Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

jueves, 17 de octubre de 2019

La democracia es lenta pero efectiva.


Por  Onofre Gutiérrez / Es lenta pero funciona.  Pero no funciona a la perfección.  Parafraseando a Winston Churchill todavía el hombre no ha inventado nada que se acerque a la perfección, aunque ”como forma de gobierno  no hay nada mejor”, siempre que haya transparencia en el recuento de los votos y se practique la doctrina de ‘un ciudadano, un voto’, no voten fantasmas ni los muertos. Los tiranos tiemblan y odian a la democracia.  Por eso no hay democracia en China, en Rusia, ni en Cuba. ni en Nicaragua.  ¿Por qué será?

Además de ir de la mano de la libertad, la democracia se caracteriza por una división de poderes; cada uno vigila, chequea, al otro.  Se vigilan y establecen un  balance.  Ese balance es conocido como chequeos y balanza: Checks and Balance.  Un Poder legisla; otro ejecuta las leyes, y el tercero, el judicial, interpreta las leyes.
       
Paradójicamente, contra toda lógica, las tiranías son consideradas por académicos “más efectivas y más eficientes” que la democracia porque el tirano cuando quiere imponer su “poder” simplemente le “dicta” a sus legisladores ”saquen a fulano del parlamento, supriman la personería jurídica a quienes se dedican a medirle las costillas” porque no aguantan la vigilancia.   

El chequeo también lo realizan los medios de prensa - el Cuarto Poder -  y los  defensores de los Derechos Humanos:  Los activistas.  Razón por la cual los tiranos persiguen a los periodistas llegando hasta descuartizarlos como le ocurrió a  Yamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudita en Turquía hace un año (8 de Octubre).
En China. Cuba, Venezuela, Nicaragua y Rusia no hay libertad de prensa.  

Tienen Cartas Magnas – Constituciones políticas pero las viven violando o las reforman, sin ninguna consulta popular, para reelegirse y hasta hacen a sus mujeres vice presidentas padezcan o no enfermedades mortales.  El flamante parlamento, como el sandinista – simplemente” procede” y en minutos, sin debate, sin investigar, “sin pérdida de tiempo cumple la orden”.  

De lo contrario el “jefe” los puede denunciar “de narcotraficantes” y se deshace de los parlamentarios opositores o de su mismo partido en cuestión de minutos.  Eso es lo que tratan de decir los académicos cuando comparan la democracia con la tiranía.   Los tiranos pueden hacer o deshacer a todo” full”. 

Todo depende del capricho o conveniencia del mandamás,  Esto ocurre todos los días en Nicaragua. Daniel Ortega, su mujer o con su mujer, imponen sus deseos sin importarles los derechos del hombre común y corriente que cree en la libertad.  Y quienes aplauden al dictador, si son ricos, no lo hacen por convicción sino porque saben que pagando una coima gozarán de la protección del tirano. 

Pueden vivir segura y cómodamente y no les importa que el tirano pisotee la Constitución Esas élites se llevan maravillosamente bien con los tiranos.  Hay casos en que son socios de negocios sin hacer aportes.  El tirano siempre hace las mayores ganancias y en poco tiempo deposita toneladas de dólares en bancos suizos o de Gran Caimán, Hong Kong y Andorra.

Veamos ahora cómo funciona la democracia en Costa Rica o en Estados Unidos.  En Costa Rica, el pueblo elige libremente a sus gobernantes por períodos de cuatro años, no tiene ejército, hay libertad de prensa y  una pujante economía y una educación de tal calidad que sus universidades  figuran entre las mejores del continente, en el puesto 17 lo que refleja lo que es una democracia pura.  Las nuestras ocupan el puesto 200, después de40 años de sandinismo.  Para qué decir más.

Actualmente en Estados Unidos.  el Congreso norteamericano realiza una investigación de supuestos abusos de poder del presidente Trump.   La oposición, el Partido Demócrata, tiene mayoría en el congreso – la Cámara de Representes o Cámara baja  - comúnmente llamado la Casa  - The House - compuesta de 485 representantes o diputados, más de la mitad pertenece a los Demócratas.
 
Los Republicanos constituyen la minoría que defiende a Mr. Trump.  Los miembros de la Cámara baja son electos y pueden ser reelectos sin límite cada dos años, mientras los senadores son 100, electos para períodos de seis años y cada dos años un tercio de los senadores es renovado de manera que en esa ejemplar democracia constantemente el pueblo vota por sus legisladores, tiene la última palabra en la membresía parlamentaria.  Y los candidatos son nominados en elecciones internas llamadas primarias.  

No es con el dedo.  El Pueblo decide. Así funciona la democracia. Demo: Pueblo.  Grato: Poder. Poder del Pueblo. Otra democracia famosa as la Hindú. 
 
La India con más de mil millones de habitantes heredó su democracia de Inglaterra.  Hong Kong era una colonia británica hasta hace unos 12 años y sigue siendo una democracia, a pesar de haber sido cedida a China.  Por arreglo especial, todavía se rige por reglas democráticas que pueden suspenderse en cualquier momento, pues los comunistas chinos odian la democracia como los Castro, Maduro y Ortega.

Para tratar de remover a Mr. Trump, los demócratas en base a poderes que les asigna la Constitución pueden decidir enjuiciar al Presidente  Trump, pero será el Senado quien diga la última palabra.   La minoría Republucana trata de invalidar testimonios adversos al Presidente. 

Por su parte el Presidente contrata abogados para que lo defiendan.  Si al final de la investigación la Casa decide que ha lugar procesar – “impeach”- a Mr. Trump -  corresponde al Senado decidir la suerte del Presidente, decidir si ha lugar, declararlo culpable o inocente y hasta destituirlo.

La investigación de la Casa consiste en recoger información que comprometa al presidente. No es cuestión de horas o días. Es cuestión de meses. Mientras se realiza la investigación, los abogados y amigos del Presidente en el Congreso tratarán de obstaculizar o mofarse de las investigaciones, pero cuando llega el día de la votación, que repito tardará meses, todo se resuelve por mayoría de votos.  Mientras tanto y conforme la tradición, el Presidente sigue gobernando, en espera de la decisión. 

El público está enterado de los pormenores en los periódicos y se va formando su propio criterio para cuando le llegue su momento de votar a favor o contra el Presidente que actualmente anda buscando como reelegirse. Según los expertos en derecho constitucional, el Presidente será declarado inocente no por amenaza o intimidar sino porque así funciona la democracia representativa.  No hay vuelta de hoja.  Los dos partidos han ejercido sus derechos y la decisión final será acatada por la mayoría.

Volviendo a Nicaragua y concretamente al caso de Daniel Ortega, él maneja a su capricho y conveniencia sus aplanadora legislativa y judicial. Es un dictador. Y como todos los miembros de esos “Poderes del Estado” son orteguistas, pues no fueron electos por voto popular sino designados con el dedo de Ortega responden dócilmente a los caprichos  y deseos del dictador, de su mujer y hasta de sus hijos. Obedecen como borregos y lo seguirán haciendo mientras Ortega mande.  

Todo se como un circo.  El director se vale de un látigo para hacerse respetar, imponerse.

Contra este sistema se ha revelado el pueblo cívicamente y no se puede rendir porque se trata de recuperar la DIGNIDAD,  Don divino.  El tiempo está de parte de los amantes de la democracia y la libertad.  La historia lo confirma.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .