Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

domingo, 8 de septiembre de 2019

Se acabó el jabón.


Por Onofre Gutiérrez / Los señalamientos de las Naciones Unidas que repiten todas las atrocidades de Daniel Ortega y su régimen tienen nombre: Michelle Bachelet.  Ella nos manda a decir:  Sigan el ejemplo de los disidentes de Hong Kong.  

El sistema democrático es uno y los nicaragüenses tenemos que insistir en asumir el papel de defensores de los derechos humanos y de los más vulnerables, los mas afligidos de una sociedad, sin chances de un mejor futuro y engañados por un hombre que cree que puede reírse de quienes no se rinden ni quieren ser silenciados.

El mensaje es volver a las calles para que cívicamente recuperemos el estado de derecho, un estado justo y equitativo, no preferencial o solo para beneficio de unos pocos.  Esta vez, ahora, las protestas no caerán en saco roto. El mundo no le está quitando los ojos a Nicragua. 

La OEA y la Unión Europea no pueden seguir siendo condescendientes con Ortega.  Estados Unidos no pueden darse el lujo de tratar de apaciguar a Ortega.  Desde la Casa Blanca y del Departamento de Estado y las Cámaras del Capitolio y los medios informativos norteamericanos tienen que poner en su lugar a Ortega: fuera del juego político.  Ya hizo mucho daño.

Por más de un año esas instituciones, las más democráticas y poderosas de la tierra, han acumulado evidencia tras evidencia que la rapacidad de Ortega; no tiene cura.  Ortega ya cruzó la línea roja.   Está a merced de una serie de castigos que van desde la cancelación de préstamos y de valiosas donaciones que le permitieron burlar los reclamos de la sociedad nicaragüense que ya no aguanta al tirano del Carmen. 

Ortega no tiene más remedio que apresurarse a hacer sus maletas y buscar adonde ir a pasar sus últimos días.  Como dice la canción: “Se acabó el jabón.”   Eso en cuanto a lo político.

El otro caso, el moral, que preocupa a todos los nicaragüenses -es que Ortega trata de silenciar al pueblo para que no denuncie la robadera de la cosa pública cometida por un pequeño grupo  de supuestos servidores públicos a la cabeza Ortega y familia. No puede un país de recursos limitados mantener en el poder a líderes inescrupulosos.

Suficiente con la explotación desmedida – caso concreto el de los trabajadores de las minas.  Hay estadísticas que miden las riquezas extraídas del subsuelo a favor desproporcionadamente de unos pocos, mientras el grueso de los obreros apenas recibe una pequeña porción.

En lo general, bajo Ortega, los trabajadores ni reciben salarios ajustados al costo de la vida ni sus hijos reciben la educación y servicios de salud que les permita competir en iguales condiciones con los hijos de los mejor favorecidos.   

Son males que debe corregir el nuevo gobierno con una política social justa para sacar a los trabajadores del campo y la ciudad “del sótano de la miseria”, como decía Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, cuyo pensamiento y preocupación por los oprimidos está plasmado en su Testamento Político.

La clase más injustamente tratada merece un respiro si realmente queremos ir eliminando la pobreza y evitar los alzamientos populares y razonables que ponen en peligro la paz social y la estabilidad política como le pasó al orteguismo.  

Que en el futuro no se cumpla aquí el dicho de “Unos a la bulla y otros a la cabuya” practicado por las últimas dictaduras.  Acaba de morir en África un famoso guerrillero que, como Ortega, de héroe llevó a su país de la dictadura a la ruina.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .