Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

martes, 3 de septiembre de 2019

Animo y más ánimo Nicaraguenses.


Por Onofre Gutiérrez / La administración que preside Donald Trump no bajará la guardia cuando se trata de negociar con tiranos y dictadores, es decir, que si, por ejemplo, la China comunista arremeta con violencia contra los disidentes de Hong Kong, Estados Unidos reaccionará con mano fuerte.  Así se habla a los violadores de los derechos humanos.

Solo así, dice el analista Chen Guangcheng, entienden los comunistas. Chen as profesor de la Universidad Católica de Washington.

Hasta el momento presente, esa misma actitud han adoptado contra Daniel Ortega los arquitectos de la política americana hacia Ortega.   Que se olvide que lo tratarán con paños tibios.

Cuando el embajador Trujillo advirtió a Ortega que mejor reciba a la Comisión especial de la OEA porque de lo contrario el dictador debe esperar más y nuevas sanciones, inclusive su expulsión de la OEA, que le llevarán en pocas semanas a una total bancarrota.  Si se somete, en cambio, puede salvar su capital, su partido y su ejército.

Ortega sabe que si rechaza los “buenos oficios” de esta Comisión, su fin puede ocurrir de la noche a la mañana. Sobra decir que está notificado.

Ortega también está consiente que si le imponen el diálogo con la oposición, la Alianza Cívica insistirá en que Ortega adelante las elecciones, renuncie y se vaya del país.  Este tercer punto es el único que puede ser negociado con la prohibición de que nunca más podrá ser candidato.  Mucho menos su mujer.

Cómo contestó esta especie de ultimátum de Estados Unidos.  Nos parece que antes de aceptar las nuevas y firmes condiciones para el diálogo, Ortega logró convencer al general Avilés para que se solidarizara con el régimen y permitir a Ortega una carta de cierto valor.

 Lo que no está claro es cómo le garantiza al jefe del ejército su cargo.  Posiblemente lo engañó.  Pronto se sabrá la verdad.

Es probable que de antemano, Ortega negoció debajo de la  mesa que la jefatura del ejército es intocable. Entre dos vivos, a primera vista, el que tiene la ventaja es Avilés y los que están perdidos o serán sacrificados son los policías y paramilitares porque la Alianza jamás reconocerá la amnistía de la Asamblea orteguista para ellos. 

El problema es que los delitos de Lesa Humanidad no caducan o sea que los autores de los 500 y pico de asesinatos, miles de heridos y secuestrados y torturados tienen que ser enjuiciados.  

Lo más que puede lograr Ortega son sentencias livianas.  Lo cual  quiere decir, que otra vez “los chanchos” serán los guarditas.  

Puede ser que el ejército quede como está y con los mismos “jefes”, pero pasarán un tiempo “cortando clavos” porque Ortega no las tiene todas consigo.  El también tiene que pegar carreras de cintas para evitar que lo lleven de las mechas al diálogo.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .