Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

lunes, 7 de octubre de 2019

Leyes ambientales de Nicaragua son “papel mojado” lamenta el doctor Jaime Incer Barquero.

Por Danny Pérez García. Especial para SNN / Al doctor Jaime Incer Barquero, se le denomina como el “diplomático científico” es ambientalista, historiador, presidente de la Academia Geográfica e Historia de Nicaragua, además es dirigente de la Fundación Nicaragüense para la Conservación de la Naturaleza, Incer Barquero, es uno de los pocos científicos que quedan en temas ambientales en el país, y admite estar sumamente preocupado por la situación medio ambiental que vive Nicaragua.

Incer Barquero, es invitado de lujo junto con la abogada Rosario Sáenz, también ambientalista, a la edición estelar de Impacto 540, de Radio Corporación, bajo la dirección del periodista Gustavo Bermúdez Herrera, para compartir sus opiniones respecto a la vital importancia del medio ambiente.

“Todos los nicaragüenses tenemos la necesidad y la obligación de defender nuestro medio ambiente –afirma en el inicio de su intervención Incer Barquero- agregando que se debe defender nuestro medio ambiente porque sobrevivimos gracias a eso, y no hay actividad en este país, ya sea agrícola, industrial, comercial, incluso doméstica, que no sufra las consecuencias de la escasez de agua, cuya producción es motivada por la capacidad de nuestros bosques de capturar la humedad de la atmosfera, infiltrarla, transformarla en agua líquida que aparece en las fuentes de los ríos, en las pequeñas quebradas que mantienen el nivel de los lagos, el caudal de los ríos y las aguas subterráneas, de las cuales casi todos bebemos.

“De manera tal –agrega Incer Barquero- durante muchos años no se ha comprendido el rol que tiene el manejo sostenible de los recursos naturales y todavía hay quienes creen que Nicaragua, es un paraíso que se puede explotar “indefinidamente” y que la naturaleza del país es tan generosa que inmediatamente restaura o restablece las condiciones que contribuyen a la destrucción de los bosques, a la escasez del agua, a la erosión, a la destrucción de la vida silvestre, o de la biodiversidad, y otros muchos beneficios que recibimos de la naturaleza”

Para el científico y ambientalista, doctor Jaime Incer Barquero, es motivo de preocupación este proceso de destrucción del medio ambiente, que se ha ido incrementando desde hace ya muchos años y que ahora tiene dimensiones verdaderamente “alarmantes” sobre todo porque vamos a confrontar lo peor de lo peor, como son los cambios climáticos, los que son una realidad y de alguna manera van a volver sus efectos “trágicos” ante un país que se ha vuelto muy vulnerable a esos cambios climáticos, por haber perdido la protección, la normacion, la regulación, que sus bosques hacen sobre el recurso agua, ya sea en forma de lluvia o en forma de infiltración, o en forma de lo que sea, llegando ya en ambos extremos.

“En esta estación -2019- supuestamente invierno, hay sequias espantosas en el norte de Nicaragua, como nunca se han visto, rio secos –advierte el científico y ambientalista- y agrega que la falta de agua en las poblaciones, especialmente en los departamentos segovianos, y por otro lado avalanchas de agua, caudales de agua que caen en forma rápida y violenta que producen inundaciones, arrastre de personas, arrastre de vehículos, arrastre de casas, o sea estamos en medio de dos grandes fuerzas de la naturaleza a consecuencia de vivir en este angosto istmo, aprisionados entre el océano pacifico y el mar caribe, en donde se originan todos estos fenómenos climáticos, que se reflejan en nuestro territorio altamente vulnerable a ese tipo de desastres” reitera.

Incer Barquero, refiere ser paradójico que en Nicaragua tengamos excelentes leyes de carácter ambiental, relacionadas incluso con cada uno de los recursos, pero esas leyes son “papel mojado” porque lo que vemos en la realidad es extracción de nuestros recursos, vemos destrucción de estos recursos, contaminación de estos recursos y esto ya se está reflejando en la “calidad de vida” de los nicaragüenses.

“Yo, por ejemplo –particulariza Incer Barquero- compadezco a los habitantes de Nueva Segovia, de todos esos municipios, como Santa María, Macuelizo, Ocotal, Mozonte, San Fernando, Ciudad Antigua, El Jícaro, Jalapa, porque en estos momentos están arrasando con todos los últimos pinos que les quedan en pie”.

Incer Barquero, añade, que casualmente se trata de que estas montañas de pinos arrasadas, por su elevación que tienen y por la presencia de bosques en sus cordilleras o sierras, tenían la capacidad de infiltrar agua y hacer correr las quebradas, que alimentan al rio Coco, el que ahora, ya no es el rio más largo de Centroamérica, ya que ha perdido al menos 120 kilómetros de caudal, porque todos los ríos cabeceros que bajan de esa cordillera, Dipilto, Jalapa, Somoto, de Estelí, que desembocan en el Rio Coco, ya  están totalmente secas, y hoy el Rico Coco es ahora un inmenso “playón de arena” en su cabecera, porque sus ríos que lo alimentaban en ese sector ya no están corriendo, porque las montañas a sus alrededores han sido desforestadas, lamenta el ambientalista.

“De tal manera que es triste ver –lamenta Incer Barquero- como, por ejemplo, la gente especialmente las de las comunidades pobres van con sus latas y pocillos a excavar en el fondo de los arenales del río Coco para poder tener una lata de agua, para poder comer, y ni siquiera pueden llevar agua lo suficiente para bañarse, porque lo que ya hay son solo pozas contaminadas”.

Para el ambientalista y científico doctor Jaime Incer Barquero, el problema de hambre y de salud, perdida de la agricultura, falta de recursos naturales que son la base de la “sobrevivencia” humana se están esfumando en esta región del país, y agrega que en estos momentos -a su criterio- todo mundo está concentrado en el grave problema de los incendios forestales, porque obviamente se trata del pulmón del mundo, y este problema no solo le corresponde al Brasil, con la Amazonía, que es la razón de la sobrevivencia de este planeta.

El científico y ambientalista, doctor Incer Barquero, explica que, si vivimos en Australia, en Noruega, vivimos en Canadá, o en donde sea, todos vamos a sufrir de cómo se acentúa la destrucción ambiental, y de como de alguna manera el agua va a escasear, y es por eso importante saber que nosotros tenemos nuestra “Amaso nica” y advierte que somos aún más vulnerables, por el hecho de que somos un territorio más angosto, presionados entre dos grandes masas de agua que manejan toda la meteorología de la región tropical, específicamente del istmo centroamericano.

“Así es que, con relación a nuestro territorio, estamos haciendo una “Amaso nica” pequeña pero efectiva, pequeña en el sentido global, pero grande en el sentido nacional –advierte el ambientalista- y añade que no sabemos que si la desforestación que ha venido sufriendo Nicaragua desde hace ya varias décadas es equivalente, en extensión relativa a lo que está pasando en el Brasil, porque obviamente yo puedo decir que en estos últimos 50 años hemos perdido el 50% de nuestros bosques, sin reposición” sentencia Incer Barquero.

El científico y ambientalista, admite que los recursos naturales se pueden aprovechar, que para ello Dios los puso en las manos del hombre, pero aprovechar significa “restaurar” “reponer” y en el caso de Nicaragua dar la oportunidad a que los bosques se restablezcan o regeneren, porque la naturaleza es la mejor “plantadora de árboles.

“Pero no, no solo destruimos los bosques –rechaza Incer Barquero- sino que usamos este suelo eminentemente forestal para actividades marginales de carácter agrícola cuyos réditos son totalmente bajísimos en términos de la pérdida que significan nuestros bosques” lamenta Incer Barquero.

En la continuación de su intervención en Impacto 540, de Radio Corporación, el doctor Incer Barquero, narra que ha comentado con sus colegas, que él no concibe que se necesitan destruir 4 o 5 hectáreas de bosques húmedos tropical, para sembrar más pastos, para tener una miserable vaca, que solo da tres litros de leche. 

“Es decir ahí todas las leyes de la economía quedan destruidas” -deplora el ambientalista- agregando que eso en chiquito, también sucede en grande, en la medida que vamos destruyendo los bosques, vamos destruyendo el agua, vamos destruyendo el suelo, vamos exterminado la amplia y rica biodiversidad que nos caracteriza, y vamos atentando no solo en contra de nuestra sobrevivencia, sino que lo que es peor, es que es contra de la sobrevivencia de nuestras futuras generaciones, que van a heredar una Nicaragua en situaciones peores de la que nosotros encontramos y a la cuales también nosotros estamos contribuyendo a destruir, deplora el ambientalista y científico, doctor Jaime Incer Barquero.

Nicaragua tiene excelentes leyes ambientales, que son solo “papel mojado”
La abogada y ambientalista Rosario Sáenz, toma su turno de participación en los micrófonos de Impacto 540, de Radio Corporación, afirmando querer hacer alusión al objetivo del ¿por qué se declaró en el año 1991, las serranías de Dipilto y Jalapa como área protegida? “Eso fue precisamente en la época que el doctor Jaime Incer Barquero, fue Ministro del Ambiente –rememora la abogada y ambientalista Rosario Sáenz- agregando que debe escucharse, que esto fue siguiendo los lineamientos que señalara el doctor Incer Barquero.

Lineamiento que decía textualmente” Se declara reserva natural como muestra representativa del ecosistema de pinares de altura, asociaciones con robledales y bosques jugosos perennifolios: “Y escuchen el objetivo -insta la abogada y ambientalista Rosario Sáenz- “con el objetivo de recuperar poco a poco su caudal de las cuencas hídricas y proteger las fuentes de aguas de la región, es importante señalar que estos bosques de pinos “constituyen el límite sur de la distribución de los pinos, en el continente americano” enfatiza Sáenz.

La ambientalista y abogada Rosario Sáenz, subraya que esa es la enorme importancia que tienen los pinares de esa zona y en esa región de Nicaragua, Sáenz agrega que más allá de esa ley, se tiene una ley general del medio ambiente, un reglamento de áreas protegidas, “es más tenemos el último plan de manejo realizado para la cordillera de Dipilto y Jalapa, en donde se señala claramente las áreas de conservación que son precisamente las áreas en donde se han otorgado los planes de manejo” puntualiza la abogada y ambientalista.

La abogada y ambientalista Rosario Sáenz, recuerda que personalmente tuvo la oportunidad hace cuatro años atrás, de estar con el doctor Incer Barquero, precisamente arriba, casi en el mojón del cerro más alto de Nicaragua, como es el cerro Mogotón, en donde vieron las rastras totalmente invadiendo el área de conservación, del área núcleo, en donde nace el rio, agregando que fueron hasta ahí precisamente, porque los campesinos que beben agua de esa zona nos dijeron: “Por favor ayúdennos, pese a que estos ya venían de anteponer toda una serie de demandas a instituciones públicas como son el INAFOR, MARENA, y luego a la Autoridad Nacional del agua, sin que ninguna de estas les haya dado respuesta alguna” deplora la ambientalista.

Rosario Sáenz, abogada y ambientalista, advierte que en Nicaragua seguimos en similar situación de irrespeto a las leyes ambientales, en donde las leyes de veda jamás fueron para la restauración de cuencas hídricas, ni para la protección de los bosques, y añade que en realidad las leyes de veda, han sido un instrumento para más bien presionar a los madereros para otras cosas, que no necesariamente, son para la protección de los bosques.

“Yo quiero señalar con esto, de que tenemos convenios internacionales –indica la abogada y ambientalista Rosario Sáenz- “que protegen esta zona por ser fuentes de agua, fuentes de recarga hídrica, tenemos leyes nacionales y tenemos el instrumento “plan de manejo” de la zona, pero que no está siendo utilizado para ser aplicado como instrumento de planificación territorial” puntualiza Sáenz.

La ambientalista y abogada Rosario Sáenz se refiere en los micrófonos de Impacto 540, a la contaminación del medio ambiente, que ocasiona las concesiones mineras en el país, señalando que ellos como ambientalistas, habían hecho hace algunos meses atrás, en el Marco del grupo Cocibolca, todo un análisis sobre la situación de la minería, siendo una situación todavía más compleja que estamos atravesando, como es el caso de la biosfera en el Rio San Juan. 

“En donde se estaba dando una proliferación de pequeña minería, pero que no son necesariamente pequeños mineros, porque se sabe que hay empresas grandes detrás de los pequeños mineros, que están haciendo esas excavaciones en las márgenes del Rio San Juan, en las cercanías del Riso San Juan, contaminando sus aguas y obviamente se está perdiendo la biodiversidad de estas fuentes” advierte la ambientalista y abogada Rosario Sáenz.

“Lo que no está concesionado para la ley canalera, está concesionado para la minería en el país –advierte la ambientalista- agregando que además también hay concesiones para actividades extractivas, y eso es la peor “tragedia” para la economía nicaragüense, o sea que nosotros no tenemos una economía “sostenible” precisamente porque la mayoría de las actividades sobre las cuales se sustenta la economía nacional, es sobre la base de actividades extractivas, sin recuperación de las áreas de los suelos al igual que de los bosques” advierte la ambientalista y abogada  Rosario Sáenz, a manera de conclusión, de esta amplia síntesis de su intervención en Impacto 540, junto al denominado “científico diplomático”, ambientalista y ex Ministro del Ambiente, doctor Jaime Incer.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .