Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

martes, 26 de noviembre de 2019

Encontrar la tierra prometida requiere de la “unidad y valentía” de todos los nicaragüenses afirma Humberto Belli.


Por Danny Pérez García. Especial para SNN / “Buscando la Tierra Prometida” es un libro que describe el peregrinaje del pueblo nicaragüense, de una nación que desde su existencia ha ido buscando la tierra prometida, en el sentido de una situación estable, pacífica, en donde se eviten las guerras, se rija la ley, haya paz y prosperidad, y este sueño aun no lo hemos podido encontrar, afirma su autor, el doctor Humberto Belli, sociólogo, catedrático, ex ministro de educación y férreo defensor de la doctrina católica.

“Inmediatamente después de nuestra independencia, tuvimos aproximadamente, de 32 a 34 años de guerras civiles que casi desbaratan por completo la nación, lo que produjo la venida del invasor William Walker –reseña el autor- luego tuvimos un período de 30 años pacíficos, bajo gobiernos conservadores, lo que es algo excepcional en la historia nicaragüense, en donde los presidentes al concluir sus gobiernos, se iban a sus casas, pero luego vino la dictadura de Zelaya.

“Después vino el problema de las intervenciones norteamericanas, con la presencia de los conservadores, el golpe de Emiliano Chamorro, dos tremendas guerras a comienzos del siglo pasado, luego vino la dictadura de los Somoza, derrotada la dictadura somocista, vino la dictadura del frente sandinista, luego vino el periodo de transición con la victoria de doña Violeta Barrios de Chamorro, -1990- cuando ya parecía que el país se encaminaba a transiciones pacificas electorales, se iba afianzando el estado de derecho, se iba profesionalizando la policía, el ejército, y ahora con Ortega, hemos tenido un “tremendo retroceso” puntualiza Belli.

El autor de la obra “Buscando la Tierra Prometida” doctor Humberto Belli, advierte que el régimen de Ortega, ha terminado con la profesionalización de la policía, convirtiéndola en un “instrumento partidario” y de familia, se han desbaratado las leyes y se ha vuelto a la “plaga” de la reelección, que es lo que ha sido una de las “causas fundamentales” de las guerras civiles y de los problemas que hemos vivido a lo largo de los casi 200 años que tenemos de historia.

“Es muy importante que todos conozcamos la historia de nuestro país, la historia es para los pueblos, lo que la memoria es para los individuos –puntualiza el autor- y añade que la memoria es fundamental para la especie, los pueblos deben de tener memoria para saber porque es que les ha ido mal en el pasado y porque han vuelto a caer en ciertas tragedias, la historia es fundamental, para crear un país nuevo, un país que no conoce su historia, es “condenado” a repetir la misma historia” advierte el autor.

“Durante la dictadura de los Somoza, Nicaragua, conoció mucha prosperidad, era un país cuya moneda servía de divisa internacional y era respetada en todo centro américa, el problema de esta dictadura, fue que –sigue historiando Belli- la familia Somoza, se empeñó en perpetuarse en el poder, eso fue lo que descarriló el país, y causó la gran crisis, es decir puede haber gobiernos, en donde haya prosperidad un tiempo, pero si se empeñan, se empecinan en no soltar nunca más las riendas del poder, tarde o temprano van a surgir “conflictos”.

Belli, señala que ante el constante señalamiento que hace Daniel Ortega del somocismo, para atacar a los que le adversan, es porque este probablemente no se da cuenta que su gobierno no es igual al de los Somoza, a como mucha gente dice, sino que más bien “significativamente” su dictadura es peor a la de los Somoza.

“Si uno compara el record de los Somoza, -detalla Belli- el respeto a los derechos humanos, resulta que Ortega, es mucho más represivo que Anastasio Somoza García, y que el mismo Anastasio Somoza Debayle, por ejemplo, en 1954, que es algo que ilustra mi libro, hubo una enorme avalancha de protestas, en contra de Anastasio Somoza García, por su afán reeleccionista, en donde los estudiantes salieron a las calles con mordazas en las caras, protestando en contra de la represión del pensamiento y de expresión, y en esos días de protestas, que fueron muchas, no murió absolutamente “nadie” asegura.

Belli, contrasta que, en cambio en las protestas cívicas y pacíficas, en contra de la dictadura orteguista, se ve claramente como las cifras excedió los 300 muertos, con una serie de aberraciones como es la negación del acceso hospitalario a las víctimas de la represión, y añade que los Somoza, fueron tipos que, con mucha habilidad trataron de congeniar con la oposición, darles ciertos espacios mientras no “amenazaran” directamente sus intereses, e hicieron muchísimas amnistías, y jamás llegaron a cercar los edificios, instalaciones, en donde se encontraban los que se encontraban realizando huelgas políticas, de hambre, y menos cortarles el agua y la luz.

“Cortar el agua y la energía eléctrica a los huelguistas son “prácticas nuevas” de esta dictadura de Daniel Ortega –subraya Belli- y estas son prácticas que han rebasado todos los antecedentes históricos, si nosotros nos vamos a la Nicaragua de 1856, en que termina la guerra nacional, hasta la actualidad, ningún dictador en nuestra historia ha sido tan brutal, y tan despectivo de las leyes como los Ortega” asegura Belli.

El autor de la obra, “Buscando la Tierra Prometida” doctor Humberto Belli, niega que se pueda denominar secta política religiosa a grupos partidarios del régimen, afirmando que el mas bien les llamaría una secta política “mafiosa” que utilizan la religión para enmascarar sus intenciones, siendo “lobos” vestidos de ovejas.

“La realidad que ese discurso de amor y paz, -indica Belli-  no combina con la forma en que desprecian la vida humana, en que torturan, atacan a las personas y matan, en eso hay una contradicción absoluta, doña Rosario Murillo, que es la que más utiliza ese lenguaje de amor, es la que al mismo tiempo más utiliza el lenguaje de odio, con calificativos a sus opositores, que van desde, chupa sangre, vampiros, minúsculos y toda suerte de adjetivos calificativos degradantes”.

“En realidad todo ese lenguaje de amor y paz de la señora Murillo, es una “parodia” –ironiza- es una parodia, de un gobierno que torpemente quiere revertir sus intenciones que son realmente malignas, revestidas con un lenguaje amoroso que yo creo que nadie lo cree, que nadie se lo trague, incluyendo a muchos de sus seguidores”.

Para el doctor Humberto Belli, la instalación de altares en la avenida Bolívar, que realiza el gobierno, para celebración de la purísima, es puro show, puro teatro, detallando que uno no muestra sus convicciones religiosas elevando altares o hablando bonito.

 “Uno muestra sus convicciones religiosas realizando obras, si ellos fueran amantes realmente del pueblo nicaragüense, estarían buscando la paz y la reconciliación a través del diálogo con la oposición, abriéndose a elecciones auténticamente libre, y no reprimiendo, sin embargo con sus obras están demostrando precisamente que todos esos altares, todos esos nacimientos, esas palabras bonitas, son puro teatro para engañar, y ese es exactamente el ropaje de oveja que utilizan para cubrir el lobo que llevan adentro, y que han demostrado, que este lobo tiene dientes bien afilados” fustiga Belli.

Belli, reitera que uno de los grandes vicios en la historia de nuestro país ha sido la falta de elecciones libres, el continuismo, y se puede hablar de un elemento más, y ese es, el de la “politización” de nuestras fuerzas armadas, eso pasó en tiempos de conservadores, en tiempos de liberales, y ahí vemos con claridad, cuáles son las cosas que se deben de enmendar.

“También vemos todos los distintos trucos que han utilizado los diferentes partidos políticos y sus líderes para “perpetuarse” en el poder y también hemos visto acciones nobles para tratar de salir de esa oscuridad e intentar entrar a la tierra prometida, y ante esto las nuevas generaciones que no solo son valientes, sino que también son instruidos, tienen conocimientos, sabiduría, y es importante que lleguen al poder, pero imbuidos en conocimientos de nuestro historia, todo lo contrario a Ortega, que muestra desconocimiento de nuestra historia, el que continuamente miente, en donde o miente deliberadamente, o sencillamente es ignorante en temas de historia” puntualiza Belli.

“Ortega puede contar todas esas patrañas que cuenta de la historia de nuestro país, porque hay gente que se las cree, por desconocimiento de la historia de nuestro país –advierte Belli- y añade que, si se tuviese una población bien instruida en historia nacional, Ortega, no podría seguir mintiendo, en su -opinión- “descaradamente” como lo hace.

Belli, reseña que una eventual salida de Ortega del poder, para el pueblo de Nicaragua, tiene algo de similitud con el pueblo de Dios, el que después del liberarse del yugo del faraón, tardó 40 años dando vueltas por el desierto, en la búsqueda de la tierra prometida, y la razón para que el pueblo de Dios, tardara tanto en encontrar esa tierra prometida, fue por el pecado del pueblo, sus divisiones, sus actitudes mezquinas, sus idolatrías, y la biblia enseña de como la falta de virtudes de los pueblos, retrasa su entrada  a una tierra mejor.

“Esa pronta salida de Ortega del poder, es un reto para la oposición, para que los miembros de la oposición superen sus mezquindades, sus egoísmos, personalismos, y logren unirse, todos logremos unirnos haciendo los sacrificios que sean necesarios para poder entrar a la tierra prometida, también entrar a la tierra prometida requiere valentía, no podemos esperar que sean otros los que saquen las castañas del fuego, todos nosotros tenemos que poner nuestra cuota de esfuerzos y sacrificios, atrevernos a salir a las calles cuando haya que tener salir a estas, porque un pueblo que se atreve a salir a las calles derriba a cualquier tirano” puntualiza Belli.

El autor de la obra “Buscando la Tierra Prometida” advierte que de no funcionar la alternativa pacifica propuesta por los nicaragüenses, la última alternativa que va a quedar es la lucha armada que es mucho más violenta, mucho más dañina, lo que es algo que la gente no quiere, porque todos quieren una alternativa pacifica, pero botar una dictadura requiere una gran cuota de sacrificio, admite el doctor Humberto Belli, en esta amplia síntesis de su intervención en el estelar programa matutino Impacto 540, de Radio Corporación, con la dirección del periodista Gustavo Bermúdez Herrera.


Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .