Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

viernes, 6 de septiembre de 2019

Los nicaragüenses siguen en permanente movilización afirma la socióloga Violeta Granera.


El régimen Ortega Murillo continua sin duda alguna a nivel nacional e internacional practicando terrorismo de estado afirma Violeta Granera Socióloga, miembro del Frente Amplio por la Democracia –FAD- y de la Unidad Azul y Blanco.

“La dictadura Ortega Murillo atravesó todas las líneas rojas de decencia y no digamos ya las de la justicia -agrega Granera-  todos los nicaragüenses tenemos frescos en la memoria los terribles hechos que hemos vivido como bien lo señala el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes –GIEI- informe que describe la masacre y la guerra que desató en contra de los chavalos que estaban en la UNAN Managua y también en la iglesia La Divina Misericordia y también la brutalidad con que fueron desalojadas las personas que estaban en los tranques, el uso de armas de guerra, como bien lo reitera el informe de la GIEI” señala la socióloga.

Violeta Granera en el transcurso de su participación en el estelar de la mañana Impacto 540 de Radio Corporación, bajo la dirección del periodista Gustavo Bermúdez Herrera, señala que todos los organismos internacionales defensores de derechos humanos constataron que aquí hubo diez meses de terror y que además continua el terror impuesto por la dictadura Ortega Murillo.

Terror impuesto por la dictadura en donde el estado tomo el camino de la política del terrorismo y del exterminio de todas aquellas personas que ahora son la enorme mayoría de los nicaragüenses que se oponen y se rebelan con toda justicia a un régimen que ha venido destruyendo la institucionalidad y el respeto a la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley y el irrespeto absoluto a la dignidad de los humanos y por ende de los nicaragüenses apunta Granera.

La socióloga en su participación en Impacto 540 agrega que el terrorismo de estado que ejecuta el régimen no tiene forma alguna de ser ocultado, esto está a la vista del mundo entero por lo que existe una indignación mundial, en contra de lo que ha hecho Ortega en contra del pueblo de Nicaragua.

“Tenemos que tener ánimos y resistencia porque ya estamos en la última etapa de la dictadura –asegura Granera- para luego agregar que le duele enormemente que tener que dar animo en ese sentido por no ser fácil lo que henos vivido y admito que esto aún no termina, nosotros tenemos un promedio de dos a tres secuestrados todos los días en diferentes lugares de Nicaragua, este pasado fin de semana hubo una redada en Jinotepe en donde se llevaron secuestradas a cinco personas de una misma familia” denuncia Granera.

La miembro del FAD, en su participación en el programa radial de opinión de Radio Corporación, conducido por el periodista Bermúdez Herrera, advierte que con las redadas y secuestros que siguen ocurriendo en diferentes ciudades del país deja claro que esto no ha parado aun, que la dictadura ha decidido y ha creído que va poder atornillarse al poder por medio de las balas de la represión de la persecución de las detenciones arbitrarias y de incluso torturas y malos tratos y tratos degradantes, en contra de las personas que están arbitrariamente detenidas en la cárcel de La Modelo y de La Esperanza, violando así la constitución, los diferentes convenios internacionales.

Granera condena la presunta golpiza que se les habría propinado en la cárcel de las mujeres La Esperanza, a cinco presas políticas entre ellas Irlanda Jerez quien habría quedado en condiciones deplorables al extremo de no podría levantarse de su cama en el reclusorio.

Para la socióloga Violeta Granera lo que ha sucedido en el país, no tiene parangón en la historia de Nicaragua, pero esto no tiene que volverse a repetir nunca más, y esto es un compromiso que tenemos todos los nicaragüenses, compromiso azul y blanco que pasa por sacar a la dictadura de Ortega y no permitir nunca más que se vuelva a encaramar un dictador en Nicaragua.

Granera recuerda que desde el organismo de la sociedad civil Movimiento por Nicaragua, organismo que fue decapitado por el régimen con el retiro de su personalidad jurídica, desde el año 2007 habían advertido de lo que podría pasar en Nicaragua, que desde este movimiento se señaló que Ortega desde el inicio de su reinstalación en el gobierno, empezó a desmantelar la institucionalidad.

“El primer acto de ilegalidad que cometió el gobierno de Ortega, fue haber destruido el movimiento de participación ciudadana –rememora Granera- desde los primeros días del nuevo gobierno de Ortega, el Movimiento por Nicaragua, alertó la deriva autoritaria que estaba empezando a señalar el gobierno de Ortega” puntualiza Violeta Granera.

“Recuerdo que hubo voces que no tomaron en cuenta estas advertencias, y hasta nos tildaron de exagerados, si se hubiese tomado conciencia de estas advertencias, no habríamos tenido que pagar todas las consecuencias, consecuencias que entre las más graves se encuentran todos los asesinatos de las personas cometidos por el régimen durante los últimos meses, pero que también se cometieron en años anteriores, en el campo en donde ya había asesinatos y no queríamos verlos, no habrían las más de 600 personas detenidas y que ahora tienen meses de estar en las cárceles del régimen sufriendo  en condiciones infrahumanas, sufriendo golpizas y torturas y absoluto irrespeto a sus derechos humanos, personas que no han cometido ningún delito y que además no se les ha respetado su derecho al debido proceso” reprocha Granera.


La miembro del FAD asegura que el escepticismo sobre las campanadas de alertas que dio la sociedad civil, en torno a la dictadura que se gestaba en el país, y las consecuencias que todos conocemos no es para llorar sobre la leche derramada, sino más bien para recordarnos que aquí no puede olvidarse nunca más que cualquier persona que llegue al poder al gobierno en la historia futura del país, debe estar siendo supervisada y controlada por la ciudadanía desde el primer día de su permanencia en el poder.

Violeta Granera, que además de ser miembro del FAD pertenece a la Unidad Nacional Azul y Blanco, urge a los nicaragüenses a estar claros que los gobernantes son empleados públicos los que administran la cosa pública de este país, y no se puede permitir que estos se salgan un pasito o un ápice de lo que establece la constitución de la república, y que es el contrato que nos permite de forma armoniosa aquí y en cualquier país.

“Con el dolor que ha provocado la dictadura Ortega Murillo, ha desangrado este país, dolor que se suma a dolores viejos que aún no hemos sanado y en esa lucha post-Ortega que va a llegar y pronto –vaticina Granera- tenemos que ser muy responsables para que nada de lo que ha ocurrido quede en la impunidad, no podemos seguir doblando la página de nuestra historia, para volver a repetirla 20 años o 30 años después, no es justo que ahora los chavalos, nuestros hijos, nuestros hijos estén viviendo exactamente lo que los mayores ya vivimos en décadas anteriores” puntualiza Granera.

La miembro del FAD afirma coincidir con todos los sectores de la sociedad civil nicaragüenses que señalan que aquí mientras no haya una solución política a la crisis no va a haber tampoco solución a la afectación económica que se está ya sintiendo en el país, el dolor y las masacres que sufrieron muchos nicaragüenses, dolor que está siendo trasladado a muchos ciudadanos que están siendo despedidos de sus empleos, o que tienen que huir de Nicaragua, para escapar a la represión, o en la búsqueda del sustento de sus familias.

“La situación económica de Nicaragua, es insostenible, este país no resiste tres meses más, tenemos que encontrar cuanto antes la salida del régimen Ortega Murillo antes que este destruya al país, en una crisis humanitaria que tiene que ver con el terrorismo de estado a través de la represión, pero que también tiene que ver con la destrucción que ha hecho de la economía del país, que con tantos sacrificios se había venido reconstruyendo después de los años 80” puntualiza Granera.

La miembro del FAD, refiere que todos los nicaragüenses tenemos temores y momentos de desánimos profundos, como sería el caso del joven José Iván de la Cruz, perseguido político que se habría privado de la vida, con un hermano en la cárcel, decisión que la habría tomado para no seguir viendo sufrir a su familia, señalando que no se debe perder el ánimo y estar claros que el régimen estaría de salida.

Para Granera, el pueblo de Nicaragua no está inmovilizado, los nicaragüenses están movilizados, movilización no es únicamente salir a las calles, y ella entiende que muchos quisieran ver de nuevo las banderas azules y blancos enarboladas por multitudes como se hizo en meses anteriores, situación que no se repite porque la dictadura no tiene ningún límite legal  -a criterio de Granera- o ético, porque ya sabemos que portar una bandera azul y blanco significan meses en el chipote y por ello hay otras maneras de movilizarse y la gente se moviliza con sus vecinos resistiendo, manteniendo el apoyo entre si, para enfrentar los momentos duros y negros que habría llevado la dictadura a los nicaragüenses, subraya Granera.

“No hay silencio por que se está trabajando –asegura Granera- y quiero decir esto con toda sinceridad: no hay día en el mundo que no estemos las organizaciones de la Unidad Nacional Azul y Blanco –UNAB- realizando actividades para acelerar la salida del régimen, nos hemos comprometido en la UNAB con incrementar la presión nacional, que no es solo los que estamos aquí en el país, porque es presión la que están haciendo nuestros hermanos de la diáspora y también la presión internacional y vamos avanzando, todo lo que ha pasado como es el rechazo y el repudio de la comunidad internacional en contra de la dictadura de Ortega, rechazo y repudio que ha llevado a este régimen al aislamiento total, y esto es producto del sacrificio y del esfuerzo de todo el pueblo de Nicaragua y así lo tenemos que ver, esto es una carrera de cien metros, carrera en la que ya hemos recorrido los 80 metros y si nos desanimamos en los últimos 20 metros de nada habrá servido el sacrificio de miles y miles de nicaragüenses” advierte Granera.

Granera concluye su participación en Impacto 540 de Radio Corporación, opinando creer que la lucha de los nicaragüenses es todo un proceso, que se sigue paso a paso, y aunque asegura no descartar que se necesitaría en determinado momento, la conformación de una junta de gobierno de transición, pero en este momento lo primero es lo primero, y aquí lo que se necesita es formar un consejo político o una dirección o una conducción o una coordinadora política en la UNAB, lo que es una demanda muy insistente de parte de la población, pero también  es cierto que la gente quiere tener caras visibles de liderazgo en la UNAB, en donde están personas muy capaces y con suficiente liderazgo, recordando que primero se debe lograr sacar al régimen de la Organización de Estados Americanos –OEA- porque una junta de gobierno para ser reconocida por los demás países, y lo que paso en Venezuela con Gauido  es trabajo de años, ellos tenían la ventaja que no tenemos nosotros, como es la de tener una asamblea nacional legitima, de acuerdo a la opinión de Violeta Granera miembro del FAD y de la UNAB.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .