Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

viernes, 30 de agosto de 2019

Ortega es un chamarrero. Rosario Murillo fetichista.


Por Onofre Gutiérrez. “Por enésima vez,” me decía un amigo, “la OEA nos hizo la guatusa.” Cualquiera diría que estamos salados, como quien dice que la vicepresidenta de Nicaragua tiene “embrujados” a los embajadores.  Eso sería reconocerle a la Rosario Murillo poderes que no tiene.  

Ella es una fetichista, pero no significa que es poderosa.   Ella podrá tener hipnotizado a Daniel Ortega, su marido y a unos cuatro guanacos.  Nada más.  La OEA nos está diciendo que hagamos nuestra parte.  En una palabra: Firmeza.

Algunos amigos de Miami sostienen que tenemos que recurrir a otro expediente: Las armas.  Locura.  Hay otra manera de acabar con Ortega y su pandilla, aunque estén armados hasta los dientes y cuenten con una artillería pesada, pueden ser vencidos.   Así ya no se gobierna.  Por eso Ortega va de viaje. Los nicaragüenses que queremos cambiar régimen  a veces nos sentimos con las llantas bajas, sin aire.  es normal, pero nos reponemos. Ortega, créanme, señores, está quemado.

A los nicaragüenses solo nos queda un camino:  perseverar.  Proponernos ser libres y anhelar la paz.  En una palabra, ser optimistas.  Ayer leíamos que Ortega es capaz de cerrar LA PRENSA.  Imposible.  Puede amenazar, puede encarcelar, puede matar y nada de eso acaba con el Espíritu.  Creer que Ortega puede recuperar lo que perdió hace 16 meses es desear que se quede   Cada día que pasa acerca la dictadura a su fin.

La Resistencia puede perder adeptos, pero el pueblo es irreductible.   El salvaje trato del Orteguismo al pueblo es imperdonable humanamente hablando.  No olvidemos el dolor de las madres y familiares de los asesinados, y desaparecidos. 

La decisión del pueblo está tomada:  A Ortega hay que combatirlo cívicamente, ya sea con huelgas o manifestaciones de protesta para continuar desgastando.

Ortega tiene su talón de Aquiles: no tiene nada que decir, no sabe ni quiere saber que es de carne y hueso.   Es desechable. Perecerá.  Es cuestión de tiempo.  El tiempo está de parte de la oposición.  Si aflojamos le extendemos la vida. Ni se nos ocurra dar muestras de cansancio.

Por ultimo. No insistamos en negociar.  Negociar es extenderle la existencia al sandinismo.  Como Ortega es un chamarrero, aparenta rechazar pláticas, pero a estas alturas, es mejor dejar que la desesperación se encargue de su suerte.

Curiosamente, la OEA ha preferido proponer la reanudación del dialogo y Ortega temeroso de volver a sentarse con la oposición y verse desnudo, aparentará que está fuerte   Lo cierto es que no le conviene, pues en un tercer dialogo la oposición insistirá en que renuncie.   

Lo que Ortega pretende es negociar un arreglo secreto a espaldas del pueblo.   Aunque es una posibilidad, a estas alturas es difícil dividir a la oposición.   Dos veces lo intentó y se enredó en su propia trampa: firmó compromisos y se volvió atrás dejando al descubierto que no vale la pena creerle.  

El pueblo es de un solo tiro.  Ortega tiene que renunciar y adelantar las elecciones.   Está perdido.   

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .