, y lograr sacar de las cárceles a esos más de cien presos políticos que aún quedan en las cárceles del régimen, y que restan del acuerdo pasado, agregando no saber cómo se puede estar insinuando, la disponibilidad de nuevas rondas de negociaciones con el gobierno, mientras aún no se liberan a esos más de cien presos políticos que quedan en las cárceles, cuando aún no se logra la restitución de las libertades civiles de los nicaragüenses.

El analista político Oscar Carrión Orozco, señala que la pérdida del bastión político que significaba tener de su lado a Masaya y particularmente el aguerrido pueblo de Moninbo, es una significante y contundente perdida política del régimen Ortega-Murillo, para luego subrayar que este régimen no se maneja bajo criterios lógicos, porque la lógica era que hiciera el pasado 18 de abril del 2018, lo que hizo después, que era derogar las reformas al seguro social, e insiste que el régimen no trabaja de acuerdo a criterios lógicos.

“El régimen Ortega-Murillo con todas sus actuaciones divorciadas de la realidad y de toda lógica, lo que ha hecho es que el pueblo le rechaza, incluso algunos de sus seguidores, y no sé cómo va a hacer la dictadura, para lograr poder convocar a su militancia que le queda, el próximo 19 de julio de este año 2019 -se pregunta Carrión Orozco- para luego responder que el año pasado -2018- para esta misma celebración el régimen tuvo que meter un montón de vehículos a la plaza, tuvieron que hacer un montón de tomas cerradas para la transmisión de televisión, tuvieron que poner un montón de miles y miles de banderas rojo y negro, para crear la proyección de que ahí habían miles y miles de sandinistas, cuando a lo sumo ahí estaban algunos miles de trabajadores del estado, que fueron obligados a asistir” asegura el analista político.

En la conclusión de esta extensa síntesis de su participación en Impacto 540, de Radio Corporación, Oscar Carrión Orozco, analista político, enfatiza que todas las masacres que ha ejecutado el régimen, lo que ha ocasionado es la debacle del sandinismo, agregando que a estas alturas Ortega, con las masacres ya debería haber suscrito acuerdos, que no le significaran tantos costos al pueblo de Nicaragua, al igual que los costos que tendrá que pagar al momento de dejar el poder, poder que está obligado a dejar, finaliza afirmando el analista político Oscar Carrión Orozco.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .