Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

lunes, 12 de agosto de 2019

El poder del voto.


Por Tránsito Escobar Tenorio* Premisa 1: El voto que conduce a una elección, en cualquier escenario, concede legitimidad y autoridad; Premisa 2: La “oposición” nicaragüense no fue electa; Ergo: Es dudosa la legitimidad y autoridad opositora. 

Esta realidad -la conclusión- anula todo papel que pueda jugar “la organización opositora” en cualquier circunstancia; y puesto que sus “representantes” han sido nombrados “a dedo” como en efecto lo han sido, confirma el resultado del silogismo.

Este “espejismo legal” lleva a la “oposición” a relaciones internacionales inciertas y plagadas de incertidumbre pero diplomática- y políticamente correctas manejadas por los interlocutores a ella. No así las sanciones particulares que por lo sensible de los hallazgos in situ hubieran ocurrido aún sin la gestión “opositora”.

¡Es imperativo que esta deficiencia de la representatividad y autoridad sea subsanada, y, la única forma que se pueda hacer es a través de Elecciones Primarias! No comparar, por favor, esta iniciativa con el mamotreto de Primarias auspiciado por Hagamos Democracia (Nicaragua, 2016) en donde un partido, supuestamente, manipuló financieramente los resultados bajo una organización de reglas cambiantes y difusas e introducción de conceptos nunca conocidos como electores “independientes” e identificación del votante, como único requisito, la propiedad de un correo electrónico. ¿Y si la persona tenía dos correos electrónicos bajo dos diferentes nombres? Y porque no, 100 correos. ¡Habrase visto!

Las primarias en este caso que nos ocupa deben obedecer a los siguientes lineamientos básicos: un padrón electoral por organización que desee participar con un mínimo de 1,000 personas o menos, de tal manera que los grupos que alcanzan en una moto-taxi o caponera puedan participar; un Consejo Electoral independiente a los participantes y aprobado por las tendencias con sus respectivas especialidades incluyendo la de Informática; urnas electrónicas en donde el voto estará ligado a la cédula y/o identificación específica de antemano aceptada; votaciones a nivel nacional e internacional; los miembros del  padrón votarán por su representante; y los representantes elegidos entre sí nombrarán a un delegado que ¿por qué no? podrá nombrar su “gabinete sombra”.

El recurso humano nacional ya existe y puede diseñar, implementar e implantar la administración de la elección con los suficientes adelantos técnicos y procesos claros y transparentes. Los recursos financieros, es un aspecto interesante puesto que deberá ser negociado en base a la viabilidad del plan de negocios expuesto a los patrocinadores y a la ventaja política que se pueda vender al gobierno actual. En efecto, las ventajas para ambas partes –gobierno/oposición están dadas en tanto que una parte reafirma su compromiso con unas elecciones libres ante un oponente válido y creíble… ¡Qué más democrático que ganar ante un opositor que realmente lo es! Al otro lado de la contienda  habrá un ejercicio organizativo muy particular, sobre todo para las fuerzas no alineadas a los partidos tradicionales.
   
El voto electoral observado independientemente en todos sus procesos, tanto nacional como internacionalmente será el factor decisivo para lograr la estabilidad económica y social en Nicaragua y, no lo dude que ¡habrá elecciones! Y si las variables de confianza para 2021 están dadas, entonces podremos decir ¡que gane el mejor! Que es lo que el pueblo necesita.

Deseo hacer unas acotaciones que muy probablemente no forman parte del tema central pero están relacionadas y son las siguientes: Es comprensible que la llamada oposición prefiera guardar lineamientos de “horizontalidad de la democracia” obviando la candidatura a puestos de personas por la espontaneidad de la respuesta popular y sus consecuencias en abril 2018, esto sin embargo puede llevar a errores tácticos tanto para el que solicita reformas que como para el gobierno de turno. Históricamente existen sucesos como la Comuna de París (1871) y otros más recientes, que a pesar de la espontaneidad, o lo que llamo romanticismo político, no han llegado a nada precisamente por la falta de cohesión en sus demandas y organización que las soportan.

Nicaragua tiene un conglomerado de votantes muy raro y es que vota “a contrario” en tiempos cuando la macroeconomía indica avances muy positivos en contraposición a lo que hacen los otros pueblos, o ¿será que no es la macro- pero la microeconomía la que interesa, o habrá que tomar ambas en consideración? Del mismo modo el votante nica hace énfasis a ultranza  del voto inducido lo cual puede ser la causa de la observación inmediata anterior. Vale la pena también decir que los “avances” democrático-jurídicos, como las tales Asambleas Constituyentes, nunca sirvieron para nada a no ser para dar tiempo al gobernante de turno a concretar su poder. Pienso que sin previo entrenamiento en el voto por las partes en contienda, 2021, será otro año que nos  obligue a decir “protégeme Dios del voto del pueblo de Nicaragua”

*El autor es Sicólogo Clínico e Industrial con capacitación en desarrollo de Proyectos.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .