Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ⬇️SINTONIZA EN VIVO⬇️



TITULARES

miércoles, 24 de julio de 2019

Ortega pretende imponer política de chantaje a Estados Unidos.


El analista político nicaragüense Eliseo Núñez afirmó que el dictador Daniel Ortega apuesta por trasladar el conflicto de Irán a América Latina, con el propósito de desviar la atención sobre la crisis en Nicaragua y establecer escenarios que le favorezcan para negociar condiciones con Estados Unidos que le permitan continuar en el poder hasta el 2021, y aun después de esa fecha.

La lectura del analista se produce tras la reciente visita a Nicaragua del canciller iraní Mohammad Javad Zarif, que se origina en el contexto de las sanciones de Estados Unidos contra enfrenta Irán y Nicaragua. El primero, por violar el pacto nuclear; y el segundo, por graves violaciones a los derechos humanos calificadas como crímenes de lesa humanidad por el asesinato de más de 300 personas producto de la represión del régimen sandinista.

El representante iraní se reunió con funcionarios del régimen sandinista en la sede de la cancillería nicaragüense donde se refirió a la “lucha” común de ambos países, que denominó “lucha contra el terrorismo económico” impuesto por Estados Unidos, según la información oficial del régimen sandinista.

Ortega estrecha sus relaciones con Irán para desviar la atención de la crisis en Nicaragua. La visita de Zarif se produce tras las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en las que calificó a la nación islámica como el estado terrorista número uno en el mundo.

Para Núñez, la relación de Ortega con Irán en nada beneficia a Nicaragua. “En política opera igual que en negocios, si no hay ganancias las pérdidas son seguras”, subrayó. A juicio de Núñez a Ortega lo traiciona su mesianismo, y puso como ejemplo cuando se ofreció como mediador para el Acuerdo de Oslo, en el conflicto israelí-palestino, en 1993.

“Eso te da una visión de cómo se ve a sí mismo, él no se mira como un jugador nacional o regional, cree que tiene envergadura global, no es extraño pensar que Ortega cree que está moviendo fichas en un tablero global (y) que está amenazando a Estados Unidos al fortalecer alianzas con Irán, y traer el conflicto de Medio Oriente hacia América Latina, y eso según su mentalidad lo posiciona en mejores condiciones para negociar. 

Es decir, entre las cosas que él pretende ofrecer a Estados Unidos es que a cambio de que lo dejen en paz, él no le va a prestar a Irán la plataforma de Nicaragua para cualquier tipo de ataque, ya sea político o cualquier otro que esté en la mente de Ortega”.

El analista sostiene que el mundo está a las puertas de tecnologías que rompen fronteras, esas tecnologías son operadas desde Nicaragua, eso explica la presencia de rusa en la nación centroamericana.

“Y en este momento pueden operar con mayor facilidad con métodos de infiltración tecnológica hacia Estados Unidos, conectado en el nodo inmediato a Estados Unidos, el cable que pasa por Nicaragua de manera primaria, que se llama Arcos-1 (cable submarino de fibra óptica que cubre toda la región caribeña de América del Sur, Centroamérica y Norte América), que pasa por el Atlántico de Nicaragua tiene acceso directo a los nodos que están en Texas y en Florida, eso da la posibilidad de acceso más fácilmente a este tipo de plataformas tecnológicas desde Nicaragua, que hacerlo desde Irán, donde tienen que pasar varios filtros para llegar a los Estados Unidos”, aseveró.

La relación de Ortega con Irán ha sido sostenida desde que llegó al poder en enero de 2007. En enero de 2012, el expresidente iraní Mahmud Ahmadineyad asistió a la toma de posesión de Ortega, del tercer periodo presidencial.

Pero el dictador mantenía esas relaciones de bajo perfil a cambio de que Estados Unidos le dejara gobernar y mantener control político sobre el país durante los años de aparente democracia en Nicaragua.

Daniel Ortega anunció el pasado 19 de julio que no continuarán las negociaciones con la Alianza Cívica, y cerró las posibilidades de elecciones anticipadas en Nicaragua, una de las principales demandas de la oposición nicaragüense surgidas en el contexto de las protestas antigubernamentales.

Para el analista político, cuando Ortega está frente a sus simpatizantes se inspira y desconecta la lengua del cerebro, algo que a su juicio no es nuevo en Ortega.

“Daniel Ortega básicamente está tratando de cerrar el diálogo para tener un nuevo interlocutor cuando tenga la necesidad de volverse a sentar, que él calcula cuando la correlación de fuerzas a nivel internacional le favorezca, él lee como cambio la reelección de Evo Morales, en Bolivia; asume que (el presidente Mauricio) Macri va a perder las elecciones en Argentina, y que en el periodo electoral próximo en Estados Unidos, la administración Trump se olvide del tema de Nicaragua. Un cálculo que es poco razonable”, estima Núñez.

Para el experto, Ortega apuesta a una situación como la de Siria, un tema del que asegura ya poco se habla aunque la gente siga muriendo en ese país, “hay otros conflictos que van pasando y apuesta a sostenerse, que la comunidad internacional se olvide de que él está ahí y que es un problema para los nicaragüenses. Quiere llevar a la comunidad al punto de que se aburra del tema de Nicaragua”, indicó.

Núñez, abogado, académico y exdiputado, reconoce que la actual crisis en Nicaragua tiende a agudizarse debido a que Ortega continúa acosando y reprimiendo a la oposición, prohíbe las manifestaciones de la población, mientras líderes y activistas políticos son asesinados aun fuera del territorio nicaragüense.

“Cuando la gente piensa que Ortega quiere llevar a la guerra al país, yo difiero de eso. El asume que no vamos a ir a la guerra antes que él haga algo para salirse con la suya y negociar en el borde del abismo.

Ortega sabe que es un anciano y que en un conflicto militar tiene pocas posibilidades de salir adelante porque tiene un partido centralista y no tiene la capacidad que tuvo en los 80, físicamente él no lo aguanta, ya vimos su deterioro físico durante los meses más fuertes de las protestas. 

Un conflicto bélico sería devastador para él. Otro aspecto es que Ortega ya no tiene los defensores que antes tenía en a nivel internacional. No tiene interés en un conflicto armado, pero quiere llevar al país un abismo para tener mayores posibilidades de negociación”, valoró Núñez.

Ortega apuesta a morir en el poder porque se cree el único ungido para estar en el poder.

Tras el reciente anuncio de Ortega, para Núñez se avizoran nuevas sanciones de la comunidad internacional que respalda elecciones anticipadas en Nicaragua como la solución a la crisis que afecta al país desde hace más de un año.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .