Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

lunes, 19 de agosto de 2019

Dejá Vú, libro que refleja el “retorno de una dictadura a otra” Avil Ramírez autor.


 
Por Danny Pérez García / Especial para SNN - Avil Ramírez ex ministro de Defensa, durante el gobierno del ex presidente Enrique Bolaños, se envuelve en la tarea de historiador, y es por ello que se dio al trabajo acucioso de publicar un libro cuyo título es: “Deja Vu” y este tiene la connotación, de que esto que en la actualidad estamos viviendo los nicaragüenses, ya lo vivimos, este presente que vivimos hoy, es algo del pasado, y es por ello que, esta obra, se constituye en un libro de mucha importancia para el país, la publicación contiene muchas fotografías históricas, y desde luego una investigación exhaustiva.

Ramírez, invitado a una edición más del estelar de la mañana, Impacto 540, de Radio Corporación, con la dirección del periodista Gustavo Bermúdez Herrera, explica que lo que le motivó a escribir y mostrar con su obra, es el retorno a esa historia, historia que atravesamos por largas décadas con la dinastía somocista, y ahora con el orteguismo.

“Escribir y publicar “Deja Vu” me inspiró hacerlo entre otras cosas, la frase que dijo, Monseñor Silvio José Báez, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, ahora realizando tareas en el Vaticano, Monseñor Silvio José Báez, lo cual cito textualmente: “Tenemos que cultivar la memoria histórica, con espíritu crítico, no hay que olvidar, precisamente, para que las formas caudillistas, autoritarias, criminales, de ejercer el poder que se han practicado en nuestra patria, sean eliminadas, no hay que olvidar” cita el historiador Avil Ramírez, y añade que tristemente se repiten los mismos errores y vicios del pasado.

“Precisamente el padre del obispo Báez, fue prisionero en los años 50, luchando por la libertad de nuestro país –desvela Ramírez-  y fue encarcelado por Somoza García, y al igual que él,  hoy existen miles de nicaragüenses  que sufren en el exilio, otros muerte, separación de sus familias, del odio que ha sido inculcado por aquellos que han tenido la oportunidad de hacer las cosas bien en el país, y el resultado ha sido de que tengamos un país empobrecido, un país dividido, un país en donde la principal materia prima han sido los nicaragüenses que han tenido que salir huyendo para salvar sus vidas” detalla el historiador Avil Ramírez, refiriéndose a las motivaciones de la creación de su obra de carácter histórico.

Ramírez, asevera que los nicaragüenses, no vienen sufriendo de represión, solamente desde el pasado 18 de abril del año pasado -2018- por la liberación nacional, sino que más bien en esta nueva etapa de lucha cívica y pacífica, en donde la respuesta del régimen Ortega-Murillo ha sido la misma del somocismo, como es la represión, violación a los derechos humanos, cárcel, exilio, Ramírez, añade que es por ello que su libro es la oportunidad para recordar los momentos que se vivieron a través de las páginas del diario somocista “Novedades”  y vemos como ahora se vienen cometiendo los mismos errores.

“Con la diferencia de que ahora tal y como apuntaba anteriormente hoy es una lucha cívica” –aclara el historiador Avil Ramírez- y agrega que básicamente las razones expuestas anteriormente, son por lo que decidió elaborar este compendio que estará presentando el próximo miércoles 21 de éste mes de agosto, a las 4 de la tarde en HISPAMER.

Ramírez, coincide en que la dictadura somocista enarbolaba siempre la consigna de “no te vas te quedas” al igual que hoy, los simpatizantes de Ortega, utilizan la consigna de el “comandante se queda” y estos mismos simpatizantes de Ortega culpan a otros países, al imperialismo norteamericano, a los europeos, a los países que ellos denominan títeres, en el continente americano, queriendo con ello repetir el mismo error somocista de interpretación de la historia que es la “negación de la realidad”.

“Aquí todos podemos palpar y vivir que lo que ocurre hoy en nuestro país, y lo que no es más que una expresión de la ciudadanía, de inconformidad, que lo lógico sería el dilucidarlo en elecciones libres, transparentes, supervigiladas, con lo que el régimen Ortega-Murillo no está de acuerdo, y más bien ha respondido con más represión, con triquiñuelas, con marrullerías y al final tarde o temprano, veremos cómo pasaran a formar parte del “basurero de la historia” por no tener voluntad de hacer correctamente las cosas” enfatiza Ramírez.

El autor de Deja Vu, Avil Ramírez, subraya que en estos errores juegan un papel importante aquellos aduladores del régimen, no solo los que desde su posición privilegiada en el poder acumulan riqueza, y para aumentar sus fortunas personales, acumuladas de forma deshonesta, sino que también aquellos que, con ansias de sostener el poder a troche y moche, de mantenerse en el poder aun en contra de la voluntad popular.

Ramírez, rememora que hace aproximadamente un año, hasta este mes de agosto, agosto del año 2018, en que el régimen estaba finalizando la operación limpieza de los tranques, en donde los actuales gobernantes tuvieron el buen cuidado de repetir hasta el mismo nombre que utilizó la guardia de Somoza, para masacrar los reductos guerrilleros del frente sandinista, durante la lucha insurreccional armada.

“Con la diferencia que esta operación limpieza del régimen orteguista, fue en contra de gente desarmada, que se protegía con barricadas de adoquines, láminas de zinc, llantas, para resguardarse de la brutal embestida de paramilitares, que sufrieron ciudades como León, Masaya, Jinotepe, Diramba, San Marcos, la Trinidad, San Pedro de Lovago, y otras ciudades a lo largo y ancho del país” enumera el historiador Avil Ramírez. 

Para Ramírez, el somocismo, tiene una manifestación científica, cuarenta años después de su caída, que es lo que se recoge en el libro de su autoría, titulado Deja Vu, y básicamente lo que cree él, es como bien lo dijo el obispo Báez, es conocer la historia, es conocer esos errores, esas consignas de “no te vas, te quedas” que es igual “al comandante se queda”.

El historiador recuerda que los paros nacionales que se hicieron en contra de Somoza, si bien es cierto no lo botaron del poder, contribuyeron al derrocamiento de su dictadura, y sabemos bien que la actual dictadura de Ortega, también le tiene terror, horror a este tipo de expresiones, por ser expresiones populares, las que son ayudadas, magnificadas en esta nueva era, a través de las redes sociales, y en la valentía de los periodistas que desde Radio Corporación y otras plataformas de comunicación, unas desde el exilio y otras a lo interno del país, con mucha valentía trasmiten la verdad.

“Recordemos que, en la época de la dinastía somocista, en la que muchos de nosotros estábamos jóvenes, para enterarnos de lo que sucedía en el país, teníamos yo diría teníamos básicamente dos recursos para informarnos, y uno de ellos era el Diario La Prensa y Radio Corporación, que fue silenciada en repetidas ocasiones por la dictadura somocista, al igual que lo hiciera la mal llamada revolución popular sandinista, hechos que se recoge en mi libro, y el otro medio de comunicación, que es el objeto central reflejado en mi obra  –Deja Vu- era Novedades, el diario oficial de la dinastía somocista, que era la perspectiva del poder desde la visión de la dictadura somocista” rememora Ramírez.

El historiador, define que su libro recoge el esfuerzo que se hizo desde la oposición civil, la que, en su opinión, se encontraba totalmente dividida y atomizada, y se debe recordar en esa época solo existía un partido político, supuestamente de oposición, como era el Partido Conservador -PC-  y que tenía representación en el entonces Congreso Nacional, y también en algunas instituciones del estado, a través de la cuota que les garantizó el pacto de 1971 –Kupia Kumi- en donde estuvieron el Partido Social Cristiano -PSC-  el Partido Liberal Independiente  -PLI-  El Movimiento Liberal Constitucionalista –MLC- Acción Nacional Conservadora -ANC- entre otros, enumera el historiador Avil Ramírez.

“Los sindicatos independientes en la época de la lucha en contra de la dictadura somocista jugaron un papel fundamental en esta lucha, y luego el sector privado que se involucra en esta lucha a raíz del asesinato del doctor Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, y recuerdo que en esa época eran cuatro las cámaras empresariales existentes, como eran la cámara  de la construcción, la de comercio, la de industria, y la Confederación de Profesionales de Nicaragua –CONAPRO-  y el Instituto Nicaragüense de Desarrollo –INDE- en ese tiempo el presidente del INDE era Alfonso Callejas Robelo, y todas estas cámaras forman lo que se denominó, Frente Amplio de Oposición –FAO-  que trató a través de mediaciones internacionales a través de gobiernos amigos encontrar una salida pacífica en la lucha contra la dictadura somocista” recuerda el historiador Ramírez.

En la conclusión de su intervención en Impacto 540, de Radio Corporación, Avil Ramírez, afirma que la dirigencia de la guerrilla sandinista, que derrocó militarmente a la dictadura somocista, siempre tuvo como objetivo instalar una nueva dictadura en Nicaragua, y también recuerda que el asesinato del doctor Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, fue el detonante que aceleró primeramente la lucha cívica de los nicaragüenses, a través de manifestaciones populares, y no se debe olvidar que hay coincidencia plena entre los historiadores sandinistas, en que la guerrilla no sumaba un mayor número de las 300 personas a inicios del año 1978, y admiten que la inmensa represión criminal de la dictadura somocista, obligó prácticamente  a la juventud y demás ciudadanos a incorporarse a la lucha armada, en contra de la dictadura de los Somoza.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .